Triolocría: “Verde sonámbulo” una canción con letra de Lorca con licencia Creative Commons

Para muchos puede que pase como una noticia desapercibida, pero es en realidad algo grande que he tenido el honor de poder seguir desde una fase bastante temprana de negociación. También quiero pensar que tanto yo como SafeCreative hemos sido de utilidad en alguna fase. Hoy ya es una realidad, pequeña y sin embargo inmensa, extraña, tal vez anecdótica, pero síntoma de que las cosas están cambiando. Mi amado Lorca, creador entre mis favoritos, gracias a la comprensión de sus herederos tiene una canción de uno de sus poemas con licencia creative commons (by-nc-nd 3.0, un buen paso en la dirección correcta). ¡Gracias Triolocría! Ha sido un honor formar un poco parte de este gran logro. Aquí un primer vídeo del debut en concierto de esta maravillosa canción:

Información sobre Verde Sonámbulo aquí: http://www.safecreative.org/work/1005266413013

Ya lo decía el propio Lorca,

No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan.

La magia, mi querido amigo Federico, ha ocurrido.

Triolocría: “Verde sonámbulo” una canción con letra de Lorca con licencia Creative Commons

Acuerdo de colaboración entre Safe Creative y Attributor

Lo cierto es que parece que fue ayer que conocimos a Rich Pearson cuando trabajaba en Attributor (ahora lo hace de hecho en posterous). Le conocí en mi primer día de trabajo a tiempo completo y en nómina de Safe Creative, en el edificio 42 de Google en Mountain View durante la Primera Tech Summit de Creative Commons, en Silicon Valley.

Attributor es el proyecto líder de tracking de contenidos de texto en Internet, un buscador de plagios y usos ilícitos, como aquellos en los que no se respeta la licencia Creative Commons y por no poner la licencia pasamos a tener un contenido que debiera ser CC a “todos los derechos reservados” por alguien que ni siquiera es el autor.

Nos pareció un proyecto muy interesante y con el tiempo, tras muchos encuentros, reuniones y conversaciones, nos quedó claro que Attributor son sencillamente los mejores. De hecho el año pasado hablé con el responsable de Youtube Music y me dijo lo mismo, y me pregunto si les conocíamos. ¡Pues sí! Les conocemos. Gente fantástica.

Era natural que Safe Creative y Attributor colaboraran y la idea ha sido que desde Safe Creative los usuarios no sólo registren y puedan informar de su autoría de forma centralizada, sino que además puedan recibir información de cómo, dónde y sobre por qué se usan sus trabajos. El acuerdo con Attributor es de hecho el primer paso de otros que estamos ya empezando a dar para ofrecer esta completa plataforma.

Es difícil, no lo dudemos, pero con el tiempo esperamos que la gente se acostumbre al registro y a un sitio independiente que les informe sobre lo que está pasando con sus trabajos.

Bueno, sólo os animo a leer más sobre el tema aquí y a configurar los feed RSS de vuestros blogs para registrar automáticamente vuestros escritos y obtener información de por dónde están siendo copiados éstos.

Acuerdo de colaboración entre Safe Creative y Attributor

Ya puedes registrar en Safe Creative todos tus posts originales según se publican gracias al feed RSS

Ahora ya puedes registrar todos tus posts originales según los publicas. Gracias a la posibilidad de introducir el feed RSS de tu blog en Safe Creative, se irán añadiendo a la lista de tus obras registradas de forma automática.

Sólo tienes que preocuparte de no registrar (o borrar) aquellos posts que no sean originales tuyos.

Funciona de una manera muy sencilla. Entra en tu cuenta de Safe Creative en “Mi cuenta”, da de alta, si no tienes ya, un perfil de registro apropiado para tu blog (en el perfil pones un nombre identificativo, tipo de obra y tipo de licencia básicamente). Una vez hecho esto ya puedes pasar a dar el feed de tu blog de texto en Safe Creative.

También en “Mi Cuenta” verás la opción de “Feeds de registro”. Añade un feed de obras. Rellena los campos y ten en cuenta que registra texto por lo que si incluyes fotos en el post éstas no se registran, pero puedes dar de alta feeds específicos que llevan adjuntos, como los feed de fotos de flickr o zooomr.

Al añadir el feed el sistema crea un código html o código alfanumérico que tienes que poner en tu blog para verificar que eres el dueño de éste. Si pones el html, la etiqueta además proporcionará a tus lectores información de los artículos registrados y sus licencias correspondientes. Así tendrás de forma sencilla la primera de prueba de autoría de lo que has hecho.

Una vez envíes el feed a verificar y sea verificado el sistema comenzará a supervisar tu feed en busca de nuevos artículos y los incorporará. Yo tengo puesto que no me los registre automáticamente, sino que yo diré cuando pasan a registro firme. De esa manera no registro aquellos que no son originales míos y que uso de otras fuentes que son Creative Commons.

Una vez registradas las obras suelo poner, si me acuerdo y tengo tiempo, el sello de registro html en cada post.

Pero lo mejor está por venir, seguramente la semana que viene anunciaremos una funcionalidad nueva en Safe Creative que se complementa a la perfección con el registro de posts. Os gustará, seguro, pero id registrando 😀

Safe Creative #1007076757004

Ya puedes registrar en Safe Creative todos tus posts originales según se publican gracias al feed RSS

¿Qué es para ti copiar?

De la entrevista que me hicieron el otro día para el documental de “Copiad, copiad malditos” de ElegantMobFilms para RTVE:

http://vimeo.com/moogaloop.swf?clip_id=11947096&server=vimeo.com&show_title=1&show_byline=1&show_portrait=0&color=&fullscreen=1

¿Qué significa para ti la palabra ‘COPIAR’? – Mario Pena, Director de negocios y comunidad de SAFE CREATIVE from elegant mob films on Vimeo.

¿Qué es para ti copiar?

Copiar vs plagiar

Llevo tiempo trabajando en Safe Creative y he de admitir que me he encontrado de todo últimamente. Es muy interesante estar a pie de calle escuchando tanto a consumidores como a autores, productores o distribuidores.

De hecho la barrera que separa al consumidor final del creador original de una obra es sencillamente casi inexistente en la mayor parte de los casos. En menor o mayor grado, cada persona que navega por Internet es consumidora y autora al mismo tiempo. Un autor no crea si no ha consumido antes, y cierto es que hay gente que no crea nada, o apenas lo hace, pero la cantidad de nuevas obras que están apareciendo últimamente es sencillamente impresionante y viene de los lugares más remotos: desde mi amigo Héctor del Hotel de Barcelona, pasando por el azafato del vuelo de Valencia hasta consagradas cantantes en California, programadores de navegadores web o directores de nuevas formas de entender el cine por poner sólo unos ejemplos.

Pero de la gente que registra con nosotros me ha quedado claro que los que participan del proceso creativo de una u otra manera tienen muy clara la diferencia entre copiar un contenido y “robar-piratear” la autoría de una obra; plagiar.

El plagio, esa lacra que con demasiada frecuencia se da en Internet, es a veces el gran olvidado de los dogmáticos discursos sobre pretendidas, que no siempre reales, piraterías. Es más, normalmente la copia de obras de hecho no suele ser piratería, es una nueva forma de consumo que ciertas industrias no han sabido por ahora rentabilizar adecuadamente, pero que crean riqueza y no dañan al autor si no que más bien le beneficia. En cambio el plagio, intencionado o no, accidental o no, sí es un peligro, pero no sólo para los autores, productores, distribuidores, si no que también para el propio usuario que pierde la importante conexión con el creador original. Es contra el plagio contra lo que habría que luchar activamente y sobre las nuevas formas de consumo crear nuevos modelos de negocio.

Pero es muy frecuente encontrar gente que ante un plagio lo justifica con la clásica falacia de “si no te importa bajarte cosas de otros a qué viene quejarse de que te copien una foto tuya en un medio online sin poner quién es el autor”. Esta falacia es fácilmente rebatible, pero no parece que sea suficiente con repetirlo una y otra vez. La diferencia es clara. Mientras que cuando alguien se baja pongamos una película, por el hecho de descargarla quien lo hace no pasa a afirmar que es el director de “Doce Hombres Sin Piedad” -por ejemplo-, el plagio consiste precisamente en eso. Cuando alguien copia una obra de un autor y no lo cita le roba la paternidad y se la da a quien no es, normalmente a si mismo.

¿Por qué es malo? Básicamente porque es mentir sobre la procedencia de una obra y la mentira, se mire como se mire, es generalmente peor que la verdad.

Si alguien dice ser autor de algo de lo que no es, eleva unas expectativas que nunca serán satisfechas y priva al consumidor y al autor de la necesaria interconexión entre ambos. Es romper un vínculo vital e introducir un elemento de incertidumbre que distorsiona la realidad. Las consecuencias pueden ser desde mínimas a catastróficas, pero no dejan de afectar siempre negativamente.

Como se suele decir “uno es él mismo y sus circunstancias”. Un contenido tiene sus propias circunstancias y lo ideal es que no exista falsedad y mentiras en torno a éstas, de ahí que para que un contenido se pueda aprovechar por todos al máximo potencial, evitar el plagio debe ser sin duda alguna una de las principales prioridades para el autor y el que accede a la obra.

Safe Creative #1004286129805

Copiar vs plagiar