Los ofendidos

Es legítimo sentirse ofendido, y rabioso, y es legítimo defenderse, pelear, defender los derechos y argumentar contra la ofensa.

Existen razones para sentirse ofendidos pero como en todo llevar estos sentimientos a ciertos extremos es peligroso.

Parece que hoy todos nos sentimos adalides de cualquier ofensa real o imaginaria, no sólo hacia uno mismo sino hacia cualquier otro posible colectivo, lo perciba con ofensa o no.

Una sociedad sana debe entender que la libertad de expresión es un valor fundamental que se reconoce como practicado cuando nos pueden ofender y se debe defender la posibilidad de esta ofensa porque nosotros igualmente podemos usar la palabra para atacar de igual manera y medida esas ideas que consideramos erróneas.

Tratar de impedir el debate basándonos en una queja agónica análoga a la casqueta de un niño dice poco de una sociedad que parece retroceder en madurez y en capacidad de resistencia y asimilación.

Hay causas suficientes por las que luchar, hay comentarios que ignorar, o actitudes de las que reirse. Calibrar y medir es algo importante para las personas maduras.

Hoy en día da la sensación de que, parafraseando términos de la teoría del caos, una mariposa bate las alas en el hemisferio norte y alguien se indigna y enciende las redes sociales.

Anuncios
Los ofendidos

Contra el filtrado previo en EU

Como no podía ser de otra manera, con el ataque masivo y constante contra Internet, nos encontramos que la parlamento europeo se plantea implantar el filtrado previo de contenidos en Internet con una directiva vaga y desastrosa.


(comparte en Facebook, y Twitter)

Como creador de contenidos libres que quiere la difusión y reutilización de éstos, esta directiva no es sino otra traba más para una masa importante de creadores a los que no se les da voz, siendo quienes más están contribuyendo, al final del día, al bien de la sociedad en general.

Fuera de las restricciones de escasez artificial que el modelo del copyright impone, la cultura libre es la última isla de esperanza para decenas de miles de creadores por todo el mundo, así como para empresas y usuarios particulares.

Cuando todo se prohibe y se proscribe, ¿de qué se nutrirán las creaciones del futuro? ¿Puede ser imponer filtrados una solución a algo?

Dicen que los gobiernos se deberían preocupar de defender al débil, que los poderosos ya tienen recursos para defenderse si lo necesitan. En este caso se deberían deber a aquellos que creamos contenidos libres. Los fuertes, las grandes industrias del copyright no pueden marcar la senda exclusivamente como si sólo su visión fuese la única posible. Es irónico que se aboge por transparencia, gobierno abierto y se considere que únicamente una opinión basada en principios del siglo pasado es la válida.

Edit: Puedes hablar con un representante de tu país para explicar tu preocupación usando este enlace: https://changecopyright.org/es/call-now

Contra el filtrado previo en EU

Adiós Internet, hola Interlink

Buzzword Bingo: Net Neutrality

Sé que no estoy muy activo últimamente en el blog, redes sociales, grupos activistas. Por motivos personales no he podido ni creo que pueda estar en mucho tiempo.

Hoy Jueves 14 de Diciembre es el día en que se acaba la Neutralidad de Internet en EEUU, con lo que se acaba Internet tal y como era, lo poco que quedaba, pero sobre todo lo que podría haber sido.

No ha sido con mucha oposición, y no sé por qué no hemos tenido “apagones” como ACTA y SOPA, supongo que nos falta Aaron, y ha sido vía un presidente, tipo, de los EEUU, Donald, el que ha acabado con ella.

Ya no será Internet lo que tengamos, llamémoslo Interlink (Remember, remember the fifth of November).

Hemos luchado ya muchas batallas, algunas las ganamos, otras las perdimos, pero al final hemos perdido la guerra. Lo siento profundamente por los que vendrán. Ojalá algún día tengan la cabeza que hay que tener, y es nuestra responsabilidad educarles y recordarles lo que fue o pudo ser Internet, para que cambien su futuro.

Algunos intentaremos seguir peleando una lucha perdida. Como siempre hemos hecho, pero sabiendo lo que ya no podremos recuperar.

Adiós Internet, hola Interlink

Cómo borrar los ficheros con punto guión bajo de Mac

Hola, sé que no tiene nada que ver con lo que suelo escribir, pero me lo apunto aquí para vuestra utilidad y mi recuerdo.

Cómo borrar los molestos ._ ficheros que se generan en memorias flash extraibles al copiar ficheros en un Mac en un sistema con formato FAT32 por ejemplo.

Ésta es la clave:

find /Volumes/Mounted-external-disk -name ._\* -delete

Para más información os recomiento este enlace y este otro.

 

Cómo borrar los ficheros con punto guión bajo de Mac

¿Cómo funciona la religión?

Leo mucho que la religión no tiene nada que ver con los atentados yihadistas que estamos sufriendo y me entra la duda ¿tendrá relación o no? ¿En nada, en todo o en parte? De hecho cuando se critica el papel de la religión en los acontecimientos que estamos viviendo salta a la palestra el término “islamofobia“, equívoco y peligroso.

Pero lo primero es definir qué queremos decir por religión en esa frase. ¿El islam no tiene nada que ver o hablamos de la religión en general? Si es así ¿cómo definimos religión? ¿De dónde viene, por qué existe, para qué sirve?

Las frases generales de ese tipo son peligrosas y enunciarlas sin más ayudan en poco a entender la complejidad problema.

Pero vamos directos al grano: Yo creo que la religión, tanto el islam, como las religiones abrahámicas como la religión en general sí son parte del problema si bien no la única causa. ¿Por qué? Porque este tipo de religiones funcionan en base del convencimiento de que unos textos expresan ciertas verdades que no se pueden cuestionar fácilmente porque han sido escritos hace más o menos tiempo por ciertos personajes que se dicen depositarios del saber de un dios de forma más o menos directa. Esto viene a significar que todas las religiones tiene el mismo defecto y que es el germen que hace que la capacidad crítica del cerebro humano se desactive para cuestiones de enorme trascendencia. Ahí empieza el problema, que en ausencia de un debate que lo cuestione, la creencia en seres celestiales y vidas después de la muerte, se crea el terreno propicio para la manipulación, el engaño y el error. Las consecuencias pueden ser tanto positivas como inocuas, pero también terribles y espantosas.

Que la mayor parte de las veces el uso de la religión no resulte en actos violentos execrables por la magnitud y repulsa general que nos causa en la sociedad no hace que sean menos manipuladores, engañosos o falsos. El “porqué” es importante, no sólo el resultado final.

Sin el componente religioso, además, sería imposible explicar el conjunto de acciones para nosotros aparentemente violentas y criminales de una parte importante culto que se ha instalado por la corriente salafista en la adoración a la muerte, la violación y la esclavitud. Y conviene separar la responsabilidad de ciertos gobiernos e intereses de occidente en el resurgimiento de la yihad más violenta con el hecho innegable de la existencia de ésta desde hace cientos de años, de hecho desde la fundación de la religión del Islam, y sus objetivos concretos declarados actuales.

Un culto instalado en el asesinato no tiene necesidad alguna de ocultar sus intenciones reales y así lo declaran una y otra vez. Si atacan occidente como lo hacen no es primariamente por venganza pura y dura, que también, sino por odio a los valores humanistas ilustrados que nos han convertido en la sociedad que somos y en la que, al menos en teoría, es posible rechazar la idea de la existencia de dioses y sus dudosas morales que no emanan más que de los imperfectos humanos que en medio del miedo a no saber los porqués, rellenan los huecos con cualquier idea que les conforte, desde los valores más altos y altruistas como los más bajos y viciados.

 

¿Cómo funciona la religión?

Lo peor tal vez sea que no es una locura

Cuando conocemos atentados yihadistas nos llevamos las manos a la cabeza y nos sentimos impotentes ante tanta locura, ante tanta irracionalidad. Sin embargo esos atentados no son locuras desde la escala de valores de los integristas. Estos ataques son lo que los yihadistas creen firmemente es su labor. Tienen que hacerlo porque, para ellos, es lo correcto. El pecado, para ellos, es precisamente no hacerlo. Esta creencia no nace de la nada y precisa un importante sustento político, económico y sí, también social.

El papel fundamental lo juegan los islamistas, esos que no toman las armas pero crean la estructura lógica religiosa de manipulación para lograr que sean otros los que se inmolen por su causa, ya sea fruto de creencias genuinas o manipulaciones más o menos, cuando no completamente, interesadas.

¿Es la causa principal siempre religiosa? Según se mire y según qué entendamos por religión, pero como poco debemos asumir que los factores que confluyen para que alguien coja un vehículo y desee aplastarnos a nosotros y los nuestros son muchos, variados y complejos y sí, incluyen motivaciones religiosas.

Existe un enorme componente geoestratégico sí, pero tan íntimamente imbricado en el pasado y la propia interpretación de una religión que a veces separar los factores se hace casi imposible.

Al menos si nos creemos lo que los representantes de ISIS dicen, y no tenemos porqué pensar que están mintiendo tal y como nos recuerdan también ellos mismos, hemos de reconocer que lo que más motiva a los yihadistas y los islamistas es que somos infieles. Esto explica, por ejemplo, por qué mascran a tantos musulmanes: no piensan exactamente como ellos, no se emplean activamente en su obligación de hacer la yihad contra los descreídos, no son buenos musulmanes… son infieles que, para ellos, merecen ser castigados.

En las religiones abrahámicas la violencia contra los infieles y herejes ha jugado y todavía juega un papel muy importante. Que esa violencia se enmarcaba en un contexto determinado es a lo que algunas de éstas recurren para asumir el horror del pasado y no repetirlo en las sociedades modernas, pero sin la difícil, laboriosa y necesaria reforma de estas religiones, la interpretación de violencia sigue ahí cruda con la misma razón de ser que cualquier otro aspecto que no consideramos necesariamente negativo.

El islam no es una excepción tal y como explican no pocos musulmanes que buscan y luchan por una reforma de ésta para que pueda convivir con valores humanistas. Pero para lograr esta necesaria reforma es importante reconocer lo complejo del problema y dar apoyo a quienes los identifican y señalan.

Posturas absolutas que afirman tanto que todo ocurre por el Islam como que no existe componente religioso sólo nos alejan más y más de acabar con la lacra yihadista e islamista. Además esas afirmaciones nos dividen profundamente, cosa que esa lacra busca a toda costa.

Lo peor tal vez sea que no es una locura