En saco roto

Durante muchos años he criticado a muchas de las industrias del entretenimiento. A veces ha sido una crítica destructiva, pero durante muchos años traté que fuera una constructiva, aunque no siempre fuera evidente ni en el contenido ni mucho menos en las formas.

Pasan los años y las cosas no cambian.

Christopher Dombres: The Battle of Copyright 2011 CC by 2.0

Las industrias de intermediación, aquellas que se aferran a sus contratos leoninos para pagar lo menos posible a sus autores son las mismas que luego se elevan como únicos adalides de éstos haciéndoles más daño que bien.

Es por este motivo que a veces los esfuerzos que hace uno parece que caen en saco roto, y es por ese motivo que siempre he apoyado más a la gente que usa licencias Creative Commons para distribuir sus contenidos, desde las más restrictivas, aunque no me gusten, a las más abiertas, siendo la CC by-sa mi favorita por muchos motivos; sobre todo por su viralidad.

Es un camino incierto y que cada vez tengo más claro que tengo que recorrer. No sé qué me deparará el futuro, pero sí tengo claro que no pienso renunciar a mis principios de ayudar a que la cultura llegue a todos, y que el valor no sea únicamente medido en términos de precio. Como decía Antonio Machadosólo el necio confunde valor y precio“.

Si no arriesgamos – si no entramos en crisis – no evolucionamos, no mejoramos, no nos adaptamos al entorno cambiante de la realidad. Vivimos en un mundo que se enfrenta a enormes retos y debemos dar un paso hacia adelante o el pasado nos devorará.

Safe Creative #1503273696967

En saco roto

300 years of copyright

Some celebrate, more mourn.

After 300 years of copyright laws, these have evolved to mainly become tools of middlemen’s industry to legally pirate from the public domain and people’s culture.

The old purpose of protecting creators is now a mere excuse to keep devastating the future of mankind by taking away the possibility to share and create upon what’s created.

Industries unwilling to change nor evolve, whose sole decission is to keep using DRM and sue people for sharing, should be put far away from the legislative procedures. Otherwise what’s at risk is the whole human knowledge.

You can tell the dangerous situation we are in when searching for the word “copyright” in the web the closer and most frecuent other terms are “sue” and “law firm”. This is not healthy at all. When people totally alien to the creativity process take the charge of the copyright matters, problems can only get worse.

In the process of things getting worse everyday we might not only lose contents, we might lose our freedom and why not, our soul.

Safe Creative #1006106560980

300 years of copyright

Beyoncé pirata y el despropósito del copyright

La semana pasada saltó a las portadas que Sony había eliminado un vídeo del canal oficial en Youtube de Beyoncé (aunque parece que el vídeo ya es accesible de nuevo incluso desde el canal “pirata”).

Bien, lo cierto es que seguramente Sony está en todo su derecho porque de  hecho, la ley, la del copyright le da la razón pero ¿es coherente la postura de Sony  incluso aunque a priori pueda tener razón?

Honestamente, creo que no. Creo que esto no es más que una muestra más de la arbitrariedad y la peligrosa deriva de un sector de intermediarios del entretenimiento incapaces de ver más allá de sus analógicos despachos, sus analógicos y abultados sueldos y sus analógicas y cortas narices.

Sony haría mejor en despedir a unos cuantos asesores y empezar a pensar con eso que tenemos encima del cuello, la cabeza, en lugar de valorar las cosas al cortoplacista interés de unos cuantos accionistas con la mente lastrada por anclas del siglo XX… o XIX.

También está el peligro de confiar demasiado en que podamos acceder a ciertos contenidos en la nube permanentemente y no estemos sometidos al capricho de unos gestores y unas leyes que impiden el normal manejo de los fans de aquellos contenidos que les gustan.

youtube-beyoncejay-z-crazy-in-love_1269850644773

Sí, a veces tenemos leyes que parecen dictadas por locos y locos haciendo leyes contra los autores y a favor de modelos de negocio basados en el anacrónico concepto analógico de la equívocamente llamada propiedad intelectual.

La cuestión es “propiedad intelectual” vs “derechos de autores” y ¿quiénes son los auténticos piratas aquí?

Safe Creative #1003295862253

Beyoncé pirata y el despropósito del copyright

Carta a la Judicatura

Dirigimos la presente carta a todas las Asociaciones Judiciales, así como a todas y cada una de las personas que ostentan en España el cargo de Juez o Magistrado. La escribimos desde la plataforma Red SOStenible, creada recientemente por un grupo diverso y heterogéneo de personas, -profesionales de la creación artística, de la informática, del mundo empresarial y jurídico, trabajadores y trabajadoras de toda condición- todas ellas preocupadas por algunas iniciativas que ponen en riesgo Libertades y Derechos Fundamentales consagrados en nuestra Carta Magna y, particularmente, la Disposición Final Primera del Anteproyecto de la denominada Ley de Economía Sostenible.

Nos dirigimos a usted por cuanto consideramos que dicha iniciativa supone un atentado a la separación de poderes y las competencias que actualmente tiene constitucionalmente asumidas el Poder Judicial, cuyos integrantes suponen los más inmediatos garantes de nuestros derechos constitucionales.

La razón fundamental de todo ello es que dicha Disposición Final Primera, con la excusa de la propiedad intelectual, atribuye a un órgano administrativo la facultad de interpretar las disposiciones de la Ley de Propiedad Intelectual, en cuanto a sus infracciones, al margen del criterio judicial y decretar la interrupción de servicios de la sociedad de la información, tales como el cierre de páginas web. Dicha previsión puede atentar a la facultad exclusiva de los jueces, reconocida en el art. 20.5 CE, de acordar el secuestro de cualquier medio de información.

La comentada norma supone la quiebra de dicho precepto y, por tanto, de la configuración constitucional de la Libertad de Expresión; de la separación de Poderes que se consagra en nuestra Carta Magna, dado que el cierre de medios de información como páginas web es una facultad atribuida al Poder Judicial; y de la separación de jurisdicciones.

Los conflictos en materia de propiedad intelectual, han de ser resueltos ante la Jurisdicción Civil/Mercantil o, en los casos graves, ante la Jurisdicción Penal, ya que ambas ofrecen mecanismos ágiles para defender los derechos de propiedad intelectual, pero no ante la Jurisdicción Contencioso-administrativa. El procedimiento sumarísimo de 4 días previsto en el anteproyecto no reúne las debidas garantías, al privarse al Poder Judicial de la posibilidad de sopesar adecuadamente, con rigor y con sosiego, si concurren los elementos necesarios para suspender cautelarmente un derecho fundamental como es la Libertad de Expresión.

Por todo ello, el colectivo Red SOStenible le invita a informarse y, si lo considera oportuno, en la medida de su ámbito de actuación, poner su grano de arena a fin de que este atropello a nuestras Libertades y Derechos Fundamentales no se perpetre.

Confiando en la Justicia con mayúsculas, desde Red SOStenible transmitimos un respetuoso saludo a Sus Señorías.

http://red-sostenible.net

Carta a la Judicatura