Bienvenidos a ACTA 2009

Gran Hermano
Creative Commons License photo credit: tupolev y su cámara

Antes de que se quisieran dar cuenta ya eran criminales y tratados como tales. Si la ley no dice que copiar contenidos a través de las redes de pares es algo ilegal, no hay problema, se cambia la ley y listo. ¡Ya es ilegal!

Si a algún país no le gusta la idea de que la policía se dedique a buscar los contenidos copiados que los ciudadanos esconden en lo más privado de su ordenador, forzamos alguna maniobra de presión a las que estamos acostumbrados y les obligamos a cambiar su ley. Total, es bueno para ellos, podrán saber qué quieren y consumen sus ciudadanos, tendrán acceso a sus secretos, siendo los comerciales los más valiosos, pero no los únicos. ¿Qué gobierno no querría tal cosa?

Hemos dejado demasiado tiempo que eso de Internet permita que la gente escuche, se comunique y consuma a su gusto, sin pasar por nuestro paternal control, sin obedecer nuestra moral total y absoluta.

Ya  ha sido demasiado libertinaje. Demasiados han empezado a pensar por si mismos y a cuestionar nuestra autoridad y dedicación a nuestros propios negocios. Tenemos que lograr que vuelvan al redil, que sigan comprando y consumiendo lo que decidimos y tenemos que controlar que no se desboquen, que no se escape información comercial importante, tenemos que lograr que piensen como nos interesa que piensen.

También necesitamos saber qué inclinaciones sexuales tienen, cuales son sus ideales políticos, cuántos son  potenciales peligros para nuestra oligarquía empresarial, cuántos tienen creencias religiosas y cuáles no.

Primero fue con la escusa el terrorismo y lo divertido fue que la gente pasara por alto que muchos terroristas habían sido financiados en algún momento que otro por nuestros amados dueños, los lobbys de empresas armamentísticas (esas que ganan tanta pasta con las guerras, el gran negocio). Luego fue la pedofilia ¿quién se atrevería a defender que no se investigue hasta llegar a la más evidente intromisión? Fue genial, porque si alguno hablaba de defender la privacidad le poníamos como sospechoso. Luego fue el ACTA, porque hay que proteger a los lobbys del entretenimiento que nos brindan esta fantástica escusa para seguir espiando a los votantes. Así ellos logran mantener su modelo de negocio del siglo XIX en pleno siglo XXI.

Los políticos de ciertos países se quejaron un poco al principio, pero como todos cedieron. Había mucha pasta y posiblidad de control en juego. Ahora la gente ya vuelve a ser como tiene que ser; moralmente correcta. Y nosotros seguimos pudiendo montar nuestras guerras, nuestos espionajes, nuestros planes para vender lo de siempre como siempre. Más ricos y los demás más pobres. Como tiene que ser.

Bienvenidos a 2009, o año 1 tras la aprobación del ACTA… Bienvenidos a nuestro particular 1984. Como siempre os hemos ganado. No podía ser de otra manera. Los ciudadanos no tenéis lo que hay que tener para desafiarnos. Somos poderosos. Somos los mejores y somos… vuestros dueños.

Y esto es solo el principio.

Mario Pena (cc) by


Safe Creative #0809080968541

Bienvenidos a ACTA 2009