País mandado por desgraciados, votados por masa aborregada

Sí, voy a ser totalmente irreverente y  me voy a meter con todo dios. Porque lo merece, porque si no lo suelto reviento. Vivimos en país de ineptos, de imbéciles y de idiotas. Siento una vergüenza ajena que me está haciendo enfermar… y soy de los cada vez menos “privilegiados” que se puede permitir el enfermar.

Me siento como un imbécil por vivir aquí y por no salir con un machete a rebanar pescuezos de políticos o una antorcha para acojonar a los que nos han metido en esta trampa: Millones y millones de votantes que, arrastrados por el más puro ejercicio de Fe, se han creído una vez más, por enésima vez, las patrañas, mentiras y falacias de la casta politicastra del PP, PSOE y CiU, por poner sólo los ejemplos más llamativos.

Juro que me siento así de imbécil y no hace falta un carné especial de “imbécil”; el carné es el DNI que tenemos todos, por haber nacido en esta tierra mandada por desgraciados de un lado y de otro.

Y aquí una muestra de vergüenza absoluta: 685.000 machacantes para pagar clases de inglés a nuestra prodigiosamente bien preparada casta politicastra. Absolutamente patético. Y eso sí, luego hay alguno de la casta diciendo que nos vayamos a Londres en el primer avión. La madre que los parió. Juro que si pudiera librarme de la trampa de hipoteca en la que estoy hacia tiempo que me había ido con mi familia a un país decente para dejar esta cloaca en la que se está convirtiendo España. Yo ¡totalmente anacionalista! estoy hasta planteándome que no estaría más que Euskadi fuera independiente. Muy muy mal lo han tenido que hacer para que tenga estos oscuros pensamientos. Vaya panda de majaderos totales, incompetentes y patéticos que no olvidemos han sido votados por ¡16 millones de personas! ¿Personas? ¿Ciudadanos? No, nada de eso: ¡Masa aborregada! #amosnomejodas

Pero no se lo pierdan, que las medidas absurdas que están tomando no sólo no van a arreglar nada, sino que van a complicar más las cosas. El dinero que se sustrae a las clases bajas (la clase media no existe, no os engañeis), es dinero que se deja de gastar en otras provocando más pobreza, paro y depresión social. Es lo que tiene quitar proporcionalmente más al que menos tiene.

Porque el problema no es lo que cuesta el estado de derecho, como educación y sanidad que en realidad son inversiones, sino la demencial deuda de bancos en manos de psicópatas del pelotazo y ayudados de la connivencia de politicastros de tres al cuarto. Ahí está el problema y como ellos mismos no se va a ir a por ellos, el final de España como tal ya está escrito.

Salvo que los ciudadanos hagamos algo.

 

 

País mandado por desgraciados, votados por masa aborregada