La SGAE cobra en conciertos benéficos porque así lo permitimos

De vez en cuando hay que pegar un puñetazo encima de la mesa y decir una incómoda verdad. Voy a escribir en defensa de la SGAE por una vez porque no olvidemos la SGAE hace lo que la ley, los jueces y los legisladores permiten y consienten. La SGAE cobra en conciertos benéficos porque hay una ley que así lo permite. Pero ¿quien hace las leyes? Habría mucho de lo que hablar, pero no olvidemos que los últimos gobiernos en España, los últimos gobiernos europeos, no sólo no han movido una coma en favor de racionalizar las leyes de la propiedad intelectual, sino que al contrario se vuelven más restrictivas, más alejadas del análisis científico creando leyes absurdas, ilógicas que atacan directamente el derecho de los humanos a acceder a la cultura y la información.

Pero quienes votan a esos políticos que sabemos corruptos, viciados, negligentes, somos nosotros. Nosotros nos cremos que “todos los derechos reservados” tiene lógica. Nosotros nos creemos que las mentiras de los políticos se tornarán verdad una vez lleguen al poder cuando toda evidencia apunta en sentido contrario. Ahora que atacamos con tanta vehemencia la Fe religiosa, no vemos que las leyes de “copyright” en general se basan en la misma proposición. Hay un dogma: Todos los derechos pueden ser reservados. Y no se cuestiona. Eso lleva a un mecanismo enorme, un gigante con pies de barro que produce monstruos como consecuencia de nuestro consentimiento, por dejarnos enredar en el juego de una democracia enferma.

La ley tiene que ser cambiada. Mientras esta SGAE u otra SGAE cobrará cosas basándose en una ley que no se adapta simplemente a la realidad.

Y para cambiar una ley tan irreal como la de la propiedad intelectual hay que realmente asustar a los políticos. Ahora vienen las elecciones europeas. Un buen momento para abstenerse ante una parodia que limita, elimina e invade nuestras libertades poco a poco.


Safe Creative #0905063195840

La SGAE cobra en conciertos benéficos porque así lo permitimos