Es ahora

Debemos intentar comprender que es muy probable que ésta que vivimos sea nuestra vida y que no haya nada más después. Debemos empezar a interiorizar el hecho de que no existe evidencia alguna sólida y extraordinaria que nos invite a pensar, plausiblemente, en otra posibilidad. No hay por ahora evidencia alguna y es por eso que tenemos que empezar a ser conscientes de la importancia de lo que hagamos aquí y cómo hacemos sentir a los demás. Debemos pensar en que los demás también están en nuestra misma situación y que el sufrimiento gratuito y arbitrario es, en consecuencia, algo contra lo que debemos luchar a sabiendas de que posiblemente jamás lo podremos erradicar del todo.

Anuncios
Es ahora