Todo es ETA

Extraños días nos toca vivir, sí. La SGAE arremetiendo contra la modificación de la LPI, ETA como chiste de chiste de una patética aberración  llamada gobierno de España.

@oneras ULTIMA HORA: Dirección de #ETA demanda a @ccifuentes por uso indebido de marca registrada.” (link)

Animalicos… darían pena si no estuvieran ellos detrás del sufrimiento de millones de personas.

Este es el nivel político que padecemos.

 

Todo es ETA

No sé qué temo más

No sé qué temo más, que el “alto el fuego” de ETA sea real y los políticos y ciudadanos no estemos a la altura, o que sea falso, como viene siendo habitual, y caigamos de nuevo en la trampa de la banda criminal asesina en su necesidad de reorganizarse y contar con representación a su sueldo en ciertas alcaldías.

En su día ya dije que ETA sólo se quiere a si misma y ya ni eso. Sólo existen por existir. Lo demás son escusas. Los que crean otra cosa están siendo manipulados. Sí, incluso en sus propias bases.

Tras la última “tregua” durante la cual mataron a dos personas en un aparcamiento, lo que ocurrió es que dinamitaron, además de dos vidas, la esperanza y su credibilidad, si es que una banda de asesinos a sueldo de su propia existencia pueden tener algo de eso.

Consumieron en su día el último cartucho que les quedaba, el cartucho de que podría haber un final no violento o policial a su sinrazón. Ahora sólo una negociación para la entrega supervisada de las armas sería un paso que la sociedad podría – y debería – ver con buenos ojos.

Me temo que lo demás no es sino más de lo mismo. Y de nuevo me gustaría poder llegar a ver un día en el que pueda reconocer que me equivocaba.

Veremos qué pasa con el paso de los meses. Veremos si entregan las armas y deciden realmente dejar en paz a los vascos en su determinación por que la violencia acabe. Sólo la entrega de las armas sería un mensaje de respeto a una sociedad madura que les ha dicho que no son necesarios.  Y que dejen de torturarnos para poder seguir luchando por las cosas que realmente son importantes, con las únicas armas válidas para una sociedad sana, la razón y la palabra.

No sé qué temo más

Macabros terroristas

Ayer tuve la dudosa suerte de cruzarme con varios autodeterminados oprimidos de Euskadi. En su paseo libertario con sus límpidas botas de monte (salvo por la mezcla de alcohol y meado que pisan en sus aventuras nocturas) y pantalones inmaculados de monte dejaron cristales de botellas rotas por los parques donde juegan los niños  y espejos para ver el complicado tráfico de nuestras calles de Irún apuntando a otro sitio.

Así son de parecidos los terroristas sin más cerebro que plomo que escupen. Nos fuerzan a girar el rostro hacia lugares en los que no hay peligro para poder ellos asestarnos un golpe mortal, a tración, como cobardes que son.

Si algo temo de ETA, y cada vez temo más, es su deriva, su sinrazón y los aplausos de los cretinos que la jalean cuando deberían simplemente escupirles en sus podridos y repugnantes rostros.

No hay mayor opresión que estos imbéciles y los que aún se creen que son dignos de una mal llamada “lucha armada”.

Cuánto me gustaría ver a esta gente enfrentarse de verdad a los problemas que existen todavía hoy en algunos países. Cuánto me gustaría que vieran de verdad lo que es la opresión, la desesperanza.

Y así durante décadas por venir seguirán con su paranoia y su sueño masturbatorio de pretendidas víctimas. No son sino víctimas de su infinita estupidez y mientras los demás a sufrir su existencia con nuestra mente y en demasiadas ocasiones, con nuestra sangre.

Safe Creative #1004055913352

Macabros terroristas

Contra ETA y a favor de la Libertad

Cansa leer que ETA piensa, opina, reprocha, “lucha”. ETA es una banda asesina criminal mafiosa terrorista. Es la escoria de la sociedad y un insulto y ofensa continua a los vascos y cualquier otra persona de bien.

ETA es un insulto porque existe, porque con su existencia dice que los vascos necesitan de su verdad única y absoluta. Y ETA es un insulto porque mata. No sabe hacer otra cosa, nunca lo ha sabido y nunca lo sabrá. Sin su violencia ni ella ni su entorno son algo. Tan vacíos son sus supuestos argumentos.

ETA sobra desde hace décadas pero siguen acumulando muertos, sangre y dolor.

Nunca han tenido mucha credibilidad, pero desde hace unos años, carecen de cualquier posibilidad de credibilidad, cualquier posibilidad de salida a su lamentable situación.

La sociedad al completo ha de rechazar la supuesta tutela de pistoleros, de fanáticos, de desgraciados sociales.

Los que una vez creímos en la posibilidad de que este sinsentido se acabara con un diálogo hemos aprendido la lección. ETA no puede negociar porque no quiere. Es más, ahora es cuando más presión hay que hacer contra esa bandada de criminales.

Porque cuando una banda dice que hay que respetar el derecho a decidir de un pueblo y al mismo tiempo desprecia la decisión de ese pueblo en el sentido de que la banda que mata ha de entregar las armas, es que no podemos hacer ni el menor caso de lo que diga salvo para poner en evidencia esta verdad: ETA odia a los vascos de bien porque le hemos dado la espalda desde el principio.

Que se pudran haciendo lo único que saben y pueden hacer durante unas cuantas tristes décadas más. Nosotros seguiremos llorando y sufriendo sus matanzas.

Safe Creative #1003225805466

Contra ETA y a favor de la Libertad

ETA debe desaparecer

ETA sólo quiere seguir existiendo y para eso necesita  una mínima base de apoyo. Para engañar a esta gente sin capacidad de pensamiento crítico, la mafia terrorista sigue matando y haciendo sufrir a todo el mundo, en especial a sus víctimas, al conjunto de la sociedad y a Euskadi.

Todos deben saber que ETA no busca la autodeterminación, ni la independencia ni mucho menos el socialismo. ETA sólo pretende seguir existiendo porque no tiene nada más que ofrecer. Hace décadas que perdió credibilidad y hace años que dejó de poder negociar. Nunca podrá volver a negociar. Sólo se podrá certificar su desaparición y morirá matando. Estamos condenados al dolor de esta bazofia inmunda porque no hay más solución posible que que su patética base de apoyo deje de existir, y hablamos de gente muy escasa y muy peligrosa.

Mi solidaridad con las víctimas y sus familiares de ayer, de hoy y, por desgracia, de mañana.

ETA DE-SA-PA-RE-CE

ETA debe desaparecer