Internet y las manifestaciones en la calle

Copio íntegro un comentario hecho hace unos días en Meneame a raíz de esta noticia:

Creo que es muy interesante y que deberíamos reflexionar sobre lo que comenta.

Es de inniyah:

===============

A lo mejor mucha gente se equivoca en el análisis. Creo que en algún momento alguien se dará cuenta de que cada cual se manifiesta como le da la gana. No sé por qué ese empeño en intentar forzar un mecanismo de protesta tan obsoleto como salir a la calle a pegar gritos. Ese es el terreno que los poderes establecidos conocen y controlan, y al que quieren que nos movamos para poder empezar a controlar la situación. Hagamos lo que hagamos para protestar, a los que están en contra siempre les parecerá mal. Tenemos que ir desarrollando nuestros propios mecanismos de protesta, no que nos obliguen a cumplir su manual del perfecto manifestante. Ese lo controlan muy bien, y saben como vencerlo.

Organizar una manifestación, en la realidad, no tiene nada que ver con la democracia, sino con la manipulación mediática y operativa, Todos sabemos que en las grandes manifestaciones se ponen autobuses para llevar allí a diversos colectivos, se les invita a un bocadillo o se tiene un detalle de alguna clase con ellos, se impulsa desde los sindicatos y desde los medios (que también son parte del juego). Muchas veces me da asco esa forma de hacer política manipulativa, y estoy segura de que también se lo da a mucha otra gente. Creo que tenemos que buscar nuestra forma de hacer la guerra, y no que se nos empuje a hacerla en su terreno, aquel que conocen y controlan (controlan las administraciones, los medios, los sindicatos, la policía, etc). Y luego, se establece la batalla real en los medios, con las administraciones de por medio, en base a una guerra de cifras, que ni siquiera son creíbles, pero que realmente no le importa a ninguna de las partes. En la realidad, solamente funcionan las manifestaciones pro-sistema. Pro alguno de los sistemas. Estoy plenamente convencida de ninguna de las manifestaciones a las que he acudido en toda mi vida ha servido para nada.

¿O acaso creen que la gente no se moviliza porque está encantada con nuestros políticos? Para nada, es justo al revés, la gente no se moviliza porque cree que todo lo que rodea a la política es y será una mierda, se haga lo que se haga.

El tiempo dará la razón a quienes piensan que poco a poco la gente asimilará totalmente el borreguismo como algo intrínseco a su cultura, o quienes piensan que acabará siendo una olla a presión que cuando más tarde en reventar, peor será. Imagino que todo el mundo por aquí está familiarizado con V. En V, el grueso de la gente no se mueve hasta que ya es muy tarde. Evidentemente es una metáfora, pero ¿por qué habría de ser diferente? En nuestra historia, nunca se ha solucionado ningún gran problema social de forma razonable, a pesar de que todos se han ido viendo venir en su momento. El cortoplacismo de nuestras sociedades hace que todos los problemas se aguanten hasta el final, y se resuelvan de una forma explosiva.

La verdadera manifestación será en las urnas, aunque intuyo que fundamentalmente será en la línea de mandar toda la política a la mierda y ni siquiera molestarse en votar. Y -espero que me equivoque- tampoco servirá para mucho, todas las candidaturas políticas que tienen alguna opción teórica de cambiar algo están vendidas a los mismos grupos de poder. Al menos es el sentimiento general.

La única lucha que está funcionando ahora mismo, es la desobediencia civil. La Ley Sinde y toda la censura que quieran poner -que es de lo que va el tema- solamente servirá en tanto en cuanto puedan hacerla cumplir. Y, aunque es previsible que en el medio plazo podrán, como han hecho con todo, la batalla ahora mismo es poner todas las trabas posibles. Lo estamos viendo en países como Suecia o Francia, con el auge de las VPNs y las protestas de la policía, o con todo lo que ha pasado para conseguir hacer sobrevivir a WikiLeaks. Esa es la vía que realmente les duele. Todo lo que sea salir a manifestarse en la calle, sinceramente, se la suda, Es lo que les gustaría que hiciéramos. Que estaría muy bien que nos volcáramos todos en una mega-manifestación al estilo V, pese a que mucha gente vivimos lejos de Madrid, cierto, pero eso no es lo que va a hacerles cambiar de idea.

PS: Siento el planteamiento tan desordenado de ideas dentro de este mensaje, posiblemente incluso contradiciéndome en parte a mi misma en algún punto, pero no tengo ni tiempo ni ganas ahora mismo de estructurarlo mejor, con lo que lo he escrito tal cual me ha salido del alma.

=======

Internet y las manifestaciones en la calle

La Realidad de Internet

Mientras afuera llueve y me preparo para salir a tomar un autobús que me lleve al aeropuerto de Granada estoy pensando, meditando, intentando comprender qué es ese entorno digital que llamamos Internet.

En concreto me preocupa el concepto de virtualidad en contraposición a la realidad de la vida analógica que todavía atribuimos a Internet y la Red.

¿Es Internet parte de la realidad? De la respuesta a esta pregunta dependen muchas más cosas de las que podríamos sospechar en un primer instante.

Todavía me encuentro a mucha gente que considera que la vida real es distinta de Internet. ¿Qué es la vida real? Yo creo que Internet forma parte inseparable ya de la vida real y por lo tanto a su manera representa la realidad en si misma. Es distinta, estamos de acuerdo, hay aspectos inherentemente diferentes en las formas y usos de Internet, pero no deja de ser parte ampliada de la realidad de nuestra vida de cada día.

Internet es un entorno que extiende la realidad analógica en una representación numérica de ceros y unos. Expande nuestra identidad de formas antes nunca imaginadas. Como tal tiene riesgos y ventaja.

¿Porqué se piensa en Internet como en algo irreal? Seguramente porque no es fácil asumir la auténtica dimensión y naturaleza de ésta. Internet es esencialmente una herramienta de comunicación que permite compartir el conocimiento. Es tan real pues como un periódico, un libro o una radio. Muchos creen que por que la gente puede mentir y ocultar su identidad, incluso detrás de máquinas que emulan el comportamiento humano, es algo irreal. Nada de ocultar identidad o esconderse es un asunto desconocido en el entorno analógico. Tradicionalmente los seres humanos no hemos tenido grandes problemas en dar una imagen en parte ficticia de nosotros mismos en la calle, en los bares, en la universidad… Pero es que incluso esta misma mentira u ocultación es parte de la realidad. Se oculta la verdad en el mundo analógico y también, tal vez con mayor facilidad, en el digital. De la misma manera es más difícil destapar la mentira en el mundo analógico y más fácil hacerlo en el digital.

Internet es ya parte de los mecanismos por los cuales accedemos y comunicamos información. No podemos considerar Internet algo irreal por estar alojada en lejanas máquinas que representan de forma humanamente inteligible miriadas de líneas de código máquina.

Sólo aceptado Internet de esa manera nos daremos cuenta de lo vital y esencial que es para nuestro desarrollo humano actual y futuro. Más dispuestos estaremos a asumir los riesgos y controlar la parte de nuestra personalidad que queremos compartir con los demás.

Internet forma parte de la realidad ampliando sus horizontes, imbricándose en nuestro propio comportamiento analógico. Es real y es realidad. Por lo tanto hay que medir todo lo relacionado con Internet con algo directamente relacionado con nuestras propias vidas.

Texto by Mario Pena:
Safe Creative #0912015036427

La Realidad de Internet