Attacks on Modern Societies

After the last attacks in the heart of Europe by jihadism I feel like I need to try to clarify some concepts to me that not everybody is really familiar with.
Probably the first and not that obvious concept is that we are facing a very complex issue that affects everybody around the globe. There’s no way we can analyze the situation without considering as many factors as possible, sometimes questioning our own well stablished ideas.

26041973391_77017aa4f9_z.jpg

The issue of jihadism involves with a wide range of shades of gray involving religion, politics, international and national interests, an amazing amount of groups and a continuous evolution that changes the parameters by which to measure and analyze basically them all on a daily basis; what is true today might not be entirely true tomorrow.

Whenever we talk about religion we find many different definitions, so for the sake of any argument we need to find a common ground. When we talk about religion we should understand that it involves not only a set of beliefs, but tribal sense of belonging, power and political and social layers. Many former primitive religions have learned with different degrees of success to avoid their interference in political and non religious matters and have so lessen their impact in social configuration, but not all of them, being the Islam, as the youngest of abrahamic religions, the one that hasn’t been still be able to evolve to such a more desirable situation. This is so, also, because of the very self definition of it’s holy book to be considered the last and final word of God.

Religions, in general, change people’s perception of good and wrong from the childhood and are generally based on the presumptions of a specific set of believes arising from books and religious authorities with different, and many times confronting, interests. It, therefore, and specially in some of them, affect the way adults decide to frame their interaction with society to some levels that are extreme to our own modern eyes, but not so in their own framework. Only considering some actions within that framework can we understand how such hideous ideas appear, move to action and, also, can be attacked.

What you can easily consider a crime in our modern societies, for instance torturing and even killing homosexuals, is not so in those brains that have been induced to believe that homosexuality is a crime in the eyes of a specific interpretation of a religion and understanding of a given god.

Religion by itself affects the way any issue develops due to the framework by which individuals think and therefore behave.

Criticism of Islam is not only necessary, as it has happened with any other religion, but also desirable if we want to protect those moderate muslims and minorities and groups within the muslim community, those for instance living in theocratic countries and are agnostic, atheist, women, homosexuals, etc.

But we must not confuse criticism of Islam with criticism of anybody who professes that religion in general; as said, there are many interpretations, moderates, liberals, fundamentalisms and schools around that quite often fight each other in many senses. Islam can be reinterpreted and probably, as many muslims suggest and ask for, reformed in order to put the religion as a whole in trace with modern societies thus proscribing islamism, the political imposition of Islam, and jihadism not as a simple struggle but a violent imposition of Islam, from it. Where intolerance to our secular, critical and humanist values arise, we must stay strong and never compromise, as any compromise in this case is a defeat that endangers all our modern advances.

And to do so we must be aware of the dangers not only of jihadists, but specially of islamism. A weak response to the way we deal with them, allowing public spaces with no way to defy their positions, should simply not be allowed.

Those who consider themselves as liberals in general have a special duty, to admit the danger of considering the criticism of Islam as a racist or xenophobic behavior. While this could be true sometimes when the critics trespass the line of ideas to people who belong to a group, it will not be so always, so in respect of the freedom of speech we must recognize when it’s the legitimate criticism of the ideas and allow it while being specially careful with those taking advantage of the freedoms we have provided to ourselves to destroy them, as happens with islamists, not to mention jihadists.

There are deep roots that deal with ideologies that seek to violently impose a specific extremist version of Islam, others that are nurtured by the violence of commercial and geo strategic interests that first world nations have brought to Middle East without considering the long term consequences, root of plain psychotic violent individuals mixed with true believers, and some that take specific advantage of the wrongly understood permissiveness of our own modern societies at risk only for the fear to question and criticize; actually impeding ourself to freely think about some of this issues.

If we, as people, truly want to help protect minorities and want to fight extremism, we need to first try to understand the gigantic complexity of the issues to consider and how addressing one will affect in too many times in chaotic ways the others as none of those factors are not only not isolated from the rest, but mixed in different proportions. Then only strongly defending the need to demand transparency, better international politics, more freedom of speech and the abolishing of blasphemy laws can we really start to find the necessary consensus to efficiently fight the islamist and jihadist threat.

Anuncios
Attacks on Modern Societies

La censura cubana ¿poner límites a la información?

El gobierno de Cuba quiere perseguir la instalación de antenas parabólicas “ilegales” en Cuba. Como reflejo fiel de lo que los gobiernos pretenden, Cuba es muestra de todo los males que infesta las clases políticas de todo pelo y más en concreto de las dictaduras demostradas y de las más ocultas o hábilmente difrazadas de democracia. El control y gestión de aquello que se puede ver o escuchar es esencial para que los gobiernos puedan controlar a los descarriados ciudadanos. Es así de triste. Pero no piensen que eso sólo ocurre en Cuba, pasa en muchos sitios más. Toda clase de regulaciones artificiosas están claramente encaminadas a controlar qué información está disponible para qué ciudadanos.

Es llamativo que en Cuba se hable de revolución, de que la población apoya a su líder sin fisuras y el poco convencimiento en estas afirmaciones y otras cuando ven necesario poner límites a la difusión de la información. Siempre hemos creído que si las ideas y los argumentos del gobierno son buenos no hace falta preocuparse de la propaganda “opositora”, por contra, una población que apoya sin fisuras a Fidel Castro y la Revolución Cubana debería hacer caso omiso a las informaciones que llegan desde Miami.

Pero no es así. Y tampoco es así Internet y de ahí la censura que se va imponiendo, el control que se quiere ejercer sobre los contenidos y el propio acceso a ellos. En realidad no preocupa tanto la pederastia (ni se ponen medios a nuestra disposición para luchar contra ella desde el mundo internauta), ni otro tipos de contenidos claramente delicitivos, preocupa más que la gente pueda cuestionarse lo establecido, que la gente pueda pensar por si misma. Preocupa más, en defintiva, que la gente decida por su cuenta. Por este esencial motivo hay que permitir que la información fluya y que los gobiernos no puedan limitarla, que no se pueda eliminar la neutralidad de la red y que las entidades de gestión de cualquier tipo no tengan acceso a nuestras comunicaciones.

Será trabajo de todos argumentar y luchar desde la razón y la palabra contra el odio, la violencia, la xenofobia, la pederastia y todo aquello que hace del mundo algo mucho peor de lo que sería sin ello. Y eso lo sabemos hacer bien y se demostrará también otra cosa muy importante. Que mediante la palabra se puede pelear con mayor eficacia, la eficacia del convencimiento y que no hace falta recurrir a guerras para “resolver” situaciones. El germen del mal que acecha desde tiempos inmemoriales en este mundo está en la manipulación que sufren los ciudadanos por parte de los poderosos y como se suele decir, la verdad os hará libres. Pero para encontrar la verdad hay que mirar más allá de una pantalla de televisión vendida a una causa determinada.

Texto por Mario Pena (cc) by-sa 2006

La censura cubana ¿poner límites a la información?

Doble muerte y victoria de Pilar Manjón

Publicado el 1 de Febrero de 2005
Texto por Carlo Frabetti

Rebelión

Bajo Licencia Creative Commons.

Frágil y transparente

como el cristal, fue la más fuerte,

sin más arma que la piedad.

Tomen ejemplo Aquiles y Odiseo,

Heracles y Jasón, los propios dioses.

A Pilar Manjón, como a Antígona, la han matado dos veces: al arrebatarle a su hijo y al perseguirla por honrar su memoria (por honrarla de la única forma posible: proclamando la verdad y exigiendo justicia). Y, como Antígona, la frágil Pilar (parece siempre a punto de quebrarse, pero resiste todos los zarpazos), la transparente Pilar, ha vencido a sus verdugos sin más arma que la piedad, la irreductible pietas de los sabios y de los héroes verdaderos. No andamos sobrados de héroes y heroínas, en los tiempos que corren, así que apresurémonos a testimoniarle nuestra admiración, nuestro apoyo y nuestra gratitud; y a seguir su ejemplo.

Pilar ha dicho públicamente, desde la mismísima fosa de los leones (que no habrían vacilado en devorarla con tal de hacerla callar, que de hecho lo intentaron), que el Emperador no solo está desnudo, sino que su falso manto de púrpura es la sangre en la que se baña todos los días. Ha llamado por su nombre a los políticos de oficio y beneficio, a los carroñeros que se disputan los restos de las víctimas de un terror que ellos mismos propician. Ha dicho la pura verdad (la verdad más pura, que es la que nace del dolor) en el templo de la mentira. No pueden perdonárselo. Al igual que los vampiros, su cabal metáfora, quienes mercadean con el odio, el miedo y el sufrimiento no pueden soportar que se les tienda un espejo.

Los que se sorprenden de que en una manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo se haya insultado a Pilar Manjón, son unos ingenuos: lo sorprendente sería que no lo hubieran hecho; lo sorprendente sería que las ratas que infestan las cloacas del poder no intentaran ensuciar con su baba a quienes las ponen en evidencia.

Estoy seguro de que en la manifestación en la que escarnecieron a Pilar (frente a lo cual, dicho sea de paso, el hecho de que abuchearan a un politicastro oportunista es mera anécdota) había dolores tan hondos como el suyo e igualmente dignos de todo nuestro respeto y de toda nuestra solidaridad. Pero también estoy seguro de que había muchos fascistas, en el más estricto sentido del término; es decir, terroristas. Quienes insultan el dolor de Pilar no son mejores que quienes lo causaron. Quienes, como Federico Jiménez Losantos, llaman “lágrimas de teatro” a las de una madre que acaba de perder a su hijo, no son mejores que quienes la condenaron a llanto perpetuo. Cuando pienso en los que pusieron las bombas de Atocha, me vienen a la mente adjetivos como “fanáticos” o “despiadados” (junto con otros que sin justificar nada lo explican casi todo, como “desposeídos”, “ultrajados” y “desesperados”); pero cuando pienso en los que escarnecen a una madre que llora a su hijo muerto, me quedo sin adjetivos. Dicho de otro modo: los primeros me dan miedo, pero los segundos me dan asco (y, en el fondo, aún más miedo que los primeros).

Si una pandilla de canallas no hubiera apoyado la criminal invasión de Iraq, probablemente el hijo de Pilar y ciento noventa personas más seguirían con vida. Y si una pandilla de canallas aún mayores no hubiera atropellado sistemáticamente al mundo árabe durante décadas, el hijo de Pilar y miles de personas más no habrían sido víctimas de la cólera islámica. Pilar Manjón no lo ha dicho con estas mismas palabras, pero lo ha dicho. Y se lo ha dicho a la cara a los terroristas por antonomasia, a los terroristas de Estado. Por eso la han matado por segunda vez. Por eso es invencible, como Antígona.

Doble muerte y victoria de Pilar Manjón

11-M y SGAE

Publicado el 20 de Abril de 2004

oneras escribió “Todos tenemos frescos en la mente los luctuosos acontecimientos del 11 de Marzo en Madrid cuando unos terroristas asesinaron a 192 personas.
Todos creo que vivimos esos momentos con una sensibilidad muy acentuada que se mezcló con la ira, el odio, la tristeza, la pena, las lágrimas…
Después de estos acontecimientos que ojalá nunca hubieran ocurrido, se han sucedido otros de gran relevancia y con muchas consecuencias.

Yo no quiero analizar nada de eso, ni las consideraciones políticas gracias a las cuales nos hemos lanzado todos a unos contra otros olvidando que estar unidos en situaciones así es lo que más daño hace a los terroristas… pero está en nuestra naturaleza el echarnos la culpa los unos a los otros sin atrevernos a ponernos en el lugar el otro.

Sin embargo quiero llamar la atención sobre la entidad denominada SGAE que actuó de la peor manera posible, cobrando sibilinamente su parte de la recaudación del concierto benéfico en concepto de derechos de autor que se realizó en memoria de los asesinados y heridos por los terroristas.

La SGAE está cavando su propia tumba de mala reputación actuando contra Radios Libres ( http://www.radiolibresegovia.es.vg/ ) o con el reciente canon en los CDR y DVDR ( http://antisgae.internautas.org/ ) que han disparado el precio de los soportes que se usan para grabar nuestras fotos, o copias de seguridad de programas o cualquier otra cosa.
Algunos piensan que son unos: Ladrones
Las actitudes mezquinas de la SGAE, con el canon en los CDs o lo que es peor cobrando en aquel concierto benéfico por las víctimas del terrorismo, obviando cualquier rastro de humanidad y no hablemos de sensibilidad, es algo que no perdonamos fácilmente los que desde nuestras responsabilidades en internet para defender la justicia y la libre expresión defendemos un nuevo marco legal y jurídico para frenar a la todo poderosa SGAE y remunerar justamente al artista.

La SGAE y los que la apoyan (muchas artisas que todos conocemos) están causando un daño casi irreparable a la cultura actual al no ser capaces de adaptarse al cambiante mundo que les rodea y todavía, con técnicas casi mafiosas imponen su criterio y voluntad quejándose de la supuesta piratería y manejando cifras según su conveniencia faltando casi siempre a la verdad.

Y ahí queda la incomprensible actitud de la SGAE en el concierto benéfico. Ahí queda la ausencia de compasión, la ambición extrema de una entidad que nos roba un poco a todos para enriquecer a unos pocos. Que roba incluso cuando el dolor es tan grande que algunos todavía apenas podemos respirar.

Oneras, 20/04/04.”

11-M y SGAE

Heroes y villanos

Publicado el 4 de Abril de 2004

oneras escribió “El mundo nunca ha estado cuerdo, y ahora creo que vemos con más claridad lo que es el terrorismo. Los terroristas son seres que no tienen nación ni causa más que ellos mismos. Criaturas cobardes o fanáticas cuyo único propósito es el mal para perpetuarse. Pero en medio de esta oscuridad está su opuesto, los héroes que en la acción antiterrorista de ayer consiguieron, dando uno de ellos su vida, evitar una nueva masacre. Como héroes son también aquellos ciudadanos anónimos que han ayudado a heridos….

…. o que simplemente han llorado junto a los muertos dando consuelo a los familiares y amigos. Heroe es el ser que ha dado su vida por salvar las de otros, o aquellos que han ofrecido su palabra y compasión para acompañar, ya que no se puede consolar, a los que sufren. En medio de tanto dolor, pensemos en los héroes e intentemos ser como ellos, para evitar más violencia busquemos el reflejo, el destello de esos que son valientes en su arrojo, que son hermosos en su caridad. E intentemos no ser jamás como los asesinos, cobardes, fanáticos, asustados. No seamos nunca como esos seres que basan su existencia en verdades indiscutibles, en dogmatismos criminales. En fes equivocadas. Alá les condenará, Dios les condenará. En realidad esos seres, los terroristas todos ya están muertos, porque desean matar. “

Heroes y villanos

Reflexiones tras la masacre

Publicado el 23 de Marzo de 2004

Pienso que vivimos en un país de charanga y pandereta, donde la indignación deja paso en muy poco tiempo al hastío, el conformismo y lo que es peor, el olvido. Y no es para que nos extrañemos, porque en este país, nunca pasa nada. Da igual lo que digamos, enseguida vemos que nuestra protesta es olvidada, ignorada y tergiversada por los dueños del poder. Pasó con la guerra, pasa con el canon de los CDs, pasa con todo y a todos los niveles. Criminalizamos y demonizamos al que no piensa como nosotros en vez de debatir. Viven muchos en un mundo irreal de blanco y negro; si bien ambos colores existen, no podemos olvidar todos los matices de gris que hay en medio.

En este contexto yo creo que la indignación del pueblo ha estado mal enfocada. ¿Hacía falta que el terrorista matase a 190 personas para que nos enfadasemos con el gobierno del Prestige, la guerra de Irak, y el AVE? Porque creo que el pueblo estaba enfadado desde que salió a manifestarse por la paz, y que el verdadero castigo tiene que ser por la guerra apoyada, por los miles de iraquies muertos, no por el atentado horrible del 11-M. Todos somos objetivos del terrorista, siempre, no importa nuestra postura. No puedo creer que el gobierno desease o tenga culpa del atentado. Puede tener culpa de soberbia, fanfarronería, falta de visión, ambición… muchas cosas, por no de los muertos del atentado. He leído frases como “PP, tu guerra, nuestros muertos” Eso también me deja helado. ¿Qué pasa con los nueve millones de personas que votan al PP? Sus pecados puede ser otros pero no son culpables de las acciones del terrorista. Esto es lo que tenemos que entender, que lo importante es estar unidos contra el terror en todas sus manifestaciones. Y estar en contra de la guerra, sea cual sea, es estar en contra del terror. Y el cambio no viene por que el votante ese del PP deje de votar al PP, sino por que tú o yo comprendamos que tenemos de desterrar el miedo, la ira, el odio. Es difícil, pero no existe otro camino para evitar que vuelva a pasar algo así… y volverá a pasar si no cambiamos nosotros mismos intentando por el camino hacer entender a los demás que el único camino hacia la paz, es la paz misma. El terrorista ya no puede hablar, nosotros sí. Hagámoslo. Eso es lo que más le duele al terrorista. Un saludo.

Reflexiones tras la masacre

Un ensordecedor silencio

Publicado el 11 de Marzo de 2004

Hoy he estado en una concentración de repulsa, sitiendo dolor, sufriendo, pensando en los familiares, en los herido, en los muertos.

¿Qué contaremos a nuestros hijos cuando crezcan? ¿Cómo podremos explicar lo inexplicable?

En medio de tantos corazones helados…

… una ensordecedor silencio. El silencio del horror, el espanto, la hermandad. Un silencio vital contra la barbarie, doliente que conjura contra el fanático capaz de matar porque sí. Un ensordecedor silencio que encoje mi corazón, lo parte en dos y lo deja seco de sangre. Unas lágrimas que saladas se derraman junto con otras muchas durante estos días.

Demasiadas lágrimas… demasiado dolor

Un ensordecedor silencio