El uniforme escolar

School Girls by shaindlin CC by-nc-sa
School Girls by shaindlin CC by-nc-sa

Hoy he leído esta noticia en Mename y aprovecho el comentario que he hecho para escribir algo que tenía pendiente desde hace tiempo sobre la temática ya que, cono es lógico, hay opiniones para todos los gustos.

Tal vez me haya irritado especialmente la gente que critica ad-hominem, sin entrar a rebatir los argumentos. Para echar por tierra el ad-hominem diré que yo soy padre de un niño que va a un colegio y lleva uniforme. Ahora que nadie diga que no puedo opinar… porque opinar podemos todos, argumentar, muchos menos.

Este es más o menos el comentario que he hecho, pero antes añado que la idea de uniformes en la escuela pública me da escalofríos. No quería a caer en la ley de Godwin, pero estas ideas tienen ya unos 70 años aproximadamente, sólo que en aquellos primeros colegios se hablaba en alemán:

He leído varias críticas ad hominem a las que no veo sentido “como no eres padre no puedes opinar”. Bueno, pues yo sí soy padre y mi hijo va a un colegio con uniforme y no, no me gusta y lucho contra esa tendencia. Creo que el uniforme tiene el objetivo primordial de ocultar la diversidad, de mantener a los niños asépticos en una burbuja de deliverada ignorancia, alejados del necesario endurecimiento moral que los prepare ante la lucha que van a tener que seguir toda su vida. Se retrasa el desarrollo de las necesarias habilidades de autodefensa dialéctica, de análisis de valores más importantes que la mera apariencia.

Muchos dicen que es cómodo, argumento que estoy lejos de comparitr: Es cómodo lo que yo te diga, cuando tienes que tener varios uniformes además de la ropa “normal”. Las diferencias seguirán subyacentes, pero ocultas, lo que en esencia es peor que mostrarlas.

Hemos de recordar la máxima de “forjar el carácter”, pues es necesario. Los niños tendrán que enfrentarse a la tontería que los demás padres les habrán inculcado, y creo que esa es la clave de toda la situación, pero no será por la ropa… noooo, será por el móvil como alguien ha apuntado, será por el apellido, será por el color de pelo, será por cualquier otra imbecilidad que padres ignorantes y estúpidos hayan inculcado a sus retoños.

Pero cerrar los oídos a las críticas, a la broma, al ridículo, a la imbecilidad de nuestro entorno con uniformes grises cual uniformes militares está lejos de preparar a los chavales a la cruda realidad. Es mejor que se preparen y que los padres no estemos tan cómodos ignorando la realidad de los peligros a los que se enfrentan y a ser responsables de los errores que seguro cometemos.

by nicubunu CC by-sa

Si nuestra culpa es que “educamos” dando importancia en lo material, la solución no es en ningún caso el eliminar la diversidad. Convertimos a los niños en ladrillos de un muro y por cierto, tanto que nos gustan los Simpson, recordemos el capítulo en el que les ponen uniformes al colegio de Bart y Lisa, perdón Lisa y Bart para los políticamente correctos.

Mejor no limpiemos nuestras culpas llenando de ignorancia y pensamiento único a los chavales, que en definitiva son la única esperanza que nos queda tras quedar demostrado nuestro completo fracaso social.

by nicubunu CC by-sa

Sin acritud.

Anuncios
El uniforme escolar