Algunas frases de Les Luthiers

* El amor eterno dura aproximadamente 3 meses
* No te metas en el mundo de las drogas… Ya somos muchos y hay muy poca
* Todo tiempo pasado fue anterior.
* Tener la conciencia limpia es síntoma de mala memoria.
* El que nace pobre y feo, tiene grandes posibilidades de que al crecer…se le desarrollen ambas condiciones.
* Los honestos son inadaptados sociales
* El que quiera celeste, que mezcle azul y blanco.
* Pez que lucha contra la corriente, muere electrocutado.
* La esclavitud no se abolió, se cambio a 8 hs diarias.
* Si la montaña viene hacia ti… Corre! Es un derrumbe.
* Lo importante no es ganar, sino es hacer perder al otro.
* No soy un completo inútil… Por lo menos sirvo de mal ejemplo.
* La droga te buelbe vruto.
* Si no eres parte de la solución…eres parte del problema.
* Errar es humano…pero echarle la culpa a otro, es mas humano todavía.
* Lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe.
* Yo no sufro de locura… la disfruto a cada minuto.
* Es bueno dejar el trago, lo malo es no acordarse donde.
* El dinero no hace la felicidad…la compra hecha!
* Una mujer me arrastró a la bebida…Y nunca tuve la cortesía de darle las gracias.
* Si tu novia perjudica tu estudio, deja el estudio y perjudica a tu novia.
* La inteligencia me persigue, pero yo soy mas rápido.
* Huye de las tentaciones… despacio, para que puedan alcanzarte.
* La verdad absoluta no existe…y esto es absolutamente cierto.
* Hay un mundo mejor, pero es carísimo.
* Ningún tonto se queja de serlo. No les debe ir tan mal.
* Estudiar es desconfiar de la inteligencia del compañero de al lado.
* La mujer que no tiene suerte con los hombres…no sabe la suerte que tiene!
* No hay mujer fea, solo belleza rara.
* La pereza es la madre de todos los vicios y como madre… hay que respetarla.
* Si un pajarito te dice algo…debes estar loco pues los pájaros no hablan.
* En cada madre hay una suegra en potencia.
* Lo importante es el dinero, la salud va y viene.
* Trabajar nunca mató a nadie…pero, para qué arriesgarse?
* No te tomes la vida en serio, al fin y al cabo no saldrás vivo de ella.
* Felices los que nada esperan, porque nunca serán defraudados.
* El alcohol mata lentamente…No importa, no tengo prisa.
* La confusión esta clarísima.
* Mátate estudiando y serás un cadáver culto.
* Lo triste no es ir al cementerio, sino quedarse.
* Hay 2 palabras que te abrirán muchas puertas:”Tire y Empuje”
* Para que tomar y manejar si puedes fumar y volar?
* Dios mío dame paciencia…Pero damela YA!
* De cada diez personas que miran televisión, cinco son la mitad.

Algunas frases de Les Luthiers

Reflexión tonta del día: el +1 vs el +100

…o +1.000 ya puestos.

Siempre he pensado que cuando alguien responde a un correo, un un twitt con un +1, lo que hace es sumarse o apoyar la propuesta expresada en ese correo o mensaje corto. Es como decir, yo también apoyo lo anteriormente dicho o propuesto. ¿Qué intentamos decir cuando en lugar de un +1 -por nosotros- ponemos un +10, o un +100. o un +1.000?

Aquí algunas propuestas que se me ocurren:

  •  Que estamos autorizados por otros a votar en su nombre. Siempre curiosamente sumando 9, 99, 999, etc. a nuestro propio apoyo. ¿Porqué no puede ser un +18, o un +3.987?
  •  Que nos consideramos tan superiores que nuestro voto cuenta mucho más que el de otras personas (al estilo de algunas forma de votar en democracia). Osea, que valemos por 10, o por 100, o por mil personas corrientes y molientes. Y de nuevo ¿porqué nunca nadie vale por 2, o 7,5, o por 1,3? ¿Podría ser a la inversa y hacer un +0,5 si nos consideramos a nosotros mismos como poca cosa? Si esto es cierto ¿cómo es que a veces valemos 1, y otras 100 y otras 1.000? ¿Según cómo de grandes nos sintamos en ese momento o por algún cálculo de karma tipo Meneame o Klout?
  • Creo que la buena, aunque tal vez me equivoque, es que es una forma de decir que apoyamos enérgicamente la propuesta, pero me viene irremediablmente a la mente la escena en la que el personaje de Demi Moore en “Algunos Hombres Buenos” “protesta” y como “no ha lugar”protesta enérgicamente”, y el juez le recuerda que ya ha tomado nota de su protesta, pero que sigue “no ha lugar”. También me recuerda eso de que es sencillamente imposible estar de acuerdo con algo más allá del 100%, o estar más del 100% productivo y cosas así. El 100% de nuestro apoyo es un +1 traducido (+1 signfica un voto de una persona). Un +10 nos haría estar de acuerdo un 1.000%, algo totalmente absurdo ¿no?

En fin, seguramente es tan absurdo como esta reflexión.

Big C Seal of Approval!

Reflexión tonta del día: el +1 vs el +100

La SOPA tal vez no esté tan mal

Veamos, ya es hora de pensar en otros términos sobre la famosa SOPA y la PIPA de la que tanto se habla desde hace unos meses. Tal vez no esté tan mal al fin y al cabo.

En cierto modo tenemos que admitir que, como dicen los que impulsan esta ley, ”internet es el oeste salvaje, una utopía de libertad sin fronteras para la decencia o el respeto”. Con tan sesuda reflexión no podemos sino estar de acuerdo. Sobre todo los que cada vez peinamos más canas.

¿No les incomoda que cada poco tiempo tengamos que adaptarnos a un nuevo gran proyecto web? ¿No era todo mucho más sencillo antes? ¿No estábamos ya más que repletos de novedad con MySpace como para que luego nos tuviéramos que adaptar a Facebook y Twitter. Y ahora nos tenemos que hacer con Google+ y con tantas otras cosas que se cuecen.

Cansado estoy ya del Spotify o Grooveshark de turno, o el dichoso iTunes que no hay quien deje de ver en cualquier lado en el que se habla de negocio musical.

Es hora de parar esto y pararlo ya. Dejar Internet quieta es imprescindible.

Honestamente, los grandes proyectos como Youtube, Twitter, Facebook o Wikipedia es poco probable que sean tocados por SOPA,  sobre todo tras la campaña de amenazas que han lanzado éstos, pero sí que ya no podrán aparecer nuevos proyectos que les hagan sombra y más importante, nos obliguen a cambiar nuestras costumbres y prioridades… una vez. y otra vez, y otra… Que algunos cientos de miles de usuarios pierdan muchos de sus contenidos online, es un pequeño precio que tendrán que estar dispuestos a pagar por el bien de los negocios basados en modelos de escasez del siglo XIX.

Dicen que la innovación es importante, pero puede ser una auténtica locura si nos obliga a plantearnos nuevos conceptos cada pocos años, cuando no meses.

Internet y la tecnología avanzan demasiado rápido para nosotros y lo mejor es frenar de golpe, aunque eso implique que muchas cosas desaparezcan y otras muchas no lleguen a nacer. De eso se trata, de pararlo todo y de que los que realmente saben sigan con su negocio como si esta locura jamás hubiera existido.

Es imprescindible que sean Sony, Disney, Universal Music, News Corporation y similares los que impongan de forma clara qué es lo que debemos consumir, cuándo y sobre todo cómo ¡pagando cada vez!

Eso del libre pensamiento, de los canales alternativos de flujo de información, de la socialización de la tecnología y el proceso creativo no es más que comunismo camuflado y bien sabemos lo importante que es mantener en forma el capitalismo especulativo que tan buenos resultados ha dado en los últimos años para enriquecer a unas cuantas cabezas privilegiadas.

Son muchos los puestos de trabajo que están en juego si no se aprueba SOPA, ACTA, PIPA, LEYSINDE y similares. Piensen en los pobres abogados que cobran 800 dólares la hora, en los lobbys que tan duro trabajan manejando cientos de millones de Washington, Bruselas o Madrid. Piensen, en definitiva la de gente que en las grandes empresas deberían tener que empezar a trabajar de nuevo para hacer algo diferente y abandonar su siempre quejumbrosa costumbre de evitar todo cambio.

Paremos Internet, que ya ha ido demasiado lejos. Dejemos que sólo canten los artistas que esas grandes empresas dicen que son los que hay que escuchar.

Con el tiempo nos daremos cuenta que sólo pueden reírse las personas que tengan la mejor risa, y esa es la de aquellos que acumulan el dinero de todos.

 

Si quieres saber más, visita este enlace de “perros con flautas”: http://americancensorship.org/

(function() {
var proto = ((“https:” == document.location.protocol) ? “https:” : “http:”);
var url = proto + “//sc-widgets.s3.amazonaws.com/scLabelLoader.js?”;
var d = new Date();
var ts = d.getYear()+””+d.getMonth()+””+d.getDay()+””+d.getHours();
url += ts;
document.write(unescape(“%3Cscript src='” + url + “‘ type=’text/javascript’ charset=’utf-8’%3E%3C/script%3E”));
})();

SCLabelLoader(‘1112180761707′,’0709270000528’,{“layout”:”box”,”locale”:”es”,”showDownload”:false,”logo”:”safecreative”});

La SOPA tal vez no esté tan mal

Culpable de tener cuatro gatos tuiteros

Lo confieso, soy culpable. De tener cuatro gatos tuiteros. Durante varios años he criado a cuatro gatos especializados en usar el tuiter y el feisbuc. No sólo son gatos, de color negro para más inri, sino que además son delincuentes, con parche en un ojo, antidemócratas, antisistema y anti todo lo que se menea, especialmente si tiene plumas o parece un ratón.

Yo siempre había pensado que para que exista una democracia sana era necesario que los ciudadanos sean eso, ciudadanos, cabales, bien informados, críticos, pero no, los ciudadanos deben acatar lo que diga la mayoría, aunque esa mayoría parezca tener atributos más parecidos a los de zombies que otra cosa. Así que los ciudadanos deben perder, según algunos, el derecho a protestar si esa protesta contraviene a la de la mayoría. En consecuencia no debe haber nunca una minoría ni la más mínima protesta. Si no son mayoría, si no representan a nadie, es decir, si no son apoderados de otra persona, no pueden hablar. Representarse a uno mismo simplemente no vale salvo que sea cuando se va con una papeleta cada cuatro años en principio dando carta blanca para que los gobiernos elegidos hagan lo que les de en gana, estuviera o no en su programa electoral sobre todo si El Tio Sam así lo ordena.

Los que crean que en democracia la gente tiene derecho a expresarse por si misma, se equivocan. La definición de democracia y antidemócrata es la de uno de un lobby. Cualquiera que contradiga esa opinión es, en consecuencia, un antidemócrata. Así cerramos el círculo.

Así que yo ya no opino, no pienso. ¿Para qué? Dejo que mis gatos sean los que escriban como locos por el tuiter y por el feisbuc. Son los responsables de que gobiernos enteros cambien, que se retrase por unos minutos leyes que se burlan de los jueces y la separación de poderes, son los responsables antidemócratas de representar la opinión prohibida de aquellos que, paradógicamente, resultan ser más ciudadanos que otros que se limitan a defender aquello por lo que han recibido el cheque de turno. He intentado separarlos de los teclados, pero arañan. Me da miedo cómo podrían responder si dejan de poder usar el intrené ese del demonio.

Culpable de tener cuatro gatos tuiteros