La respuesta del miedo

La Cena del Miedo es un interesante relato por Amador Fernández-Savater en el que nos cuenta su experiencia tras una cena a la que fue invitado por el Ministerio de Cultura junto a varias personas del sector de la industria del entretenimiento. Recomiendo encarecidamente leer dicho artículo.

La percepción general que tuvo fue que simplemente se respiraba miedo y que miedo al más puro estilo Patriot Act de USA es lo que quieren para los usuarios. Los que legislan demuestran pues un desconocimiento y desprecio profundo por la realidad de Internet y sus usuarios. Repiten como mantras sus propios memes del “todo gratis” que personalmente no comprendo.

Ven amenazas y peligros dónde una mente despierta e innovadora ver posibilidades y desafíos llenos de oportunidad.

No es extraño pues que traten de crear petachos como la Ley Biden-Sinde y que en el futuro tengamos más de lo mismo, alejándose el poder político más y más y tal vez de forma irreversible de una sociedad que está lentamente despertando de su letargo.

Al menos hay que reconocer que hay quien al menos piensa un poco sobre el tema, aunque las ausencias de crítica al motivo real de porqué la ley Biden-Sinde debe ser rechazada, sea obviada.

Safe Creative #1101128245140

La respuesta del miedo

Mi carta a los senadores contra la ley Biden-sinde

Enmarcada en la iniciativa de RedSOS, he redactado y enviado esta carta a los senadores, si bien muchas de las direcciones parece que están fallando:

——-

Apreciado Sr./ra Senador/ra,

Quería llamar su atención sobre la reintroducción de la “ley Biden-Sinde” en la Ley de Economía Sostenible.
En primer lugar quiero señalar que no les he votado ni lo haré. Soy uno más de los cientos, miles de personas total y absolutamente desencantado con gran parte de la clase política. Mi decisión ya está tomada, pero está en su mano hacer que muchos puedan cambiar de opinión.

La Ley Biden-Sinde, ordenada por los EEUU, nación con derecho anglosajón en el que se basa el copyright, y que es bien distinta de la ley continental de derecho de autor, otorga la posibilidad de cerrar webs administrativamente sin que un juez entre en el fondo del asunto; el de enlazar contenidos que pueden o no vulnerar derechos de explotación, cosa que hoy por hoy, tal y como avalan la mayor parte de las resoluciones sobre el asunto es, guste o no, legal.

Al eliminar de facto al juez del proceso de verificación de infracción, se ningunea a esos jueces y la propia constitución. Se elevan además las vías analógicas de ingresos de algunas industrias de intermediación al nivel de derechos fundamentales, lo cual es un error ético, un despropósito moral y una amenaza directa a la innovación, ergo un inmenso problema para tantos autores y trabajadores de la industria del entretenimiento que tanta necesidad tienen de que los gestores de las grandes corporaciones exploren modelos de negocio sostenibles para la futura e imparable era digital que ya está llegando para quedarse.

Nadie duda de los derechos humanos a crear cultura y acceder ésta cultura, por eso mismo es preciso rechazar estas leyes, que lejos de servirnos a los creadores al ser inútiles para la excusa declarada convirtiéndose en el paso previo a la persecución del ciudadano por copiar, son en verdad un caballo de Troya contra la línea de flotación de la libertad de expresión. Recordemos que enlazar es fundamental en Internet en general y en España en particular para ejercer la libertad de expresión tras la destrucción de facto del derecho a cita en la última modificación de la Ley de Propiedad Intelectual. Forzar la percepción de posible ilegalidad por enlazar sin que los jueces entren en el asunto, fomentará sin duda leyes que lo limiten, dañando el tejido propio de las libertades civiles.

Muchos somos conscientes, como ustedes, del problema que cierta parte de la industria de intermediación como distribuidoras y discográficas están sufriendo por culpa de su propia inacción ante la realidad digital, pero eso no debe ser motivo para violentar el estado de derecho y las libertades fundamentales. Muchos creadores, ciudadanos e internautas hemos estado siempre dispuestos a dialogar y ayudar a comprender y solucionar los desafíos que la era digital ha provocado en aquellos negocios que hoy están en clara decadencia por innecesarios o inadaptados. Lamentablemente la respuesta a nuestra oferta siempre ha sido la ofensa y el insulto gratuito.

Por todo esto le pido, por favor, que rechace la “ley Biden-Sinde” de la Ley de Economía Sostenible.

Cordialmente,

Mario Pena
DNI: xxxxxxxxxxxx

Mi carta a los senadores contra la ley Biden-sinde