Cambio Climático y Greta Thunberg

Notese que, en el título de este artículo, primero pongo cambio climático y luego a Greta, porque lo primero es lo realmente importante. No obstante voy a hablar del fenómeno Greta antes para, como no debería ser de otra menera, pasarlo lo antes posible y así hablar de lo realmente deberíamos estar conversando y debatiendo (anticipo que lo de “antes posible” ha sido sin éxito). El calentamiento global y, en conscuencia, el cambio climático.

Science consensus is cleare about climate change because of the warming of the Earth due to human factors.
View of semi desert region in Spain

Greta Thunberg era un nombre que me sonaba de hacía ya cosa de un año pero nunca había profundizado en su figura. No obstante, y como en los últimos tiempos no hacía otra cosa más que oir hablar de ella, me empecé a preguntar el motivo. Resulta que se trata de una joven de 16 años que ha logrado poner, con el apoyo de muchos otros jóvenes, el debate del calentamiento global en la agenda de actualidad como pocas veces ha ocurrido. Eso, lamentablemene, he levantado, gracias a la distancia que Internet parece imponer, una oleada de ataques, muchos ad hominen, a su persona, y otros de “hombre de paja” o “red herring“. Se le ha criticado e incluso abiertamente insultado por su edad, por ser mujer, por tener el síndrome de asperguer, por su aspecto físico, su forma de expresarse y de vestir, sus padres, sus sponsors, y por, la existencia de grupos de interés y lobbies que ven algun beneficio en apoyarla.

Me he centrado en los ataques ad hominem, aunque ha habido de todo, porque muchos lo son, y sirven de parapeto para rechazar y distorsionar, el mensaje que ella transmite con el objetivo de que nos demos cuenta del problema y escuchemos a los científicos. Y todo mezclado con suposiciones, conspiraciones y desconocimiento del método científico cuando no puro negacionismo producto de “cherry picking”, o falacia de prueba incompleta, y manipulaciones de otros grupos de interés de esos que no invitaríamos a cenar en nuestra casa.

Como suelo decir, las falacias ad hominem son peligrosas porque, a la postre, dejan en peor lugar al que las usa que al que pretenden criticar. Tal es que la credibilidad de quien critica queda en entredicho. Ya se ha rebatido, por activa y por pasiva, mucho, si no todo, lo que de dice sobre la persona Greta Thunberg. Aquí pueden leer un interesante resumen. Pero nadie está obligado a compartir su mensaje, pero eso es lo bueno, si tienes mejores argumentos, úsalos. Igual todos aprendemos algo. Si tu problema es que no te gusta la persona, no le dediques más de 30 segundos y vivirás mejor.

Lo que sí quiero añadir, desde mi perspectiva, es que, con 15 o 16 años, ya es difícil calificar de niño o niña a una persona sin sonar condescendiente. Yo quedé huérfano a esas edad, y admito que me tocó madurar muy pronto y rápido, pero desde cualquier punto de vista no era un niño, si acaso un chaval, y, que nutrido por decenas de libros, artículos y películas, y aterrorizado por la escalada nuclear, empezó un activismo local en contra de las armas nucleares de destrucción masiva que EEUU y URSS apuntaban sobre nuestras cabezas. No llegé en mi activismo muy lejos, y no existían las herramientas de las que disponemos hoy en día en Internet, pero podía debatir con cualquier adulto, y darles mil vueltas, no por lo que había aprendido en el colegio, sino por todo lo que había aprendido fuera de él. No sé qué hubiera llegado a hacer de tener las herramientas de Internet, pero sí sé que en tiempos más recientes he sido activista por causas de la libertad en Internet con el apoyo, cuando no liderazgo, de chavales, chicos y chicas, de entre 16 y 17 años. Y todos, sin excepción, infintamente más maduros que personas de mucha más edad y pretendida formación.

Hay lobbys intersados en el medio ambiente. Algunos con mayor o menor acierto. Otros lo perjudican. Los lobbies, por si mismos no son malos por definición. Son representantes de grupos de presión y opinión. He conocido a bastantes, y yo mismo pertenezco a uno, aunque no soy muy activo, pero lo apoyo, en temas relacionados con la seguridad y privacidad en Internet. La connotación peyorativa aplicada a los lobbies es peligrosa, porque no todos tienen que, necesariamente, ser perjudiciales. Es más, necesitamos más y más lobbies que representen la voz ciudadana y apoyen las causas que se hacen eco de la situación climática.

Indudablemente el activismo tiene un importante componente de marketing. Es una herramienta para hacer llegar un mensaje y un mensaje tiene más o menos impacto según quien lo apoye. Y a veces el apoyo viene de indeseables. Pero es fundamental, como personas adultas, el diferenciar el mensaje y el emisor de aquellos que genuinamente apoyan, los que lo hacen de forma interesada, y los que sólo quieren sabotear y dirigir, en consecuencia, la crítica a quién corresponde, que muchas veces no es, en absoluto, el mensajero.

Es cierto que las grandes energéticas son las que más contaminan y contribuyen al calentamiento global, pero aquí se da una paradoja. ¿No les estamos exigiendo que contaminen menos, o que no contribuyan tanto a las emisiones de CO2? Si una de éstas dice que está haciendo una transición a energías más limpias y seguras, no es deseable que lo hagan? Por supuesto que una cosa es decir y hacer pero ¿y si lo hacen? ¿lo descartamos sin más? Lo que habrá que ser es exigente con el cumplimiento de esas promesas mediante auditorías y análisis independientes y periódicos. El dicho y la acción han de ir de la mano.

Greta Thunberg pide que escuchemos a los científicos que llevan décadas avisando. Nuestra generación, en general, no ha escuchado a los científicos lo suficiente. Demasiados hemos tenido otras prioridades y tal vez con poco cierto. Ahora nos sacan las vergüenzas. Y aunque a algunos nos duela y nos podamos sentir molestos, los jóvenes no están hablando bien alto. Podremos matizar muchas cosas de su discurso ¡claro!, pero siempre desde el respeto a la persona. El más escrupuloso respeto porque lo que tendríamos que estar primero, es orgullosos de ver que tal vez la próxima generación tenga potencial de ser mejor que la nuestra; y si ayudamos, mejor. Pero antes de hablar tanto, tan mal y con tan poca fortuna, mejor escuchemos y aprendamos.

¿Qué pasa entonces? NASA, compañías se seguros y entidades tan poco sospechosas como el Pentágono, tienen claro el cambio climático y las posibles consecuencias, apoyado por datos empíricos, mediciones amplias y contrastadas. El consenso científico es abrumador, pero no entendemos cómo funciona la ciencia.

Así que dejo aquí estos vídeos que tienen unos mensajes y lecciones importantes. Existe el calentamiento global y es por causa humana. Las consecuencias ya las estamos notando y no va a mejorar fácilmente. No sabemos exactamente qué hacer, pero es ese el debate que tenemos que hacer con mente abierta. Escuchar a los expertos, entender el consenso, exigir altura a los gobernantes primero y a nosotros también. No va a ser fácil, pero es precisamente por eso que tenemos que actuar. Porque es un desafío, porque es difícil, pues por más escusas que pongamos, el cambio, abrupto, está ahí y pasará por encima de la humanidad sin compasión ni segundas oportunidades.

El planeta tierra y la vida no van a desaparecer por el cambio. Pero nuestra vida y la vida de nuestros descendientes, pueden sufrir consecuencias terribles.

Estemos a la altura de las circunstancia. Con honor y fuerza. Algo que algunos han olvidado.

Cambio Climático y Greta Thunberg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s