Se aprueba como estándar el formato OOXML

Leo esta noticia en Tuxpepino y pese a que ya la conocía, me parece muy revelador algunos de los datos que mencionan.

Aparte del texto y los comentarios de algunos importante personajes, es revelador que la Comisión Europea esté investigando el proceso que lleva meses salpicado de irregularidades, denuncias y despropósitos de todo tipo.

Mucho se ha hablado y más se hablará del tema, pero por alguna extraña razón me he acordado de un capítulo de los Simpson, en el que Lisa va junto con su familia a Washington para descubrir el nido de corrupción putrefacta que representa.

En el capítulo y al más puro estilo de los finales forzosamente cambiados de algunas películas de William “Wild Bill” Wellman para que fueran positivas enseñanzas morales en plena depresión, el capítulo de los Simpson de forma sarcástica demuestra que el sistema funciona, que la corrupción acaba siendo descubierta y combatida.

Por desgracia eso funciona en los dibujos, pero en la vida real mucho me temo que no es así.

Mucho se ha hablado sobre los procedimientos e intenciones de la poderosa Microsoft. Sabemos bien los intereses que están en juego y las capacidades económicas de ciertas grandes empresas para “favorecer” ciertos apoyos.

Poca honestidad y mucha corrupción conocida y manfiesta y ningún poder real que se oponga. Mientras el pueblo viva ignorante, más ignorante será gracias a estas prácticas que buscan precisamente eso, imponer criterios monopolísticos.

Pero recordemos que esto es una batalla, que nuestra ventaja sobre poderosas super-empresas, se basa en que nosotros estamos aquí por convicción ética y lo hacemos pensando en nuestros hijos y en el futuro del mundo. No podemos ser sobornados porque si eso ocurriera estaríamos muertos por dentro. La guerra sigue y seguiremos luchando y muchos vendrán detrás. De hecho la guerra la han perdido ellos, aunque ni ellos ni nosotros los sabemos todavía.

Hay que seguir peleando por los formatos abiertos porque si no, parafraseando a Lisa Simpson, viviremos en un mundo libre para nadie.

Se aprueba como estándar el formato OOXML