Ya puedes registrar en Safe Creative todos tus posts originales según se publican gracias al feed RSS

Ahora ya puedes registrar todos tus posts originales según los publicas. Gracias a la posibilidad de introducir el feed RSS de tu blog en Safe Creative, se irán añadiendo a la lista de tus obras registradas de forma automática.

Sólo tienes que preocuparte de no registrar (o borrar) aquellos posts que no sean originales tuyos.

Funciona de una manera muy sencilla. Entra en tu cuenta de Safe Creative en “Mi cuenta”, da de alta, si no tienes ya, un perfil de registro apropiado para tu blog (en el perfil pones un nombre identificativo, tipo de obra y tipo de licencia básicamente). Una vez hecho esto ya puedes pasar a dar el feed de tu blog de texto en Safe Creative.

También en “Mi Cuenta” verás la opción de “Feeds de registro”. Añade un feed de obras. Rellena los campos y ten en cuenta que registra texto por lo que si incluyes fotos en el post éstas no se registran, pero puedes dar de alta feeds específicos que llevan adjuntos, como los feed de fotos de flickr o zooomr.

Al añadir el feed el sistema crea un código html o código alfanumérico que tienes que poner en tu blog para verificar que eres el dueño de éste. Si pones el html, la etiqueta además proporcionará a tus lectores información de los artículos registrados y sus licencias correspondientes. Así tendrás de forma sencilla la primera de prueba de autoría de lo que has hecho.

Una vez envíes el feed a verificar y sea verificado el sistema comenzará a supervisar tu feed en busca de nuevos artículos y los incorporará. Yo tengo puesto que no me los registre automáticamente, sino que yo diré cuando pasan a registro firme. De esa manera no registro aquellos que no son originales míos y que uso de otras fuentes que son Creative Commons.

Una vez registradas las obras suelo poner, si me acuerdo y tengo tiempo, el sello de registro html en cada post.

Pero lo mejor está por venir, seguramente la semana que viene anunciaremos una funcionalidad nueva en Safe Creative que se complementa a la perfección con el registro de posts. Os gustará, seguro, pero id registrando😀

Safe Creative #1007076757004

Ya puedes registrar en Safe Creative todos tus posts originales según se publican gracias al feed RSS

¿Qué es para ti copiar?

De la entrevista que me hicieron el otro día para el documental de “Copiad, copiad malditos” de ElegantMobFilms para RTVE:

http://vimeo.com/moogaloop.swf?clip_id=11947096&server=vimeo.com&show_title=1&show_byline=1&show_portrait=0&color=&fullscreen=1

¿Qué significa para ti la palabra ‘COPIAR’? – Mario Pena, Director de negocios y comunidad de SAFE CREATIVE from elegant mob films on Vimeo.

¿Qué es para ti copiar?

Copiar vs plagiar

Llevo tiempo trabajando en Safe Creative y he de admitir que me he encontrado de todo últimamente. Es muy interesante estar a pie de calle escuchando tanto a consumidores como a autores, productores o distribuidores.

De hecho la barrera que separa al consumidor final del creador original de una obra es sencillamente casi inexistente en la mayor parte de los casos. En menor o mayor grado, cada persona que navega por Internet es consumidora y autora al mismo tiempo. Un autor no crea si no ha consumido antes, y cierto es que hay gente que no crea nada, o apenas lo hace, pero la cantidad de nuevas obras que están apareciendo últimamente es sencillamente impresionante y viene de los lugares más remotos: desde mi amigo Héctor del Hotel de Barcelona, pasando por el azafato del vuelo de Valencia hasta consagradas cantantes en California, programadores de navegadores web o directores de nuevas formas de entender el cine por poner sólo unos ejemplos.

Pero de la gente que registra con nosotros me ha quedado claro que los que participan del proceso creativo de una u otra manera tienen muy clara la diferencia entre copiar un contenido y “robar-piratear” la autoría de una obra; plagiar.

El plagio, esa lacra que con demasiada frecuencia se da en Internet, es a veces el gran olvidado de los dogmáticos discursos sobre pretendidas, que no siempre reales, piraterías. Es más, normalmente la copia de obras de hecho no suele ser piratería, es una nueva forma de consumo que ciertas industrias no han sabido por ahora rentabilizar adecuadamente, pero que crean riqueza y no dañan al autor si no que más bien le beneficia. En cambio el plagio, intencionado o no, accidental o no, sí es un peligro, pero no sólo para los autores, productores, distribuidores, si no que también para el propio usuario que pierde la importante conexión con el creador original. Es contra el plagio contra lo que habría que luchar activamente y sobre las nuevas formas de consumo crear nuevos modelos de negocio.

Pero es muy frecuente encontrar gente que ante un plagio lo justifica con la clásica falacia de “si no te importa bajarte cosas de otros a qué viene quejarse de que te copien una foto tuya en un medio online sin poner quién es el autor”. Esta falacia es fácilmente rebatible, pero no parece que sea suficiente con repetirlo una y otra vez. La diferencia es clara. Mientras que cuando alguien se baja pongamos una película, por el hecho de descargarla quien lo hace no pasa a afirmar que es el director de “Doce Hombres Sin Piedad” -por ejemplo-, el plagio consiste precisamente en eso. Cuando alguien copia una obra de un autor y no lo cita le roba la paternidad y se la da a quien no es, normalmente a si mismo.

¿Por qué es malo? Básicamente porque es mentir sobre la procedencia de una obra y la mentira, se mire como se mire, es generalmente peor que la verdad.

Si alguien dice ser autor de algo de lo que no es, eleva unas expectativas que nunca serán satisfechas y priva al consumidor y al autor de la necesaria interconexión entre ambos. Es romper un vínculo vital e introducir un elemento de incertidumbre que distorsiona la realidad. Las consecuencias pueden ser desde mínimas a catastróficas, pero no dejan de afectar siempre negativamente.

Como se suele decir “uno es él mismo y sus circunstancias”. Un contenido tiene sus propias circunstancias y lo ideal es que no exista falsedad y mentiras en torno a éstas, de ahí que para que un contenido se pueda aprovechar por todos al máximo potencial, evitar el plagio debe ser sin duda alguna una de las principales prioridades para el autor y el que accede a la obra.

Safe Creative #1004286129805

Copiar vs plagiar

Cobrando compensación por copia en licencias Creative Commons

Ayer salió la noticia por la que en un estudio dependiente del Ministerio de Cultura recomendaba a la SGAE cobrar compensación por copia privada en obras Creative Commons.

Como bien apunta Elwing en el comentario número 12 de Meneame (aviso: cito sin permiso del autor en una posible infracción de propiedad intelectual pues en la última modificación de la ley no puedo citar sin autorización)….:

El texto dice, simplemente, que hay ciertos derechos según la LPI cuyo ejercicio no corresponde al autor, sino a las entidades de gestión. Luego ya podemos cagarnos en la ley, pero esto ni es nuevo, ni signifique que cultura aliente a la SGAE a cobrar por CC.

Observamos que en efecto esto es algo que viene así en la ley lo que nos muestra, ni más ni menos, lo lejos que está la Ley de Propiedad Intelectual de la realidad y la urgente necesidad de reforma para acercarla, aunque sólo sea un poco, a la realidad científica y medible que supone el creciente uso de obras Creative Commons entre cada día más creadores.

No soy abogado pero hay cosas que caen por su propio peso y que apunto a continuación:

1.- Los que usamos licencias Creative Commons no sentimos, como legítimos autores, que la copia privada o cualquier otro tipo de copia nos cause perjuicio económico alguno. Es más, entendemos que la propia copia nos enriquece y aumenta nuestras posibilidades de obtener y generar riqueza de y para la sociedad. El simple concepto de que tenga que existir una compensación cuando científicamente se demuestra que el daño sólo es posible en determinados modelos de negocio, debería ser retirado. Es más, estas compensaciones, no hacen sino entorpecer la difusión de la cultura.

2.- Dice la ley que como autor no puedo renunciar a la remuneración por compensación (derecho patrimonial irrenunciable). Creo que como autor e individuo maduro y en plena posesión de mis facultades mentales tengo que poder no querer dicha anacrónica compensación ideada en una visión analógica y mercantilista de la creación. Esta redacción de la ley es simplemente insultante y por eso exijo que sea modificada sin más dilación. Si quiero renuncio y no tengo nada más que explicar. Ninguna entidad, aquí declaro, tiene autorización mía activa o pasiva a recaudar cantidad alguna sin mi expresa autorización y me da igual lo que la ley diga. Si la ley es injusta, prefiero la cárcel a que recolecten en mi nombre.

3.- La perversión de la ley. Supongamos que admitimos que la SGAE ha de poder recaudar de las obras licenciadas con Creative Commons. Veremos, sin demasiada sorpresa, que la SGAE no permite que sus asociados usen dichas licencias. Según la ley la asociación a estas entidades no es obligatoria, pero es que en los términos de los contratos que obliga la SGAE firmar se prohibe el empleo de dichas licencias luego jamás podríamos reclamar ese dinero pues tenemos que afiliarnos a ella para cobrar las cantidades (otras entidades no obligan a estar afiliados como CEDRO). Esto significa que sí o sí, la SGAE tiene que recaudar pero al mismo tiempo sus cláusulas de contrato y la redacción de la ley produce que sea no o no que como autores podamos recibir esos importes. ¿Nadie ve lo perverso de la situación? ¿Es eso defender a los autores? Honestamente, no nadie con un mínimo de integridad y vergüenza puede sostener que así sea.

4.- Las entidades tienen que ser totalmente efectivas. No recuerdo el punto de la ley, pero tengo entendido, y que me corrijan los abogados, que las entidades de gestión tienen que cumplir ciertos requisitos para seguir siéndolo, y es que tengan capacidad de ser efectivas identificando todas las obras, usos, y repartiendo con la máxima diligencia. Bueno, eso simplemente ya no es posible. Los autores estamos viendo que existe otra forma de gestionar nuestros propios derechos sin necesidad de SGAEs. Si no queremos compensación por copia privada, podemos optar por muchísimas otras opciones más respetuosas con la cultura y la creatividad. El caso es que las entidades de gestión deberían sólo gestionar los derechos colectivos de exclusivamente las obras que estén en su catálogo y no las demás. Esa es la cuestión.

Conclusión. La Ley de Propiedad Intelectual trata a los autores como niños incapaces de tomar sus decisiones y vive en un siglo, el XIX (ni siquiera el XX ya) en el que la visión analógica era la imperante. Ya en su día los derechos de autor como hoy los entendemos fueron muy cuestionados, sobre todo los patrimoniales, y en el entorno digital incipiente e Internet, la aplicación de las leyes de Propiedad Intelectual y Copyright son una perversión que crea problemas donde no los hay. Sólo faltaba que ahora los que optamos por licencias Copyleft y otras Creative Commons tengamos que estar forzados a usar modelos de ver la creación sencillamente falaces.

Este texto está bajo una licencia CC by-sa 3.0 de Mario Pena. Más información aquí: Safe Creative #1004156012435

Actualización 16 de Abril de 2010 a las 13:39.

Hablando con mi colega y amigo David Maeztu, reputado abogado, me ha comentado lo siguiente. Por el interés que ha despertado el tema lo incluyo aquí a modo de enmienda a lo que yo he escrito y que no quiero borrar:

Yo no estoy de acuerdo con lo que dices, el estudio lo que dice es bueno para las CC, que las entidades de gestión deben gestionarles en aquellos
derechos no cedidos por la licencia. No como hasta ahora que algunas no se quejan.

Además, como ya dije hace años, las CC no devengan canon, por lo que por eso no se puede cobrar, pero si hay otros derechos de gestión colectiva obligatoria por los que si se pueden cobrar.

Imagina la comunicación pública con finalidad comercial de una obra con una licencia CC no comercial, ahora nadie gestiona eso (excepto el caso holandés), lo que yo entiendo es que se pide que las EEGG gestionen también esas obras.

Un saludo.

Cobrando compensación por copia en licencias Creative Commons

Registrando todas mis fotos en Safe Creative con ART

Hoy en día gracias a la fotografía digital ocurre que nos encontramos casi sin darnos cuenta con decenas cuando no cientos de fotografías en nuestras carpetas. Unas las subimos a zooomr, flickr o imageshack, otras las colgamos en Facebook o nuestro blog personal, por ejemplo.

manyfiles

Una vez subimos una foto a Internet ésta empieza a vivir su propia existencia más o menos conectada a nosotros. Pero con cada vez más frecuencia acaba totalmente descontextualizada. Encontramos fotos que no sabemos quién ha hecho. Nos encontramos nuestra foto en cualquier sitio sin la más mínima referencia a nuestra autoría o permisos dados.

Independientemente de nuestra filosofía sobre lo bueno o malo de que nuestras obras se copien, en general estamos de acuerdo en que se debe saber quién es el autor y que al menos se pueda tener una idea bastante buena de cuales son los derechos sobre las obras. Tanto si usas “todos los derechos reservados” como licencias copyleft como algunas de las creative commons, es importante que quede constancia de tu voluntad. Para eso tenemos los registros privados online como Safe Creative proyecto en el que trabajo.

En Safe Creative queremos facilitar el registro y por eso, añadido al propio registro desde la web, hemos creado un pequeño programa para registrar carpetas enteras llenas de contenidos de un tipo llamado ART (Automatic Registering Tool). Sirve para registrar grandes cantidades de contenidos de cualquier tipo, pero es especialmente evidente para fotógrafos con grandes cantidades de obras.

Os voy a explicar en pocos pasos qué hago yo con mis carpetas:

1.- Lo primero es, claro está, tener una cuenta en Safe Creative y crear algún perfil de registro. Un perfil de registro son patrones de registro que puedes configurar en tu cuenta de Safe Creative (ver figura bajo pantalla de login) indicando en cada uno la licencia que se aplicará a las obras que se registren con ese perfil, el tipo de obra que es, si el registro es público o privado, se permite la descarga, se realiza con un seudónimo, etc.. En mi caso tengo varios de fotografía dados de alta en Safe Creative. El ejemplo lo haré con “Photography CC by-sa” que son las fotografías que publico en Internet y que quiero que sigan siendo libres para ser usadas por cualquiera, incluso con ánimo de lucro, siempre que se respeten las condiciones de la licencia.

Pantalla de entrada en Safe Creative
Creación de perfiles

Seguir leyendo “Registrando todas mis fotos en Safe Creative con ART”

Registrando todas mis fotos en Safe Creative con ART

Todos los derechos vs algunos derechos

Acabo de publicar este artículo en los blogs de Safe Creative y creo que es interesante jugar con los datos y ver la cantidad de obras que se registran con todos los derechos reservados vs algunos derechos reservados. Si bien en términos generales he visto ciertas tendencias creo que es pronto para saber cómo va a funcionar al final. La gente sigue desconfiando de las licencias libres y creo que en gran parte se debe a que no se conocen los servicios de registro online que ofrecen una forma fácil y cómoda de asentar la autoría y los derechos en Internet:

En poco más de dos años Safe Creative cuenta ya con el registro de las obras de más de 25.000 creadores, volumen que permite obtener información útil y datos relevantes sobre los modos de registro, las licencias empleadas según los tipos de obras o los países. Para ofrecer esta información y compartirla con todos los usuarios, ha abierto una versión básica de observatorio de derechos de autor.

generalview

A través de próximas versiones se irá ampliando la cantidad de información y las posibilidades de segmentación para poder configurar mejor la información que se desee obtener.

Podemos observar algunos datos interesantes como que en torno al modelo de “algunos derechos reservados” una minoría de obras que se registran permiten uso comercial, oscilando entre un 10 y un 40%. También observamos que hay cantidades muy importantes de obras que permiten obras derivadas, pudiendo llegar en algunos casos superando el 90%.

Según tipo de obras observamos que para dibujos, fotografías, etc. el porcentaje de uso de modelos de licencias con todos los derechos reservados en general supera por más de el doble a las que se registran con modelos que se reservan algunos derechos. En música desde Agosto de 2009 ha ocurrido lo opuesto, seguramente por los registros que se realizan desde Jamendo.com y Magnatune.com que usan licencias tipo Creative Commons.

music

En relación a las diferencias por países podemos ver que el tipo de licencias que se escogen varían bastante entre los ciudadanos de España, Francia, Canadá o Argentina, por ejemplo.

paises

Safe Creative #1002175537946

—-

Todos los derechos vs algunos derechos