La disposición final segunda de la LES adultera el estado de derecho

Vía Carlosues en Filmica:

Hoy se ha prolongado el plazo para que los grupos parlamentarios puedan aportar sus enmiendas a Ley de Economía sostenible y, con ella, la Disposición Final Segunda (anteriormente Disposición Final Primera) que ataca los derechos fundamentales en Internet en favor de lobbies industriales que no quieren reconvertirse. La misma Disposición cuya retirada cientos de miles de ciudadanos han pedido de todas las formas.
Queremos aprovechar esta ocasión para recordar a los diputados que la ciudadanía quiere que se desactive una ley que no ampara los derechos mínimos:

1 – No se puede concebir una ley que afectan intereses particulares y no generales donde el juez no pueda entrar en el fondo del asunto, ofreciendo todas las garantías legales a los ciudadanos y emprendedores que están operando en Internet. Cerrar el acceso a un sitio Web puede devastar la economía de un pequeño y mediano emprendedor. Los ciudadanos no debemos asumir la reconversión de las Majors.

2 – No se deben mezclar asuntos del orden de la competencia desleal, como puede ser lucrarse del trabajo de otro sin que esto repercuta sobre este último, con la libertad de enlazar, citar y compartir, que son la esencia misma de Internet, una herramienta crucial para el futuro.

3 – Es inadmisible que se legisle en favor de un sector económico atrasado en su reconversión a expensas de los emprendedores que están ya implementando las oportunidades de la era digital. El ministerio de Cultura no está a la altura del alcance del problema. Ha invertido un tercio de sus recursos en Industrias Culturales y ahora necesita una Comisión nada imparcial para rentabilizar estos recursos, distorsionando el desarrollo normal de la economía cultural. Antes el ladrillo, ahora la copia. No reproduzcamos una burbuja de los contenidos de entretenimiento.

El respeto y la comprensión de las opciones que ofrece Internet son la salida de la crisis.

La disposición final segunda de la LES adultera el estado de derecho

Sinde no tiene la culpa, es Zapatero y Obama

Me gusta llamar a las cosas por su nombre y siento vergüenza porque en su día yo apoyé formalmente al por ahora Presidente Barack Obama. Hace meses ya que me arrepentí y le retiré cualquier apoyo. Tal vez hubiera sido mejor tener un presidente republicano que al fin y al cabo son más honestos pues van de lo que son.

By Barack Obama CC by-nc-sa
By Barack Obama CC by-nc-sa

Aunque es un secreto a gritos, la disposición final primera de la Ley de Economía Sostenible fue una petición, exigencia mejor dijo, del Sr. Presidente Barack Obama y el Vicepresidente Joe Biden (ex de RIAA) al presidente José Luis Rodríguez Zapatero. A través del ministerio de Economía en manos de personas relacionadas con el lobby de intermediarios obsoletos de la industria del entretenimiento, se creo una ley que supone un golpe mortal y moral al Estado de Derecho. La ministra Sinde es hoy por hoy el peón que recibe todo el calor de la batalla y que a no mucho tardar quemarán una vez la ley que nos pone con un paso en ACTA se apruebe.

US Vice President and RIAA lobbyst Joe Biden by Barack Obama CC by-nc-sa
US Vice President and RIAA lobbyst Joe Biden by Barack Obama CC by-nc-sa

No piensen que no hubiera ocurrido un tandem similar con John McCain y Rajoy, pero al menos hubiera sido todo mucho más honesto y transparente y los demócratas no hubiéramos sentido tan profunda vergüenza, asco y nausea.

Los movimientos ya están dispuestos en el tablero. La palabra armonización suena cual lúgubre graznido de ave carroñera. Francia cortará conexiones a los ciudadanos, Italia impondrá permiso para escribir, publicar y opinar, Polonia filtrará webs de juegos, Australia la web entera para protegernos de webs “pederastas”, España criminalizará la propia naturaleza de Internet al prohibir enlaces de forma arbitraria y todo esto junto será ACTA e Internet dejará de ser lo que por ahora todavía es.

Hemos votado y apoyado a los políticos que por mandato de industrias prostituyen el concepto de derechos fundamentales ignorando las propias conclusiones de la ONU abriendo una brecha para acabar con la discrepancia, la disidencia, la crítica y la privacidad.

Si seguimos votando a esta gente que priva a nuestra sociedad y nuestros hijos de la capacidad de compartir conocimientos, la cultura, la futura innovación y la propia esencia de la libertad y la decencia, la culpa no sólo será de Joe Biden-Obama, Rodríguez Zapatero, SGAE… o Sinde; será sin duda alguna también nuestra.

Safe Creative #1003055695091

Sinde no tiene la culpa, es Zapatero y Obama