Mensaje de RIAA a los padres: Pop-ups y virus igual a piratería

El absurdo de las industrias discográficas http://www.eff.org/deeplinks/archives/005135.php

Según se deduce las argumentaciones de la RIAA (Recording Industry Association of America) en el informe recurriendo la sentencia que les obliga a pagar las costas del juicio a Debra Foster, que fue acusada porque su hija usaba un programa de p2p, tener virus y pop-ups es argumento suficiente para ser acusados de piratas.
Este informe no tiene desperdicio pues es la primera vez que la RIAA explica porqué los padres pueden ser acusados de lo que puedan hacer sus hijos. El argumento que usan es más o menos este: “todo el mundo sabe que los pop-ups y los virus significan que hay pirateria“. El texto es el siguiente:

“Habiendose establecido que el programa para compartir ficheros Kazaa estaba en el ordenador de la familia Foster, la evidencia habría establecido que el icono de Kazaa era claramente visible en el ordenador cuando la demandada estaba usándolo, habiendo una cantidad sustancial de anuncios tipo pop-up, del tipo que han sido asociados al programa Kazaa.”

Es decir, que si tienes pop-ups eres un pirata, ¡ah, y cuidado con los iconos visibles!

“Adicionalmente no se discute que la demandada tenía una cuenta con Cox Communications. El acuerdo entre la acusada y Cox dejaba claro que la demandada, como contratante de la cuenta, era responsable de lo que se hiciera con esa cuenta”.

Peligroso argumento que de validarse pone en riesgo a cualquiera que tenga una banda ancha contratada, ya sea una librería, un ayuntamiento o un colegio. ¿Se tendría que espiar todo tráfico en todo momento?

“Finalmente, los demandantes creen que la investigación habría revelado sustanciales evidencias sobre el nivel de conocimiento y asistencia material en las infracciones subyacentes por parte de la demandada. Por ejemplo, el ordenador podría haber estado en un área común de manera que la demandada escucharía la música proveniente del ordenador cuando la admitida infractora Amanda Foster lo usaba. Adicionalmente, la evidencia habría establecido, como ha ocurrido en otros casos similares, que en el ordenador existían virus debido al Kazaa y que la demandada habría realizado operaciones en el ordenador revelando la existencia de programas para compartir ficheros….”

Es decir, cada vez que se escucha música de un ordenador, los padres deberían investigar si la música ha sido comprada (para la RIAA y demás entidades la única manera posible que evitar que la música sea ilegal), y si hay virus, pues ¡ya es seguro que se ha cometido una ilegalidad!

En este punto quiero notar que un “file sharing program” se traduce como “programa para intercambio de ficheros”. Incluso en EEUU se pueden intercambiar ficheros, siendo ilícito si estos están sujetos al copyright restrictivo, pero no ocurre así con muchos contenidos susceptibles de ser intercambiados que no van con licencias restrictivas, sino libres. El tener un programa de p2p no supone que se intercambia música protegida por copyright anglosajón extremo. De hecho es la prueba que les suele faltar a estos abogados que tanto dinero cobran por demandar a niños y humildes familias.

“De manera similar, los demandantes creen que si se les hubiera dado la oportunidad, habrían podido probar responsabilidad indirecta. Específicamente, los demandantes habrían probado que, como padres, la demandada tenía derecho total así como posibilidad de controlar el uso del ordenador por parte de su hija. La mayor parte de los padres imponen restricciones en el uso de los ordenadores por parte de sus hijos (por ejemplo reglas contra sitios pornográficos o salas de chat), y los demandantes creen que la demandada habría hecho lo propio. Los demandantes habrían demostrado más adelante que la demandada tenía interés financiero en las actividades infractoras de su hija, las cuales, por supuesto, involucraban sustanciales sumas de dinero en concepto del valor de las grabaciones en cuestión y las potenciales responsabilidades resultantes de esas actividades.”

El mismo argumento que nos conocemos todos y que es la clásica falacia de las entidades de gestión; copia descargada, copia que necesariamente se ha dejado de vender. Este argumento es rebatido incluso por niños pequeños de lo puramente absurdo que es y ni siquiera los que la esgrimen se lo creen ya.
Pero más importante ¿quiénes se creen los de la RIAA que son? ¿Qué poder tienen y cómo de valientes han de ser para demandar a niños? ¿Realmente pueden mirarse en el espejo cada mañana y decir, soy buena gente? Creemos que no.

Y eso es muy triste porque en realidad no todo vale.

El día que nos demos cuenta que somos más, muchos más que ellos, que somos más poderosos, somos los fuertes, los que la industria necesita para existir, ese día temblarán todos los que ahora nos insultan llamándonos criminales.

Porque no somos criminales. Los piratas son los que demandan a niños por querer acceder a contenidos que se venden por importes inflados en las grandes superficies cuando deberían más bien ser regalados.

Mensaje de RIAA a los padres: Pop-ups y virus igual a piratería

2 comentarios en “Mensaje de RIAA a los padres: Pop-ups y virus igual a piratería

  1. Mensaje de RIAA a los padres: Pop-ups y virus igual a piratería…

    Un claro ejemplo de la mentalidad EEUU en el tema del ®.Según se deduce las argumentaciones de la RIAA (Recording Industry Association of America) en el informe recurriendo la sentencia que les obliga a pagar las costas del juicio a Debra Foster, que…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s