Esa gentuza de las promotoras que ahora y sólo ahora piden que alguien haga algo

Unos seres viles y repugnantes que han empujado con su avaricia a miles de familias a la miseria de una u otra manera. Y con sus orondas barrigas, sentados alrededor de manteles de lujo piden ayuda en nombre de lo que ellos han arruinado para seguir engordando sus cuentas bancarias en paraísos fiscales.

Me repugna que esta gente que a buen seguro no perderán su empleo y sustento ahora se jacten de que piden “valentía” al gobierno. Esta gente debería avergonzarse y si existiera justicia, alguno deberían acabar entre rejas. En una cárcel especial de reciente construcción.

Y los que nos hemos tragado el cuento de la lechera, espero que hayamos aprendido.

Esa gentuza de las promotoras que ahora y sólo ahora piden que alguien haga algo