Huelga general 14N y huelga de consumo

Se ha convocado y secundaré la huelga del 14 N en defensa de los derechos de los trabajadores y un consumo responsable, aunque para mi economía, en una situación muy precaria suponga un golpe que no sé cómo asumir. Lo hago por coherencia y en solidaridad con todas esas personas a las que los poderes financieros especuladores y causantes de la mayor estafa de la historia de Europa están robado sus trabajos, dinero, dignidad y derechos.

También se ha convocado una huelga de consumo para el mismo día. Es importante el acto simbólico de no comprar ese día, pero he ahí mi reflexión: ¿No sería especialmente importante reflexionar no sobre consumir o no sino en qué consumir y de qué manera? El problema de cualquier acto está en su abuso. Una de las razones de estar en la situación en la que estamos es en basar nuestra felicidad en el acto de consumir por consumir. El hecho de “comprar” se convierte en el objeto circulante y no nos paramos a pensar si realmente eso que consumimos es importante. Tal es la dependencia que nos provoca, que nos metemos en una espiral sin fondo.

No consumamos el día 14 de Noviembre, pero recordemos el día 15 de Noviembre y todos los demás, que debemos ser consecuentes, moderados y sobre todo, debemos reordenar nuestras prioridades y favorecer con nuestra actividad económica a los que más sufren.

Huelga general 14N y huelga de consumo