¿Hemos ganado la pelea de las descargas digitales?

Mi amigo Jorge Campanillas a través de Iurismatica pone el dedo en la llaga en un conciso y claro artículo que reproduce parte de una entrevista a El País en las partes que más nos afectan.

La reflexión final no puede ser más acertada ¿hemos ganado realmente la batalla – que no guerra-? ¿No nos dormiremos en los laureles mientras la bestia del copyright radical sigue con su lobby de presión? ¿Se puede ganar una batalla en España cuando hablamos de una guerra que se libra a nivel mundial?

Yo sinceramente creo que estamos muy lejos de haber ganado, y que estas declaraciones son tibias, no vinculantes y más si las vemos en las circunstancias actuales de situación de precampaña con la imagen del gobierno seriamente dañada. Ya sólo le falta al gobierno verselas con la ira de la comunidad internauta, altamente informada gracias a blogs, que en su inmensa mayoría rechazan el despotismo al que nos vemos sometidos por entidades de gestión de editores como la SGaE, los insultos al a inteligencia de la inefable Federación Anti Piratería o las incalificables salidas de tiesto de ACAM, el brazo activista de la SGaE.

El desconocimiento de la realidad de los políticos, asesorados por individuos a sueldo como Pedro Farré, las donaciones a asociaciones de jueces por parte de SGaE que luego ganan contra toda lógica o razón juicios que llevan a honradas familias a la miseria, son pruebas de que algo está profundamente mal y no cabe esperar nada más que lo peor por ahora.

Creo que piensan que ellos han ganado la batalla, pero no es así. La ganaremos los ciudadanos, pero no será ni ahora y gracias a esas declaraciones. La lucha va muchos más allá que todo esa palabrería. Y cada día la gente estiende mejor, gracias a la incansable actividad de tantos internautas, que el peligro está precisamente en los políticos y las entidades que dicen, pero no hacen, proteger a los autores.

Pero tegamos muy en cuenta que en realidad no se trata de “ganar” ni “vencer” ni “machacar” a nadie. Se trata de encontrar un equilibrio, se trata de que la industria del entretenimiento vea Internet, no como una amenaza, sino como lo que en verdad es, una increíble oportunidad de explorar nuevas formas de negocio.

Esta batalla se ganará cuando tanto los gobiernos, a nivel mundial, junto con las entidades de gestión (que tienen que democratizarse antes), impulsen que los ciudadanos compartamos. Tendrán que alentar que la gente use las nuevas tecnologías y estar ahí apoyando, tendrán que escucharnos y descubrir qué queremos. Porque los ciudadanos no creemos realmente en el “todo gratis”, pero sí creemos en lo que ha de ser justo. Y creemos que para que exista justicia la cultura ha de ser accesible para todos. Nosotros estamos dispuestos a hablar, pero nos tendrán que querer escuchar. Basta de enfrentamientos e insultos. No les beneficia en nada.
El que no lo quiera ver, peor lo tendrá después para ponerse al nivel de aquellos que ya lo están viendo así. Tiempo al tiempo.

En conclusión: Estamos muy lejos de haber ganado la batalla de las descargas, ni en España ni en el mundo. Quedan años y seguramente no lo veamos en nuestra vida.  Lo que sí que podemos ganar ahora, aquí y en todo el mundo es la batalla interior que nos atenaza muchas veces: La de saber que no hacemos nada malo por compartir. Saber que lo que hoy criminalizan, mañana será alentado por los mismos que hoy nos atacan debería ser nuestra inspiración para seguir peleando. Somos libres porque nos sabemos libres, no porque una ley nos lo diga. No podemos, no debemos perder la batalla de la convicción de saber que compartir contenidos digitales es positivo para la cultura; para salvar la cultura, para perpetuarla y para aumentarla.

Texto por Mario Pena (cc) by-sa 2007

¿Hemos ganado la pelea de las descargas digitales?