La SGAE ha hablado en la Campus Party y….

La SGAE ha hablado y lo primeo que llama la atención, la primera pregunta que no puedo evitar hacerme es ¿quién es la SGAE para hablar sobre el futuro de internet y su posible final como no sea para decir que ese es su propósito real? Y no nos confundamos, cada uno puede opinar, pero en ocasiones lo hacen los menos indicados para ello. En este caso la SGAE augura el final de internet al más puro estilo apocalíptico “si los derechos de Propiedad Intelectual no se protegen, la red de redes desaparecerá porque no tendrá contenidos”; vamos, como mezclar churras con merinas. Y es que cuando alguien pronuncia una frase así, al que escucha, si es medianamente inteligente, le surgen un montón de reflexiones (y no digo que yo sea demasiado inteligente). La primera es que la SGAE olvida como por arte de magia (¡que magos son en muchas ocasiones!) que además de discos de Alejandro Sanz o El Fari, existe en internet un verdadero volumen de información o ficheros que libres del yugo de la propiedad intelectual surcan la red de redes, y me refiero nada más y nada menos que al software libre, la creciente cantidad de ficheros, sean escritos o creaciones audiovisuales bajo licencia Creative Commons o Copyleft.

Pero la frase se me antoja de lo más curiosa, admiten que la red existe porque se intercambia y anuncia que el intercambio acabará con los contenidos, cuando en realidad (por simple lógica) se multiplican (vamos, muy bueno en matemáticas no soy, pero como para eso sí). Supongo que quiere decir que no habrá nuevos contenidos, algo probado falso en el punto anterior o sino busquen música copyleft que cada vez hay más (les doy una pista, lamundial.net) y al final es la que vale la pena. La creatividad existe y existirá siempre independientemente de las sociedades de gestión sin ánimo de lucro (perdonen que me sonría al escribir las últimas palabras), las discográficas o las distribuidoras. La cosa es que la red no existe sin contenidos pero ¿funciona sin intercambio? Claro, la respuesta, hacer el intercambio ilegal y cobrar por conseguir música legal. Genial, ampliar la brecha digital y convertir el derecho de acceso a la cultura en un bien de una elite pudiente. Pobres tontos incultos que jamás podrán pensar por si mismos…. No perdamos de vista que para que la red funcione como ellos pretenden no existe más opción que intervenir nuestras comunicaciones, por ende invadir nuestra intimidad (deseo final de cualquier gobierno dictatorial que se precie). A lo que quiero llegar es que la SGAE habla sobre internet (recordemos que piensan que Linux es un shareware de Unix) cuando no se dignaron, ni ellos ni ASIMELEC a hablar con los internautas ni con los consumidores (los que les damos de comer) cuando aplicaron el conocido canon (remuneración por copia privada) bajo las más oscuras maniobras de intimidación. Pero ¿qué se puede esperar de alguien que cobra hasta en los conciertos benéficos por las víctimas del terrorismo? Se basaron para ello en la, muy necesitada de una revisión profunda, Ley de la Propiedad Intelectual en su punto 25 que grava indiscriminadamente todos los soportes digitales por se susceptibles de ser usados para copia privada (independiente de que esto es algo que no se hace prácticamente nunca). Por ende se trata de una manera de beneficiarse de la piratería que dicen combatir (fomentándola, no lo duden). Así obligados a pagar estamos todos, porque pagan los CDRs de los hospitales, juzgados, todas las instituciones públicas, los desarrolladores de software, las empresas, los colegios, las universidades, los sordos y por último usted y yo. ¿Y el gobierno? No dice nada, no oye nada… Y pronto pondrán canon en las bibliotecas a su querido Quijote (y no es broma). Según la SGAE los derechos de Propiedad Intelectual no deben ser suprimidos bajo ningún concepto. ¿Por qué? ¿Porque se reparten bien el pastel los que más ganan y los demás no ven un céntimo? Absurdo, cuando ya muchos creadores han renunciado a ellos sin ningún problema y no les va tan mal, eso sí, curran y se patean los escenarios (como antaño, ¡ah Neil Young, qué tiempos!). Los artistas se ganan buen dinero en los conciertos (y ven muy poquito de lo recaudado por ese canon), y para darse a conocer nada como internet. Me pregunto qué esfuerzo realiza un artista cuando alguien copia su música en su casa… Pues eso. Luego viene la amenaza, que no podía faltar. ¡Qué bien! Todavía no nos van a denunciar por usar p2p. ¡Pero qué majos! Todavía no vamos en plan EEUU (que mata a miles en sus guerras y crea la ley PATRIOT que conculca todas las libertades de sus ciudadanos para que los terroristas vean que van en serio, porque si hacen eso a sus propios ciudadanos qué no harán a los terroristas). Bueno, que me voy por las ramas. La gracia del tema es el hecho de que la SGAE no se lo plantea ¡de momento! Pero llegará el momento, creedme. Este es un pequeño globo sonda como el del canon en los discos duros que están deseando poner y que no lo hicieron porque nos enteramos y montamos cancha. Criminalizar el p2p es criminalizar una herramienta imprescindible para el soft libre, por ejemplo, o para que cualquiera pueda distribuir sus propias creaciones, ya que gracias a internet, aunque le duela a Ramoncín, cualquiera puede ser artista. Y el p2p mientras no se gane dinero (y no me interpreten de formas raras lo del lucro que ya estoy harto de las definiciones pedantes que dan algunos) no es ilegal. El modelo de negocio ha cambiado y se resisten a reconocerlo, muchos desaparecerán y espero que la SGAE también. No porque tenga nada personal en contra de ellos, sino por la forma en que actúan, o de cómo nos han insultado calificándonos como “Pendejos electrónicos” arremetiendo así contra todos aquellos que simplemente luchamos por nuestros derechos (que no son menos importante que los de los artistas). De todos modos primero quiero que la Fiscalía llame al orden a ACAM por comparar a los internautas que intercambian con terroristas o pederastas. ¡Eh ACAM hay que decir las cosas claras y yo las digo! No sabemos si la SGAE piensa lo mismo que ACAM pero si es así, entonces que la citen también. Sobre el canon pueden decir que es una pequeña cantidad pero el hecho es que en el caso de los dvdr ya cuadruplica el costo real del soporte en sí. No es una pequeña cantidad ya que infla el precio un 400%. Y ese dinero ¿a dónde va? ¿Para cuando la solicitada auditoría a la SGAE con todos esos miles de millones de incierto paradero? ¿Y para cuándo van a explicar como se reparte el dinero? ¿y su forma de voto? El canon que han recaudado ya ha llegado a los 35.000.000 de euros y…. ¿eso es poco? ¿Qué hacen con ese dinero? ¿En manos de quién está? ¿Podemos estar seguros del buen uso que se le vaya a dar? Por último las cifras… 1.200 puestos que se han perdido por culpa de la piratería. Me encantan las cifras, pero nada dicen de la pésima calidad de muchos de sus asociados (o de que muchos no hayan grabado un disco nuevo en décadas), ni de que a la gente ya no se le pueda engañar obligándoles a pagar 18 euros por un CD con una o dos canciones decentes. No. Siguen con sus márgenes enormes, con su viejo modelo del siglo pasado y no quieren o no pueden evolucionar. Por último ¿realmente esas cifras son creíbles? ¿Por qué la SGAE gana cada vez más dinero y la gente va más a conciertos? ¿Por qué la gente sigue comprando Cds originales aunque nosotros mismos les recomendamos que no lo hagan? La SGAE no está en posesión de la verdad y usa estudios propios que obvian otros estudios más objetivos y rigurosos que afirman justo todo lo contrario. Se habla de los puestos que cuesta la piratería, pero no de que la unión de Sony y Bertelsman provocará el despido de 2000 empleados. No hablemos de los puestos que también se pierden por causa del canon en las grandes empresas que usan masivamente este tipo de soporte, que son muchas. ¿Qué pasa con los derechos de esos empleados que no ganan 210.000 euros al día como Alejandro Sanz en cualquiera de sus conciertos? Sería un gran ejercicio de autocrítica si la SGAE hiciera caso de la siguiente máxima de Yail Yabarth, “Empezamos a tener algo de razón, cuando reconocemos que podemos estar equivocados”. . . Licencia del texto bajo Creative Commons, Mario Pena Zapatería 29/07/2004 Podéis reproducir el texto otorgándole al autor original el crédito. No podéis usar el texto con fines comerciales. Puedes compartir el texto como quieras (a través de p2p por ejemplo), pero siempre bajo esta misma licencia. Unión Internacional de Internautas. http://www.vilecha.com/union http://www.ningunterra.com

La SGAE ha hablado en la Campus Party y….

La pobreza de la SGAE

Artículo facilitado por Juan César Cover, Medyr bajo licencia Copylelft

LA POBREZA DE LA SGAE

Ayudemos a la SGAE, los pobres autores están al borde de la quiebra. Ya no pueden vivir, lo de llegar a fin de mes. Los tiempo ya no son lo que eran, y esa raza superior necesita vivir.
Si es que realmente a la gente se le debería caer la cara de vergüenza, trabajando todos los días 8 horas, para llevar a casa entre 12.000 y 30.000 € al año, y encima, con la desfachatez de copiar música, no querer pagar el canon en los CD-R que usan en las oficinas, y ponerse de mal humor por pagar también en los hospitales un canon en las pruebas guardadas.

Ponemos el grito en el cielo por que la SGAE nos quiere cobrar por las memorias de nuestras cámaras de fotos (últimamente yo uso mucho mi cámara de fotos para escuchar música), y nos rasgamos las vestiduras por que nos impongan un canon en las bibliotecas publicas (total, lo de tener derechos constitucionales de acceso a la cultura es algo meramente anecdótico).

El hacer que la cultura sea solo a accesible a al gente que pague es todo un detalle por su parte, no sea que aprendamos y podamos decidir por nosotros mismos. Que gasten nuestro dinero, ya sea de forma directa en el canon de los CD-R que compramos, ya sea de forma indirecta, en el canon de los CD-R que usan los hospitales públicas a la hora de guardar las pruebas.

Pido ayuda a la sociedad para que estas pobres personas, que están al borde de la ruina lleguen a fin de mes. Recordemos sus miseros sueldos, lo poco que cobran por concierto:

Antonio Vega o el Fary: 18.000

Fran Perea o Andy y Luca: 30.000

Rosa, Bustamante y Chenoa: 36.000

Rocio Jurado e Isabel Pantoja: 48.000

Ana Belén y Víctor Manuel, Bisbal: 63.000

Chayanne: 198.000

Y el mas pobre de todos, Alejandro Sanz: 210.000

Si tenéis alguna duda, esta en €. Pobres, es cierto, la piratería de Cds (de los cuales no llegan a llevarse mas de un 7%) les impide llegar a fin de mes.

Como veréis, cobrando en una sola noche lo que una persona en un año (o en 20 años en algunos casos) es realmente difícil vivir.

Desde aquí hago un llamamiento a la sociedad para que entre todos solucionemos este “problema”. ¿Qué decís?

Juan César Jover

medyr@lycos.es

La pobreza de la SGAE

Carta a los medios alertando sobre SGAE

Últimamente se oye mucho en los ambientes de internet y cada vez más en la calle, la situación de confrontación que se vive entre la comunidad internauta, y la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores). Por desgracia todavía no se habla de esto en los grandes medios de comunicación. La cuestión es que la SGAE ha sentido su honor mancillado y en virtud de su enorme poder mediático no ha dudado en arremeter contra todos aquellos grupos que se han posicionado en su contra. Nunca, he de admitir, me han gustado demasiado aquellos que son incapaces de dar la cara y soportar el chaparrón de los hechos públicamente, pero tampoco soy de los que aplauden el insulto gratuito. Tengo alma científica y sólo me interesan las verdades. Ocurre que a muchos las verdades les sientan igual que insultos y no es de extrañar, pero como reza ese dicho popular : “a cada gorrino le llega su San Martín”. Justo cuando iba a existir un debate público algunos se esconden detrás de demandas absurdas. Pero allá ellos… me temo que ese es su problema.

Si una organización actúa de una manera solapada y en ocasiones incluso se podría calificar rastrera, es normal que los colectivos directamente afectados, tal vez por el acaloramiento del momento reaccionen de manera incluso ofensiva hacia esa organización. Pero si no dan la cara, ¿qué otra cosa se puede hacer? ¿Qué puede hacer ese David que va creciendo contra el viejo gigante decrépito en que se ha convertido Goliat? Pues mucho es lo que se puede hacer. Para comenzar voy a recordar lo que me impulsa a escribir, lo que pido, lo que deseo y lo que estoy seguro que lograremos entre todos. Quiero que desaparezca cualquier canon que se aplique sobre dispositivos de grabación o soportes de grabación por el simple supuesto (que no es otra cosa) de que puedan servir para la grabación de contenidos protegidos por la propiedad intelectual. Además considero que todo el dinero así recaudado tiene que ser devuelto, y como es imposible devolverlo a cada usuario que ha sido privado de esos importes, opto por donarlo a alguna ONG, cosa que serviría para limpiar la maltrecha imagen pública de la SGAE. Además de esto también solicito que sea el Gobierno quién regule y controle a la SGAE para evitar encontrarnos en los supuestos que enumeraré a continuación. En realidad, ya puestos, creo que la labor de la SGAE debería ser desempeñada por el gobierno, o que existiesen más alternativas. Así pues, sin más preámbulos expondré lo que hay que hacer:

1.- Que la SGAE cumpla las sentencias dictadas en el sentido de tener que mostrar el modo en que se reparten los importes recaudados ya que de no hacerlo podríamos sospechar que ocultan algo.

2.- Que se esclarezca qué ocurre con esos miles de millones que al parecer están en la sombra sin un destino claro. En una palabra, que se realice una inspección, auditoría de las cuentas de la SGAE por parte de Hacienda de manera urgente por el bien de todos los autores y editores representados por esta entidad.

3.- Que declaren los responsables regionales de la SGAE ante las autoridades competentes sobre las actividades en sus comunidades por parte de la SGAE.

4.- Que se clarifique si la SGAE ha podido estar invadiendo el derecho a la intimidad (derecho constitucional por otro lado) al haber intentado mediante subterfugios detectar los códigos de las tarjetas de televisiones digitales en bares para exigir luego la firma de contratos, repartiendo mandos de control remoto especiales a tal efecto. Esto debería ser investigado por el tribunal constitucional por si hubiera algún tipo de vulneración de estos derechos, así como por la comisión sobre protección de datos, ya que puede ocurrir que se esté vulnerando la legislación vigente a propósito de ley de protección de datos de carácter personal.

5.- Que se investigue y clarifique la situación contractual y laboral de los representantes locales de la SGAE por si se estuviera incurriendo en algún delito laboral a juzgar por los anuncios de ofertas del empleo que hemos podido ver en internet en los últimos tiempos y que ahora misteriosamente han desaparecido.

6.- Que se de a conocer al público en general si la SGAE cobra importes en concepto de derechos sobre la propiedad intelectual en conciertos benéficos (como en el realizado a favor de las víctimas del 11-M), en radio-talleres, en fiestas populares, etc.

7.- Que se conozca que el canon sobre los CDRs y DVDRs afecta también por igual a hospitales, juzgados, empresas, discapacitados, usuarios de software libre, profesiones de informática, usuarios de fotografía digital, etc…

8.- Por último exigimos que el presidente de la SGAE, Don Eduardo Bautista pida disculpas públicamente al conjunto de la sociedad y en especial a los internautas por llamarnos “pendejos electrónicos”. Es por este motivo que vemos cual es el problema.

Observamos un descontrol total de las actividades de la SGAE, un retraso en la tramitación de la nueva Ley de la Propiedad Intelectual incomprensible, que de no retrasarse más serviría para clarificar el nivel de excepciones inevitables en un tema tan importante. Vemos una total falta de diálogo con los usuarios de las nuevas tecnologías y un desprecio total hacia los internautas en general. Pero nos alarma mucho la sensación de desprotección de los usuarios en general ante las denuncias a consumo que se han realizado. Es necesario que no veamos la tecnología como un problema, sino como una herramienta y que aprendamos todos a usarla adecuadamente. La SGAE ha declarado que el peligro es internet, porque teme el poder que esta herramienta tenga en manos de aquellos que sepan usarla para simplemente, hacer lo correcto. Y eso es lo que haremos. Depende por tanto de los medios masivos de comunicación que se posicionen en la lucha por lo correcto y justo, o si prefieren mantenerse del lado de una organización que ha caído en desgracia ante un colectivo cuyo poder va en aumento, en convicción, en miembros y en organización; es decir los internautas.

Carta a los medios alertando sobre SGAE