En pleno siglo XXI

En pleno siglo XXI, y gracias a la tecnología, podemos tener fotos y vídeos de cualquier noticia alrededor del mundo en segundos. Los especuladores financieros, brokers e inversores pueden realizar cientos de miles de compras, ventas, transacciones, por importe de millones de dólares en cuestión de segundos, minutos e incluso décimas de segundo. En cuestión de minutos un país puede ser puesto contra la espada y la pared en relación a su solvencia. En pleno siglo XXI la gente se puede organizar en cuestión de minutos para crear presión sobre sus gobiernos y hacer revoluciones con el fin de que algo cambie. En cuestión de pocas horas el capítulo de una serie recién estrenada puede ser encapsulado, codificado y subtitulado en cualquier idioma y ser accesible a cualquier persona que tenga conexión de Internet en el mundo…

… pero…

… por algúne extraño motivo, si deseas hacer una transferencia de un banco de tu país a otro banco de tu país, el dinero tarda dos días en llegar de una cuenta a otra; en pleno siglo XXI.

Safe Creative #1109300170242

En pleno siglo XXI

Aaron Swartz, activista por el libre acceso a la información arrestado por descargar contenidos

Aaron SwartzAaron Swarth, un conocido activista por la libertad de acceso a la información que trabajó en el desarrollo del protocolo RSS, al cual tuve el honor de conocer hace unos años en Mountain View, ha sido arrestado por haber supuestamente bajado una gran cantidad de artículos y trabajos académicos de JSTOR, un servicio sin ánimo de lucro para este tipo de contenidos. Se calcula que descargó unos 4.8 millones de papers y trabajos de forma presuntamente fraudulenta ocultando su identidad e introduciendo un portátil en el MIT para realizar el proceso. Según dicen, esto hizo que JSTOR, que detectó la masiva descarga de documentos de libre acceso, y tras la caída de varios servidores, cortara el acceso a todo el MIT durante varios días.

Pese a que Aaron Swartz llegó a un acuerdo con JSTOR y les llevó los discos con los contenidos copiados, ha sido el fiscal de los EEUU quien ha ordenado la captura de Swartz por presunto actos ilegales que podrían suponer hasta 35 años de prisión y 1 millón de dólares de multa.

A pesar de que Aaron Swartz se comprometiera con JSTOR a no publicar los contenidos en las redes de pares y que esta última no decidiera acudir a los tribunales, sólo quedaba que el Gobierno de los EEUU, preocupados por las crecientes acciones de ciertas comunidades hacker como Anonymous o LulzSec y Wikileaks, decidiera tomar camino de llevar a una cabeza de turco bien visible a los tribunales como posible muestra de ejemplo de escarnio para todos aquellos que deseamos los contenidos libres.

Tal y como dijo Aaron Swartz en su “Guerrilla Open Access Manifesto”:

“Es el momento de salir a la luz, y en la gran tradición de la desobediencia civil, declarar nuestra oposición al robo privado de la cultura pública,” y añade como objetivo: “Necesitamos descargar las revistas científicas y subirlas a las redes de compartir ficheros.”

Personalmente creo que, parafraseando a Henry David Thoreau, todos deberíamos preguntarnos no porqué ha sido Aaron arrestado, sino porqué no realizamos nosotros mismos acciones análogas a las que ha realizado Swartz en los últimos años y correr los mismos riesgos que él corre para liberar la cultura de forma activa.

Los ideales no pueden ser arrestados, no se les puede detener. No mueren. Y puede que este imprudente y absurdo movimiento del cada vez más desorientado gobierno de los EEUU puede suponer un duro revés a la administración Obama en su peligrosa deriva por contentar a los extremistas del copyright, pues cada vez más y más ciudadanos preocupados por la cultura y la justicia se suman para exigir la inmediata retirada de cualquier cargo contra este activista.

Y de nuevo parafraseando a Thoreau: en un mundo injusto, y las leyes de copyright lo son actualmente, el lugar de los hombres justos es, si no siempre la cárcel, sí al menos la clandestinidad.

Aaron Swartz, activista por el libre acceso a la información arrestado por descargar contenidos

RedSOStenible: La lógica del sentido común en la Net Neutrality

Twitter: RT: Mejoras propuestas por los ciudadanos a la Ley General de Telecomunicacionesgoo.gl/qI9Xw
La lógica del sentido común en la Net Neutrality

La Directiva 2009/136/CE prevé de forma explícita que cualquier medida llevada a cabo por los estados miembros sobre el acceso o uso de servicios y aplicaciones a través de redes de telecomunicaciones debe respetar los derechos fundamentales y las libertades de los ciudadanos recogidas en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales. A su vez, también autoriza a las autoridades nacionales de regulación a fijar una calidad mínima para la transmisión de datos a través de la red y a promover la transparencia y la neutralidad de red en la UE.

En febrero de 2010 la Foundation for a Free Information Infrastructure (FFII) publicó la “Carta Europea de los Derechos Ciudadanos en la Era Digital”[1]
en la que se especifican las medidas concretas para hacer realidad el mandato de la Directiva 2009/136/CE

En Diciembre de 2010 El Senado aprueba por unanimidad una moción [2] que insta al gobierno a

“Modificar de forma urgente, en todo aquello que sea necesario y teniendo en cuenta el marco de la normativa europea sobre comunicaciones electrónicas, la normativa española en dicha materia, a fin de garantizar el cumplimiento por parte de los proveedores de telecomunicaciones que operan en España del principio de neutralidad de la red, asegurando que los paquetes de datos que circulan por sus redes reciban siempre el mismo tratamiento independientemente de su contenido, origen, destino o protocolo, sin que se filtre el tráfico de forma alguna, para privilegiar, limitar o impedir el acceso a determinadas páginas o servicios.”

En Mayo de 2011 se inicia el trámite del  Proyecto de Ley por la que se modifica la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones.[3]

En Julio de 2011 la Comisión Europea publica el borrador de conclusiones del estudio sobre Net Neutrality [4] subrayando:

a) La necesidad de preservar el carácter abierto y neutral de Internet y considerar la neutralidad de la red  como un objetivo político;

b) La necesidad de apoyar la investigación en el área de la neutralidad de la red para mejorar las soluciones innovadoras, la competitividad y el desarrollo de la economía del conocimiento economía basada en él

c)La necesidad de promoción de soluciones innovadoras por los proveedores de contenido y operadores de telecomunicaciones,   en particular a través del nuevo programa marco europeo de investigación (Horizonte 2020),

d) La necesidad de emprender acciones para la realización del mercado único digital para el año 2015, especialmente mediante la eliminación de las barreras que dificultan la prestación transfronteriza de servicios electrónicos;

e) La necesidad de crear formas de mejorar la confianza de los ciudadanos y la confianza en el entorno en línea;

f) La importancia de abordar las cuestiones de gestión del tráfico, el bloqueo, la degradación , calidad del servicio y la transparencia y de permitir a los consumidores  tomar mejores decisiones informadas

g) La importancia de asegurar que los usuarios pueden crear, distribuir y acceder a contenidos y servicios de su elección;

h) La importancia de la aplicación del principio de la neutralidad tecnológica, base de los objetivos del marco regulador de las redes de comunicaciones electrónicas y servicios;

i) Su apoyo a los técnicos y la investigación de políticas para mejorar la eficacia de las obligaciones de transparencia a los consumidores

j) La importancia de permitir suficiente tiempo para que las disposiciones del  marco regulador de las redes de comunicaciones electrónicas y los servicios que se aplicarán y, en consecuencia, controlar su aplicación en la práctica;

k) La necesidad de reducir la brecha digital mediante el desarrollo de programas educativos destinados a mejorar los conocimientos de las TIC y en la prevención y reducción digital de exclusión.

En julio de 2010 los ciudadanos remiten a todos los partidos del arco parlamentario una relación de enmiendas [5] que subsanan el olvido por parte del gobierno de la Directiva 2009/136/CE, de las recomendaciones de la FFII y de la moción unánime del Senado.

Los ciudadanos quieren seguir teniendo confianza en que se aplique la más simple lógica del sentido común y que la mayoría apruebe dichas mejoras pero para seguir aportando transparencia a todo el proceso legislativo los ciudadanos iniciaran una ronda de contactos con cada uno de los miembros del Congreso y Senado a fin de saber cual será su voto a cada una de estas propuestas concretas.

—————————

[1] goo.gl/cbm16
[2] http://www.senado.es/legis9/publicaciones/html/maestro/index_I0559.html
[3] goo.gl/xDME8
[4] http://goo.gl/3zhu2
[5] goo.gl/qI9Xw

RedSOStenible: La lógica del sentido común en la Net Neutrality

Sin aparatitos electrónicos

¿Recordáis como hace no mucho, unos 10 años, puede que poco más, no usábamos Internet apenas? Tampoco había smartphones, twitter o Facebook.

Ahora los aparatitos están tan metidos en nuestro día a día que si pasamos unos días sin ellos, no sólo vemos que no pasa nada por no tenerlos, salvo unos primeros momentos de ansiedad por lo que estará pasando, sino que casi parece que, como comenta un colega de una lista de correo, viajamos en el tiempo a un lugar remoto.

Es difícil evadirse, pero es posible. Pero sobre nuestras cabezas vuela la certeza que por mucho que queramos las cosas ya no volverán a ser igual; ya no serán como antes.

Podemos vivir en el espejismo, como hacen muchos, de que esto es una moda, o que pasará, que todo puede volver a ser como era antes, pero es un error. Una nueva forma de vida ha llegado de mano de una tecnología que avanza demasiado rápido ya incluso para aquellos más predispuestos al cambio.

Sin aparatitos electrónicos

El Derecho de Autor a la luz del Advaita

Día del Libro, celebración que empezó siendo un homenaje a la obra de creación, Día del Libro, y ha llegado a ser un “cepillo de iglesia” para el lobby del copyright, que hizo añadir: “Y del Derecho de Autor”.

 

Para el advaita, (=no dos), una antigua filosofía oriental cuyo estudio te deja suave, sólo existe el Ser: toda la Humanidad como un solo Ser. No sólo la Humanidad; todo lo que existe físicamente ante nuestros ojos, en la realidad del advaita son sólo apariencias, pensamientos o sueños en la Consciencia Infinita. Pero una parte del Ser, semidormido, cree que está dividido y que existe en la multiplicidad de seres individuales que sueña. Si sólo existe el Ser, que seríamos todos y cada uno a lo largo de los milenios, las ideas no se le ocurren a nadie, “ocurren” en el Ser, por lo que el derecho de autor no es sino algo ilusorio y vacío, como todo lo demás. Pelear por los derechos de autor es un absurdo más de los que componen nuestra existencia física, subjetivamente individualizada, en este mundo. En cuanto a la necesidad económica, sí, es claramente una necesidad, y un derecho recibir dinero por el trabajo intelectual. Hay que comer, vestirse, etc; pero llegará alguien, cuyo trabajo además no suele ser de creación sino de explotación de negocio, que diga que su necesidad es tener siete yates, veinte casas, tres aviones… ¿Cómo poner límites? ¿Cómo explicarle a ese tipo que su necesidad es la expresión de una enfermedad? Como indicaba Gloria Fuertes, hay que: “…asediar usureros, y con rara paciencia, convencerlos sin asco”. ¿Tiene alguien la culpa de ser un leproso espiritual? Pero, volviendo al derecho de autor, este texto, excepto las citas, lo han escrito mis manos, al servicio de mi cerebro, órgano donde reside mi mente, que no es sino un aspecto de la Mente, de la Consciencia Infinita, del Ser… el Ser, que soy yo, que eres tú, que somos todos…

Los problemas imaginarios son irresolubles
Citando a El Roto, magnífico y concreto, como siempre

Visto desde el advaita, es absurdo decir “el texto es mío”.Sólo hay un Autor, el Ser. El mismo Ser en el que ocurren las disputas por el Derecho de Autor entre miles de seres que no saben ni comprenden quiénes y qué son.

 

 

Texto para el dominio público

El Derecho de Autor a la luz del Advaita

La razón contra el adoctrinamiento

Por enésima vez el lobby del copyright extremista presenta su clásica guía del buen uso de Internet para niños.

Siempre he dicho que el debate importante será impuesto por precisamente los que, hoy niños y mañana jóvenes serán los adultos en cuyas manos esté el futuro de la sociedad y, porqué no, del “copyright”; un conjunto de leyes ideadas y ya cuestionadas en un tiempo pasado, cuando no existía el componente digital que Internet ha popularizado.

La cuestión del copyright es que parece que hubiera que tomarlo como un todo incuestionable, como un dogma de fe que no admite discusión, o quien lo discute es un hereje, que traducido en lenguaje del citado lobby resulta ser pirata o amigo de piratas. Y no hablamos de los auténticos piratas que las leyes del copyright primitivas pretendieron combatir, los editores y distribuidores, hablamos de criminalizar al ciudadano que actúa sin ánimo comercial.

Pero el copyright en su sentido más amplio no sólo se puede cuestionar, sino que es imprescindible cuesitonarlo. Hay que cuestionar si debemos quitar el “copy” del copyright y dejar todo el debate en el puro ámbito de la competencia deseleal. Debemos decidir si queremos que los chavales que nos sucederán sean estigmatizados como criminales por simplemente comprender que copiar contenidos, distribuirlos y promocionarlos por lo tanto entra dentro de lo razonable, tanto o más que dar un consejo, contar un chiste o relatar un cuento.

La escala es lo que preocupa, pero eso es todo. Se trata de complejos modelos de negocio llevados por personas incapaces, a aparentemente incapaces, de crear nuevos modelos de negocio basado en la superabundancia de capacidad de copia y creación digital.

¿Qué existe un componente digital en el proceso de creación y debe poder ser remunerado de alguna manera? Por supuesto, pero el copyright debe servir en espíritu únicamente para fomentar esa creación, y no necesariamente la sobreexplotación posterior que mantiene en la existencia una industria de intermediarios agonizante y con cada vez menos razón de ser.

Debemos cuestionar no sólo lo que hoy se postula como ilícito sin serlo, sino la vigencia o conveniencia de perpetuar leyes que proscriben cualquier avance en le necesidad de saciar un hambre fundamental, el del acceso al entretenimiento, la cultura y el conocimiento.

 

Safe Creative #1104128959475

La razón contra el adoctrinamiento