Introducing V of Vendetta

A estas alturas muchos sabéis de mi predilección por V de Vendetta. Ayer volviendo a ver la película en V.O. me impresionó su introducción a Eve. Aquí la encontré en inglés. Una verborrea vivificante:

“Voilà! In view, a humble vaudevillian veteran, cast vicariously as both victim and villain by the vicissitudes of fate. This visage, no mere veneer of vanity, is a vestige of the vox populi, now vacant, vanished. However, this valorous visitation of a bygone vexation stands vivified, and has vowed to vanquish these venal and virulent vermin vanguarding vice and vouchsafing the violently vicious and voracious violation of volition. The only verdict is vengeance; a vendetta held as a votive, not in vain, for the value and veracity of such shall one day vindicate the vigilant and the virtuous. Verily, this vichyssoise of verbiage veers most verbose, so let me simply add that it’s my very good honor to meet you and you may call me V.”

from the screenplay.

Introducing V of Vendetta

Speech de V de Vendetta para la Televisión

Es importante no olvidar lo que está en juego con las políticas de tres avisos y fuera de Internet. Es importante que tengamos en mente lo que nos jugamos con la eliminación de la neutralidad en la Red. Es vital que comprendamos nuestra responsabilidad al continuar votando a los mismos políticos vendidos a las grandes corporaciones aquí y en Europa.

Es esencial no olvidar el mensaje de V de Vendetta, porque nos estamos aproximando a ese mundo que el libro de Moore y Lloyd nos relata, tan extraño nos parecía pero que cada vez más familiar se vuelve.

Y en versión original:

Recordad que lo que está en juego es nuestra libertad y dignidad.

Speech de V de Vendetta para la Televisión

Asesinando Internet

Internet es tal vez la tecnología más importante de los últimos siglos. Gracias a Internet la gente puede tener voz y capacidad de decisión como antes sólo se podía soñar. Gracias a Internet podemos reclamar lo que es nuestro y de lo que hemos sido privados durante siglos: La parte de dominio público que tiene todo aquello que se crea.

Internet realmente está cambiando las cosas y como no podía ser de otra manera, molesta a los aferrados al poder sin control.

Dos grupos de presión y la más vil de las clases políticas en Europa se lanzan por turnos y de forma conjunta a asesinar Internet.

Sarkozy valedor de la industria represiva
Sarkozy valedor de la industria represiva

La parte más visible del lobby es la industria del entretenimiento rancia, que en su desesperada maniobra de mantener vigentes modelos de negocio analógicos en un entorno digital ante su incapacidad de crear nuevos modelos de negocio acordes al a realidad científica presiona para conseguir el asesinato digital de los ciudadanos. Lo llamo asesinato digital porque es lo que es. No me gustan los eufemismos. Desconectar a alguien de Internet por ¿descargas ilegales? es sin duda el equivalente digital al asesinato físico de la persona. Además es una política absurda y suicida que supondrá sin duda el final anticipado de dicha industria. Los ciudadanos no deberíamos aceptar tales insultos a la inteligencia.

Otro lobby es el de las compañias de telecomunicación a las que pagamos nuestras conexiones de banda ancha. Quieren sencillamenta acabar con la neutralidad de la Red para impulsar en competencia desleal sus productos en detrimento de otros posiblemente mejores. Dicen que sus redes de telecomunicación son sus autopistas y hacen lo que quieren. Otra mentira que no deberíamos consentir. Este lobby está aliado con el primero para simplemente ofrecer los contenidos de la primera con sus servicios ocultando toda la realidad digital que hay detrás y que demuestra que otro modo de crear y compartir no sólo es posible, sino que es necesario. Como son incapaces de hacer algo mínimamente bueno u original necesitan hacer trampas que no evidencien su infiníta incompetencia pues harían todavía más el ridículo.

Por último la más vil de las clases políticas que se cree al servicio de los intereses de poder de siempre han visto en la supuesta defensa del copyright la escusa que ni la mismísima lucha contra el terrorismo había logrado. Quieren espiar nuestras comunicaciones. Saber sin control judicial qué, cuándo y cómo nos comunicamos. Quieren acabar con la socialización sobre los contenidos y las opiniones críticas. No les interesa tener ciudadanos accediendo a los contenidos, influyendo sobre los votantes, pensando, siendo críticos, evidenciando la realidad sobre los contenidos digitales y lo innecesario de tantas instituciones políticas. Si Internet es libre ellos pierden su trabajo y su razón de ser. ¡Podría ocurrir que hasta se les exigiese que trabajasen por aquellos que les votan! Por eso se dejan comprar por los lobbys (salvo excepciones que confirman la regla) y así destruir Internet sin dar la cara sobre sus auténticas intenciones.

Todo esto está saliendo adelante en Europa. Una de las batallas más importantes de la guerra por la libertad ha sido perdida. La hemos perdido todos pero sobre todo las consecuencias de permitir el fascismo en Internet la pagarán nuestros descendientes.

Pero la guerra no ha acabado; en realidad apenas ha comenzado, así que hay mucho que tenemos que hacer. Tenemos que usar los servicios de contenidos alternativos, tenemos que crear nuestros propios contenidos libres y tenemos que castigar electoralmente a todos los partidos políticos responsables no sólo de lo que está pasando, sino de lo que ha pasado y no han evitado. No olvidemos que no hacen sino robar del dominio público lo que es nuestro ampliando la “protección” de los derechos de autor. No olvidemos ya de paso que son los mismos que han dado nuestro dinero a los ladrones banqueros que han provocado con su codicia una crisis que ha dejado a millones en el paro y de verdad, no esos que tristemente pierden sus puestos porque ya con frigoríficos no hacen falta fábricas de hielo.

Dejemos de pensar que los políticos van a cambiar. No lo harán hasta que el pueblo les envíe en claro mensaje cada cuatro años; que lo que hacen lo hacen contra los ciudadanos y como tales debemos castigarles una y otra vez hasta que se les quite cualquier tentación de venderse a los más reaccionarios y ridículos de los lobbys. Si no castigamos a los políticos, si no cambiamos nosotros mismos, la culpa es simplemente nuestra.

Hoy más que nunca debemos recordar el cinco de Noviembre.

Safe Creative #0910254750401

Asesinando Internet

V

by SLR Jester CC by
by SLR Jester CC by

Good evening, London. Allow me first to apologize for this interruption. I do, like many of you, appreciate the comforts of every day routine- the security of the familiar, the tranquility of repetition. I enjoy them as much as any bloke.

But in the spirit of commemoration, thereby those important events of the past usually associated with someone’s death or the end of some awful bloody struggle, a celebration of a nice holiday, I thought we could mark this November the 5th, a day that is sadly no longer remembered, by taking some time out of our daily lives to sit down and have a little chat.

There are of course those who do not want us to speak. I suspect even now, orders are being shouted into telephones, and men with guns will soon be on their way. Why? Because while the truncheon may be used in lieu of conversation, words will always retain their power. Words offer the means to meaning, and for those who will listen, the enunciation of truth. And the truth is, there is something terribly wrong with this country, isn’t there? Cruelty and injustice, intolerance and oppression.

And where once you had the freedom to object, to think and speak as you saw fit, you now have censors and systems of surveillance coercing your conformity and soliciting your submission. How did this happen? Who’s to blame?

Well certainly there are those more responsible than others, and they will be held accountable, but again truth be told, if you’re looking for the guilty, you need only look into a mirror. I know why you did it. I know you were afraid. Who wouldn’t be? War, terror, disease. There were a myriad of problems which conspired to corrupt your reason and rob you of your common sense.

Fear got the best of you, and in your panic you turned to the now high chancellor, Adam Sutler. He promised you order, he promised you peace, and all he demanded in return was your silent, obedient consent. Last night I sought to end that silence.

Last night I destroyed the Old Bailey, to remind this country of what it has forgotten. More than four hundred years ago a great citizen wished to embed the fifth of November forever in our memory. His hope was to remind the world that fairness, justice, and freedom are more than words, they are perspectives. So if you’ve seen nothing, if the crimes of this government remain unknown to you then I would suggest you allow the fifth of November to pass unmarked.

But if you see what I see, if you feel as I feel, and if you would seek as I seek, then I ask you to stand beside me one year from tonight, outside the gates of Parliament, and together we shall give them a fifth of November that shall never, ever be forgot.

(c) V de Vendetta

V

Dialogo entre V y Justicia

Hola, querida Dama. Hermosa noche, ¿No le parece?
 Perdone mi intrusión. Tal vez le apetecía dar un paseo. Tal vez sólo disfrutaba del paisaje.
 No importa. Creo que usted y yo deberíamos tener una pequeña charla.
 Ahh… Olvidaba que no hemos sido debidamente presentados.
 Yo no tengo nombre.  Me puede llamar V. 
Señora Justicia… Le presento a V.
V… Le presento a la Señora Justicia.
 Encantado, Señora Justicia.

Buenas noches, V”.

Bien. Ahora ya nos conocemos. De hecho, he sido fan suyo durante mucho tiempo. Oh, ya sé lo que piensa.
“Pobre chico. Se ha enamorado de mi… como un adolescente”.
 Disculpe, Señora. No es nada de eso.
 La he admirado durante mucho tiempo… Aunque solo a distancia. La observaba desde las calles de allí abajo cuando era un niño.
Yo le decía a mi padre: “¿Quién es esa Señora?” Y él contestaba: “Es La Señora Justicia”. Y entonces yo decía: “¡Qué bonita es!”
 Por favor, no piense que era sólo algo físico. Sé que no es esa clase de chica. No, yo la quería como persona, como un ideal.
 De eso hace ya mucho tiempo. Me temo que ahora hay otra…

“¿Qué? ¡V! ¡Qué vergüenza! ¡Me has traicionado por una pícara vanidosa y llorona de labios pintados y sonrisa viciosa!”

¿Yo, Señora? ¡Permítame que discrepe! ¡Fue su infidelidad la me lanzó a sus brazos!
 ¡Ja-ja! ¿Eso la ha sorprendido, no? Pensaba que no conocía su pequeño escarceo, pero no. ¡Lo sé todo! 
La verdad, no me sorprendió en absoluto saber que le gustaban los hombres de uniforme.

“¿Uniforme? ¿Por qué? No sé de que estás hablando, V. Tú siempre has sido el único para mí…”

¡Mentirosa! ¡Zorra! ¡Puta! ¡Niega ahora que te liaste con él, con el del brazalete y las botas militares!
 ¿Y bien? ¿No dices nada?
 Ya me lo parecía.

Muy bien, al fin te has desenmascarado. Ya no eres mi Justicia. Ahora eres su Justicia. Te has acostado con otro.
 Bien, es un juego para dos.

“¡Me ahogo! ¿Qu-quién es ella, V? ¿Cómo se llama?”

Se llama anarquía. ¡Y me ha enseñado que es mejor amante de lo que tu jamás fuiste!
 Me ha enseñado que la justicia carece de sentido sin libertad. Es honesta. No rompe promesas como tú, Jezabel.
 Solía preguntarme por qué nunca me mirabas a los ojos. Ahora ya lo sé.
 Así que, adiós, querida dama. Incluso ahora me entristecería nuestra separación, si no fuera porque ya no eres la mujer que una vez amé.
 Toma. Un regalo de despedida. Lo dejo a tus pies.

Las llamas de la libertad. Que hermoso. Aah, mi preciada anarquía… “Oh, belleza, no te había conocido hasta ahora”.

Desde http://vandalosanonimos.blogspot.com/

El texto es copyright de Alan Moore de V. de Vendetta. Compra el comic, vale la pena.

Dialogo entre V y Justicia

La injusticia mundial y el apatismo social

¿Qué tiene que ocurrir para que los ciudadanos actuemos como tales y pongamos freno a las injusticias que vemos, escuchamos y leemos cada día?

Hay una crisis en marcha desde hace muchos años, la crisis del hambre, de la esclavitud, del fanatismo, pero sólo hablamos de crisis cuando es la que los poderosos han programado para reajustar sus posiciones, para maquillar la realidad de las libertades que nos van a seguir arrebatando.

En Italia Berlusconi pretende destrir las universidades, en Francia  y Gran Bretaña, el modelo neofascista de Sarkozy pretende quitar la conexión de Internet a sus ciudadanos por sólo aceptar la realidad del cambio de la propiedad intelectual en detrimento de modelos de negocio suicidas. En España se favorecen los lobbys de presión que mantienen a la cultura en un permanente estado de secuestro y esclavitud y ministros de mal llamada cultura se permiten amenazar a toda la población con lo que califican como “medidas impopulares”. ¿Acaso nadie siente vergüenza ajena? ¿Será algo impopular al estilo la guerra de Irak de Bush, Blair y Aznar?

Damos dinero a los banqueros millonarios que han robado y robado sin contemplaciones, vemos como un estafador que ha robado millones de dólares elude la cárcel pagando diez millones mientras que hackers son encarcelados cinco años sin haber robado nada, sólo por demostrar la inseguridad de los paranoicos sistemas de seguridad militares (y probablemente salvandonos de un desastre terrible).

Ciertas clases eclesiásticas inundan a la sociedad con mensajes xenófobos, homófobos y parece que debamos tratarlos con respeto unidireccional.

El fascismo, la imposición, el totalitarismo, la negación de la cultura y conocimiento sólo buscan ofuscarnos, alejarnos de la realidad, que los gobernantes, vendidos, ocultan e ignoran los auténticos problemas de una población que de alguna manera se lo ha buscado. Porque seguimos creyendo que harán algo por nosotros. Les seguimos votando y lo cierto es que esto ya no funciona. Gobiernan al pueblo pero sin el pueblo. Todos sabemos cómo acaban estas historias ¿ o tal vez ya lo hemos olvidado para siempre?.

Es el momento de recordar a los gobiernos que son ellos los que deben temernos y no al revés.

La injusticia mundial y el apatismo social

Sarkozy elegido por los franceses

Sobre Sarkozy, elegido por los franceses y ante su actitud hacia los usos y costumbres de los ciudadanos ante las nuevas tecnologías y modelos de negocio, no pretendo culpar a todo el pueblo francés de que fuera elegido. Sí en cambio que lo lógico y coherente es que el mismo pueblo que lo ha elegido sea quien le quite del poder, lo mismo que tiene que ocurrir en Italia con el Sr. Berlusconi.

Los que me conocen bien saben que soy muy poco nacionalista, me considero ciudadano del mundo y lo que pasa en Sierra Leona me parece cercano, lo mismo que lo que pasa en los EEUU, país en el que he vivido durante casi un año seguido, o en Francia. Al final se trata de personas vs. la masa. Y no me gusta culpar a otros de todo porque creo que en el fondo todos somos en mayor o menor medida culpables de lo que pase, por acatar, por darnos por vencidos, por pensar que no podemos hacer nada o simplemente por pensar que es cosa exclusiva de los ciudadanos de otro país.

Creo en el pensamiento crítico y la razón como pilares fundamentales para poder ser libres, pero para eso necesitamos poder acceder y que otros accedan a la información con libertad. En el fondo por eso estoy involucrado en el activismo en la Red, porque creo que la gente no tiene porqué estar de acuerdo conmigo, pero quiero que la gente pueda acceder a los recursos de información que les permita formar su propia opinión y rebatirme, que me equivoco y mucho.

La frase que resume lo que quiero decir está en Julio César de Shakespeare: “La culpa Brutus, no es de las estrellas, sino de nosotros, por consentir en ser inferiores”.
No somos inferiores. Ojalá lo entendamos alguna vez antes.  Este mensaje, por cierto es que repite V de Vendetta una y otra vez.

Tampoco digo nada nuevo si afirmo que no creo demasiado en los políticos porque pienso que están para crear ilusión de elección en la población. Mirad este sketch de George Carlin:
¿Podremos romper la inercia de votante hastiado y sistemático? Es una labor lenta, poco llamativa, pero esencial.

No sé si las cosas cambiarían si los Internautas tuvieramos un interlocutor válido que pudiera ir a Bruselas a hacer lobby. Está claro que para hacer las cosas al estilo político hay que gastar dinero, un dinero que no tenemos. Así que tenemos otra opción, crear nosotros la alternativa real de sostenibilidad de la red y eso pasa por romper las reglas autoimpuestas y avanzar en modelos de gestión cultural adaptadas a la realidad digital. En internet, lo he dicho muchas veces, no podemos jugar con las reglas de “ellos”. No podemos luchar en su terreno, tenemos que traerlos al nuestro, al de internet. Ahí nos movemos bien y podemos romper sus intentos de domesticar el único espacio de libre conversación existente. En Internet es difícil que exista un liderazgo porque la esencia de Internet es el caos y no caben líderes unipersonales. Cada internauta es un líder.

Para acabar una frase de Shakespeare, también de Julio César que resume el problema con el poder y el abuso de los poderosos. Creo que explica muy bien el problema existente con nuestros líderes analógicos: “El abuso de la grandeza existe cuando ésta separa del poder el remordimiento…”

Sarkozy elegido por los franceses