La libertad no hace felices a los hombres, los hace, sencillamente, hombres

“La libertad no hace felices a los hombres, los hace, sencillamente, hombres” Azaña

Con esta frase de Azaña que Lanobil menciona en su blog, dejo enlace al artículo que ha escrito donde deja su opinión sobre la vuelta al asesinato de la banda más cobarde que concebirse pueda, ETA (Energúmentos Terroristas Asesinos).

Transcribo una parte del texto con la coincido especialmente, si bien recomiendo leer el artículo completo aquí.

“La violencia y el odio es la venganza de los cobardes que se han quedado sin otro recurso, sin posibilidades de convencer lógicamente a la gente de su postura e ideología. ETA volverá a matar, aun sabiendo que esa decisión es la postura que les va a alejar irremediable y definitivamente de sus fines. No cabe mayor despropósito que intentar, por medio de las armas, representar la voluntad de un pueblo que no aprueba el uso de la violencia.”

Gracias por la claridad con la que expresas este sentimiento.

La libertad no hace felices a los hombres, los hace, sencillamente, hombres

Condena a TorrentSpy, nuevo atentado de terrorismo cultural

La reciente condena de  un juzgado federal estadounidense a TorrentSpy que obliga al popular sitio de enlaces torrents a facilitar datos privados de particulares a la inefable MPAA es uno de los más importantes atentados de terrorismo cultural de los últimos tiempos.

El terrorismo cultural, al igual que el terrorismo de bandas armadas es la respuesta de aquellos grupos que ante su miserable condición moral, explotan el miedo y el terror de las personas para lograr metas afines a sus intereses, ya sean políticos o comerciales debido a su incapacidad real de convencer a nadie de tener la razón.

A continuación y a propósito de todo esto os dejo unas reflexiones que he escrito en una lista de correo:

1.- Es una maniobra de marketing puro y duro para mediante el miedo lograr objetivos comerciales. Es como terrorismo cultural, un término que habrá que empezar a usar más a menudo. Lo que se persigue es que la gente que no entiende eso de encriptación deje de compartir por temor a ser denunciados.

2.- Es una violación del derecho universal a la privacidad. Poner en mano de las entidades que más aborrecen Internet estos datos sólo debería tener una respuesta clara y contundente de la sociedad: desobediencia civil.

Ahora bien

La desobediencia civil no se está impulsando, y debería hacerse.
Esto no es un problema de los EE.UU. pues como bien apunta Carlosues, la Red es global, una amenaza en cualquier país nos afecta directamente. Esto pasa con MPAA, RIAA, SGaE, el Gobierno Chino, el Cubano, el Iraní, etc.

Está en nuestras manos detener esta infamia. Después será demasiado tarde.

Condena a TorrentSpy, nuevo atentado de terrorismo cultural