Hablando con Rafael Sánchez de EGEDA

Recientemente he participado en un seminario sobre distribución digital de contenidos. En esta interesante oportunidad pude hablar con nada más y nada menos que Rafael Sánchez, director de EGEDA y responsable del canon y las negociaciones que en su día llevaron con ASIMELEC para introducir el canon en CDs y DVDS, prácticamente el motivo inicial por el cual me introduje en el activismo en Internet y que con el paso de los años me ha llevado a donde estoy ahora.

Ha sido pues una oportunidad fantástica para conocer de primera mano las motiviaciones de las entidades de gestión para llevar a cabo tanta presión y solicitar cambios y compensaciones al inicio de la era digital y para reflexionar sobre las vueltas que da la vida llegando a conocer a quienes menos esperamos conocer.

Lógicamente Rafael Sánchez es una persona con mucho carácter y un alto conocimiento de estos asuntos. Se ciñe a una ley que en mi opinión no es coherente con la realidad. Es difícil rebatir sobre lo que la ley dice o cómo se interpreta, lo cierto es que sólo tenía curiosidad por conocer sus opiniones más que interés en rebatirlas. En el fondo se han rebatido hasta la saciedad, pero tras reflexionar mucho sobre sus razones voy a comentar un poco lo que me dijo y mi opinión al respecto.

La primera noción es que hay que lograr que los productores de contenidos puedan recuperar lo que invierten en éstos o no podrán seguir creando. Según él el canon es algo de obligado cumplimiento por mandato europeo y de simple justicia. El canon es por lo tanto parte de ese retorno económico.

Que los productores invierten mucho dinero es cierto, que lo hacen pensando en recibir un retorno es también lógico. Sin embargo el problema no son los usuarios, al menos a mi juicio, sino el modelo de explotación en la que se basa el negocio y que es un modelo de escasez de contenidos. Cuando el contenido se puede duplicar a coste cercano a cero, todo intento de crear una sensación de escasez de contenidos es un error. En todo caso el problema se ha de centrar en la escasez de talento para realizar contenidos de calidad y eso mismo está también en cuestión con las creaciones surgidas por la Web 2.0.

Tampoco creo el canon en si sea el problema. El canon es un síntoma de un mal mayor y es la idea de subvencionismo indiscriminado existente. No creo que la única forma de compensar sea mediante dinero, y el problema se debe más a la opacidad de las empresas privadas que gestionan el canon que a otra cosa. Igualmente al no establecerse excepciones, que EGEDA cree contraproducentes porque influiría en una mayor subida del canon para aquellos CDs que sí tuvieran que pagar el canon y en un aumento del fraude al comprar la gente CDs y DVDs a través de las instituciones y empresas exentas, crea una imagen total y absolutamente negativa de todo el concepto de canon. Honestamente, nunca he tenido problema en pagar el canon, pero no por las copias de seguridad de mis fotos. Si las entidades de gestión no pueden gestionar esto, y en la ley se dice que sólo pueden ser entidades de gestión si tienen dicha capacidad, pues deberían dejar de serlo y cambiar el modelo para que sea mediante los impuestos estatales, bien supervisados, los que compensen a todos los ciudadanos que crean ya que cada vez son más los que simplemente no están en esas entidades de gestión o no quieren dicha compensación siquiera.

Rafael Sánchez no cree que se puedan crear excepciones si no existe una manera firme de controlar quien compra los CDs para grabar y quien no. Sigo pensando que eso es sintomático de un profundo alejamiento de los consumidores, “ese gran colectivo al que nunca se le consulta nada” (J.F. Kennedy).

La segunda noción es la de la propiedad. En la ley y en su espíritu se equipara la creación a la propiedad privada. En realidad no admiten que la propiedad intelectual es un monopolio, no una propiedad, y que esa noción surge de una opinión que puede ser fácilmente rebatida. De hecho en su día, cuando se creó esta ley monopolística no fueron pocos los creadores que se opusieron a ésta y con buenas, muy buenas razones. La parte propietaria son los derechos morales, una obra tiene un padre, o varios, eso es así, pero luego el uso ya no es propiedad finita. Esto no ocurre con los bienes físicos como una casa, un coche o una manzana cuyo uso sí puede ser exclusivo. Así que la propiedad intelectual no es propiedad. Se le llama propiedad, pero es algo mixto que mezcla derechos morales con patrimoniales. Tiene un componente de exclusividad, sí, la autoría, la originalidad, el talento irrepetible, pero otro que no puede ser exclusivo, más bien debería ser inclusivo. Sin embargo se trata todo por igual en el mismo paquete, cosa que distorsiona un análisis de la realidad hasta convertirlo en un debate ideológico, casi religioso diría yo. Se defienden dogmas, no hechos.

La tercera noción es la que más me preocupó. Planteé que la ley está sencillamente mal. Que no se ajusta a la realidad, a lo que convino, pero planteó como única otra alternativa es que sea el estado quien financie la creatividad. En pocas palabras, comunismo cultural.

Honestamente creo que no podemos ir de un extremo a otro y el tiempo está demostrando que existen otras formas de crear híbridas y que no dependen en absoluto de papá estado. De hecho me parece que el modelo de compensasión llamado canon es más “comunismo” (en el sentido peyorativo de la palabra) que otra cosa, sólo que no lo controla el estado, sino cada entidad a su gusto y discreción, cobrando también por las otras creaciones que se consumen cada vez más y sobre las que no tienen derechos a gestionar. Y este hecho es clave para identificar el problema hoy en día. Cuando hablamos de cambio legislativo me refiero a que la ley tiene que mantener el espíritu de ciudadanos accedidendo a los contenidos. Hay que plantear un nuevo paradigma que ayude a incentivar la calidad y la compense en su justa medida por los usuarios, permita e incluso anime al intercambio sin ánimo de lucro entre ciudadanos y controle con firmeza los usos lucrativos con especial presión en la piratería que el plagio supone (y de la que tanto saben algunas de las industrias del entretenimiento que más se quejan de los ciudadanos).

Sin duda que no hace falta irse al comunismo, sino al “commonism” un anglicismo de que viene de lo “common”, la creación de cultura como perteneciente en mayor o menor medida a todos.

Por fortuna me quedo con la sensación de que la nueva generación de creadores de contenidos profesionales ya no ve la distribución social digital de contenidos como una amenaza, sino como una gran oportunidad. Incluir al consumidor en todas las fases de la creación y distribución de contenidos es esencial para dar respuesta a lo que éstos demandan. El freno a que esto ocurra viene precisamente de leyes obsoletas y superadas hace tiempo por la realidad de cómo los ciudadanos usan lo que siempre les ha pertenecido.

Sin embargo he de admitir que me ha sorprendido el espíritu constructivo de Rafael Sánchez y de EGEDA en general a la hora de plantear alternativas y por rechazar el uso del DRM en su plataforma de visionado de video online Filmotech.com. El problema que veo a Filmotech.com es de nuevo mi principal crítica a las plataformas del estilo. No son lo suficientemente ambiciosas o versátiles. Le faltan opciones y catálogo. En ese sentido creo que Nowtilus es una gran opción aunque con las algunas limitaciones de DRM que hace que no pueda ser la solución viable a largo plazo de imponerse las limitaciones en las películas descargables. Como siempre creo que es falta de visión y ambición por parte de las industrias del entretenimiento.

Lo que les tiene que quedar muy claro que el camino de llamar piratas a los consumidores de contenidos, sus potenciales clientes, es una mala idea se mire por donde se mire y que por otro lado no se ajusta a la realidad. Deberían dejar ese gastado discurso porque ya estamos todos inmunizados y tienen que empezar a plantear alternativas realistas para dar a los consumidores lo que éstos demandan. Porque de hecho la auténtica amenaza para su modelo son los contenidos que con cada vez más calidad se ofrecen como alternativa a los suyos, y que no sólo se permite que se compartan, sino que su éxito y futura remuneración se basa precisamente en que sean compartidos.

Recuerdo a la industria que una cosa es desear mantener un modelo de negocio y otra muy distinta poder hacerlo.

Safe Creative #0909294604249

Hablando con Rafael Sánchez de EGEDA

Una crisis para reir o para llorar

Elijan ustedes señores… que a pesar de todo no hay revolución. No se preocupen, la sangre no llegará al río. Si acaso la de algunos desesperados currantes que no vean salida a una situación desesperada. Resumo la crisis con mi experta opinión de economista. ¿Se rién? Háganlo, pero es que visto que los expertos que siguen hablando son los mismos que no la vieron venir o la provocaron como que me da igual. Soy experto en economía. Qué remedio si tengo que sacar adelante a mi familia con únicamente mi nómina… y pago impuestos a lo bestia.

Una serie de expertos economistas, banqueros ricos y empresarios codiciosos provocan la más importante crísis de los últimos siglos con su incompetencia, su malversación, su robo descarado y la más repugnante de las especulaciones financieras. En líneas generales podríamos llamar a los principales responsables “banqueros” aunque quede bien claro que hablo de los banqueros ricos, los poderosos, los que cortan el bacalao, no los banqueros de a pie que son los que dan la cara y los primeros en sufrir las acciones de sus hermanastros mayores.

Los ricos banqueros y sus aliados se saben que han provocado un gran desfalco. Ahora paralizan los créditos para que alguien, no ellos, claro, cubran el agujero y de paso les den algo más. Eso sí, ellos siguen con sus chalets, sus jets, sus sueldos millonarios. Pero son un atajo de incompetentes o demasiado competentes (para robarnos a todos).

Todo se para. Hay crisis y la solución es pagar a esta banda de desgraciados con los impuestos de todos… hasta agotar todo el fondo. Entre los especuladores hay que incluir a muchos promotores inmobiliarios y gente que ha caído den la trampa de los codiciosos.

Entre gritos de pánico tenemos crisis hasta en la sopa (las marcas no son ajenas a este descalabro) y nos preparan para lo peor. Los que vayan a la calle serán los currelas, los humildes trabajadores. Los banqueros no, sus contratos están blindados, los empresarios corruptos no, sus contratos están blindados y están recibiendo nuestro dinero. Necesitan mantener el trabajo para contar el dinero que les damos de nuestros impuestos.

¿Pensaban que la cosa acabaría ahí?

Nada más lejos.

Despidos, cierres de negocios y empresas. Muchos. Gente con miedo a coger vacaciones o a protestar por las interminables horas extras que no se pagan por miedo a ser despedidos… y aún y todo son despedidos.

Millones a la calle, pero ahí no veremos a los banqueros o a los expertos economistas. Ni a los políticos corruptos,  ni a nadie que se les parezca. Sólo una triste masa de padres y madres, hermanos y hermanas, hijos e hijas. Lo ladrones ya están con nuestro dinero y no lo repartirán hasta que no se aseguren su nuevo sistema de especulación con el cual volvernos a robar en el futuro.

Pero no pasa nada. Todavía hay algo más ¿qué se pensaban?

Ahora hay un agujero en las arcas públicas ¿o es arcadas públicas? Nuestra seguridad social, nuestra jubilación está en riesgo y ¿qué hacemos pues?

Sí, lo que habían pensado, subir los impuestos pero ¿a los ricos banqueros? Noooo, por favor. Ellos son intocables, ellos hacen las leyes, desayunan con los menestros y menestras (hay que ser políticamente correcto). Que paguen los currelas, los de siempre. Total siguen tragando sin protestar, sin ver la farsa, la mentira y el robo del que son objeto…

Nos roban y pagamos al ladrón. Como hemos gastado mucho para pagar al ladrón nos suben los impuestos a los que hemos pagado al ladrón y en proporción mucho más que a los más dinero o medios tienen. Y no, los ladrones no pagan. Se limitan a contar nuestro dinero y pensar de qué manera podrán sacarnos más dinero más adelante.

Pero no hay revolución. Seguiremos votando repúblicano o demócrata, PP o PSOE. Seguiremos viendo la tele con la mandíbula colgando, ciegos, sordos y mudos. Todo al mismo tiempo. Estamos demasiado cómodos o tenemos demasiado miedo. O ambas cosas.

Tal vez tengamos exactamente aquello que nos merecemos.

¿No creen que es como para reirse? Porque yo creo que no.

Safe Creative #0909284600183

Una crisis para reir o para llorar

La memoria en Internet y la cruda realidad

Cuando la codicia es la principal característica de una generación obsoleta, toda cesión de control a ésta es un futuro riesgo para los consumidores y por ende para la ciudadanía en general.

Llevo tempo analizando el fenómeno Spotify y lo cierto es que da para pensar muchas cosas sobre cómo éste proyecto ha cambiado o reflejado algunas de las características fundamentales de los usuarios de Internet.

Tal vez muchos no lo sepan, pero Spotify está fundamentalmente financiado por la industria del entretenimiento cuyo modelo de negocio se basa en los del siglo XX. No es que en si eso sea malo, ni del todo bueno, sólo refleja que estamos consumiendo aquello que una industria que durante tantos años ha insultado sistemáticamente a los Internautas decide.

¿Qué lección obtenemos? Bueno, que la mayor parte de los internautas no son seguidores de la causa de un modelo alternativo de creación. La gran mayoría no salen pues de lo que la industria de todos los derechos reservados dice que hay que escuchar.

Otra lección es que la industria del entretenimiento mentía o como poco se equivocaba al decir que los usuarios lo quieren todo gratis y no están dispuestos a pagar.

Por otro lado existe una excesiva y peligrosa confianza en la “nube”. El tener nuestras listas de reproducción en la web sin una posibilidad autorizada por los detentadores de los derechos de la obras para descargar esos contenidos de forma libre y gratuita hace que el acceso a éstos dependa de la caprichosa naturaleza de una industria extraordinariamente reacia a evolucionar y adaptarse a la realidad digital.

No existe garantía alguna de que Spotify vaya a ser un éxito o vaya a perdurar eternamente. Por ahora funciona bajo un modelo de oligopolio, puesto en cuestión eso sí, pero excluyente. Sin embargo ¿qué ocurrirá si la oferta se diversifica? Por ahora es improbable, pero puede que mañana existan más spotifies, o al menos deberían poder llegar a existir. La industria apuesta por Spotify cómo única vía temporal que favorece su posición de oligopolio, pero por ahora no son muchas las conversiones del modelo de freesummer a usuario de pago; y el modelo de freesummer no se compensa en términos de rentabilidad dineraria con la publicidad que se incluye (y que considero totalmente equivocada). Eso sí, no olvidemos que tampoco es como que el freesummer no pague nada. La moneda de cambio más importante en Internet es hoy en día la propia información. Ese valor de información que se vierte en Spotify, así como en otras redes sociales, beneficiará a muchas compañías a medio y largo plazo. Ahí la honestidad de éstas es el valor fundamental y tras algunas políticas de Spotify tengo mis serias dudas de su honestidad.

Así que es muy posible que Spotify, si no cambia en su política y su modelo de negocio, acabe fracasando finalmente, o al menos cambiando de tal manera que sea prácticamente irreconocible. Ese día toda esa información se podrá usar para otros propósitos que nada tendrán que ver con la segmentación de la publicidad. Lo podrían hacer ahora y no lo están haciendo, ¿porqué habrían de hacerlo después?

Y depender del capricho de una industria cómplice y causante de la falsa escasez de contenidos es un riesgo casi incalculable. Si de algo sirvió el incidente de los libros borrados de Kindle, es para que fueramos conscientes de que nada es permanente en Internet; y la cultura, que un poco nos pertenece a todos, en un modelo como Kindle o Spotify, sin un almacenaje de seguridad en el colectivo de ordenadores personales de todo el mundo, está en manos de unos pocos sin demasiados escrúpulos.

Cuando la codicia es la principal característica de una generación obsoleta, toda cesión de control a ésta es un futuro riesgo para los consumidores y por ende para la ciudadanía en general.

Así muchos han dejado el P2P, y es lógico, pero Spotify no es la solución para los ciudadanos, es un pequeño paso de una solución para la industria, pero que en el camino es fácil que lleve a un barranco si se ha construido sobre los rígidos carriles de los que carecen de la suficiente visión de futuro.

Sinceramente, espero equivocarme porque en su día la idea de Spotify me pareció fantástica aunque poco innovadora, a la que le faltaba muy poco para ser la auténtica respuesta a los que los ciudadanos demandan y merecen.

Mientras tanto escucharé la música que me gusta y no aparece en spotify y que puedo descargar a placer.

Safe Creative #0909244578521

La memoria en Internet y la cruda realidad

La Taberna del Escocés abre sus puertas

La Taberna del Escocés es un proyecto cultural devolucionista, colectivo y multidisciplinar, que reune a más de 25 artistas en torno a la música, la literatura y el cómic principalmente, además de otras formas de expresión artística. Será lanzado al público en la red — el lugar donde nació en el año 2007 — el próximo lunes 21 de septiembre.

Como aperitivo, el viernes 18 de septiembre, pudimos ver y oir en concierto a la banda que ha puesto música a los relatos, “Blue Identity”, en la sala La Fídula, en la calle Huertas 57 de Madrid.

La Taberna del Escocés ya es un hecho. El proyecto nació en el seno de la comunidad de bloggers de “El País” allá por mediados del año 2007, y durante estos dos años se ha ido creando un grupo de trabajo con escritores, dibujantes y músicos que le han dado forma, convietiendolo en un proyecto artístico colectivo y multidisciplinar. A pesar de la estrecha relación de trabajo, muchos de ellos no se conocen personalmente, ya que Internet ha sido el punto de encuentro y el medio de trabajo para todos ellos.

Varios escritores y escritoras han creado una serie de relatos sobre algunos de los personajes que pasan por la taberna y cuentan sus historias al “Escocés”, marino de mediana edad retirado que montó la taberna para sustentar su jubilación. En la taberna una banda toca blues y rock y las letras de las canciones son las historias de estos personajes. Esta banda de la Taberna, se formó expresamente para este proyecto y responde al nombre de Blue Identity, Ayer viernes 18 de septiembre se presentó al público madrileño con una actuación en La Fídula.
En un espacio y tiempo indefinido se suceden unas historias sobre vidas olvidadas y personajes oscuros, marginales, casi de novela negra, que se irán publicando mensualmente en una plataforma web que el grupo ha creado expresamente: www.latabernadelescoces.org. Cada historia se publica con su relato, un comic que la ilustra y una canción, que se irán colgando en la web durante el mes de publicación del relato correspondiente. Todos los contenidos son descargables.
Esta pluralidad de artistas se ha unido a través de internet y creado una obra colectiva de calidad, y hacen devolución expresa al dominio público.
Estos artistas entienden que con el “devolucionismo” ejercen su derecho fundamental y constitucional de Libertad de Creación y de Difusión de su obra.
“Lo más interesante del caso – manifiesta Eme, un miembro del Equipo – es que incluso dos años después de colaborar estrechamente todavía algunos de los que hemos participado no nos conocemos personalmente. El poder de Internet es ilimitado y abre unas puertas a la creatividad que antes nos estaban vedadas.”
Todas las obras se han registrado en el registro de la propiedad intelectual on line Safe Creative que permite utilizar diferentes licencias. Para la obra se ha utilizado Dominio Público.
Asimismo, La Taberna del Escocés se ha constituido en asociación cultural, sin ánimo de lucro, cuya finalidad principal es la incentivación de la creación colectiva y multidisciplinar de obras libres y su difusión mediante las nuevas tecnologías de la información.

Los objetivos principales son.

  1. Promocionar, la creación artística multidisciplinar e interactiva con licencias libres.
  2. Publicar y editar las obras creadas en la Asociación mediante las nuevas tecnologías.
  3. Incentivar la creación artística multidisciplinar e interactiva con licencias libres.
  4. Incentivar la creación colectiva y la difusión de las obras.
  5. Utilizar licencias libres para la difusión de las obras creadas en el seno de la asociación para permitir el acceso libre y universal a las mismas.

  6. http://www.latabernadelescoces.org
    http://www.emenavarro.es

La Taberna del Escocés abre sus puertas

La Libertad

Creemos que “libertad” es una palabra o que es algo que tenemos automáticamente, que una vez concedido ahí se queda, para siempre… Nada más lejos. La libertad es una meta no alcanzada pero alcanzable y el principal peligro para perderla no es, como contrariamiente creemos, los demás, sino nosotros mismos. Estamos dispuestos a cambiar libertad por la ilusión de libertad, estamos dispuestos a perder libertad por la apariencia de corrección política.

Pero cada vez que cedemos, que consentimos situaciones injustas, que nos conformamos ante los abusos de los demás, perdemos libertad y la perdemos por nuestra culpa. Estamos incluso dispuestos a perder nuestra propia libertad interna, nuestro pequeño centímetro interior, el último resquicio que nos queda de independencia, de honor puro y verdadero.

Nos equivocamos con tanta frecuencia que a veces me pregunto si podemos llamarnos hombres si estamos dispuestos a dejar de serlo para convertirnos en simples monigotes maleables y manipulables.

Los que tienen el poder, cualquier poder, lo ejercen sin cortapisas, seguros de nuestro conformismo, de nuestra complicidad con el abuso que sufrimos.

Internet no es ajeno a ésto. No tenemos que intercambiar funcionalidades, prestaciones, por libertad. No debemos ser siempre políticamente correctos por intentar complacer a todos. Internet no es sino una extensión de la realidad, no una realidad aparte. Lo que cedemos en Internet no es virtual, es real y por lo tanto una muestra clara de lo que estamos dispuestos a perder en nuestra vida analógica.

“El precio de la libertad es el tener que estar siempre alerta”. Wendell Phillips. Abogado Abolicionista.

Safe Creative #0909044362917

La Libertad

Jamendo incorpora en sus sistema el registro automático de obras en Safe Creative

Bueno, ya llevado algo más de tiempo del esperado pero por fin el trabajo ha tenido sus frutos y ya podemos anunciar oficialmente que Jamendo incorpora desde hace un par de días las herramientas de registro automático de obras desde su plataforma a través de API en Safe Creative. Es sólo la primera de las integraciones finalizadas, pero hay más en curso, incluso alguna anterior pero que por temas técnicos se ha retrasado unas semanas.

Es mucho más lo que vamos a hacer a partir de ahora, pero estamos muy contentos con cómo ha ido todo, sobre todo por haber tenido la oportunidad de conocer en persona a los creadores de Jamendo.com.

Como, y aunque no lo parezca, estoy de vacaciones y no tengo mucho tiempo os pongo la nota de prensa oficial, pero espero poder contar alguna cosa más sobre la emocionante negociación y aventuras por Luxemburgo y Zaragoza con la fantástica gente de Jamendo.

——

Safe Creative acaba de anunciar un acuerdo con Jamendo, la mayor plataforma de distribución de música gratuita por Internet, por el cual la distribuidora incorpora el registro automatizado de su música en Safe Creative, ofreciendo así a sus artistas los beneficios legales y de difusión de información de derechos en la Red del Registro de Propiedad Intelectual de Safe Creative.

Jamendo es una comunidad para compartir y descargar música de forma legal que irrumpió en la industria musical como la vía para que los artistas promovieran su música en la Red. A través de la plataforma, los artistas autorizan que sus canciones y álbumes sean compartidos gratuitamente, haciendo posible la difusión de su música en línea y protegiendo sus derechos gracias a las nuevas tecnologías y a los acuerdos de licencia de “Creative Commons”.

En este contexto, Jamendo da un paso más con este acuerdo, que, inicialmente, va a permitir a artistas destacados beneficiarse de las garantías del registro Safe Creative, el primer registro de la propiedad intelectual online,  dotando de mayor garantía legal a sus licencias Creative Commons.

El sistema aporta mayor seguridad y rigor. Dificulta el plagio y ofrece información en la Red de los derechos registrados.

“Después de un año de estrecha colaboración, estamos muy orgullosos de poder proponer a nuestros artistas un instrumento gratuito suplementario con Safe Creative que es para nosotros la referencia en protección intelectual y que comparte los mismos valores sobre Creative Commons” comienta Sylvain Zimmer, fundador de jamendo.

Los artistas podrán gestionar su registro través de la web de Jamendo, en la que aparecerá en todo momento un apartado que dejará constancia del registro en Safe Creative de la obra, ofreciendo al internauta un acceso inmediato a la información sobre la autoría y los derechos de uso de dicha obra; y a los programas y redes de distribución una vía (API) para consulta automatizada (semántica).

Además de las ventajas tradicionales de un registro, gracias a la incorporación en el registro de Safe Creative, los derechos de propiedad de las obras distribuidas por Jamendo pueden ser ya consultados y “comprendidos” por cualquier programa P2P, portal o sistema a través del vanguardista API de información semántica de Safe Creative.

“El acuerdo con modelos como Jamendo hacen de esta nueva revolución en la difusión de la música a través de Internet una realidad cada vez más palpable”, afirma Mario Pena, Coordinador de la comunidad de usuarios de Safe Creative.

Acerca de Jamendo:
Jamendo es la primera plataforma mundial de descarga de música gratuita y legal. Disponible en ocho idiomas, la página web propone el catálogo musical libre y gratuito más amplio del mundo : 200.000 canciones y 20.000 álbumes por más de 9.500 artistas del mundo entero. La innovación del modelo económico de Jamendo permite la gratuidad de las descargas para los visitantes así como la remuneración de los artistas, basada en el reparto de las ganancias por publicidad y de las utilizaciones comerciales. Jamendo PRO es un nuevo servicio online, lanzado en enero de 2009, que permite poner en relación a los artistas de jamendo y a las marcas, a través de dos productos :

  • la sonorización, por radios temáticas y sin publicidad, de lugares públicos (restaurantes, hoteles, tiendas, salas de deporte, …)
  • la sincronización para proyectos en vídeos publicitarios, documentales, …

Ducati, MTV, Orange, Saint-Macloud, Subway, Quick, Arte, EuroRSCG ya se fían de nosotros. Para los artistas, también se trata de una plataforma de promoción y de remuneración alternativa genial.Lanzado en 2005 por Sylvain Zimmer, Laurent Kratz y Pierre Gérard, hoy Jamendo está animado por un equipo internacional de más de 20 personas, con base en Luxemburgo.Jamendo combina innovaciones jurídicas, tecnológicas y económicas para ofrecer una propuesta única en el mundo de la música digital.
Para más informaciones sobre jamendo : www.jamendo.com
Para más informaciones sobre Jamendo PRO : www.jamendo.pro

Jamendo incorpora en sus sistema el registro automático de obras en Safe Creative

Políticas de corrección moral de Flickr para contenidos moderables y restringibles

Para vuestra información os copio de unos correos que he intercambiado con el staff de Flickr, sobre qué debe ser moderado o restringido. Esta información no la he visto disponible en la web de Flickr. Si alguien tiene un enlace que lo muestre, que no dude en comentarlo.

[…] Imágenes como: bustos de mujeres desnudos, tangas que muestren los glúteos, ropa translúcida que muestre desnudos, bustos de mujeres cubiertos sólo del pezón mediante calcomanías o etiquetas, etc. Deben de ser marcadas como contenido “moderado”

Genitales, vello púbico, imágenes con fetichismo necesitan ser marcadas como “restringidas”

(marcar el contenido como privado es diferente a clasificar el contenido como “moderado” o “restringido”) […]

Francisco de Goya (dominio público)
Francisco de Goya (dominio público)

Supongo que la Maja Desnuda y el David del Miguel Ángel no hubieran tenido exposición pública en un mundo gestionado por estas políticas.

Espero que os sirva de algo.

Políticas de corrección moral de Flickr para contenidos moderables y restringibles