Los incompetentes siempre buscan culpar a otro para ocultar su incompetencia

Los que asesoran a las principales industrias del entretenimiento deben de ganar mucho dinero y para ocultar la incompetencia buscan culpar a otros para ocultar su inacción, su incapacidad de idear nuevos modelos de negocio arriesgados tal vez, pero necesarios a medio y largo plazo para la supervivencia futura de dichas industrias.

Como Internet es una amenaza para los poderosos han encontrado a los políticos corruptos su aliado natural. Muchos políticos profesionales son también profesionales en ignorancia sobre Internet y la sociedad a la que sistemáticamente quieren controlar. En la obsesión por controlar la Red que tanto desconcierto les produce, no han dudado en arremeter contra lo que fue el último espacio de  libertad: Internet.

La ciencia ha sido derribada en beneficio de una religión por la que el copyright es el dios y las escrituras han de ser interpretadas como ellos dicen y no de otra manera.

Bien, lo están consiguiendo. Los asesores han comprado a los políticos que se han dejado vender pues además de complacer a los parásitos de la cultura obtienen el beneficio de poder controlar la Red, o la ilusión al menos de poder controlarla pero ¿qué pasará después? Cuando la gente de hecho no compre sus soportes repletos de contenidos mediocres en mucho casos ¿a quién echarán la culpa entonces? No lo duden, seguirán con la misma cantinela… que si los que descargan, que si lo de encriptar es de gente que oculta algo, que si tal y que si cual.

Y en medio de este absurdo juego que dicho sea de paso se carga por el camino nuestras libertades, se encuentran los creadores, los artistas. Han sido engañados de tal manera en el espejismo de que los contenidos son escasos, que no ven que el enemigo que tienen son esos incompetentes asesores e intermediarios, y no los ciudadanos que sólo quieren poder acceder a sus obras de forma cómoda e inmediata. ¿Cómo rentabilizar eso para poder vivir de ello? Calidad y nuevos modelos de negocio con menos intermediarios, o como poco, otros intermediarios que vivan en el siglo XXI en cuerpo y mente. No como otros cuya mente se pierde en los tiempos oscuros del medievo.

Safe Creative #1004065914844

Los incompetentes siempre buscan culpar a otro para ocultar su incompetencia

El canon al ADSL y la maniobra de los tres avisos

Siempre el objetivo de estas grandilocuentes medidas del tipo de los “tres temibles avisos” es proponer un “canon” a las conexiones de ADSL, de manera que se mantiene un modelo de negocio que no necesita hacer nada más que esperar sentado en su poltrona a recibir el talón que pagamos entre todos.

No olvidemos que cada vez más contenidos que se consumen no son de las grandes industrias del puro entretenimiento con un 2% de cultura, sino de los autores amaters no profesionales o artistas que usan copyleft, y que en la mayor parte de los casos no quieren remuneración por copia privada.

Es más, cada vez más son estos los contenidos de “algunos derechos reservados” que mueven a la gente a usar Internet y a crear riqueza. La industria ve que pueden perder cuota de mercado ante la calidad de estos contenidos y el bajo perfil cualitativo de los suyos, pero pueden cobrar por lo que no les pertenece en forma de canon a los ADSLs (la vieja aspiración de tantos apoltronados), porque los políticos que les elegimos lo ven bien. Es útil para sus propósitos de controlar la díscola red de redes tan llena de gente que piensa y se informa por si misma.

Estos canones en CDs, memorias para cámaras fotográficas es una forma cada día más evidente de quitar dinero a todos estos creadores que innovan para darselo a los que no lo hacen. Se recompensa, como suele ocurrir con demasiada frecuencia, al incompetente por su incompetencia.

Al tiempo lo mismo pasará en Francia e Italia y demasiado pronto se propondrá también aquí en España. Existen otras soluciones pero obligaría a innovar… a trabajar para ganarse el pan y eso a los apoltronados no les gusta nada. ¿No decían que había crisis?

Las medidas de canones y la inactividad política y social para adaptar las leyes obsoletas de propiedad intelectual a los tiempos del inicio de la era digital, producen un mal que difícilmente se podrá remediar si los ciudadanos no hacemos algo ahora. Por un lado la cultura seguirá secuestrada y esclava de esas grandes industrias que no innovan, y al mismo tiempo se frenará todo avance en temas de contenidos digitales, pues se privilegia a aquellos que no se mueven de su postura más propia del oscuro medievo; cuando los libros eran quemados, o recluidos y apartados del pueblo al que siempre deberían haber pertenecido.

Vivimos pues en un momento el que debemos elegir entre quemar de nuevo la nueva biblioteca de Alejandría en nombre del dios todopoderoso e incuestionable del copyright o podemos construir un futuro prometedor donde la gente comparta y genere cultura y riqueza.


Safe Creative #0901292491869

El canon al ADSL y la maniobra de los tres avisos

Delitos Telepáticos

Todavía sorprende que ciertos agentes que se hacen garantes de los derechos de la “propiedad intelectual” y se consideran expertos cualificados para sojuzgar a toda una nación, no sean capaces de repasar sus propios artículos.

Sumamos a los fallos de sumas y restas, nuevas manifestaciones cuando menos dudosas y que dejan en entredicho la supuesta imparcialidad (ja – ja) de sus comentarios.

Hay un grupo organizado, llamado ACAM, cuya página creo que únicamente la leemos algunos internautas con ganas de echar una risas. No es de extrañar que visitemos su página tan a menudo porque encontramos perlas como éstas: http://www.acam.es/noticias_detalle.php?id=517 en dónde se menciona lo siguiente: “El Grupo de Delitos Telemáticos, responsable de la detección de los delitos relacionados con la informática e internet, así cómo de la intervención allá donde se produzcan y la, posterior, detención de quienes delinquen telepáticamente para su posterior entrega al juez, parecen no tener ninguna duda tras la lectura que hacen de la ley.

Bien, ha surgido pues una nueva amenaza a sumar a los peligrosos p2p tradicionales… ¡la telepatía! Y, claro, hay que perseguirla porque si bien es detestable que la gente se baje música de internet, y lo es, detestable quiero decir, ya que mucha de la música que se baja no merece la pena el tiempo que se pierde en bajarla, ¡no podemos consentir que la gente se comunique y comparta música telepáticamente! Hasta ahí íbamos a llegar. Imaginen lo que sería que pudiésemos pensar en una canción y la escuchasen nuestros amigos de a unos kilómetros de distancia… ¡piratas! Y todo sin cables, prácticamente indetectable y sin control alguno. ¡Hay que poner todos los recursos policiales disponibles a buscar a estos criminales! ¡Da igual que mucha gente que la policía tendría que ocuparse de otros temas! ¡Llenemos la cárcel de chavales aficionados a la música!

Vamos a hacer un ejercicio de telepatía criminal, vamos a concentrarnos todos y compartir mentalmente lo que pensamos de grupos como ACAM y sus amos las SGAEs de turno que no dudan en cobrarnos a todos por todos los CDRs y DVDRs que compramos, no importando para qué los usemos, o si somos universidades, empresas u hospitales. Creo que los amigos de ACAM y SGAE podrán leer mi mente telepáticamente en este momento y sabrán lo que mi mente comparte con varios cientos de miles de internautas más…. y cada vez con más gente.

Porque telepáticamente parece ser que hemos conseguido que cada vez más programas de TV les saquen los colores, porque cada vez es más difícil mantener el engaño en el que pretenden sumir a toda la sociedad. Porque ustedes no son mejores que nosotros y desde luego nosotros no somos lo peores.

Cuando alguien se aprovecha de una ley ambigua, de un gobierno a la deriva y cuando se les pregunta si es justo que un hospital al comprar CDRs para grabar sus historias médicas o datos de diagnósticos, pague un canon a los “artistas”, lo único que saben responder, es pregunte al legislador (eludiendo responder la pregunta), hablamos de un grupo de gente con una muy baja catadura moral. ¿Alguno de los que me leen podrían hacer algo así, saber que cobran mediante el truco de canones, de los presupuestos de la sanidad para mantener a unos pocos ricachones más ricos todavía?

Yo creo que no. Yo creo que ustedes no harían eso, antes más bien, con el fin de no dar una pésima imagen de cara a los que les compramos los CDs, exigirían definición al gobierno o directamente renunciarían a perjudicar a toda una nación por simple codicia, en lugar de insultar y criminalizar a sus consumidores.

La telepatía va haciendo su efecto y por eso sigo animando a compartir telepáticamente lo que sabemos que son ustedes. Intenten detenernos por semejante crimen, pero ni todas las injustas leyes que se saquen de la manga ocultarán o camuflarán la realidad. Y la ley se cambiará y ustedes (bueno, sus amos) tendrán que devolver el dinero de sus “compensaciones” si no logran escapar con el a algún paraíso fiscal, como sospechamos intentarán hacer.

Y por favor, repasen sus artículos o corremos el riesgo de tener un ataque de risa irreversible y podríamos incluso perderles el respeto.

Telepáticamente suyo.

Mario Pena (CC) 2005 by-nc-nd

Delitos Telepáticos