En respuesta a mi definición de Fe religiosa

A raíz de este artículo en Meneame, y una respuesta a mi comentario aquí, pego la respuesta que he escrito. Aviso que puede contener alguna imprecisión y error. Cualquier cosa a corregir, por favor, decidme:

#20 Si he dicho una falacia, por favor dime de qué tipo. Decir que algo es deshonesto porque no te gusta no implica que necesariamente se trate de una falacia. Yo creo que la Fe religiosa es una fe ciega y es credulidad por definición. Se basa en creer no sólo en ausencia de evidencia que la apoye, sino en creer en ella incluso aunque la evidencia que se muestre la contradiga. De hecho esto se deduce de la propia definición que se extrae de la lectura de los libros religiosos, monoteístas por ejemplo, en la que se valora al creyente por su capacidad de creer en algo especialmente porque no puede verlo ni, en definitiva, medirlo de forma alguna. Y como decía Robert G. Ingersoll “nadie infiere un dios de lo simple, de lo conocido, de lo que es comprendido, sino de lo desconocido, de lo incomprensible. Nuestra ignorancia es Dios; lo que sabemos es ciencia”.

Y con el paso de los años, siglos, eso desconocido, que antes era necesariamente prueba de la existencia de Dios, incluso para grandes científicos, se ha ido descubriendo pasando a ser ciencia. Nada parece indicar que otros aspectos de lo desconocido no se puedan llegar a explicar cuestiones que ahora nos parecen irresolubles.

Sobre lo que englobas como igual a la Fe religiosa, la fe en la amistad, como bien dices se basa en la confianza, en la esperanza y no puedes asegurar que un amigo no te vaya a fallar, pero puedes especular ya que esa confianza se basa en probabilidades, en la propia definición de amistad y la empatía que implica. Nos basamos, en definitiva, en experiencias previas para lanzar predicciones de futuro, como ocurre con la meteorología.  Nos basamos en lo que hemos medido antes en ocasiones similares, experimentado con respecto amigos, en lo que haríamos nosotros como amigos por otros que necesiten de nosotros, construyendo así sistemas para inferir que en el futuro existe una probabilidad más o menos alta de esperar que un amigo o conjunto de amigos pueden actuar de una forma determinada en un contexto de necesidad concreto. No creo que sea comparable a la Fe religiosa. Por ejemplo, alguien me puede intentar convencer de que dentro de unos años aparecerá un amigo, del cual no sé nada hoy – invisible a todos los efectos -, que me ayudará y me rescatará de cualquier problema en el que me pueda meter. Como carezco de cualquier evidencia en ese sentido, y por lo tanto no sé si eso tiene alguna probabilidad medianamente alta de pasar, tampoco voy a poner Fe ciega en lo que esta persona me está diciendo ahora que ocurrirá. Eso, salvando las distancias, es en lo que se basan muchas religiones: Creer en algo improbable como si fuera el eje central de tu vida. Y eso, a mi juicio, es, cuando menos, problemático.

Sobre tu cita sobre los ateos he de decir que me parece una falacia de hombre de paja. Los ateos, como seres humanos envueltos en el devenir de las relaciones sociales y como humanos falibles pueden confiar en sistemas falibles basándose en deducciones, más o menos lógicas, experimentaciones más o menos correctas e hipótesis varias, pero eso ocurre también a las personas que no son ateasen estos aspectos de la vida. Quiero decir, que cuando se habla de ateísmo se habla fundamentalmente de personas que no se creen que existan dioses, seres invisibles poderosos que influyen o podrían influir en nuestra vida y existencia. Como hemos dicho antes, Fe ciega es una cosa, confiar en un sistema político concreto puede demostrarse un error, pero tiene una basa medible y un resultado igualmente contrastable.

Sobre el marxismo me gustaría saber cómo puedes afirmar que la “mayoría” atea creen en ella. Personalmente no te puedo afirmar nada en uno u otro sentido, carezco de datos, pero me gustaría contar con tus fuentes si fuera posible. En cualquier caso sigo pensando que es una falacia de hombre de paja pues, de hecho mis argumentos contra la existencia de dioses, yo si bien no me considero ateo – no me gusta mucho la palabra- como no me creo la existencia de dioses suelo ser englobado en esa categoría, como si supusiera un sistema de creencias, cuando es precisamente lo opuesto (como si calvo fuera un tipo de peinado), no pueden ser rebatidos con referencias a falacias ad hominem y de hombre de paja sino, en todo caso, con otros argumentos.

De todos modos, aunque fuera cierto que la mayoría de ateos cree en marxismo, no veo que eso se pueda comparar a la Fe religiosa. El Marxismo existe, se puede experimentar y se puede demostrar si funciona o no lo hace, con qué implementación, contexto y alcance. Se puede validar que partes funcionan y otras no, como el capitalismo. Son modelos político sociales, económicos y empíricamente demostrables y analizables. Cuando la evidencia muestra que una implementación concreta no funciona sí se convierte en religión si a pesar de ello se niega dicha evidencia. Es por eso que muchos “ismos” para mí, son también parecidos a religiones; cuando no directamente tales. El culto al dinero, por ejemplo, me parece una de las religiones más importantes a las que tendremos que enfrentarnos en algún momento, pero eso es otra historia. Es lo mismo que la religión, es cierto que existe, y se puede estudiar, analizar científicamente, explicar y medir, pero no así la existencia de alguno de los más de 1.000 dioses en los que los humanos hemos creído en algún momento de nuestra historia.

Sobre que el propio “ateísmo fue inspirado sobre la fe ciega de que el Universo siempre había existido” creo de nuevo que estamos ante otra falacia de hombre de paja. El ateísmo es, por definición, el rechazo de la creencia en la existencia de una o varias deidades. No existe, por otro lado, una única ideología o sistema de moral con el que todos los ateos se sientan identificados http://es.wikipedia.org/wiki/Ate%C3%ADsmo. El ateísmo no tiene tanto que ver con cómo se entiende el Universo, que también, sino sobre la relación del pensamiento crítico y su conciliación con la existencia de dioses. Además aunque exista mucha gente que todavía no lo entiende, es fundamental admitir que no podemos pretender saber aquello que no sabemos. La ciencia tiene todavía muchísimo que descubrir y ni tú ni yo, ni nadie puede afirmar el contexto concreto en el que el Universo comenzó a existir. Lo desconocemos, no lo sabemos ni sabremos si lo llegaremos a saber. Eso me parece parte de la maravilla de todo esto. Pero que no sepamos algo, y en virtud de lo expresado anteriormente, no podemos pretender explicar que en el origen de todo hay un dios. Simplemente porque no lo sabemos y si fuera así, si descubriéramos evidencia en ese sentido, estaríamos ante la misma pregunta ¿de dónde salió ese dios? Eso no impide, más bien al contrario, que sigamos preguntando, estudiando por ese origen. De eso se trata al final.

Anuncios
En respuesta a mi definición de Fe religiosa