La economía de la atención y la lucha de los distribuidores contra los autores

Hace tiempo que publiqué unos vídeos que me gustaron en un blog de blogger. Vuelvo ahora y de los tres que puse, dos han sido retirados por reclamaciones de los distribuidores o productores. Supongo que confiar en la “nube” es ya de por si peligroso, pero haciendo un análisis un poco más profundo, no mucho más, no vayan a pensar que me ha dado por sesudas reflexiones ¿eliminar vídeos que los usuarios promocionan no es una forma de los distribuidores de dañar a los autores que en el fondo buscan (o deberían buscar) la más amplia y variada distribución posible?

Hoy lograr distribución máxima no es difícil ni imposible. Está al alcance de cualquiera; tenga pretensiones de vender copias o no. Lo cierto es que aprovechar al máximo el poder de difusión de las plataformas actuales es una de las claves del éxito. Cerrar esta difusión para que unos distribuidores, por otro lado innecesarios, sigan existiendo es, como se suele decir, pan para hoy…  y hambre o la simple desaparición para mañana.

Existen muchas razones. Cada vez más los jóvenes de hoy que serán los que más consuman mañana usan Internet para acceder a los contenidos dónde, cuándo y como les interesa. Existen nuevos nichos sin apenas explorar y por lo tanto enormes oportunidades. Hay que exponer la obra a todos estos entornos de forma masiva facilitando la libertad para que nuestros contenidos, expuestos a muchos entornos, encuentren aquel más fértil sobre el cual poder centrarnos durante un tiempo. Es  un simple proceso de ensayo y error que ha de ser masivo, como masiva es la Internet.

Si eliminas el vídeo de Internet, ya no es accesible. La gente no lo ve y deja de pensar en ello. No llora su desaparición, simplemente pasa al siguiente contenido accesible que cuyos autores carezcan de los prejuicios del siglo pasado.

Ya no se trata de decirle a alguien cuándo y cómo tienen que ver, leer o escuchar lo que creamos, sino de exponer nuestros contenidos para que ellos escojan. Si lo que hacemos tiene suficiente calidad y ofrecemos suficientes formas de interacción, fomentando incluso que nuestros contenidos se remezclen, compartan, etc, podemos lograr la difusión que el viejo modelo analógico no hubiera podido ni soñar hace unos pocos años atrás. Nuestro público será al mismo tiempo distribuidor y publicista que no sólo no cobra por tal trabajo, sino que nos agradece la confianza depositada.

Por eso concluyo que hoy en día el principal enemigo para los autores no es, desde luego, el público, sino los distribuidores que ven como su existencia tal y como son ahora, es imposible. Por eso son reaccionarios y culpan de todo a lo que y a los que son los únicos aliados naturales de los creadores, la tecnología y la ciudadanía.

Por suerte todavía hay quien no ha optado por eliminar los vídeos que suben sus fans.

Safe Creative #1007286930129

La economía de la atención y la lucha de los distribuidores contra los autores

La Teoría del Caballo Muerto

Vía Enrique Dans:

“el viejo modelo, el centrado en torno a los soportes y las copias, es un caballo muerto. Y cuando tienes un caballo muerto, puedes usar un látigo mejor, cambiar de jinete, amenazar al caballo con despedirlo, nombrar un comité de estudio de caballos muertos, visitar otros países a ver como montan caballos muertos, cambiar las leyes para favorecer a los caballos muertos, reclasificarlos como “vivos inmóviles”, unir varios caballos muertos en un mismo tiro, subvencionarlos, promocionarlos como supervisores de otros caballos, redefinir las prestaciones de los caballos para que los muertos cualifiquen mejor… pero al final, estarás mejor desmontando y cambiando de caballo.”

–Enrique Dans en el Congreso de los Diputados -subcomisión de propiedad intelectual–

La Teoría del Caballo Muerto

No existe crisis en la industria del entretenimiento

¿Existe crisis en la industria del entretenimiento?

La respuesta se resume en una palabra: No

Existe crisis en un modelo de negocio que es obsoleto desde el momento en el que no existe escasez ni de contenidos, ni de capacidad de copia y distribución. La escasez es de atención y calidad. Eso significa que las cosas simplemente… ¡cambian!

Aquí el gráfico que lo explica:

Gráfica que expresa el cambio de modelo de negocio
Gráfica que expresa el cambio de modelo de negocio

Se puede observar que mientras la línea roja de “venta de discos” cae, suben los ingresos directos por conciertos (línea gris).

No existe crisis en la industria del entretenimiento

Paraísos perdidos

Los autores tenemos ciertos derechos morales sobre nuestra obra, pero lo inmaterial es por naturaleza distinto de lo material y puede ser copiado sin que se pierda la noción de quién creó esa obra. Cuando sólo unas pocas industrias podían hacerlo, parecía lógico que se dieran ciertos monopolios a los creadores para así ser remunerados cuando las industrias ganaban dinero con sus contenidos, pero siempre nos basamos en eso, en un monopolio, en forzar una tuerca para que todo vaya bien y confiar en que nadie más se de cuenta de que todo se sostiene sobre un hielo muy delgado. En cualquier caso era fácil identificar al infractor y tomar medidas.

Pero cuando lo digital muestra de forma científica que los contenidos pueden ser copiados y transmitidos por cada uno de los ciudadanos ¿acabamos con dicha habilidad? ¿O nos concentramos en crear contenidos y servicios alrededor de éstos para capturar la cada vez más escasa atención y fidelidad?

Vivimos en un cambio drástico de la economía de la escasez analógica a otra de superabundancia digital y no sólo de contenidos sino de pequeños y grandes nuevos creadores que no tienen que necesariamente vivir de lo que han creado.

La calidad se seguirá premiando y se seguirá pagando, sin duda, pero en este cambio muchos caerán y así lo harán sus modelos de negocio como en su día ocurrió con los aguadores, los juglares, los fabricantes de hielo o los conductores de carromatos…

Triste tal vez, pero real como la vida misma, como que al compartir contenidos el autor no pierde su contenido salvo que le plagien, en cuyo casi sí está siendo víctima de la piratería.

Pero no intentemos ir contra la marea de la realidad. Si de algo es capaz el ser humano es de afrontar con éxito toda clase de desafíos. El desafío digital no es un problema. Es una gran oportunidad si se sabe ver con la perspectiva que recordar el pasado nos puede dar.

Texto por Mario Pena en el Dominio Público
Safe Creative #0912045064285

Paraísos perdidos

Minova lanza una plataforma de distribución gratuita para titulares de copyright

Noticia original Zeropaid.

Los tiempos cambian y los modelos de negocio basados en la posibilidad de los usuarios por compartir impulsan nuevas plataformas como la que presenta Minova. Se trata de la posiblidad de ofrecer a los titulares originales de copyright de contenidos un espacio gratuito desde el cual promocionar sus contenidos usando la potente herramienta de Minova.

Este tracker que entrega contenidos a más de 35 millones de usuarios es un lugar perfecto para poder distribuir contenido sin los inmensos gastos de marketing asociados al modelo de distribución analógico que usa gran parte de la  industria del entretenimiento.

Así pues se lanza este servicio y veremos si la industria va dandose cuenta de las ventajas que se pueden derivar. Creo que se trata de un paso interesante de cara a construir nuevos modelos de negocio que se basen en servicios de valor añadido más que en la compra necesaria de soportes, negocio por otro lado en claro declive.

La principal ventaja de este sistema, y los chicos de Minova lo han pensado bien, es el sistema completo de estadísticar. Seguiremos con atención esta iniciativa.

Minova lanza una plataforma de distribución gratuita para titulares de copyright