Vender o no vender manzanas digitales, esa es la cuestión

Imaginemos por un momento que alguien encuentra una fórmula para hacer crecer manzanos que den manzanas sin necesidad de tierra, agua o aire. Imaginemos que cualquier persona pudiera tener en sus casas uno de esos fantásticos manzanos.

¿Sería lógico seguir manteniendo un modelo de negocio basado en la venta y distribución de manzanas?

Según parte de la industria del entretenimiento, la que basa su modelo de negocio en la intermediación, sí.

By Torley cc by-sa
By Torley cc by-sa

A este revelador hecho añadiremos que son de los que llaman criminales a los que tienen esos fantásticos árboles en su casa porque destruyen “puestos de trabajo”, o mejor dicho evidencian, la obsolescencia de quienes ya no hacen falta.

Lo cierto es que duplicar átomos no es posible hoy por hoy. La materia no se crea de la nada, pero lo que sí se puede hacer con facilidad es duplicar bits. Existe una diferencia importante que algunos pretenden soslayar.

Sí que es cierto que las ideas, al menos las buenas, son escasas y el acto de crear contenidos de calidad no es duplicable, pero ese es en realidad otro tema muy distinto al que se discute o por el que se llama criminal al usuario potencial; que no es el otro que el acto de duplicar el contenido creado por parte de cualquier ciudadano.

Siempre se ha cuestionado si alguien es dueño completo y total de la obra que crea. Hoy más que nunca es evidente que no puede serlo, no al menos de forma categórica o que se pueda limitar con excepciones a sus derechos sin invadir los de los demás. No es posible un equilibrio que fomente el respeto si existe un desequilibrio de base; el de la privación del receptor del mensaje del creador de cierto derecho sobre dicha obra.

En otras palabras, toda obra se debe en menor o mayor medida al entorno, a lo pasado y lo presente. Toda creación pertenece en cierto grado al lo común.

Incluso la ley lo establece así con el dominio público. Las obras vuelven al dominio público tras unos determinados periodos de tiempo. Lo curioso es que esa pertenencia al dominio público con su manifiesta utilidad a la comunidad exista de forma absoluta tras un tiempo arbitrario y no antes ni en grados.

La única forma de solucionar los problemas que la industria del entretenimiento se está creando pasa por aceptar la realidad y salvaguardar el derecho a la copia sin ánimo de lucro de cualquier contenido una vez ha sido publicado. A partir de ahí podremos valorar la calidad, la originalidad y retribuir de forma directa o indirecta al artista y los intermediarios necesarios que queden o se adapten.

El negocio no será pues la venta y distribución de manzanas, sino la creación de nuevos árboles fantásticos que sacien el hambre de conocimiento, cultura y entretenimiento.

Actuar de otra manera es un ejercicio de irresponsabilidad por parte de industria y políticos y por ende de quienes votan a estos últimos.

Safe Creative #0912155118847

Vender o no vender manzanas digitales, esa es la cuestión

La UE quiere crear una licencia de copyright para el mercado único europeo

La Comisión Europea estudia crear una nueva licencia de copyright que facilite el desarrollo de  un mercado único online. Se desea que los contenidos sean accesibles desde cualquier estado miembro.

Suena interesante has que se lee la misma cantinela de siempre sobre las descargas “ilegales” y la “remuneración justa” a creadores. Esto último es una forma eufemística de decir pagar lo que no merecen a las industrias del puro entretenimiento que por un lado llaman criminales a los ciudadanos y  por otro no reparten justamente con los creadores.

Tras meditar un rato uno piensa si esta gente estará en su sano juicio o si tal vez viven en los mundos de yupi.

Cualquier planteamiento que siga considerando las nuevas formas de acceder a los contenidos como algo simplemente ilegal en lugar de una forma nueva y competitiva de compartir y crear está condendada al fracaso. Plantear cualquier “solución” en clave que suponga establecer una falsa escasez de contenidos cuando la escasez es la de la atención del público está encaminado al fracaso.

Sinceramente, no sé si entiendo a esta gente ¿ahora hacen esto? ¿Cuándo lo van a implementar, dentro de dos, tres años? ¿Tal vez cuatro? Ni idea de cómo será Internet entonces, si es que queda algo de ella claro, porque a este ritmo después de la presidencia española en la UE no quedará ya nada que podamos recordar de la recientemente recuperada libertad.

Es más, la gente ya accede a los contenidos en un mercado único y global y limitar este planteamiento a Europa es provincialista, escaso y cojo. No serviría. Deberían más bien fijarse en lo que ya está ocurriendo y aprovecharlo para traer un poco de razón y sentido común a la propiedad intelectual. El problema señores, no es que se copie o se acceda, sino que no se haga o se pierda alegremente el potencial de información que los usos “no autorizados” podrían suponer para crear nuevos modelos y nichos de negocio. El problema es que ya no pueden pretender controlar los canales de distribución y tendrán que asumir que la descentralización de la distribución y ojo, la producción de contenidos está ya aquí.

Más vale que asuman el riesgo y hablen con los nuevos creadores, productores, programadores y usuarios, que son esas personas que siguen votando, no sé porqué, a ciertos políticos vendidos a lobbys que nada quieren saber de la realidad y la evidencia científica entorno a los contenidos digitales.

El negocio no está en la venta del contenido sino en dar gratuitamente el contenido para fidelizar a la gente de manera que quiera comprar otras cosas exclusivas e irrepetibles por las que sí están dispuestos a pagar.

Si no ven la tendencia es que están ciegos; claro que no hay mayor ciego que aquel que no quiere ver.

Safe Creative #0910284774989

La UE quiere crear una licencia de copyright para el mercado único europeo

Nuevo Bookmarklet de Safe Creative

Ya se ha actualizado el enlace de bookmarklet de Safe Creative que permite el registro de artículos en blogs según se escriben estos. Para instalar el bookmarklet tienes que visitas esta página: https://www.safecreative.org/bookmarklet y arrastrar el botón que te convenga, según navegador, a tu barra de enlaces o a tus favoritos de tu navegador.

Una vez hecho esto, cada vez que estés en una pantalla de edición de tu blog tipo wordpress o blogger, guarda primero el texto que has escrito y sin salir de la edición del post, pulsa el enlace que se ha creado. Se abrirá una nueva ventana que tomará la información para realizar el registro. Asigna la licencia y guarda.

Ahora ya está en pre-registro y puedes incluso obtener la etiqueta para incluir en el propio post.

El servicio está en fase beta por lo que cualquier problema lo podéis reportar a Safe Creative mediante el enlace de contacto.

Safe Creative #0907084101855

Nuevo Bookmarklet de Safe Creative

Todos los derechos reservados no es más que una opinión

Digamos que hay una opinón que dice que un autor tiene todos los derechos reservados sobre su obra siempre. Sin embargo otra opinión, que se basa en el método científico, afirma que no pueden ni deben reservarse todos los derechos en todas las circunstacias o para todos los posibles usos.

La ley de propiedad intelectual actual se basa en una opinión y los políticos se decantan por la versión superticiosa y mística de una supuesta propiedad absoluta sobre la creación.

Son monopolios que no responden a la realidad. Si confrontas la realidad, los hechos, con la fantasía, el castillo de naipes de la ley actual de propiedad intelectual cae con el estrépito de frágiles cristales.

Por un lado lo que temen los políticos: Que la gente empiece a pensar que la cultura debe difundirse libremente y no encuentren nada “ilegal” o “ilícito” en ello. ¡Gente culta! ¡Gente que piensa con capacidad crítica! Terror de los políticos. Miedo. Muchos males endémicos de esta débil raza humana desaparecerían… tal vez ni hicieran falta los políticos, ni muchos abogados.

Por otro lado lo que teme la industria del entretenimiento del siglo XIX y comienzos del XX: Que la gente empiece a crear y a crear mejores cosas a nivel amater, por pura afición, que lo que ellos hacen. Que la gente aprecie más una buena idea que un efecto especial, que una desgarrada voz con una simple guitarra arranque más lágrimas que la más emotiva de las baladas de algún grupo con superproducción.

Por desgracia, opinar ciertas cosas basándonos en el método científico, compartir las opiniones de Bernard Shaw o Thomas Jefferson y ser intelectualmente honesto con la forma en que la cultura ha de compartirse, hoy por hoy es un crimen.


Safe Creative #0904193094184

Todos los derechos reservados no es más que una opinión

Las leyes de los tres avisos

Desde hace ya varios meses llevamos escuchando sobre las tristemente famosas propuestas de leyes de tres avisos que persiguen el supuesto objetivo de disuadir y desconectar, llegado el tercer aviso, a las personas de Internet por compartir material protegido por la modalidad “todos los derechos reservados” del copyright.

Aparte de considerar muchas de estas noticias simples globos sonda, al menos en lo que a España se refiere, hablo de “supuestos objetivos” porque realmente creo que poco tienen que ver estas medidas con la protección a los autores. En todo caso hablaríamos de algunos autores. Si algo ha cambiado la era digital y ésto es precisamente lo que temen los lobbys, es que personas que hasta ahora eran simples espectadores se han convertido en magníficos creadores; en ocasiones mejores y más prolíficos que los considerados profesionales. Existe una nueva forma de crear contenidos de calidad y el modelo de su creación no se basa en obtener suficientes ingresos como para dedicarse exclusivamente a ello.

En realidad uno de los objetivos de dichas leyes, incluidas las ACTAs las DMCAs y demás no es sino intentar frenar en el tiempo la inevitable reconversión que las industrias audiovisuales, basadas en modelos de explotación analógicas, tendrán que sufrir durante los próximos años.

En el contexto digital crear, duplicar, transportar y consumir obras se puede lograr a costos marginales. Las leyes de copyright que garantizan un monopolio sobre las creaciones durante un tiempo por muchos cienfícicos excesivo, no se adaptan a las nuevas formas en las que la sociedad entera disfruta y crear apartir de lo previamente creado.

Otro de los principales objetivos, y motivo por el cual los políticos se dejan llevar por los lobbys de presión de las industrias del entretenimiento, es que gracias a estas medidas se podrá hacer lo que todos los gobiernos ansían, que es controlar de forma económica qué, cuándo y cómo se consume en la privacidad de los hogares. Eliminando el derecho fundamental a la privacidad, paso a paso, pretenden lograr adaptar que los protocolos, la tecnología y por lo tanto el propio código de Internet, limite y supervise lo que la gente hace en sus casas. En muchos países hay censura, se crean leyes para penalizar los “crímenes de opinión”. Internet, una herramienta de libertad que favorece que la gente intercambie ideas con libertad, se puede convertir en la pesadilla que cualquiera que haya leído 1984 de George Orwell podrá reconocer. Esto es lo más peligroso porque la ciudadanía asume el discurso político y no se cuestiona el peligro que dichas medidas encierran.

Sin embargo, de vuelta a las industrias del entretenimiento ¿salvarán estas medidas a su modelo de negocio obsoleto? Primero que dudo que dichas medidas se puedan llevar a cabo de forma efectiva. Son normas puramente perversas. Los P2P no son ilegales, en todo caso según qué usos podrían llegar a ser usados de forma ilícita, pero el coste de identificar y castigar esos usos ilícitos, es inmenso. Esas medidas cortarán la conexión a quien no debe, se les privará de un derecho fundamental de acceso a la información, los autores no verán sus ingresos aumentados, y la ciudadanía, simplemente, se moverá a otra tecnología o sistema para seguir intercambiando. Lo que sí puede que logren es que la ahora mal organizada resistencia digital gane en organización, coordinación y adeptos, y el descontento general ante el abuso general de los políticos logre desalojar a los que en más precario están de sus asientos de poder. La situación actual de los políticos tras las crisis a la que han llevado al mundo está haciendo que más de los que desearan se estén cuestionando la viabilidad del actual supuesto modelo democrático representativo.

Estas leyes draconianas no solucionan el problema, crean otro al llamar criminales a ciudadanos que son en realidad honrados. El problema es que hay que estudiar y cambiar la ley para que sea coherente con la realidad, no con las ansias, deseos u opiniones de unos pocos. Hay que incluir el método científico en la elaboración de las leyes. Básicamente hay dos posturas, dos opiniones con sus arguementos. Hasta ahora ha ganado una, pero ¿no podría tener más razón la otra? Hasta ahora no se había probado, pero resulta que sí parece que tiene más base la otra opción, la que dice que el autor no es dueño de todos los derechos, tal vez de algunos. Puede que incluso de ninguno.

La postura del copyright estricto es que el autor tiene derecho a decidir qué hacer con su obra pero ¿es realmente el autor depositario de todos los derechos? ¿No es acaso la creación algo sólo posible gracias a que toma de su entorno y lo anteriormente creado todo tipo de elementos de forma objetiva y subjetiva? Realmente no parece tener sentido que un autor sobre su obra tenga todos los derechos. Habría que delimitar cuantos derechos tiene por su propia genialidad, y en función de qué usos subsecuentes sean posibles para lo creado, las limitaciones sean más o menos flexibles.

En una situación de superabundancia de contenidos se hace patente y evidente que “todos los derechos reservados” es una opinión con una base argumentaria muy débil.


Safe Creative #0903172770965

Las leyes de los tres avisos