RedSOStenible: La lógica del sentido común en la Net Neutrality

Twitter: RT: Mejoras propuestas por los ciudadanos a la Ley General de Telecomunicacionesgoo.gl/qI9Xw
La lógica del sentido común en la Net Neutrality

La Directiva 2009/136/CE prevé de forma explícita que cualquier medida llevada a cabo por los estados miembros sobre el acceso o uso de servicios y aplicaciones a través de redes de telecomunicaciones debe respetar los derechos fundamentales y las libertades de los ciudadanos recogidas en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales. A su vez, también autoriza a las autoridades nacionales de regulación a fijar una calidad mínima para la transmisión de datos a través de la red y a promover la transparencia y la neutralidad de red en la UE.

En febrero de 2010 la Foundation for a Free Information Infrastructure (FFII) publicó la “Carta Europea de los Derechos Ciudadanos en la Era Digital”[1]
en la que se especifican las medidas concretas para hacer realidad el mandato de la Directiva 2009/136/CE

En Diciembre de 2010 El Senado aprueba por unanimidad una moción [2] que insta al gobierno a

“Modificar de forma urgente, en todo aquello que sea necesario y teniendo en cuenta el marco de la normativa europea sobre comunicaciones electrónicas, la normativa española en dicha materia, a fin de garantizar el cumplimiento por parte de los proveedores de telecomunicaciones que operan en España del principio de neutralidad de la red, asegurando que los paquetes de datos que circulan por sus redes reciban siempre el mismo tratamiento independientemente de su contenido, origen, destino o protocolo, sin que se filtre el tráfico de forma alguna, para privilegiar, limitar o impedir el acceso a determinadas páginas o servicios.”

En Mayo de 2011 se inicia el trámite del  Proyecto de Ley por la que se modifica la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones.[3]

En Julio de 2011 la Comisión Europea publica el borrador de conclusiones del estudio sobre Net Neutrality [4] subrayando:

a) La necesidad de preservar el carácter abierto y neutral de Internet y considerar la neutralidad de la red  como un objetivo político;

b) La necesidad de apoyar la investigación en el área de la neutralidad de la red para mejorar las soluciones innovadoras, la competitividad y el desarrollo de la economía del conocimiento economía basada en él

c)La necesidad de promoción de soluciones innovadoras por los proveedores de contenido y operadores de telecomunicaciones,   en particular a través del nuevo programa marco europeo de investigación (Horizonte 2020),

d) La necesidad de emprender acciones para la realización del mercado único digital para el año 2015, especialmente mediante la eliminación de las barreras que dificultan la prestación transfronteriza de servicios electrónicos;

e) La necesidad de crear formas de mejorar la confianza de los ciudadanos y la confianza en el entorno en línea;

f) La importancia de abordar las cuestiones de gestión del tráfico, el bloqueo, la degradación , calidad del servicio y la transparencia y de permitir a los consumidores  tomar mejores decisiones informadas

g) La importancia de asegurar que los usuarios pueden crear, distribuir y acceder a contenidos y servicios de su elección;

h) La importancia de la aplicación del principio de la neutralidad tecnológica, base de los objetivos del marco regulador de las redes de comunicaciones electrónicas y servicios;

i) Su apoyo a los técnicos y la investigación de políticas para mejorar la eficacia de las obligaciones de transparencia a los consumidores

j) La importancia de permitir suficiente tiempo para que las disposiciones del  marco regulador de las redes de comunicaciones electrónicas y los servicios que se aplicarán y, en consecuencia, controlar su aplicación en la práctica;

k) La necesidad de reducir la brecha digital mediante el desarrollo de programas educativos destinados a mejorar los conocimientos de las TIC y en la prevención y reducción digital de exclusión.

En julio de 2010 los ciudadanos remiten a todos los partidos del arco parlamentario una relación de enmiendas [5] que subsanan el olvido por parte del gobierno de la Directiva 2009/136/CE, de las recomendaciones de la FFII y de la moción unánime del Senado.

Los ciudadanos quieren seguir teniendo confianza en que se aplique la más simple lógica del sentido común y que la mayoría apruebe dichas mejoras pero para seguir aportando transparencia a todo el proceso legislativo los ciudadanos iniciaran una ronda de contactos con cada uno de los miembros del Congreso y Senado a fin de saber cual será su voto a cada una de estas propuestas concretas.

—————————

[1] goo.gl/cbm16
[2] http://www.senado.es/legis9/publicaciones/html/maestro/index_I0559.html
[3] goo.gl/xDME8
[4] http://goo.gl/3zhu2
[5] goo.gl/qI9Xw

RedSOStenible: La lógica del sentido común en la Net Neutrality

Ikea, Telefónica y la Neutralidad de la Red

Copio y pego íntegramente un excelente artículo de Eduaro Mosqueira en su blog con licencia CC by-nc-sa:

——

Hace unos días el presidente de Telefónica se descolgaba con unas declaraciones en las que pedía a los buscadores como Google, que le pagaran por usar sus redes y ganar dinero sin que las telecos vieran un duro. Uno puede entender esas declaraciones como una gañanada de alguien que no conoce el negocio por el que se está moviendo (parece que es más ducho en meter la mano en la caja cuando tiene ocasión) y que, dentro de lo que cabe, es su empresa y oye, por pedir que no quede.

Lo preocupante empieza cuando el Ministro de Industria de este país se posiciona claramente con los postulados de Telefónica, y no solo eso sino que se va a Europa a defenderlos a capa y espada.

El problema surge cuando mucha gente que no sabe de que va el tema te comenta eso de “oye, igual tiene razón que estos de Google se están forrando“, y cuando les intentas explicar algo sobre la neutralidad de la red y como esta medida atenta claramente a la misma y que no se debería discriminar el tráfico por contenido escuchas cosas como “una operación a distancia debería disponer de más ancho de banda que un correo electrónico” leído en el diario Público, confundiendo aqui neutralidad con ancho de banda.

Así que para intentar explicar un poco las cosas se me ha ocurrido esta analogía que quizá esté mas cerca de lo que la gente conoce…

La analogía: IKEA vs. Abertis

(disclaimer: uso los nombres de IKEA y Abertis por ser conocidos, pero todo lo contado a continuación es prácticamente ficción)

Resulta que cuando IKEA se instaló por primera vez en la península lo hizo en Badalona en 1996. Dado lo atractivos que resultan los muebles de IKEA para mucha gente (por precio, calidad y por el gustillo de hacer las cosas uno mismo) pues muchos se decidieron a coger su furgoneta y hacerse una panzada de kilómetros hasta la tienda de IKEA para llenarla a los topes.

Esta gente tiene la posibilidad de ir por una carretera normal o ir por una autopista, por esta última irás más rápido pero sabes que pagarás más, pero el problema no está ahí.

El problema surge cuando Abertis, la principal concesionaria de autopistas de España se da cuenta de que IKEA se está forrando ya que tiene una única tienda en la península y hace que sus usuarios usen sus autopistas para llegar a su tienda. Es decir, desde el punto de vista de Abertis IKEA basa su negocio en sus redes de comunicación, sin las cuales los usuarios no podrían llegar a su tienda, y además lo hace sin pagarle un duro. Por lo que un día su presidente monta en cólera y sale diciendo barrabasadas por televisión. Pero Abertis se olvida de unos pequeños detalles:

  1. Las autopistas de Abertis las ha construido realmente el estado, solo han pasado a manos de Abertis después de un proceso de privatización sobre el cual, como casi siempre, surgen serias dudas de amiguismo
  2. Los usuarios de la autopista no conducen por el gusto de conducir, conducen porque quieren llegar a un sitio. Si IKEA no hubiera abierto una tienda a muchos probablemente ni se les pasaría por la cabeza hacer una panzada de kilómetros en una autopista
  3. Los usuarios de las autopistas sí pagan por circular por ellas, por lo cual Abertis sí se está lucrando con la llegada de IKEA a España

Viendo los puntos anteriores, y si lo pensamos fríamente, tal vez sería más adecuado que Abertis le diera parte de sus beneficios a IKEA ya que con su sola presencia la gente se anima más a hacer kilómetros en sus autopistas.

Pero claro, en esto sale el Ministro de Fomento y dice algo así como que “defiende en la UE que se estudie la creación de una tasa para los fabricantes de muebles” y que “evidentemente si las autopistas recibieran algún tipo de compensación, esos ingresos adicionales serían útiles beneficiosos trasladables a los usuarios“

Y ¿como piensa Abertis conseguir que IKEA le pague por los coches que pasan (pagando, no lo olvidemos) por su autopista?, pues cuando pases por su peaje te preguntarán para donde vas para pasarle la minuta correspondiente a IKEA. ¿Y si IKEA no entra por el aro y no quiere pagar?, pues pondremos un peaje extra para los que vayan a IKEA, o los desviaremos por la cabina de peaje más lenta, para que se chinchen, o los desviaremos por una autopista más larga, etc. Todas estas medidas que acabamos de contar atentarían contra la neutralidad de la vía, es decir, que una vez que estamos dentro de una autopista un coche es igual a otro, da igual su origen, su destino o el número o tipo de personas que viajan dentro, todos son tratados de igual manera por la concesionaria de autopistas.

Se le olvida a Abertis que ella también podría intentar abrir tiendas de muebles, si piensa que tanto chollo es (es más en el pasado parece que abrió una tienda llamada Terra que no tuvo mucho exito), aunque también a IKEA le podría dar por hacer autopistas (bueno, esto no es tan descabellado cuando en Coruña van a pagar el nudo de accesos al polígono en el que se asienta la futura tienda).

Epílogo

En fin, espero que se haya entendido, para no hacerlo más largo os cito el principio de neutralidad de la red tal y como lo pone el bloguero Enrique Dans en su blog:

Los ciudadanos tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquiera otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiable, trazable o analizable en su contenido (como correspondencia privada que es en realidad).

Y luchemos para que entre todos no lleguemos a ver una publicidad de Internet de una teleco en una figura como la siguiente. ¿No se os parece sospechosamente a la publicidad de las televisiones por cable o satélite?. Pues eso es en lo que quieren convertir las telecos a Internet, en una especie de televisión a la carta donde ellos controlen lo que ves y cuanto pagas por verlo.

Ikea, Telefónica y la Neutralidad de la Red

La Neutralidad en la Red y el Modelo de Negocio Digital

Creo que es muy importante aclarar algunos conceptos porque a estas alturas existe mucha confusión, o información defectuosa sobre las implicaciones de las leyes del copyright en el ámbito de la neutralidad en Internet.

A saber por ejemplo, que el problema del copyright no implica sólo a la música. Parece que el debate se centra en qué es bueno para la música y qué no lo es. Centrar la discusión sólo en la música impide ver el problema completo y en su generalidad. Si hablamos por ejemplo de cine las cosas cambian y mucho, y si hablamos de libros, pues los problemas son completamente diferentes. En cambio al ver todo en su conjunto con sus numerosos matices, nos puede llevar a hacernos las preguntas correctas y éstas, por lo tanto a las soluciones correctas.

Lo que trae el copyright actual es una situación que mantiene en la vida artificialmente y en clara oposición a la neutralidad debida a la tecnología, negocios que no se han querido (no que no hayan podido) adaptar por ninguna otra razón distinta de “sencillamente no nos da la gana de hacerlo”. Secretamente, no obstante, saben y muy bien que tienen que cambiar y cuando encuentren el modelo adecuado forzarán que la ley misma cambie para favorecer, bajo su monopolio, lo que antes no dudaron en condenar.

También se habla del necesario “periodo de adaptación”. Creo que nadie discute que ese periodo se está dando justo ahora pero ¿porqué no preguntamos cual es la posición de la industria sobre este periodo de adaptación? ¿Es que no se está experimentando y probando? Lo cierto es que muchos lo hacen y también gran parte de esa industria, pero otra gran parte prefiere sencillamente no hacerlo. Es decir no es que no estemos activamente en ese periodo o no se pueda estar en dicho periodo. Es que algunos, aun sabiendo y conociendo los intentos que se están haciendo lo niegan, arrastrando de paso a los que sí han dado el primer paso valiente de buscar nuevos modelos de negocio. ¿Cual es el problema pues de la negación activa de parte de la industria al necesario cambio que se lleva produciendo desde hace ya unos cuantos años?

Voy a intentar dejar clara la respuesta. En secreto la industria aparentemente inmovilista está a la espera de que no ellos, sino algún otro, realice el modelo de negocio para la era digital por antonomasia. Una vez tenga éxito pasarán a copiarlo, plagiarlo, piratearlo o comprarlo y lo realizarán ellos. Además gozarán de una posición ventajosa labrada gracias a sus actividades de lobby durante años que les permitirá echar a la competencia del mercado.

Mientras, en lugar de hacer algo ellos mismos prefieren dedicarse a condenar e insultar a los usuarios, modificar leyes y comprar políticos para mantener sus antiguas prebendas. Para ellos el periodo de transición, experimentación no existe como tal. Tienen fondos practicamente ilimitados y ninguna necesidad de adaptarse. Esos fondos perpetúan un modelo que se sabe hace aproximadamente siete u ocho años no es válido.

Pero algo tiene que quedar clara a la industria; la tecnología digital no puede acomodarse o esperar a que ellos decidan dejar de atacar a los ciudadanos mientras alguien desarrolla el modelo de negocio que copiarán. De hecho el modelo ya existe. Lo tienen delante, pero no, los márgenes de beneficios ya no podrán ser los mismos que antes. Eso les frena para cambiar esperando cifras mejores. Esas cifras no van a llegar en tanto en cuanto no cambien ya el modelo de negocio y arriesgue canales, intermediarios y copiosos beneficios a corto y medio plazo.

En pocas palabras, la industria tiene que aceptar que estamos ya en esa situación de transición, pero al no hacerlo no dan oportunidad alguna al cambio. Todos miran de reojo al otro a ver qué hace… y al final, cual guerra fría, nadie hace nada. Se frena por tanto la innovación. La neutralidad en la red no existe, porque la ley no trata con neutralidad la tecnología.

Pretender en todo este contexto decidir qué deben hacer los usuarios, qué es correcto o qué no es, no deja de ser un chiste y no muy bueno además, porque en esa extraña enseñanza moral perdemos la esencia y oportunidad de los modelos de negocio que se puedan llegar a adaptar a los modelos actuales de explotación.

Como ya se ha dicho, el uso que se haga de los contenidos en un ámbito fuera del comercial, no debe, no puede ser penado ni criminalizado. Al hacerlo destruimos toda esperanza de futuro para el futuro de esos contenidos y la libertad última del usuario de elegir su propio camino y evolución. No podemos quedarnos con una única imagen, sino que tenemos que ver la película completa. Sólo así se saldrá del oscuro pantano en el que la industria más incompetente, con la complicidad interesada de los políticos, ha metido a la sociedad al completo.


Safe Creative #0808040873178

La Neutralidad en la Red y el Modelo de Negocio Digital