Torrent the “cablegate” de Wikileak filtrado en proveedores de Internet USA?

“El precio de la libertad es el tener que estar siempre alerta”. Wendell Phillips. Abogado Abolicionista.

Estoy en un hotel de larga estancia con conexión gratuita a Internet de baja velocidad y hace unos días puse Vuze, un programa de gestión de Bittorrents (p2p), a funcionar para bajar unos documentos y funcionó sin problema.

Hace unos minutos he intentado bajar la filtración conocida como “cablegate” de Wikileaks mediante un torrent usando el mismo programa. A los dos minutos se me ha desconectado de la red por violación de los términos de uso que especifican, según comentan, que no se permite usar programas P2P. Lo curioso es que no pone nada de P2P en las condiciones de uso y he podido usar P2P mediante Vuze sin mayor problema en varias ocasiones.

Mi única conclusión posible, aunque claro que podría equivocarme, es que se está filtrando esa descarga en concreto. He llamado al servicio técnico y me han restaurado la conexión a condición de que no use el programa de nuevo, pero la inquietud continúa.

Unos proveedores de Internet que filtran por contenidos, que vulneran la neutralidad en la Red la destruirán como tal y en el proceso nos dejarán ciegos, sordos y mudos a unos ciudadanos que por fin estamos viendo las falsas y corruptas democracias en las que vivimos.

Torrent the “cablegate” de Wikileak filtrado en proveedores de Internet USA?

un ACTA contra WikiLeaks

Todos los que leéis este blog, ambos, sabéis que ACTA es hoy en día el principal ataque a las libertades ciudadanas a nivel global. No en vano los lobbys de ciertas industrias de intermediación del entretenimiento, principalmente discográficas que poco a ningún hueco puede ocupar con su actual formato en los modelos de negocio del futuro, gastan cientos de millones en comprar a los baratos políticos mercenarios para aprobar informes como el Gallo Report, made (up) by el “Sarkozy Team”.

ACTA, aunque sea por sus formas evidentemente antidemocráticas, ya debe ser rechazado y punto. No admite discusión por el simple hecho de no haberse discutido en parlamentos. Si no abres la información, no esperes que ciegamente nos pueda parecer bien. El propio sistema nos parece mal porque somos demócratas, por desgracia envueltos en democracias corruptas.

Pero hablando de las consecuencias de ACTA podemos ver lo que puede pasar de implantarse pues representantes de MPAA (la de las películas) preguntan si ACTA podría servir para bloquear, igual que podría hacer con PirateBay, a WikiLeaks.

Y sí, podría hacerlo ¿por qué no? No tiene que ver con el copyright, en absoluto, sino con la libertad de prensa, opinión en información así que ¿qué tiene que ver WikiLeaks con las películas? Lo diré… ¡nada! Pero es un argumento muy jugoso para los gobiernos democráticos fallidos. Es fantástico. Se frotarán las manos como comentan en TechDirt. Es un argumento que convencerá a muchos de esos politicastros que por algún motivo seguimos eligiendo. ¡Ah, que en ACTA no están necesariamente nuestros representantes! Da igual. ACTA, de llevarse a cabo, y todo apunta a que así será, será el fin de Internet como tal y no lo olvidéis: Internet no es algo ajeno, virtual, prescindible; es la expresión digital, aumentada para bien y para mal de lo que ha sido nuestra vida en un entorno analógico. Si acaban con Internet acaban con nuestra libertad y lo peor, con las esperanzas de miles de millones de personas.

Eso sí, que no piensen ni por un segundo que vamos a dejarles ganar sin presentar la más dura de las batallas. Que se preparen.

un ACTA contra WikiLeaks

Si Wikileaks cae

El mundo al revés. WikiLeaks representa probablemente uno de los últimos bastiones del periodismo auténtico al poner en jaque a los poderosos. Un lugar que junto a Cryptome pone contra las cuerdas al abusón, al que sin respetar la legalidad se convierte en el monstruo que dice combatir.

Y cuando un monstruo combate a otros monstruos, por muy justificados que se crean ambos bandos, crean nuevas monstruosidades: Así fue con el talibán.

Pero Internet ha interrumpido el flujo. No obstante los poderosos y sus acólitos arrementen ad-hominem, sin ocultar su apreciación por la bestia que les alimenta en su propio y venenoso -para todos- odio. No ven en cambio, ni condenan, el mal que los documentos muestran, la razón que les quita la razón y los convierte en más afines al radical de lo que jamás hubieran soñado ser.

¿Qué ocurrirá si WikiLeaks cae? Porque podrá caer sin duda. Y si cae ¿qué pasará?

Seamos sinceros, puede que nada, pero puede que mucho. Wikileaks es algo más que un lugar más o menos físico, una web más que se puede cerrar, es un ideal y los ideales lo mueren. Se pueden combatir con la razón, pero cuando la razón está del lado del ideal es imposible de vencer.

He pasado los últimos años conociendo a muchos activistas y detrás de muchos de ellos existe una convicción en la razón y la humanidad que está a prueba de amenazas. Si Wikileaks cae, puede que todo cambie muy rápido y de forma dramática para los poderosos. Es posible que un ataque a Wikileaks desencadene una reacción imprevista y caótica que haga sentir auténtico terror a los que hoy se creen en la cima de su pretendido poder.

Si Wikileaks cae