BP creative commons y creatividad deshinibida

Acaba de publicarse la noticia de que BP ha abierto una cuenta de Flickr para mostrar las fotografías que trucó junto a las originales. Lo cierto es que da para muchos debates, me refiero a si lo que hicieron con las fotos estuvo mal, si es una maniobra de distracción para que se hable de ésto y no del tremendo desastre ecológico y económico que han producido, etc. No obstante yo voy a hablar de otra cosa que aunque infinitamente más trivial, pues también me gustaría destacar.

Lo primero una de las fotos original y modificada por BP:

by BP America CC by-nc-nd
by BP America CC by-nc-nd

La modificada por BP:

by BP Amercia CC by-nc-nd
by BP Amercia CC by-nc-nd

Y a continuación la foto de la que quería hablar y que aparece en los comentarios de la entrada de Gizmodo:

by IamDexter

Fijaos con atención en un pequeño detalle. Las fotografías que BP America ha puesto en Flickr van con licencia Creative Commons Atribución, Sin Uso Comercial y Sin Obras Derivadas, lo cual, de alguna manera, no deja de ser profundamente irónico por su parte.

La cuestión, uno podría pensar, que la opción de “sin obras derivadas” puede haber sido propuesta para evitar que la gente haga modificaciones a su vez pero eso sencillamente ni se ha tenido en demasiada cuenta y se están empezando a realizar muchas versiones de lo más curiosas, creativas y divertidas. En la del ejemplo se mezcla al mismo tiempo partes de obras creadas con “todos los derechos reservados” con una obra con licencia creative commons. Sería a interpretación de los abogados decidir si es un uso legítimo o no, si se ampara en el derecho a la libertad de expresión como parodia, o si se puede amparar en el fair use de la legislación de copyright de EEUU. El caso es que el trabajo es original, divertido y creativo. La forma de crear que existe hoy en día y que cada vez se va a extender más.

Leyes de copyright restrictivas promovidas por grandes grupos de interés por todo el planeta pretenden frenar esta forma creativa de usar los contenidos. En muchos países el derecho ha cita ha sido prácticamente eliminado, en otros la gente se enfrenta a molestos juicios para determinar si están a salvo por el fair use o no. El caso es que es importante relajar las leyes de copyright para permitir estos usos, estas sátiras, estas críticas tan necesarias; pues son formas fundamentales de expresar las ideas llegando a la mayor cantidad de ciudadanos posible.

No nos podemos permitir unas leyes que pongan trabas a esta forma de expresarse. Es como promover leyes que imponen una mordaza al pensamiento crítico.

BP creative commons y creatividad deshinibida

Una Modesta Proposición

Ahora que los FMIs, los mercados financieros, los poderosos exigen “sacrificios” en forma de recortes sociales, aceptación de cada vez peores condiciones laborales, tengo a bien recordar este interesante texto satírico de Jonathan Swift publicado en 1729 y por suerte devuelto al dominio público. Espero que os guste:

Una modesta proposición:

Para prevenir que los niños de los pobres de Irlanda sean una

carga para sus padres o el país, y para hacerlos útiles al público

Jonathan Swift

Dublín, Irlanda, 1729

Es un asunto melancólico para quienes pasean por esta gran ciudad o viajan por el campo, ver las calles, los caminos y las puertas de las cabañas atestados de mendigos del sexo femenino, seguidos de tres, cuatro o seis niños, todos en harapos e importunando a cada viajero por una limosna. Esas madres, en vez de hallarse en condiciones de trabajar para ganarse la vida honestamente, se ven obligadas a perder su tiempo en la vagancia, mendigando el sustento de sus desvalidos infantes: quienes, apenas crecen, se hacen ladrones por falta de trabajo, o abandonan su querido país natal para luchar por el Pretendiente en España, o se venden a sí mismos en las Barbados.

Creo que todos los partidos están de acuerdo en que este número prodigioso de niños en los brazos, sobre las espaldas o a los talones de sus madres, y frecuentemente de sus padres, resulta en el deplorable estado actual del Reino un perjuicio adicional muy grande; y por lo tanto, quienquiera que encontrase un método razonable, económico y fácil para hacer de ellos miembros cabales y útiles del estado, merecería tanto agradecimiento del público como para tener instalada su estatua como protector de la Nación.

Pero mi intención está muy lejos de limitarse a proveer solamente por los niños de los mendigos declarados: es de alcance mucho mayor y tendrá en cuenta el número total de infantes de cierta edad nacidos de padres que de hecho son tan poco capaces de mantenerlos como los que solicitan nuestra caridad en las calles.

Por mi parte, habiendo volcado mis pensamientos durante muchos años sobre este importante asunto, y sopesado maduradamente los diversos planes de otros proyectistas, siempre los he encontrado groseramente equivocados en su cálculo. Es cierto que un niño recién nacido puede ser mantenido durante un año solar por la leche materna y poco alimento más; a lo sumo por un valor no mayor de dos chelines o su equivalente en mendrugos, que la madre puede conseguir ciertamente mediante su legítima ocupación de mendigar. Y es exactamente al año de edad que yo propongo que nos ocupemos de ellos de manera tal que en lugar de constituir una carga para sus padres o la parroquia, o de carecer de comida y vestido por el resto de sus vidas, contribuirán por el contrario a la alimentación, y en parte a la vestimenta, de muchos miles.

Seguir leyendo “Una Modesta Proposición”

Una Modesta Proposición