La gran mentira de la industria del entretenimiento

Ha pasado el tiempo de andar con miedo y a escondidas. Es hora de revelar la verdad sobre lo que nos oculta la industria del entretenimiento.

Según leen estas líneas hay personas en el mundo a las que pagan un sustancioso sueldo sólo para pensar cómo ha de ser el modelo de negocio del entretenimiento en el futuro. Estas personas, algunas de ellas, tienen libertad para pensar como mejor les venga en gana y salvo algunos con demasiados prejuicios, muchos saben que el futuro no pasa por seguir manteniendo un modelo obsoleto de negocio apoyado en leyes impopulares y medidas tecnológicas restrictivas de las libertades civiles como el DRM.

La realidad no será dictada por las personas que hoy ocupan puestos de poder o influencia, sino por esos chavales de la era Internet, la generación “I” que ahora despunta, y por todos aquellos que todavía no han tocado un teclado dada su corta edad o porque todavía no han nacido. Esos chavales se moverán en un entorno digital y digitalizado, en el que la abundancia de contenidos serán inversamente proporcionales a la capacidad de atención del público al que van dirigidos.

Es tan improbable que una industria fuerce de nuevo a realizar el acto de fe en la propiedad intelectal anglosajona a este creciente espectro de población, como que vuelvan los tiempos de las cámaras analógicas o que las fábricas de hielo desbanquen la supremacía del frigorífico para la creación de hielo en nuestras casas.

El error clave es de la industria y no de los ciudadanos. La culpa, de tenerla alguien, será de aquellos empeñados en mantener a toda costa un modelo de negocio del siglo XIX o XX en el XXI.

La gente no quiere, de hecho, no tiene motivo por el cual seguir creyendo la Gran Mentira de la industria, a saber, que la culpa de todos los males que aquejan a dicha industria es del canalla ciudadano que se copia la música desde Internet. Lo cierto es que la gente hace lo que le dejan hacer, y lo que puede hacer. No olvidemos que es la propia industria la que ha forzado que todo esté digitalizado y ¿confiaba acaso que la tecnología serviría justo para sus ambiciosos propósitos pero que no iba a servir para que los ciudadanos la usaran a su favor?

No creo que la industria sea tan necia, por lo que lo único que puedo pensar es que realmente saben todo esto pero no lo admiten por miedo a lo que supondría para ellos legitimar lo que por otro lado es legítimo: Compartir contenidos es bueno y además es necesario.

En realidad, las grandes industrias están ahora preparando esos modelos que satisfarán a la gente de a pie. Esos sistemas que de alguna manera supondrán una claudicación camuflada de novedad o “supuesta legalidad” un modelo de negocio por lo demás ya existente. El modelo supondrá ofrecer nuevas posibilidades apoyadas por la tecnología a precios que irán desde el “cero” hasta el “te regalo unas camisetas si ves esta serie”. Las posibilidades de negocio tienen como límite la imaginación.

No lo duden ni un instante. La industria ya está moviendo ficha para prescindir de intermediarios y llegar así directamente al cliente final. Lo harán de tal manera que sus costos se reducirán y sus precios podrán ser competitivos o basarse en publicidad u otras posibilidades.

Pero no duden tampoco que ahora mismo nos mienten. Saben que no pueden cobrarnos lo que nos cobran ni un instante más. Esperan a tener su modelo listo y a que la tecnología esté ya lo suficientemente difundida. En los años venideros asistiremos a cosas sorprendentes y lo único que no harán será pedirnos perdón por su insultante soberbia demostrada hasta el momento.

La gran mentira de la industria del entretenimiento

Un comentario en “La gran mentira de la industria del entretenimiento

  1. La industria discográfica es la que, de momento, se ha llevado la peor parte.
    Pero seguirán muchas otras.
    El segmento de Ocio que más crece en España es el de acceso a internet. Las empresas de telefonía e internet son las más beneficiadas por éste cambio de tendencias. El PC se ha convertido en una auténtica caja de entretenimiento pero para ello antes hay que conectarla al mundo, previo pago de cuota evidentemente.
    En España, que es junto a Italia líder europeo en esto de la piratería, la tasa de penetración de internet en los hogares es todavía del 33%, un porcentaje bajo comparado con el 40% del mercado europeo, lo que hace pronosticar un incremento todavía mayor en los próximos años para las empresas de telefonía.
    Además la música y películas que bajamos son, hoy por hoy, de mala calidad. Seguro que pronto se creará la necesidad de ver y oir los archivos en mejor calidad. Ese día todos aumentaremos nuestra necesidad de banda ancha y las empresas de telefonía sus beneficios anuales.
    Toda la info sobre el sector de Ocio & Media en mi blog: http://friendsandlifetime.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s