Lo que no se ve no existe

Se utiliza como argumento contra la ciencia la falacia de hombre de paja por la que se considera que los escépticos se equivocan a la hora de descartar a cualquier dios porque no es visible.

Sin embargo, lo que hace la ciencia es establecer que cualquier cosa que se afirme que existe se tiene que poderse llegar a medir. El límite de la ciencia está ligado al umbral de la capacidad de medición. A mayor sensibilidad más capacidad de llegar a nuveos descubrimientos, descartar y refutar hipótesis. Algo tan enorme e influyente con un supuesto dios, sea el que sea, debe poder inferirse de estas mediciones y deben ser extraordinarias, como la afirmación de su existencia. Lo que nos dice la ciencia, como explica Stephen Hawking, es que no existe nada que indique que un ser “dios” influye en modo alguno en la realidad medible (que no simplemente observable con los ojos).

Anuncios
Lo que no se ve no existe

2 comentarios en “Lo que no se ve no existe

  1. marlene bonilla dijo:

    Entonces como sabemos que el aire existe… como sabemos que es real… Porque lo sentimos… lo respiramos.. Pero el que no lo veamos no quiere decir que no esté allí así de igual forma es inconcebible pensar que no existe un creador.
    Si, es cierto.. No lo podemos ver pero si vemos al rededor su creación. Otra cosa que hay que analizar es que la creencia de que todo haiga aparecido así por asar también es no creíble…
    Tu información es buena no lo niego.. Pero en cuanto a detalles como estos simplemente es de investigar..Leer y créeme encontrarás la verdad.

    1. Mariene, gracias por comentar. Sin embargo quiero que te fijes en, precisamente, que rebato en el texto el título de éste: Porque que algo no se vea no es argumento sufuciemte para descartar su existencia, sino que en lo que debemos basarnos es en que se pueda medir. Así pues el aire no lo vemos, pero sí lo podemos medir. Podemos medir su fuerza, su peso, sus componentes, y otros parámetros. Igualmente ocurre con las emociones humanas y su percepciones (cómo funciona el cerebro), las reacciones químicas el magnetismo y otros fenómenos.
      Dices que es inconcebible no creer que existe un creador, y digo yo que es perfectamente concebible, pues así lo concibo yo. Lo que dicen las mediciones científicas más precisas es que no existe interacción alguna con un supuesto dios. No se ha medido, no hay influencia. Que exista o no, a efectos prácticos, es irrelevante. Así que es mejor quedarse con la explicación más sencilla. Esos dioses que tanto se veneran, simplemente no existen, o son producto de nuestra imaginación. Lo que llamamos la creación, no es tal. Es un universo, y se puede explicar igualmente sin la necesidad de un dios. El universo puede ser el simple producto de un accidente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s