Privacidad y grabación de acciones de la policía

flower spyPersonalmente me alineo con la opinión expresada por el relator especial de las Naciones Unidas para la Seguridad y que viene a sostener que una licencia sin límites para vigilar y espiar a todas las personas es algo tan desproporcionado que debe ser evitado, teniendo que prevalecer el derecho a la privacidad de los ciudadanos. Esto no significa que no existan casos concretos y fundados para que se controle a según qué personas o según qué zonas, con supervisión judicial, pero debe prevalecer la privacidad como elemento fundamental para garantizar la democracia. Cuando uno va por la vía pública bien puede estar ejerciendo acciones privadas y su anonimato debe ser especialmente protegido. Voy a poner algunos ejemplos: Ningún servidor de la seguridad en el ejercicio de sus labores públicas debería recabar indiscriminadamente si yo por la calle opto por entrar en una sinagoga, iglesia, mezquita, en una consulta para la planificación familiar o en la sede de una ONG u otra.

Este tipo de vigilancia debe ser evitado, lo mismo que ocurre con las comunicaciones en general y eso aún a sabiendas que algún criminal se escapará. Esta especial protección es, en mi humilde opinión, el mal menor de los muchos males que tenemos donde elegir y me viene a la mente el libro 1984.

En el caso de los servidores públicos, en el ejercicio de su labor como sirvientes públicos que tienen la capacidad legal de ejercer la violencia y a los que se les presupone una conducta ejemplar, se entiende que cuando actúan en el curso de una detención, por ejemplo, es porque se presupone se está cometiendo, se ha cometido o se va a cometer un delito. Estas grabaciones que incluyen imágenes de personas que pueden ser inocentes, deberían existir para proteger los derechos de ambos en el caso de conflicto y siempre con supervisión judicial.

Convengo en que es un tema complicado ya que sabemos que estamos siendo permanentemente controlados ya sea de forma pasiva o activa, pero no por eso creo que debamos dejar de preguntarnos si deberíamos defender que esa vigilancia continua va contra el espíritu de un estado de derecho moderno y sólido.

Privacidad y grabación de acciones de la policía

Levantando acta sobre ACTA

ACTA representa el ataque más furibundo de la industria oligopolista y obsoleta para lograr el control y la supervisión de la ciudadanía, eliminando la libertad y destruyendo Internet de facto. Y todo con la complicidad de una gran parte de políticos aprendices de tiranos. No sólo retrocederíamos siglos en lo que a lucha por las libertades se refiere, sino que perderíamos una oportunidad única en la historia de acercar la cultura y el conocimiento a todo el mundo con el objeto de mejorar la dañada humanidad.

David Hammerstein nos informa de esto:

Se está levantando acta sobre ACTA en el Parlamento Europeo

Al principio era  el gran secretísmo y la opacidad de las negociaciones sobre el Acuerdo de Comercio Anti-falsificación que causaba malestar tanto entre los eurodiputados como entre la “comunidad europea” funcionarial, cívica y empresarial que trabaja en bruselas.  Después,  poco a poco, conforme que se iba filtrando informaciones sobre el contenido de las negociaciones, comenzaba a cundir el disgusto y el miedo a una draconiana legislación que se pretende meter por la puerta trasera.
Algunos elementos del propuesto acuerdo asustan: el filtro de los datos personales por parte de las operadoras,  el corte del acceso a internet por vías administrativas, la persecución criminal a cargo de empresas privadas, la confusión entre la justicia civil y la penal y la explosión de la sospecha global en contra de una utilización no-comercial de la cultura y la información.
Hoy en el Parlamento Europeo se ha presentado una “declaración escrita” en contra de ACTA , se está preparando otra resolución oral para el próximo pleno de marzo sobre la falta de transparencia del proceso y el Supervisor Europeo de Datos acaba de publicar un informe muy negativo sobre las amenazas de ACTA  sobre la protección de los datos personales.
El lunes pasado el Supervisor de Datos Personales de la Unión Europea emitió un informe (http://bit.ly/djuUcG) muy crítico sobre ACTA por su posible vulneración del Derecho Comunitario y de los Derechos Fundamentales que protegen la intimidad de las personas. En su opinión oficial  el supervisor afirma que no es legal responsabilizar a los servidores de internet de los contenidos que fluyen por sus servicios. Además, considera que el corte de la conexión de internet es una medida que vulnera un derecho fundamental que no puede ser llevada a cabo sin una decisión judicial previa.
Hoy en la rueda de prensa que presentaba la “declaración escrita” (http://0z.fr/e6Gco)que debe conseguir la firma de la mayoría de los eurodiputados, los primeros firmantes Castex, Lambrinidis, Rothova y Alvaro tuvieron palabras muy duras tanto sobre el proceso como “ACTA es un blanqueo legislativo a escala global para meter por la puerta de detràs lo que ningún parlamento nacional estaría dispuesto aprobar”, “el control sistemático de los ciudadanos otorga más poder a las las servidoras de internet que a la que tiene la policía para luchar contra el terrorismo” o “colocar la responsabilidad civil sobre las empresas de internet es como responsabilizar a la oficina de correos del contenido de las cartas que se mandan.”
Cada vez más las lineas están siendo trazadas en la gran batalla sobre el significado de la libertad en la era digital.  La ciudadanía debe tener la última palabra.
Levantando acta sobre ACTA

Filtrar o cortar Internet arbitrariamente

No nos engañemos, que corten Internet en otros países nos afecta a todos directamente. Nuestra “nación” es Internet.” O al menos así lo entiendo yo. Ahora que Australia quiere velar por la limpieza moral de sus ciudadanos incapaces de decidir por si mismos, al igual que hace el gobierno Chino que quiere prohibir lo que unos cuantos consideran inmoral, no podemos pensar que esto es cosa de otros países.

El corte de conexiones, de páginas web por decisiones administrativas es un corte que va siempre en dos direcciones, afecta al que comunica y afecta al que accede a la información.

Una ley de este tipo en China, Australia, España o EEUU no es algo que afecte a “únicamente” los ciudadanos de los respectivos, porque si por algo se caracteriza Internet es por no conocer fronteras ni más nación que el propio planeta.

Internet se ha convertido en lo que es hoy en día no gracias a una o dos personas, un proyecto militar o un centro de investigación científica, sino por la contribución en mayor o menor medida de millones de individuos y porque, eso sí, unas cuantas personas pensaron que compartir información era importante para avanzar.

Hoy estamos viendo como todo lo construido se desmorona con las escusas de costumbre. Hoy contemplamos ¿impotentes? como comienzan los días del fin de Internet tal y como la conocíamos. Porque ya no sabré gracias a los servicios de traducción qué me iba a contar un ciudadano chino, o por algún lamentable error o confusión de términos de protección de copyright no podré acceder a alguna web de ciudadanos australianos.
Texto por Mario Pena expresamente devuelto al dominio público.

Filtrar o cortar Internet arbitrariamente

Amazon elimina copias compradas de “1984” y “Rebelión en la Granja” de Orwell

by Surfstyle CC by
by Surfstyle CC by

La industria del entretenimiento piratea la cultura que en un mundo sano sería hace tiempo de la humanidad a la que pertenece. La infinita ironía nos demuestra la fragilidad del “cloud computing” o “cloud storage” ante lo infinito de la estupidez humana.

Cuando leo una noticia así, la rabia que siento resulta casi logra marearme, y no tanto por lo que hacen algunos necios, sino porque somos los ciudadanos los que lo consentimos. Hemos consentido al no exigir un cambio radical en la leyes de “propiedad intelectual”. Pirata es gran parte de la industria del entretenimiento, no los ciudadanos que comparten. La piratería, además del plagio, es precisamente lo que ha hecho el editor de estos libros y Amazon.

Si alquien quiere realmente comprarse un Kindle debería pensarselo dos veces.

Por desgracia en el futuro, con la popularización del consumo por streaming, seremos testigos tal vez mudos y sordos de más noticias como ésta. Spotify es un ejemplo de producto que puede y de hecho sufrirá de lo mismo. Se controlará qué está disponible y qué no, qué debemos consumir o qué debemos dejar de poder acceder. El propio concepto de que los contenidos estén online está puesto en entredicho e incluso proyectos honestos en este sentido pueden verse muy negativamente afectados por ciertas actitudes que flirtean con el totalitarismo más recalcitrante.

No existe una solución a gusto de todos, pero tal vez el “cloud storage” y “cloud computing” ideal no será el de unos pocos ofreciendo sitio, contenidos y potencia de computación, sino la vieja idea de que sean los ordenadores de los ciudadanos los que lo ofrezcan de forma infinitamente redundante gracias al p2p, y todo con el objetivo de preservar la cultura que nos ha sido pirateada durante varios siglos por una mala interpretación de quién es dueño de qué… en lo que a autoría se refiere.

Por suerte yo tengo ambos libros de Orwell desde hace muchos años en mi estantería. En papel, comprados, leídos y releidos. Gracias a ellos he aprendido sobre lo que algunas industrias pretenden hacer con su doble pensar, con su control de la palabra escrita.

Es hora de que reclamemos sin un atisbo de vergüenza, lo que por derecho es de la humanidad.

Al menos todavía hay esperanza.

Safe Creative #0907184138324

Amazon elimina copias compradas de “1984” y “Rebelión en la Granja” de Orwell

Free Blogger: Los políticos de Italia contra la libertad de opinión

Me Free BloggerSabido es que los políticos no son amigos de que el pueblo hable, o pueda expresarse y opinar con libertad.

Internet, el último espacio de libertad que existe y que como tal ha de ser pretegido contra las ingerencias de los poderosos, corre grave peligro ante las propuestas restrictivas de derechos civiles que van mostrando la cara más monstruosa de una clase política a la que poco le gusta la democracia de la que tanto alardean.

El gobierno Berlusconi, abiertamente fascista y declarado enemigo de la libertad de sus propios ciudadanos, tal vez temiendo que los bloggers puedan convencer a mucha gente de lo imperioso que es echar del poder a los Berlusconis o Sarkozis de turno ha creado a modo de Ministerio de la Verdad (recordemos el libro 1984) un sistema para legalmente cerrar sitios web que comentan “crímenes de opinión”.

Copio y pego el llamamiento del que se hace eco MangasVerdes con una extensa recopilación de enlaces de alto interés:

——————

Los bloggers italianos piden nuestra ayuda, la de los bloggers hispanos y de toda la blogosfera internacional. Los políticos de su país han decidido aplicar por su cuenta aquella idea de algunos parlamentarios europeos de un registro de bloggers, es decir de identificar a los autores de blogs para poder ejercer control sobre ellos y, allí donde se tercie, la censura en aras de una Internet limpia y ‘atada y bien atada’.

En realidad, la ofensiva va más allá, pues la ley aprobado ya por el Senado autoriza al Ministerio del Interior a retirar o exigir a las operadoras el bloqueo de cualquier sitio con contenidos calificados como ‘crímenes de opinión‘, es decir opiniones que vayan contra intereses determinados, incluidos vídeos alojados en YouTube o fotos en Flickr, por ejemplo.

Para mostrar tu solidaridad, tan solo debes hacerte una foto en la que aparezca con la leyenda ‘Free Blogger’ y enviar un correo con los siguientes datos:

  • Para: freeblogger@beppegrillo.it
  • Asunto: tu nombre
  • Texto: la dirección de tu blog
  • Archivo adjunto: una foto tuya con la leyenda ‘FREE BLOGGER’

Éste es un vídeo montado para la ocasión:

En la página oficial tienes también botones para insertar en tu blog.

Mañana, o dentro de unas horas, podemos ser nosotros también.

Vía: Boing Boing

Free Blogger: Los políticos de Italia contra la libertad de opinión