Canon de ADSL e invasión de la privacidad

Publicado el 9 de Marzo de 2005

La intención de entidades de gestión como la SGAE es fiscalizar las tecnologías de la información. Les salió muy bien con el canon en los discos ópticos y ahora van a por más. No nos engañemos, están aquí para ganar pasta y lo demás da igual.

Pero no debería darnos igual. Porque el propio modelo de sociedad de la información está en peligro e incluso, y sin ser alarmista, el propio modelo de estado de derecho.

Por un lado, la ministra de … ¿cultura? Carmen Calvo no duda en felicitar y facilitar las medidas que las entidades de gestión con la SGAE al mando quieren imponer, y que pasa por la inclusión de remuneraciones compensatorias por copia privada (mejor y más correctamente conocido como canon) en las conexiones de “banda ancha”, léase correctamente entre comillas ya que considerar 512/128 banda ancha se me antoja cuando menos divertido a la par de audaz.

Pero de audaces está el palacio lleno. Hasta ocho sociedades de gestión hay, siete de las cuales, con derecho igual que la SGAE por ley a reclamar su parte de la recaudación; no lo duden, aunque el canon sea todo lo redundante posible, tan redundante que provoca que andemos escasos de “re”s al describir lo que está pasando.

La ley establece claramente lo que es la copia privada; estos es que autoriza a un particular a grabar no importando la fuente de la que proceda (ergo P2P es tan legítimo como el CD original de un vecino), siempre que no exista ánimo de lucro y perjuicio a terceros, sin necesidad de pedir permiso a los autores. Algo que se hizo así con allende las cintas de cassette y las pletinas dobles. Ánimo de lucro es ánimo de ganar dinero, no quieran darle más vueltas a ésto, ni buscar más pies a un gato que los que tiene. Bajo ese prisma se establece la remuneración por compensación que ha de ser única, y que se viene pagando desde hace años en las grabadoras de CD. Entonces redundantemente metieron un canon de dudosa constitucionalidad en los soportes ópticos, lo cual ha provocado que internautas, muchos artistas, industria y la ciudadanía en general se cuestione la moralidad de los actos de las entidades de gestión con la SGAE a la cabeza. Y digo moralidad porque dicha entidad cobra sin pestañear en los conciertos benéficos su porcentaje dando una imagen que para mi no quisiera.

Después de 54 millones de euros amasados por la SGAE con los Cds en un año, ha visto la luz y quiere redundar más. Para ello promueve con la connivencia de un gobierno elegido entre todos los ciudadanos que pagamos los impuestos, una fiscalización privada de las conexiones de “banda ancha” como puede ser el ADSL o el cable, por poner sólo dos ejemplos.

Ahora imaginen a todas las empresas y particulares financiando cada mes a los artistas que más ganan ya que la SGAE jura y perjura que no tiene “ánimo de lucro”, que todo es por los pobres artistas, aunque muchos lo dudamos a tenor de las cifras que manejan y que nadie se atreve a auditar.

Pero aún vamos más lejos, también gracias a la ministra de … ¿cultura? Carmen Calvo, la SGAE pretende que las empresas de telecomunicaciones sean responsables de los contenidos “ilegales” que se muevan por sus conexiones, hospedajes, etc…, algo por supuesto en contra de la normativa europea. Ilegal, no se engañen, para la SGAE no es lo que diga la ley, sino lo que ellos consideren y si es preciso, pues se cambia la ley que para eso tienen poder y pasta, mucha pasta (la nuestra). Y Europa que se ocupe de sus propios asuntos.

Pero lo más grave es que para que esa medida prospere las compañías de telecomunicaciones tendrían que “mirar” o “monitorizar” el tráfico en la red . Tendrán que mirar nuestros mails, y los de las empresas. Imaginen, sólo imaginen. Por ley podrán ver todo lo que comunicamos. Ríanse del Patriot Act Estadounidense. ¿Han leído 1984 de Orwell? Si no lo han hecho háganlo por favor.

Así de redundancias acabaremos pagando canon en la grabadora, la conexión, el soporte óptico, el ordenador, el disco duro y cualquier otra audacia que se les ocurra, que prefiero no dar más ideas, que me las copian. Pagaremos y encima nos vigilarán que hagamos lo que ellos quieran que hagamos, que no compartamos, que se mantenga durante más tiempo su estatus de poderosos, agarrados a la figura del copyright herido de muerte ante la contundencia de otras licencias copyleft como las creative commons (cc).

Y creanme cuando les digo que los hospitales pagan canon, la judicatura paga canon, las empresas , pagan canon, la educación paga canon, ustedes pagan canon y yo pago canon. No importa que no ejerzamos nuestro derecho a copia privada, no importa que grabemos un análisis médico, un trabajo escolar. Siempre pagando a los mismos y ahora encima se permiten inmiscuirse en nuestra vida privada.

No somos piratas por usar P2P, ejercemos el derecho a la copia privada.

Y Roma no paga traidores. Muchos quitaremos nuestras conexiones de “banda ancha” si esto sigue así.

Para más información acudan a la red de redes que, aunque amenazada, ha despertado para luchar contra esta locura.

Mario Pena (cc) 2005 by-sa-nc

Canon de ADSL e invasión de la privacidad

Un comentario en “Canon de ADSL e invasión de la privacidad

  1. Ismael dijo:

    Toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. No?? Creo que el día de fiesta de la Constitución Española debería ser eliminado del calendario, por que para el caso que le hacemos….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s