Un Gallo para ACTA

Los lobbys del entretenimiento no sé si realmente estarán en crisis, a pesar de reportar continuos mayores ingresos de sus empresas, pero lo que es seguro es que gastan mucho dinero para luchar contra sus clientes y potenciales clientes.

Y los cómplices, no lo olvidemos, somos los ciudadanos por seguir votando a sus cómplices, los políticos, que ¡iluso yo! pensaba debían trabajar para el bien de la comunidad. Esos politicastros han votado a favor del informe Gallo, rebatido de forma tan evidente, que votar que sí se convierte en una sumisión a la mentira más obtusa.

Pero es que muchos políticos no trabajan para los ciudadanos, sino para algunas industrias obsoletas, caducas y apolilladas. Más represión, más ofensa y más patentes de corso para los que de otra manera serían, no abanderados de los artistas, que no lo son, sino simples y llanos piratas. Pero de los de verdad.

El informe Gallo, en si un acto claro de piratería, representa un pasito más en favor de Hadopi y ACTA. Ideas, que de no matar la libertad ciudadana definitivamente, la historia acabará situando como ejemplos de la vergonzosa actitud de algunos mercenarios políticos.

Un Gallo para ACTA