Audi R8 en Ironman, la película

(Este no es un análisis patrocinado)

Hace unos pocos meses vi un vehículo impresionante en un parking. Era un Audi, pero desde luego que no se parecía a ningún Audi que hubiera visto por la calle antes. Tuve que asegurarme mirando con perplejidad los cuatro círculos unidos del logo de la marca. Era negro y casi daba miedo. Era un superdeportivo, un vehículo, una máquina llamada Audi R8. Como hace mucho tiempo que ya no sigo el mundo de los coches, no tenía ni idea de que ese vehículo existiera y al verlo me quedé impresionado.

Audi R8

Creative Commons License photo credit: CraigGrocott

Lo primero que pensé fue ¿pero estos de Audi en qué están pensando para hacer esta máquina? El motor central cubierto por un cristal al más puro estilo de Ferrari no dejaba lugar a dudas. Audi había creado una máquina capaz de competir con los superdeportivos de lujo. Al parecer no sólo compite sino que se muestra como claro ganador en muchas comparativas.

No volví a ver ni saber nada de ese aparato hasta saber de la campaña de Audi R8 en la película de Ironman. Por muchos motivos me he decidido a hablar de esta campaña que nos han contratado en Zync.es. Bueno, muchos motivos no, apenas tres, pero importantes. A saber, me gustan los coches, me gusta el cine y me gusta la idea hablar de la publicidad dentro de las películas. El problema es que no sé por dónde empezar.

Así que he tirado los dados y tras mostrar este video promocional de Audi R8 en Ironman, hablaré primero de la película.

Seguir leyendo “Audi R8 en Ironman, la película”

Audi R8 en Ironman, la película

Esa gentuza de las promotoras que ahora y sólo ahora piden que alguien haga algo

Unos seres viles y repugnantes que han empujado con su avaricia a miles de familias a la miseria de una u otra manera. Y con sus orondas barrigas, sentados alrededor de manteles de lujo piden ayuda en nombre de lo que ellos han arruinado para seguir engordando sus cuentas bancarias en paraísos fiscales.

Me repugna que esta gente que a buen seguro no perderán su empleo y sustento ahora se jacten de que piden “valentía” al gobierno. Esta gente debería avergonzarse y si existiera justicia, alguno deberían acabar entre rejas. En una cárcel especial de reciente construcción.

Y los que nos hemos tragado el cuento de la lechera, espero que hayamos aprendido.

Esa gentuza de las promotoras que ahora y sólo ahora piden que alguien haga algo