Directiva Europea Copyright: lo que debes saber

El 12 de septiembre de 2018 comenzaron las negociaciones a tres partes sobre la nueva Directiva de Copyright del Mercado Único Europeo.

Tras las negociaciones, la Directiva deberá aprobarse definitivamente a principios de 2019. Si se aprueba, cada país de la Unión Europea dispondrá de dos años para su adaptación y entrada en vigor.

  • Es decir: Si se aprueba a principios del año que viene, esta Directiva afectará de forma directa a la legislación de los Derechos de Autor en España hacia 2021, como tarde.

 

En este artículo vamos a comentar los textos adoptados intentando hacerlo de manera sencilla y objetiva, para que estés informado de todo lo que necesitas conocer como creador e internauta.

Se ha debatido mucho sobre los cambios sobre la propuesta original, sobre cómo va a afectar a empresas, creadores y usuarios de Internet en general dentro de la UE. Queremos contribuir con nuestra propia lectura, aclarar dudas y combatir cierta desinformación.

 

El filtrado de contenidos no es obligatorio.

 

En contra de lo que se ha señalado en muchos medios, esta parte del texto de la Directiva se ha eliminado. En su lugar, hay una enmienda que obliga a los proveedores de servicios de publicación de contenidos a negociar licencias con los proveedores de contenidos o con sus entidades de gestión colectiva. (Pág. 57)

 

Enmienda que suprime la parte de la Directiva referente a implementar tecnologías para proteger las obras (por ejemplo, filtros).

 

“Proveedores de servicios de intercambio de contenidos en línea.” Definición.

Es importante destacar la definición que hace la Directiva de estos Proveedores para entender quiénes se verán afectados:

“La definición de «proveedor de servicios de intercambio de contenidos en línea» con arreglo a la presente Directiva se aplicará a los proveedores de servicios de la sociedad de la información, uno de cuyos principales objetivos es almacenar un volumen considerable de contenidos protegidos por derechos de autor cargados o puestos a disposición por sus usuarios y dar acceso al público a los mismos o emitirlos, que optimizan los contenidos, así como promocionarlos con fines lucrativos, entre otras cosas mediante la presentación, el etiquetado, la conservación y la secuenciación de las obras u otras prestaciones cargadas, independientemente de los medios utilizados para ello, y, por lo tanto, actuar de manera activa.” (Enmienda 143, pág. 32-33)

Se puede interpretar según el texto que la responsabilidad por la subida de contenidos recaerá sobre el servicio, y no sobre los usuarios. Los proveedores de servicios de intercambio de contenidos en línea (los llamaremos en adelante Proveedores) no se benefician de la excepción de responsabilidad. (Pág. 33)

Por otra parte, quedarían exentos proyectos como Wikipedia u otras enciclopedias en línea, repositorios de software libre, servicios de almacenamiento en la nube para usuarios individuales, proyectos de investigación, etc.

 

Facilitar la retirada de contenidos sin que sea indiscriminada.

 

Según la Directiva, debe existir buena fe para retirar contenido no autorizado por los titulares.

Esto implica, por un lado, que sea posible solicitar que se retire el contenido, pero que exista también un mecanismo para que los usuarios puedan reclamar en caso de retiradas no fundamentadas. Las retiradas de contenido no podrán ser automáticas ni arbitrarias, y deberán tener en cuenta posibles excepciones. (Pág. 63)

Se cita de manera expresa la debida observación a excepciones y usos legítimos en función de la legislación de cada país:

“A la hora de definir las mejores prácticas se tendrán especialmente en cuenta los derechos fundamentales y el uso de excepciones y limitaciones, y se garantizará que la carga que soportan las pymes sea la adecuada y se evite el bloqueo automático de contenidos.” (Pág. 64)

Un caso de excepción sería el derecho a cita, por ejemplo.

 

Prensa e hipervínculos.

 

En varios puntos la Directiva deja claro que los hipervínculos podrán seguir usándose para enlazar a noticias de los medios de comunicación. Lo que se va a limitar es el uso del contenido concreto de la noticia, como fragmentos de texto o imágenes, sin obtener una licencia previa.

Sí que se podrá:

  • Reutilizar palabras sueltas, aunque no queda claro cuántas.
  • Compartir los datos objetivos de la noticia con otras palabras.
  • Compartir información como un usuario particular.

Los Proveedores deberán llegar a acuerdos con los medios de comunicación para compensarles por los usos que puedan hacer de sus textos y los beneficios que generen. Estos beneficios deberán además repercutir de manera proporcional en los autores originales de las obras. (Págs. 59-60)

“Esta protección no se extiende a actos de hiperenlace. La protección tampoco se extenderá a los datos objetivos que se recojan en los artículos periodísticos de una publicación de prensa y no impedirá a nadie, por tanto, transmitir esos datos.” (Pág. 27)

 

Excepciones en educación.

 

La Directiva incluye varios apartados sobre el uso de obras con fines educativos, que recomendamos leer atentamente a cualquier profesional que trabaje en este ámbito. (Págs. 8-12) Entre otros aspectos, los centros educativos cuentan con una excepción para usar obras protegidas:

“Los centros de enseñanza y las instituciones de patrimonio cultural que llevan a cabo actividades de investigación científica también deben estar cubiertos por la excepción aplicable a la minería de textos y datos, siempre que los resultados de la investigación no recaigan en beneficio de una empresa que ejerza una influencia decisiva sobre esos organismos en particular.”

La excepción afectará sólo a los centros de educación reglada o pública, o a iniciativas sin ánimo de lucro:

“La excepción o limitación prevista en la presente Directiva debe beneficiar por ende a todos los centros de enseñanza de primaria, secundaria, formación profesional y educación superior, en la medida en que desarrollen su actividad docente con fines no comerciales.”

Un aspecto a destacar es que los Estados podrán optar por un modelo de licencias sobre esta excepción. Para evitar inseguridad jurídica, las licencias y excepciones deben ser claras, asequibles, conocidas, y “deben cubrir al menos los mismos usos que los autorizados en el marco de la excepción“. (Pág. 12) La Directiva señala que las licencias podrían darse en forma de acuerdos que eviten a los centros tener que negociar con los titulares de derechos individualmente.

Este tipo de modelo permitiría un control más preciso en cada país sobre qué contenidos se pueden usar en las aulas de forma libre.

 

¿”Fair Use” europeo?

 

La Enmienda 20 introduce una nueva definición que se antoja muy cercana al concepto de fair use estadounidense.

Por si no lo conoces, en este artículo explicamos qué es el fair use.

Si sale adelante, este tipo de excepción permitiría reutilizar fragmentos de obras en casos que no encajan ahora mismo en las excepciones típicas como las parodias o las citas. Remixes, mashups, o fanarts, por ejemplo, se podrían beneficiar de mayor seguridad jurídica.

“[…] Conviene prever, por tanto, una nueva excepción específica para autorizar los usos legítimos de extractos de obras y otras prestaciones protegidas preexistentes en los contenidos cargados o puestos a disposición por los usuarios. Cuando los contenidos cargados o puestos a disposición por los usuarios impliquen el uso breve y proporcionado de una cita o un extracto de una obra u otras prestaciones protegidas con un objetivo legítimo, dicho uso deberá quedar protegido por la excepción contemplada en la presente Directiva.

Esta excepción solo se aplicará en determinados casos especiales que no atenten contra la normal explotación de la obra u otras prestaciones ni perjudiquen en exceso los intereses legítimos del titular de derechos.

A fin de evaluar dicho perjuicio, es esencial examinar el grado de originalidad de los contenidos en cuestión, la longitud o el alcance de la cita o el extracto utilizado, el carácter profesional del contenido o el grado de perjuicio económico causado, si procede, sin impedir el disfrute legítimo de la excepción.

Esta excepción no debe perjudicar los derechos morales de los autores de la obra u otra prestación protegida.”

 

Titulares de derechos conexos.

 

Hay varios puntos que modifican las negociaciones entre autores y terceros con derechos sobre sus obras. Esto te interesa si dispones de algún contrato de licenciamiento, o si tus obras son interpretadas por otros artistas.

  1. Los contratos deberán especificar de forma clara cómo se compensará al autor por el uso en línea de sus obras.
  2. Los contratos de larga duración se podrán renegociar en función de los nuevos beneficios por la explotación digital de las obras. La renegociación será posible cuando, en relación con nuevos acuerdos, los beneficios sean más elevados de lo que se estimó.
  3. Autores y ejecutantes podrán revocar licencias exclusivas si no se ofrece transparencia ni se comercializa su obra tras un tiempo razonable, una vez agotadas todas las vías de negociación. (Pág. 41)

 

Transparencia y entidades de gestión.

 

Muchos de los puntos de la Directiva mencionan de manera directa al papel mediador de las entidades de gestión. Entre otras cosas, la Directiva obligará a que ofrezcan la información de reparto de forma transparente, comprensible y periódica. Un cambio que se hace necesario por la labor que tendrán para facilitar acuerdos de licenciamiento entre Proveedores y titulares.

Asimismo, se hace especial hincapié en que los autores puedan retirar obras específicas de la aplicación de los mecanismos de licenciamiento de las entidades de gestión.

 

Nada es definitivo hasta 2019.

 

Te recordamos que todo esto está pendiente de negociaciones, y que después cada país adaptará la Directiva de una manera u otra. Volveremos a informar en caso de que se apruebe, sobre todo si hay cambios importantes en el texto. Más adelante, tendrás que leer sobre la adaptación de la Directiva en los países de la UE que te interesen.

Por último, pedimos disculpas si hay alguna imprecisión en el texto o si hay alguna parte de la Directiva que hayamos interpretado de manera incorrecta. Un texto tan general puede generar gran incertidumbre, y no hay duda de que la implementación práctica traerá aún más retos.

Si crees que algo se debe precisar o corregir, por favor, no dudes en compartir tu opinión en los comentarios. Nuestra intención es hacer un resumen honesto y objetivo, y que dipongas de la mejor información posible.

 

Autores: Mario Pena y Marta Palacio, Safe Creative.

 

Referencias:

 



			
Directiva Europea Copyright: lo que debes saber

Moda blockchain

Me preguntan con mucha frecuencia cual es mi opinión acerca de blockchain, y por extensión, de las criptomonedas como bitcoin y otras. Si bien es justo reconocer que las monedas son una implementación concreta de blockchain, no podemos perder de vista que son éstas las que han elevado a blockchain a niveles de conciencia social que tiene hoy.

En los tiempos en los que primero oí hablar de blockchain y bitcoin yo estaba involucrado en un proyecto relativo a la moneda que me hizo leer e investigar sobre los conceptos monetarios con el fin de comprender cómo funcionan algunos aspectos de éstos.

Esa perspectiva crítica con el dinero me ha llevado de forma natural a ser muy excéptico con lo que consider una moda, blockchain en general. Esto no significa que no pueda tener sentido, pero si que hay que ser muy cuidadoso pues no toda tecnología o novedad, por el hecho de serla, tiene porqué ser sinónimo de éxito.

A priori parece que blockchain no es un sistema eficiente. Consume muchos recursos para muy pocas transacciones posibles al día, lo que se traduce en una difícil escalabilidad.

No obstante sí se observa que puede ser una buena forma de trazar el origen de elementos analógicos en un entorno digital. No veo, no obstante, cómo a nivel digital sólo, puede suponer una suficiente ventaja sobre herramientas igualmente tecnológicas ya existentes.

Tengo la sensación, y puedo equivocarme, que una de las razones por las que ha tenido tanto éxito esta nueva tecnología es porque mucha gente ha visto una forma fácil de hacer dinero. Aunque esa forma de hacer dinero recuerda mucho a la fiebre del oro, que recordaremos hizo más ricos a los bancos y los vendedores de herramientas para extraer el oro, los especuladores y los terratenientes que a los propios excavadores. Si alguna lección debemos aprender es que el oro debe tener una utilidad práctica específica además de ser escaso y brillante. El oro tiene utilidad concreta como aislante, conductor, etc. Bitcoin, como implementación primera y más popular de blockchain tiene un componente deflacionario, y por lo tanto especulativo, que introduce nuevos problemas en una economía ya dañada de por si.

Actualmente bitcoin no es alternativa al dinero fiduciario. No hay más que ver que siempre que hablamos de bitcoin citamos su precio en dólares o euros. Toda la tecnología blockchain, que no es sino un libro contable que no se puede alterar, debe ser el valor que bitcoin no tiene desde el punto de vista práctico social.

¿Que no se pueda alterar lo que se ha escrito es un problema real hoy en día? Yo diría que sí y que no al mismo tiempo. He leído 1984 y comprendo la preocupación que la manipulación de los medios puede sugerir, pero existen tecnologías ya existentes que han lidiado con mayor eficiencia en estos terrenos. Tener una buena información desde el inicio ha sido siempre el problema. Aquel que introduce la información en primer lugar. El error, que es humano, es independiente de la tecnología que se emplee para certificarlo.

Blockchain puede tener algunas implementaciones concretas útiles, pero no olvidemos que el auténtico problema es la voluntad de las personas de ofrecer informacion transparente, no importando tanto la tecnología que se use como la posibilidad de hacerlo de forma escalable. Tampoco hay que olvidar la necesaria precaución cuando hablamos de información sensible o comprometida. Puede parecer que borrar o alterar puede ser algo malo per se, pero no es así siempre. Y eso debe estar en el adn de cualquier sistema tecnológico que pretenda revolucionar el mundo en cualquier aspecto.

Moda blockchain

Contra el filtrado previo en EU

Como no podía ser de otra manera, con el ataque masivo y constante contra Internet, nos encontramos que la parlamento europeo se plantea implantar el filtrado previo de contenidos en Internet con una directiva vaga y desastrosa.


(comparte en Facebook, y Twitter)

Como creador de contenidos libres que quiere la difusión y reutilización de éstos, esta directiva no es sino otra traba más para una masa importante de creadores a los que no se les da voz, siendo quienes más están contribuyendo, al final del día, al bien de la sociedad en general.

Fuera de las restricciones de escasez artificial que el modelo del copyright impone, la cultura libre es la última isla de esperanza para decenas de miles de creadores por todo el mundo, así como para empresas y usuarios particulares.

Cuando todo se prohibe y se proscribe, ¿de qué se nutrirán las creaciones del futuro? ¿Puede ser imponer filtrados una solución a algo?

Dicen que los gobiernos se deberían preocupar de defender al débil, que los poderosos ya tienen recursos para defenderse si lo necesitan. En este caso se deberían deber a aquellos que creamos contenidos libres. Los fuertes, las grandes industrias del copyright no pueden marcar la senda exclusivamente como si sólo su visión fuese la única posible. Es irónico que se aboge por transparencia, gobierno abierto y se considere que únicamente una opinión basada en principios del siglo pasado es la válida.

Edit: Puedes hablar con un representante de tu país para explicar tu preocupación usando este enlace: https://changecopyright.org/es/call-now

Contra el filtrado previo en EU

Adiós Internet, hola Interlink

Buzzword Bingo: Net Neutrality

Sé que no estoy muy activo últimamente en el blog, redes sociales, grupos activistas. Por motivos personales no he podido ni creo que pueda estar en mucho tiempo.

Hoy Jueves 14 de Diciembre es el día en que se acaba la Neutralidad de Internet en EEUU, con lo que se acaba Internet tal y como era, lo poco que quedaba, pero sobre todo lo que podría haber sido.

No ha sido con mucha oposición, y no sé por qué no hemos tenido “apagones” como ACTA y SOPA, supongo que nos falta Aaron, y ha sido vía un presidente, tipo, de los EEUU, Donald, el que ha acabado con ella.

Ya no será Internet lo que tengamos, llamémoslo Interlink (Remember, remember the fifth of November).

Hemos luchado ya muchas batallas, algunas las ganamos, otras las perdimos, pero al final hemos perdido la guerra. Lo siento profundamente por los que vendrán. Ojalá algún día tengan la cabeza que hay que tener, y es nuestra responsabilidad educarles y recordarles lo que fue o pudo ser Internet, para que cambien su futuro.

Algunos intentaremos seguir peleando una lucha perdida. Como siempre hemos hecho, pero sabiendo lo que ya no podremos recuperar.

Adiós Internet, hola Interlink

Los cobardes del culto a la muerte

Algunos de los seres más cobardes, abyectos y perdedores son, sin duda alguna, los yihadistas. Son cobardes porque saben que no tienen nada que perder porque ya están perdidos en sus delirios y se creen que lo tienen todo por ganar sembrando sufrimiento sin límite.

Yo prefiero dudar y confiar más en los que buscan la verdad que en aquellos que mantienen que la han encontrado.

Esta gentuza que se sabe incapaz de convencer a nadie por la palabra, pues carecen de razones, no es más que eso, chusma repugnante. Y también lo son en otra escala, pero de forma importante, los islamistas que pretenden imponer su visión fascista de una sociedad subyugada a lo que dicen que dice un libro y una serie de papeles escritos por hombres, en un momento dado con unos objetivos concretos: controlar, manipular y tratar de explicar cosas imaginando que algo saben, pero sin dejar lugar a la duda. Evitad las certezas que esos profetas dicen conocer porque sencillamente no lo hacen.

Los dioses que piden sangre con tenaz insistencia tal vez no sean otra cosa que los propios demonios que llevamos dentro.

 

Los cobardes del culto a la muerte

Autorretrato de una macaco y una sociedad

Hay pocos casos legales más absurdos que el de Naruto, la macaco que se hizo una fotografía a si misma con una cámara del Sr. David Slater, fotógrafo de naturaleza, y que arrastra un caso de PETA por todo el mundo como si fuera una bandera de su causa, por lo demás legítima, por los derechos de los animales.

Macaca_nigra_self-portrait_large
Autoretrato de ¿Naruto? Fuente wikimedia, dominio público.

Es absurdo por muchísimos motivos, y revelador, porque muestra hasta qué punto podemos llevar nuestras poco reflexivas ideas hasta extremos que nos hacen revelar el sesgo humano que queremos imponer a los animales, como si todos fueran personajes de The Disney Company.

El caso no debería nunca haber llegado a existir. Los derechos de autor son de los seres humanos (homo sapiens sapiens). Nosotros nos inventamos esos derechos por nuestra propia conveniencia en un tiempo en el que, los de autor, tenían cierto sentido, pero que ahora, tras muchos años, precisan una profunda actualización o revisión.

En particular quiero comentar, como alguien que lleva casi dos décadas dedicado al tema de los derechos de autor, que este debate muestra nuestro error de concepto al pensar en, precisamente, los derechos de autor y los de los animales.

Lógicamente PETA demuestra un sesgo obviamente humano, y a mi juicio, errado, sobre lo positivo de los derechos de autor tal y como se entienden hoy en día. El caso es una mera herramienta para tratar de consolidar o crear unos derechos que no hemos concedido al resto de animales, aquellos que no son humanos. Y creo que deberían pensar en otras formas de lograrlo que no pase por imponer “copyright” al resto del reino animal.

Y la cuestión que me hago es ¿son los derechos de autor realmente positivos vista la evidencia? Yo no diría que son necesariamente negativos como concepto, sólo que están  muy mal entendidos, peor implementados y fuerzan una visión que frena el avance de nuestra sociedad hacia un futuro en el que todo conocimiento debería ser libre de ser compartido por el bien común. Es más, actualmente son básicamente ya no derechos de humanos, sino de grandes corporaciones con intereses muy distintos de los de la humanidad como especie en general.

Estoy bastante seguro de que si tuviéramos que volver a formular las leyes de “copyright”, no las plantearíamos como derecho o no derecho a copia. Habida cuenta de que la naturaleza digital de cómo se representan cada vez más obras hace que la copia sea una característica innata de éstas, se tendría que ver como una clara ventaja a aprovechar y no algo que combatir. Más bien deberíamos plantear los derechos de autor no como un “copyright” sino un “creditright” o una correcta acreditación de la autoría, ergo el mérito; algo más aproximado a la filosofía que ha popularizado el sistema de licencias de Creative Commons y que, lo crean o no, da margen a obtener valor e incluso beneficio del trabajo que se hace.

Que PETA crea que permitir que una macaco pueda impedir el uso, distribución y copia digital de su obra es algo positivo, opino hace más daño que bien a nadie y revela nuestra cuestionable forma de pensar. Un animal difícilmente tendrá el prejuicio que un legado de 300 años ha dejado en nuestra en nuestra cultura una realidad social que ya no existe. El no poder usar las obras para, por ejemplo, crear nuevas obras, está alejando desde hace décadas a nuestra sociedad de toda la creación contemporánea con consecuencias que ni siquiera podemos adivinar. Son incontables las iniciativas por el dominio público que existen, empresas que fundamentan su negocio en abrir contenidos a la sociedad, activistas que luchamos por abrir el acceso a las obras, o científicos que cada vez más se dan cuenta de la perversión que ha alcanzado este sistema.

Prohibir, impedir, limitar el acceso a la cultura será siempre prohibir, impedir y limitar el acceso a la cultura y al conocimiento. Eso no creo que se pueda considerar positivo de manera alguna. Poder acceder a las obras que se crean es absolutamente necesario ante los terribles desafíos a los que nos estamos enfrentando y  nos vamos a tener que enfrentar en el futuro como especie que quiere sobrevivir.

Que esta fotografía esté en el dominio público, le pese a PETA o al Sr. David Slater, debería ser visto como un claro signo de lo positivo que es para todos nosotros que la cultura se pueda compartir y usar para avanzar como sociedad. Todo lo demás sólo nos frenará de la peor manera posible.

Mario Pena (cc) by-sa v4 2017

Este artículo representa mi opinión particular y no necesariamente la de entidades, grupos o asociaciones a las que pertenezco.


Autorretrato de una macaco y una sociedad –
CC by-sa 4.0 –
Mario Antonio Pena Zapatería

Autorretrato de una macaco y una sociedad

Un canon contra la evolución

Preparando la escenaEl canon por copia privada debería, a nivel europeo, ser un mal recuerdo de una época en la que auténticos dinosaurios de la industria seguían sin ver que el futuro pasa por evolucionar y adaptar los modelos de negocio a la realidad digital que empezamos a vivir.

Pero ahí vuelve, con fuerza, gravando indiscriminadamente sin tener en cuenta si realmente hay perjuicio (sin datos que lo avalen), con la copia privada totalmente desnaturalizada, y sin tener en cuenta a la ingente cantidad de creadores aficionados que usamos soportes para nuestros propios contenidos, y eso sin mencionar a aquellos que apoyamos la cultura libre.

Así pues tendremos que pagar por nuestras copias de seguridad (de nuestras propias obras), por las tarjetas SecureDigital o CompactFlash de nuestras cámaras fotográficas y un largo etcétera, un dinero que se embolsarán, como siempre, de forma opaca organizaciones que delegan en SGAE, no precisamente un ejemplo de transparencia, ética o simple decencia.

  • Fotocopiadora multifuncional, 5,25 euros
  • Fotocopiadora monofuncional, 4,25 euro
  • Grabadora CD, 0,33 euros
  • Grabadora DVD, 1,86 euros
  • CD, 0,08 euros
  • CD regrabable, 0,10 euros
  • DVD, 021 euros
  • DVD regrabable, 0,28 euros
  • Memorias USB y tarjetas de memoria externas, 0,24 euros
  • Discos duros multimedia externos, 6,45 euros
  • Discos duros integrados, 5,45 euros
  • Reproductores portátiles y tablets, 3,15 euros
  • Smartphones, 1,10 euros

(fuente eldiario.es)

Si hay que poner un canon debería ser sobre los soportes originales que pueden ser copiados, esto es, los CDs que se venden, o las pistas disponibles desde plataformas digitales. Si compras una obra original, única forma a partir de la cual se podrá realizar la copia privada, pagas el canon ahí ¿por qué habría que pagarlo en un soporte que puede que se use o no para copias privadas?

Lógicamente los que estamos por la cultura libre, por los nuevos modelos de negocio, por la tecnología buscaremos y estandarizaremos formas de evitar este flujo de dinero a manos de la rueda de siempre.

Un canon contra la evolución