“Cuando el sabio señala la luna, el tonto mira al dedo” Proverbio Chino

Publicado el 24 de Mayo de 2005

Y cuánta razón tiene el proverbio.

Ahora la red, nuestra querida red, Internet, se ha soliviantado y todo, si lo analizamos con frialdad, por nuestra entera culpa.

Hace pocas fechas un amigo personal desafió a la industria del entretenimiento (a la industria de las discográficas). La desafió y se ha desatado una auténtica caza de brujas contra su persona. Y la caza de la industria está siendo muy efectiva, porque ha conseguido sumar a sus esfuerzos, los de no pocos Internautas muy seguros de no equivocarse.

En primer lugar vertiendo amenazas de todo tipo, descalificando, burlando y miles de trolls hacen su agosto en estos momentos, olvidando el clarísimo mensaje que un internauta, sabiendo las consecuencias de sus actos, quería transmitir.

Entonces me pregunto ¿dónde están los defensores de Internet en este momento en el que más unidos hay que estar? Vemos con cruel fiereza cómo las ambiciones particulares de unos cuantos se imponen a la cordura. Se burlan, se jactan de tener la razón absoluta y reniegan de uno de los que se ha atrevido a dar la cara. Algunos se atreven a dar más importancia al vaso que al contenido y luego hablan de defender Internet que es contenido, no forma. Ya han olvidado el mensaje. ¡Con qué facilidad se vuelven a hinchar ellos solitos sabiendose los únicos libres de pecado!

No he visto rigurosidad en las acusaciones, no he visto ni pizca de honor. Hemos entrado al trapo impuesto por las entidades de gestión, por la industria, e incluso nos atrevemos a comer con ellos pensando que nuestras almas estarán a salvo.

El mensaje queda atrás, se ejecuta al que lo dice y no se le escucha cuando explica o intenta razonar. Como si a mi me importase que sea tal o cual cosa. Es más, como si debiera importar a nadie. Si así fuera yo no debería hablar, no soy nadie, un mísero empleado por cuenta ajena.

El internauta del que hablo, ha llegado a hablar a mucha gente, mucha gente ha asentido y ahora le arrojan ladrillos (por lo pesado de algunos posts), crueles, envidiosos, vengativos. Y yo me pregunto ¿quién sale ganando con esto? ¿no se anticipó lo que iba a pasar? ¿somos realmente fieles a algo o a alguien? ¿o simplemente abandonamos a la primera dificultad?

Ya lo dijo un amigo de una lista, el enemigo está dentro, el enemigo hará lo que sea para hacer sangre de sus aliados; como si sobrasen los aliados. Jugamos un peligroso juego que lleva a la desunión, motivo por el cual las entidades de gestión o la LSSI siguen existiendo. Pero además lleva a algo peor, a la desilusión.

Cuando conocí a ese internauta no leí su currículo, no me hacía falta. Me sobran los currículos, no les confiero valor alguno, y lo siento por aquellos que les parezca algo tan trascendental que tengan la necesidad de leerlos para saberse mejor o peor que otra persona. Pero comprobé que enseñaba un mensaje importante. Por sus textos, por sus líneas vi cómo era en verdad esa persona. Si alguien no lo quiere reconocer es porque no quiere, no porque no estuviera claro.

Jamás he valorado mejor o peor a una persona por sus títulos, o por la interpretación que algunos hagan de ellos, y menos ciñéndose a la interpretación que han forzado los poderosos de este país de la mano de industrias que ahora más que nunca nos tienen miedo y que ahora mismo se tienen que estar frotando las manos por el respiro.

Así pues, queda aquí mi humilde texto de apoyo al atacado. Yo no tengo currículo impresionante. Sólo que yo recuerdo quienes son mis amigos y más importante, sé muy bien quienes no lo son. Ojalá todos tuviéramos claros estos conceptos. Otro pelo nos luciría.

¿O nos hemos olvidado de las entidades de gestión, de los estatutos de periodistas, de las leyes de la propiedad intelectual, del copyright, de la LSSI, del canon, de las patentes de software…..?

El que pretenda seguir por el camino que se ha emprendido no me merece más consideración o tiempo que perder. Mientras nos machacamos nosotros mismos… los de siempre afilan sus tenedores y se preparan a trinchar un nuevo pavo.

“Cuando aparece un verdadero genio en este mundo, se le puede reconocer por este signo, todos los necios se conjuran contra él” Jonathan Swift

No olvidéis nunca esa frase.

Mario Pena (pd)

Anuncios
“Cuando el sabio señala la luna, el tonto mira al dedo” Proverbio Chino

4 comentarios en ““Cuando el sabio señala la luna, el tonto mira al dedo” Proverbio Chino

  1. Jaime Graña Zanón dijo:

    ¡Que hermosa forma de pensar, de vivir, de ser y de estar! Es duro tener que decirlo, pero harto estoy de borregos. La frase de Swift abre “La conjura de los necios” e inspiró mi programa de radio “La conjura de dos necios” Hace 30 y pico años. Cuando la gente aún pensaba. Ahora, con oír el despacito, son felices. ¡Que pena! Un abrazo y a seguir luchando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s