Hay que parar ACTA y castigar a los políticos y empresas que la fomentan

ACTA no es sólo un atentado a Internet, es un atentado a las libertades civiles y al propio proceso democrático. No sólo no podemos permitirnos no hacer nada, sino que hay que ir más allá y castigar ya a los políticos, supuestos representantes nuestros, por ampararla.

Hay que castigar a los que la han creado, gestado e ideado. Hay que luchar contra ACTA porque sospechamos que de aprobarse además de un desastre para las libertades será algo horrendo para los países pobres.

Firmad la declaración de Wellington contra ACTA y difundid el mensaje.

http://publicacta.org.nz/wellington-declaration/
Hay que parar ACTA y castigar a los políticos y empresas que la fomentan

Internet o ACTArnet, esa es la cuestión

Safe Creative #1003305872111
Lo que se está discutiendo ahora es la venta de Internet a  una serie de empresas con modelos de negocio caducos. En el proceso se subvierte el orden democrático, se elimina el escrutinio público y científico y se ataca frontalmente nuestras libertades. El mero hecho de existir la negociación de ACTA debería ofender y enfurecer a cualquier ciudadano que se considere capaz de pensar por si mismo. Para oponernos y mostrar nuestra desaprobación por el desprecio de nuestros líderes políticos hacia la ciudadanía he creado estas sencillas imágenes:

Internet o ACTArnet, tú decides

Internet or ACTArnet, you decide

Para descargar los ficheros PSD y retocarlos haced clic aquí: en español, en inglés.

Internet o ACTArnet, esa es la cuestión

Una exigencia de 216.000+ ciudadanos

El grupo de Facebook, “Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet”, creado el 4 de diciembre de 2009, es un movimiento ciudadano formado en la actualidad por más de 216.000 INDIVIDUOS de todas las procedencias, UNIDOS con la UNICA meta de DEFENDER a ultranza sus LIBERTADES y oponerse a la a Disposición Final Primera del Anteproyecto de la denominada Ley de Economía Sostenible, ha elaborado una carta que van a dirigir individualmente a todos los diputados del Parlamento español.

29-01-2010 – Señor/a Diputado:

Le escribo para expresar mi preocupación y desacuerdo con la Disposición Final Primera del proyecto de Ley de Economía Sostenible, puesto que, con la actual redacción de dicha disposición, se podría ejecutar el cierre de una multitud de sitios web con total indefensión del demandado, con unos criterios indeterminados y sin que, en ningún caso, un juez pudiera intervenir en la valoración de si la actividad de dicho sitio web vulnera nuestro ordenamiento jurídico. Entiendo que esto es un ataque a la tutela efectiva de los jueces y tribunales, produciéndose de igual forma la vulneración de otros derechos fundamentales y libertades públicas tales como los recogidos en los artículos 18, 20 y 27.

Si su partido apoya, defiende, se abstiene o vota a favor de dicha disposición, perderá un votante y aunque le escribo en mi nombre, represento a familia, amigos y conocidos a los que informo puntualmente de estos temas y a los que les duelen estos recortes de los derechos civiles que actualmente se propugnan en favor de unos pocos. Los derechos fundamentales y el interés general no deben mermarse en favor de los intereses particulares de una industria obsoleta. La justicia es más lenta de lo que todos deseamos, pero esta realidad no nos debe conducir a crear una pseudo-justicia Express para una casta de privilegiados y así defender sus intereses económicos por encima de nuestros derechos fundamentales. Si se considera necesaria una aceleración de las medidas cautelares, que se presente la oportuna modificación legislativa, pero siempre respetando al poder judicial y por las vías ordinarias aceptadas en derecho, que son las mismas de las que disponemos todos. Ustedes representan al pueblo, no al grupo de presión de turno.

Por ello le insto a usted, elegido en representación de nosotros los ciudadanos, a votar en contra de dicha disposición final. Los derechos fundamentales que nos amparan y defienden a todos, NO SON NEGOCIABLES, ni son moneda de cambio para favorecer los intereses privados de multinacionales, falsamente amparadas en una inexistente defensa de la cultura. Defenderé mi oposición a esta medida en todo momento y circunstancia mientras siga vigente, y por supuesto, incluye mi voto.”

Administradores del grupo: Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en Internet”

Eduardo Vidal Martínez
Javier Fernández Piñeiro

Una exigencia de 216.000+ ciudadanos

El paradigma del empleado y el político

Si tenemos una empresa y un empleado nos miente, hace lo que le da la gana, nos quita dinero para sus caprichos y encima nos insulta públicamente llamandonos ladrones ¿qué hacemos? Entiendo que presumiblemente lo despediríamos sin más dilación.

En cambio a los políticos no sólo no les dejamos de votar, sino que por miedo a que el otro político de turno sea aún peor preferimos el mal menor y seguimos con él a pesar de la ofensa.

Si siguieramos contratando al mismo empleado por miedo a que el otro sea peor tal vez nos merezcamos que nos trate de esa manera.

Puede que la solución sea no contratar ni a uno ni a otro. Tal vez un día se den cuenta de que no vamos a darles ese de voto de confianza de no cambiar su actitud y empezar a respetar, aunque sólo sea un poco, a quienes les dan el sueldo cada mes.

Si queremos que algo cambie debemos dejar de tener miedo al mal mayor. Si hay que luchar contra monstruos más grandes, al menos que sea con la conciencia limpia de haber hecho lo correcto no formando parte de quienes con su voto son cómplices de la charada de la pretendida ilusión de que tenemos el poder de elección en un mundo comprado por corporaciones. Las únicas entidades que tienen derechos de ciudadanía.

http://tu.tv/tutvweb.swf?kpt=aHR0cDovL3d3dy50dS50di92aWRlb3Njb2RpL2cvZS9nZW9yZ2UtY2FybGluLXZvdGluZy1zdWJ0aXR1bGFkby5mbHY=&xtp=533013
El texto de este artículo es de Mario Pena y está expresamente en devolución al dominio público.Videos tu.tv

El paradigma del empleado y el político

La SGAE cobra en conciertos benéficos porque así lo permitimos

De vez en cuando hay que pegar un puñetazo encima de la mesa y decir una incómoda verdad. Voy a escribir en defensa de la SGAE por una vez porque no olvidemos la SGAE hace lo que la ley, los jueces y los legisladores permiten y consienten. La SGAE cobra en conciertos benéficos porque hay una ley que así lo permite. Pero ¿quien hace las leyes? Habría mucho de lo que hablar, pero no olvidemos que los últimos gobiernos en España, los últimos gobiernos europeos, no sólo no han movido una coma en favor de racionalizar las leyes de la propiedad intelectual, sino que al contrario se vuelven más restrictivas, más alejadas del análisis científico creando leyes absurdas, ilógicas que atacan directamente el derecho de los humanos a acceder a la cultura y la información.

Pero quienes votan a esos políticos que sabemos corruptos, viciados, negligentes, somos nosotros. Nosotros nos cremos que “todos los derechos reservados” tiene lógica. Nosotros nos creemos que las mentiras de los políticos se tornarán verdad una vez lleguen al poder cuando toda evidencia apunta en sentido contrario. Ahora que atacamos con tanta vehemencia la Fe religiosa, no vemos que las leyes de “copyright” en general se basan en la misma proposición. Hay un dogma: Todos los derechos pueden ser reservados. Y no se cuestiona. Eso lleva a un mecanismo enorme, un gigante con pies de barro que produce monstruos como consecuencia de nuestro consentimiento, por dejarnos enredar en el juego de una democracia enferma.

La ley tiene que ser cambiada. Mientras esta SGAE u otra SGAE cobrará cosas basándose en una ley que no se adapta simplemente a la realidad.

Y para cambiar una ley tan irreal como la de la propiedad intelectual hay que realmente asustar a los políticos. Ahora vienen las elecciones europeas. Un buen momento para abstenerse ante una parodia que limita, elimina e invade nuestras libertades poco a poco.


Safe Creative #0905063195840

La SGAE cobra en conciertos benéficos porque así lo permitimos