Dinamarca cede a la presión de la IFPI y censuran The Pirate Bay

La industria del entretenimiento está nerviosa, desesperada y a la defensiva. Pese a todos los avisos de la creciente comunidad internauta, pese a todos los indicadores, pese a todos los consejos, siguen por su camino de confrontación, enfrentamiento y censura. ¿El objetivo? Ningún otro que pretender mantener un modelo de negocio, el de vender DVDs y CDs a precio de oro, en franca y evidente decadencia. No es algo que digamos unos sólo cuantos internautas de los que “queremos todo gratis“, afirmación por otro lado demagógica y falsa, sino que también lo hacen importantes expertos del mundo audiovisual.

Los nuevos modelos de negocio que van surgiendo están relegando a los prepotentes al sitio que la historia les reservará, tal y como ya ocurriera mucho tiempo antes con los fabricantes de hielo, o los conductores de carros cuando se popularizó el teléfono.

No querer ver lo evidente no les hace mejores ni más poderosos. Actuar con prepotencia gracias a sus millones gastados en abogados y asesores de dudosa calidad, no logrará que los ciudadanos pensemos lo que no tenemos mucha más opción que pensar.

El mundo cambia por la tecnología. Si no lo aceptan, mala cosa para ellos. Ahora toca responder a estas maniobras de censura a nivel global, para que Europa no sea baluarte de estas desagradables prácticas, porque convertir un espacio libre y común como Internet en algo controlado y vacío como ocurre en China, Cuba, Arabia Saudí, etc… no es demasiado difícil. Claro que no pensamos tolerarlo.

Dejamos integro el comunicado que ofrece PIRATA:

 ” Una corte danesa ha decidido hoy que el mayor Proveedor de Servicios de Internet (ISP) debe impedir que sus clientes puedan visitar The Pirate Bay,cuenta ComputerWorld.dk. Esto coloca a Dinamarca en la categoría de países con censura junto a Cuba, China, Arabia Saudí y Corea del Norte. La presión proviene del grupo de presión IFPI, la Federación Internacional de la Industria Fonográfica.

El principio de censura aplicado se parece al existente en los regímenes de China, Corea del Norte y Arabia Saudí, dice Rick Falkvinge, líder del Partido Pirata Sueco. Ésta represión se realiza con el fin de impedir que los ciudadanos participen en el conocimiento y la cultura. Eso es lo que se esfuerza en conseguir el lobby de la industria mediante la censura, y nos afecta en sobremanera a la sociedad, pues ataca a los pilares fundamentales de la democracia.

“No sé que es peor; que los ciudadanos de Dinamarca ahora se someta a una censura de Internet según qué compañía les provea el servicio, o que muchos músicos independientes y bandas que se publicitaban a sí mismo por medio de The Pirate Bay como medio alternativo han perdido de un plumazo esa posibilidad”, dice Falkvinge. Puede que ésto último sea precisamente lo que los miembros de IFPI intenten conseguir.

Reporteros sin Fronteras publicó recientemente en forma de mapa aquí una lista de países que censuran Internet en la se incluyen Cuba, Burma, Corea del Norte y China. Tras ésta sentencia, Dinamarca puede añadirse a ésta lista.

La teconología cambia a la sociedad. Siempre ha sido así. Y en cada parcela tecnológica ha habido una lucha por aquellos que anteriormente la controlaban para retener el control. No obstante la decisión de la corte danesa llega más lejos de eso pues está dirigida a desmantelar una sociedad libre.

Éste tipo de medidas nunca son completamente efectivas para censurar la red. Afortunadamente para los piratas daneses, es trivial saltarse el filtrado impuesto a The Pirate Bay, basta con usar unos servidores de nombres distintos a los ofrecidos por su ISP.

Fuente: PRESSMEDDELANDE: anmark censurerar internet – blockerar The Pirate Bay (Pirat Partiet)

Comité Sectorial de RRPP”

—-

Dinamarca cede a la presión de la IFPI y censuran The Pirate Bay