Probando Photo Dropper

Gracias a 86400.es descubro Photo Dropper, un plugin que había soñado y que existe y funciona de maravilla. Sin duda mi sección de la fotografía copyleft de la semana será mucho más fácil de publicar ahora.

Se trata de un plugin para wordpress que integrado en la edición de posts, permite buscar imágenes con licencias CC mediante tags para insertarlas en los artículos.

El mecanismo es muy sencillo. Una vez instalado y activado el plugin, basta con buscar las imágenes por tag, seleccionas el tamaño de la imagen que hayas elegido y te pone ésta en el artículo junto con los créditos de autoría, licencia y el correcto enlace a la imagen original en flickr.

The Tree of Hypatia
Creative Commons License photo credit: Oneras [free Tibet]

En la prueba que muestro he seleccionado una de mis fotos.

¡Genial!

Probando Photo Dropper

Cómo circular en una rotonda

Es llamativo ver cómo cada día se montan auténticos colapsos en pequeñas rotondas y todo porque la gente, en general, ha olvidado cómo se debe circular por este tipo de vías.

En realidad la forma correcta es sencilla y conviene recordarlo de vez en cuando antes de ponerse a pitar a alguien que precisamente lo está haciendo bien, como suele ser más que frecuente.

En la rotonda tipo, aquella con cuatro salidas/entradas, hay tantas posibilidades de circulación como salidas, es decir, cuatro.

Si tomamos como ejemplo una rotonda coincidente con los puntos cardinales, en la que entramos por la vía sur (la de abajo) podemos ir al este, norte y oeste.

Caso 1: Salir por el este. En ese caso marcaremos al entrar en la rotonda con el intermitente derecho y nos arrimaremos siempre al carril más exterior de la rotonda. Saldremos en cuanto lleguemos a este carril este.

Caso2: Salir por el brazo norte. O como si fueramos recto. En este caso dependiendo del número de carriles de entrada (que suelen ser dos, pero que en el diagrama son tres) iremos por el del medio (en caso de tres) o en le de la dercha (en caso de dos), no marcaremos nada al entrar, pues nuestra intención es ir recto, pero avisaremos en el momento de llegar al brazo norte marcando a la derecha (para que sepan que salimos). También iremos pegados al carril más exterior si hemos entrado por un brazo de dos vías y progresivamente iremos pasando del carril medio al más exterior en una entrada de tres.

Caso 3: Salir por el brazo oeste. Iremos ya pegados al carril de entrada más interior (izquierdo) y entraremos en las zonas más interiores de la rotonda. Marcaremos con el intermitente a la izquierda al entrar y mientras pasemos a la altura de las salidas este y norte; tras pasar la norte marcaremos a la izquierda e iremos incorporándonos progresivamente (con permiso de los otros vehículos que circulen por su carril) al carril derecho para salir por el brazo oeste.

Caso 4: Salir por el brazo sur. Es decir, rodear toda la rotonda y salir por donde hemos entrado. Actuaremos como en el caso 3. Pegados al carril de entrada más interior, marcando a la izquierda durante el paso a la altura de los brazos, este, norte y oeste y circulando por el carril más interior. Tras pasar a la altura del último desvío que no tomamos, nos incorporaremos progresivamente con permiso al carril más exterior de la rotonda, marcando con el interruptor derecho hasta salir por el lugar deseado.

Notas: Conduciendo se logra mucho más siendo cortés y respetuoso con los demás que gritando e increpando. La gente se puede equivocar, pero es bueno no perder los nervios y ceder el paso incluso aunque tengamos preferencia, pero pensemos también en los que vienen detrás.

Respetar la distancia de seguridad y los límites de velocidad salva vidas, la tuya, la de tu familia y la de los demás.

Los intermitentes están en los coches para ser usados. Mucha gente no los usa, igual porque piensan que se gastan, pero se funden más por no usarlos que por emplearlos correctamente. Además, usar intermitentes previene muchos accidentes.

Cómo circular en una rotonda