El honor de la SGaE

“Ladran Sancho, luego lo que pisamos son perros” El Quijote. Cervantes.

Cuánta razón tiene esa frase del Quijote que siempre me viene a la mente, no sé porqué, cada vez que leo o escucho que la SGaE ha decidido demandar a alguien por mancillar su honor. Ahora le ha tocado a Julio Alonso de Merodeando.com por escribir hace tres años ¡tres! informando, como muchísimos hicimos en aquel tiempo, sobre la iniciativa de GoogleBombing SGAE=Ladrones.

Como bien apunta Julio, su post no era en absoluto ofensivo e incluso se mostró receptivo a cambiar algunos aspectos del artículo en conversación con SGaE… pero la intención de la SGaE era desde un principio bien distinta. Querían demandarle y así lo han hecho ¿porqué?

Bueno, primero porque pueden, tienen mucho dinero, dinero que nos han cogido a todos de una manera directa o indirecta, vía las fotos que hacemos, la música que escuchamos, o las pruebas médicas que los hospitales realizan y graban en dvds…

Segundo y principal motivo: Porque querían una cabeza de turco. Y han medido muy bien a quién atacar, a un blogger importante cuyo artículo al buscar ladrones en Google salía como primer resultado. Sin embargo no van a por otros medios más masivos, como El Jueves, CQC (ver video a continuación), etc que se han cebado con mayor impacto en la incalificable Sociedad de Editores. Esto, opino yo, es por pura cobardía. No tienen lo que hay que tener y prefieren ir a por alguien al que creen más vulnerable, alguien a quien creen que puede apabullar sin más y sentar como precedente para regularizar sus pretensiones de censura de todos los contenidos en Internet.

El honor de la SGaE es tan inmenso como la valentía que demuestran a la hora de meterse con gente de “otro tamaño”. No tamaño moral, claro, hablamos de recursos económicos e impacto mediático.

Pero hemos de reconsiderar algo ¿es posible mancillar el honor de la SGaE? ¿La misma SGaE que llama pendejos a los internautas, que lleva a un negocio y una familia honrada a la ruina, que cobra dinero por cada DVD que se graba en un hospital, que llama piratas a los que ejercemos la copia privada que por otro lado defienden cuando les viene en gana? ¿Pero qué honor existe en la SGaE? ¿Merece acaso algun respeto una entidad que arremete contra Internet en cuatro de cada tres palabras que pronuncia? ¿Una entidad sin “ánimo de lucro” que no hace otra cosa que comprar y construir palacios? Sinceramente que lo dudo. El respeto señore se gana, el honor se demuestra y la SGaE ni se gana nuestro respeto ni demuestra su honorabilidad. Más bien al contrario.
Por desgracia la SGaE ha hecho muchas donaciones a jueces como para esperar que Julio salga indemne si va a juicio. La SGaE, rabiosa por la cada vez mayor aversión social que inspira, arremente contra todo aquel que discrepa de su iluminada y dogmática visión de la era digital.

Al final la SGaE se va quedando más sola en su entorno endogámico de políticos aficionados a los desayunos gratuitos… y cada vez más lejos de la sociedad y los autores a los que dice (que no hace) proteger.

Para acabar unos cuantos videos que siempre viene bien recordar:

Este lo presentamos en su debut en Internet hace ya muchos años:

Y este otro lo rodamos el equipo de Ningunterra.com hace ya un buen tiempo y despareció misteriosamente durante muchos días de Youtube hasta que lo pude volver a subir. Había como cinco o seis personas que lo habían subido antes que yo y desaparieron todas las copias misteriosamente. ¡Y lleva licencia Creative Commons! Así que no se infringían mis derechos de autor 😛

Bueno, para acabar todo nuestro apoyo va para Julio, Ana, y todos aquellos que sufren el acoso de la entidad de gestión de editores más valiente del universo mundial; SGaE.

Más imágenes de Mermadón aquí.

El honor de la SGaE