Industria del entretenimiento y culpabilidad

Llevamos unos días manteniendo un acalorado debate sobre si la gente se baja cosas y le importa bien poco el hecho o no de compartir así sobre la licitud de hacerlo.

En los comentarios se alega que muchos nos auto-convencemos de que “descargarse” no es malo bajo pretextos de defensa de la liberación de la cultura, mientras que algunos sostenemos que el discurso condenatorio de “bajar sin pagar es malo” es más bien propio de los lobbys del copyright y carece de argumentos válidos en la actual era digital.

Yo básicamente sostengo que la gente es más generosa de lo que parece a simple vista, que existe mucha gente que tiene miedo de algo a lo que no debería tener miedo en una sociedad sana y que el discurso de las entidades de gestión se parece más bien a propaganda más propia de ciertos regímenes de triste recuerdo que a otra cosa.

Afirmo que la evolución en las costumbres es algo que se debería tener mucho más en cuenta que la foto fija en un momento dado de cada internauta que descubre por primera vez la posibilidad de descargar contenidos de manera gratuita.

Como mi último comentario no ha salido publicado, estará en moderación porque tiene varios enlaces, procedo a modificarlo un poco y hacer un breve artículo aquí con él. El asunto comienza con la pregunta sobre si la gente está dispuesta a comprar contenidos, porque si, según afirma Eduo, la posiblidad de pagar es eso, una posibilidad, no hay más discusión ya que la gente “obviamente” preferirá lo barato. Yo creo que sí hay voluntad de comprar, y de hecho creo que la gente sí está dispuesta a pagar, claro que probablemente no bajo el sistema de compras y ventas basadas en los modelos de los años 80, pero sí en otros que puedan venir. También se cuestiona el comentario que hago sobre la potencial trampa que se esconde tras la eventual eliminación de los DRMs de algunos contenidos. Trampas e inseguridades que no auguran un gran éxito en estas medidas. En cualquier caso recomiendo leer el artículo completo y el casi centenar de comentarios:

…..

Yo creo que la gente sí está dispuesta a comprar, pero no pagar el precio que la industria quiera sin dar el valor que compense el desembolso ahora que hemos visto que “para conseguir una canción no es imperativo pasar por caja”. Ahora mismo no existe ese valor. Si desligamos el soporte del contenido veremos que el contenido que se pueda vender y comprar online ha de poder ofrecer algo que justifique ese pago. Si por el contrario se quiere seguir vendiendo el soporte, otro tanto debería poder ofrecer este. Por ahora la ventaja no existe como tal.

¿Porqué pagar tiene que ser obligatorio en este entorno de difusión digital? ¿Porque al modelo de negocio le conviene? ¿O porque se da el valor necesario por el cual sí querríamos pagar? Ese es el fallo del modelo que quieren imponer y no otro. Si no se da un plus, y a menudo se quita, no compensa pagar. Pero lo curioso es que yo creo que la gente sí está dispuesta a pagar, y aunque no lo creamos lo hace.

Los consumidores preferiremos gratis pero, obviamente, no es un modelo de negocio viable para los fabricantes” afirma Eduo. Pues que busquen otro modelo de negocio. Si un modelo de negocio no es viable ¿deberíamos tener que seguir comprando hielo en las fábricas de hielo en vez de tener frigoríficos? ¿Cuántas revistas online han fracasado por querer cobrar a sus suscriptores habiendo otras que dan los contenidos de manera gratuíta…? ¿Pagas por usar el buscador Google? Sin embargo tienen que pagar máquinas, personal, empresas que compran… Las cosas cambian en la era digital y con la tecnología, la concepción analógica no sirve ya por más tiempo y menos en lo que a contenidos se refiere.

Eso es lo que parece que no nos entra en la cabeza. En la era de los contenidos digitalizables los modelos de negocio futuros deberán ser concebidos bajo la capacidad casi ilimitada de realizar copias con costo cercano a cero. Todo deberá cambiar bajo el impulso de la tecnología.

Todos los días se acaban modelos de negocio debido a los cambios de hábitos y de la tecnología. Por ejemplo la fabricación de película fotográfica ha caído mucho en los últimos tiempos… pero ¡si incluso los paparazzi se quejan de que la “gente” les quita el trabajo porque todo el mundo tiene cámara digital y hace fotos a los famosos!¡Y el amigo paparzzi tiene que comer y pagar la cámara digital Canon de 6.000 euros, el objetivo 400mm de F 4 de 12.000 euros y las compactas con objetivo que rota!

Las empresas tienen que adaptarse a lo nuevo que viene y si no lo hacen es su problema. No sé cuántas veces lo he dicho ya. Hay maneras de sacar dinero, pero claro, a costa de ciertos sacrificios. No se puede pretender tener todas las ventajas de la era digital y no aceptar los “inconvenientes”. Eso sería demasiada comodidad.

Si otras industrias se caen ¿porqué ésta es distinta? ¿Cuál es su prerrogativa? ¿Que su modelo se basa en el mismo de los años 80? Pues lo siento mucho por ellos, pero tendrán que pensar que ya no estamos en esa época.

Sobre DRMs pues sí, tienen truco algunos de ellos, como el de iTunes y la “prueba de Universal” ¿prueba cuando se ha demostrado que es el DRM lo que no funciona…?

Error 500 sobre iTunes
Uberbin sobre iTunes
Artículo aparecido en El País sobre canciones sin DRM de iTunes
Bandaancha sobre las canciones sin DRM de Universal
Mi opinión sobre el experimento del DRM de Universal

Industria del entretenimiento y culpabilidad

20 comentarios en “Industria del entretenimiento y culpabilidad

  1. Muy molón el nuevo diseño de la web.

    Bueno, entro a la página principal del blog que enlazas y veo, vídeos del Youtube, una portada del comic Watchmen, el cartel de una película, No tengo pruebas de que no haya pedido permiso uno a uno a los dueños del copiryght de esos contenidos antes de subirlos y ponerlos a disposición (que no compartirlos), así que no criticare eso. Lo que si veo es una foto alojada en flickr, expuesta rompiendo los términos de uso de flickr:

    “si tú publicas una foto de Flickr en un sitio Web externo, la foto debe estar vinculada a su página correspondiente. (Por lo tanto, usa la opción 1).”

    Algunos se creen que solo se violan derechos de autor si usas Torrent y Emule, y luego se llaman a si mismos “expertos” :P, y lo que me hace mas gracia se llaman “neutrales” cuando están violando “derechos” y “términos de uso” a diestro y siniestro. Es muy fácil ver la paja en el ojo ajeno….

    Es como pasa con una “Amiga” de flickr de esas que no dejan que nadie descargue sus fotos, luego vas a su blog y lo tiene lleno de MP3 para descargar, una postura anti-copia muy lógica y neutral: mientras te descargues lo de otro…. bueno el tema de la hipocresía en flickr daría para largo ya lo sabemos.

    La verdad no he leído todos los comentarios, creo que defiende que lo de “compartir” no es mas que una excusa para que la gente “pirateé” y que la gente descarga porque es “””gratis””” (atención a las comillas). Para mi es como si dijéramos que la gente busca excusas para tomar el sol, el intercambio de información, es algo tan natural e inherente a Internet como tomar el sol en la vida real, y es inevitable que la gente lo haga, la pregunta es, ¿dejaremos que este intercambio sea bajo las condiciones que una minoría interesada imponga a una mayoría de usuarios de Internet?¿dejaremos que sean los Lobbys de presión los que decidan cómo, cuándo, y porqué debemos o no debemos intercambiar información?

    PD: Por cierto a mi me parece mucho peor poner una foto violando los términos de uso de Flickr y los derechos de autor, como se hace en este blog que cualquier descarga ahora no puedo saber quien es el autor de esa foto que está bastante chula. Cuando descargo un disco se quien es el autor, tengo opción de ir a sus conciertos, o de comprar el disco físico….

  2. Tienes razón, los enlaces enviaron el comentario a la cola de moderación. Lo puse en cuanto pude pero a lo mejor no es mala idea .

    Sobre el DRM sabía que el comentario de la “trampa” iba a ir sobre la información en las canciones y creo que es una de esas cosas donde se confunden los conceptos.

    El DRM es una protección anti-copia. Quitar el DRM significa “Vale, decís que por el DRM no comprais nuestra música así que lo vamos a quitar”.

    La música no pasa a ser gratuita y su licencia de uso no cambia, por lo que sigue sin permitirse la copia indiscriminada (legalidad aparte, hablando desde el universo de las productoras y de la ley de EE.UU.), sólo se quita la protección y se pasa al sistema del “honor”. No es una carta blanca para compartir.

    Es equivalente, a sus ojos, a que un programa que antes requiriera una licencia de uso electrónica ahora pueda instalarse libremente. Esto no implica su copia libre.

    El DRM, siempre ha sido dicho, tiene dos afectados principales.

    Por un lado tiene a los compradores legítimos, a los que se trata de potenciales criminales.

    Por otro lado tiene a los compradores potenciales que quieren comprar productos interoperables que funcionen en otros reproductores y programas.

    La gente que defiende la copia libre ha insistido tanto en la lucha del DRM que en algún momento perdió el norte y pensó que ambas cosas eran la misma.

    Recordemos, además, que “Privacidad” no es sinónimo de “Anonimidad”. El poner la información en las canciones que son, en principio, para uso privado, destruye la “anonimidad” de esas canciones, pero en ninguna forma afecta la “privacidad” del usuario que las compra. Hay gente que dice que embeber la información del comprador en la canción viola su privacidad pero no, lo que viola es su anonimidad con respecto a ese fichero específico.

    Al quitar el DRM las productoras reconocen el derecho a copias de seguridad y “privadas” (“privado” aquí significa “propio y sin compartir”, iTMS está regido por la ley estadounidense cuando toma estas decisiones) y permiten la interacción con otros equipos (ademas del iPod), otras plataformas (ademas de Mac o Windows) y otros reproductores (ademas de iPod).

  3. Aunque no me había parado a mirar lo que mencionas de Flickr en ese blog, es precisamente uno de los puntos que he sacado a colación. Básicamente Eduo toma una imagen fija y estática del perfil de usuario de Emule como representativo de la vida en Internet a la hora de descargar. Sin embargo yo digo que Internet, eso que llamamos Internet es mucho más que los P2P, emule, etc. Internet tiene FTPs, WWW, Blogs, web 2.0, web 1.0, web 2.5 y pronto web 3.0 o lo que sea. Además la imagen fija no creo que sea en la que haya que fijarse, sino en la evolución, o involución en algunos casos como el que señalas de tu amiga.

    Compartir las obras de otros porque te gustan es inherente a la filosofía de los p2p, pero no muchos lo saben, eso es cierto. Sin embargo cuando ves lo que la gente hace con sus blogs ¡más de mil analizados por mi trabajo con Zync.es! Te das cuenta que la gente quiere compartir, pero de hecho no principalmente lo de los demás, sino lo suyo propio. Eso creo que es ilustrativo, sobre todo en Flickr que compartir con licencias CC requiere un esfuerzo y un interés que mucha gente no hace por puro desconocimiento en muchos casos.

    Pero el hecho de que la gente comparta sus creaciones, escriba en blogs contando sobre sus intereses es algo muy importante y a tener en cuenta en la visión general de cómo usa la gente Internet.

    El peligro es que la gente realmente se crea que hace mal, que es pirata. Me parece muy triste que estemos en esa situación y que internautas inteligentes defiendan esa visión de las cosas.

  4. Sobre el DRM he apuntado dos cosas, no sólo una. Cierto que lo que se viola es la anonimidad ¿se dice así 😛 ?, Pero se mire como se mire esta inclusión de datos del comprador es negativo para la percepción que tiene la gente del sistema que elimina el DRM. Es decir, seguramente la gente no vaya a “copiar” a “diestro y siniestro”, al fin y al cabo ha pagado por la canción y al incluir esa información da la sensación de que se le pretende controlar, controlando por donde anda esa canción. El hecho de que no lo dijeran en su día tampoco ayuda mucho a mejorar dicha percepción. No sé si me explico.

    Es decir, quitan el DRM pero sin avisar resulta que ponen dentro quién ha comprado esa canción. Yo, sinceramente, automáticamente como que prefiero no comprar esa canción por si acaso e imagino que mucha más gente pensará de igual manera… ya sabes, por si las moscas.

    Además no encontramos siempre con la dualidad de legislaciones o visiones de las cosas. En EE.UU. la ley del Copyright, aquí la de la Propiedad Intelectual que no contemplan las cosas de igual manera, y la gente mientras comprando canciones y alguien embebiendo sus datos dentro. No sé, pero desde luego que me parece mala política. ¡Ojo, que igual lo hacen pensando en los mass uploaders o para gente que lo use comercialmente! No conocemos sus intenciones, pero cuando ya salen programas para quitar esa información, y se van depurando para que sean más usables, se demuestra que la gente sencillamente no quiere que datos suyos, cualesquiera, vayan en esas canciones.

    Yo creo que quitar el DRM es un paso necesario, esencial, vital, porque es una tecnología negativa, pero desde luego que no es el único paso, es sólo el primero de varios pasos más que tendrán que seguir.

    También hablo del otro DRM de Universal retirado. Si cabe ese me preocupa más porque están haciendo “un experimento”. Por supuesto pueden hacer lo que quieran tienen libertad de hacerlo pero ¿experimento? ¿Por unos meses? ¿No venderlas por iTunes? Da la sensación como que no tengan muchas ganas de que la medida tenga éxito. Digo que da la sensación, no que sea cierto. Yo espero que funcione bien, pero si ponen ya trabas desde la salida, como que no inspira confianza.

    Es como pasa con una iniciativa de unos conocidos, videoclub.com.es que me comentaban que son los primeros a nivel mundial en vender películas online SIN DRM. Se sorprendieron de conseguir el permiso de las distribuidoras, pero han notado que no tienen ningún apoyo de las grandes casas para dar a conocer su sistema. Me comentaban que era casi como si prefirieran que las cosas sin DRM no se vendieran. Me lo dijeron con total sinceridad y les creo.

    La pregunta es ¿realmente se apuesta por quitar el DRM o se quiere demostrar sea como sea que el DRM es necesario porque la gente no compra sin DRM? El problema sigue siendo la visión analógica de un modelo de negocio que debería ser digital.

  5. Tal vez me he explicado mal, intercambiar información en Internet es algo natural, no hay que buscar justificación, llámalo compartir, o llámalo descargar si quieres, es la propia naturaleza de internet. Por supuesto, cada vez son mas los usuarios de la web quieren quiere compartir sus propias creaciones, sus propios textos, sus propias fotos, sus comics…

    Ademas hay cosas que ya están tan aceptadas que ni se plantean, como el caso de los vídeos de youtube, es muy curioso, entro en un foro de cine donde se critica el P2P y el emule es tabú, y sin embargo se ponen videos del youtube con copyright sin ningún problema, Ambos son actos de comunicación pública pero ni se plantea que el segundo caso pueda ser piratería ¿por qué no?…

  6. Pues creo que todo se deben a prejuicios, a desconocimiento y obediencia a la “religión del copyright”. Todo aderezado con un poco de “haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago”, doble moral y doble pensar.

    Durante mucho tiempo chocaremos entre la visión analógica de la sociedad y la creciente visión digital que deberán tener los modelos de explotación.

  7. “Cierto que lo que se viola es la anonimidad ¿se dice así?”

    Dios, no tengo idea. 🙂 Es la única que se me ocurre para darme a entender.

    Si sirve de algo mi escrito original pretendía llamar la atención precisamente de cómo se estaba trivializando el concepto de derechos de autor (algo de por sí nunca del todo claro entre la gente en general, como sabemos los que hemos estado en más de un par de discusiones sobre el tema).

    No creo, sinceramente, que sea un “haz lo que yo digo, no lo que yo hago” sino que realmente hay un desconocimiento.

    En EE.UU. por un tiempo parecía que iba a triunfar una especie de sentido común, cuando el “uso justificado” casi se vuelve de práctica común a ley formal. Con el “fair use” (que se piense lo que se piense no es una ley) se permite la reproducción y copia dentro del sentido común. El concepto era similar a la “copia privada” pero sin dejar al aire tantas cosas. Contempla por ejemplo que un bar tenga música tocando y que un chaval le haga una cinta a su novia. Contemplaba también el aviso antes de la sanción (permitiendo el copiar algo sin pagarlo para “probarlo”) y el uso de partes de una obra para crear otra (samples, por ejemplo) sin tener que pagar derechos (aunque obligado a señalar la referencia).

    Todo ese potencial para encontrar una forma de compaginar un negocio tradicional con una nueva vida digital se fue al garete con el mentado DMCA.

    En España pasará lo mismo porque al igual que en EE.UU. no estamos sabiendo escoger nuestras batallas. Se nos hace gracioso insultar y menospreciar a la SGAE, hacer chistes y creernos ácidos pero, al final del día, ellos saben mucho mejor como conducir la maquinaria política (por Dios, es una Sociedad que se creo para controlar que no se hicieran obras de teatro sin que el escritor lo supiera).

    El problema, precisamente, es que no hemos sido congruentes desde el primer día. Que la mayoría ha aprendido algo sobre este tema (aunque siempre los mismos tres argumentos) cuando ha descubierto que lo que hacía podía no ser lícito. No porque supiera que lo era sino porque le daba un argumento para seguir.

    Estoy de acuerdo en que Internet facilita de forma descomunal compartir pero no deberíamos confundir eso conque debamos compartir de todo indiscriminadamente sólo porque se puede.

    ¿Dónde decidimos que ya no puede decidir el autor de una obra? Si decidimos que no puede mantener un control de quien copia y quien no entonces incluso las licencias del tipo (CC) se vuelven inútiles porque una vez hecha una obra se vuelve libre. Si un posible artista termina decidiendo que hasta sus seguidores van a copiarle indiscriminadamente estoy seguro de que terminaremos viendo más contadores y menos fotografos, pintores o musicos.

    Tal vez el problema, la incongruencia que veo, es que siento que no podemos mezclar nuestros juicios (las productoras ganan mucho, los musicos ganan mas en conciertos, a los autores les conviene que se distribuya su trabajo y no les compren). No podemos por un lado alegar legalidad pero por otro soportarla con juicios moralinos (que no hacen sino demostrar nuestras propias envidias).

    Por ejemplo, en un argumento sobre derechos de autor y sus derechos a cobrar jamás, por ningún motivo, debería entrar a colación quien gana o deja de ganar con un disco. El precio de un disco es irrelevante a la discusión, como lo es si el artista que decidió usar esa distribuidora se lleva mucho o poco. Esas decisiones son de la productora y el mercado y del artista, respectivamente. Nosotros sólo podemos alegar si el derecho a cobrar por tu obra y por controlar sus copias es tuyo o no o hasta qué grado.

    Asimismo, la discusión de si los “derechos de autor” son un beneficio temporal o permanente y si se puede controlar la copia no debería jamás estar mezclada con la discusión de si un concierto es mejor o peor forma de ganar dinero, ni de si copiar ayuda a un grupo.

    Cada vez que alegamos con esos ejemplos vernáculos un argumento sólo demostramos que nuestra postura es justificatoria, no imparcial. Demostramos también que hablamos por lo que hacemos: Música antes que nada, películas en segundo lugar.

    En estas discusiones casi nunca salen argumentos para las películas (porque es un problema menos inmediato) y JAMAS (por eso me dio gusto leerlo aquí) salen menciones sobre fotos (o libros o revistas, si a esas vamos).

    PD: En Safari todo el fondo azul de blog me enlaza con un counter. Eso esta MUY mal. Cada vez que clicaba en la pagina me la quitaba y tenia que escribir de nuevo.

  8. Hola Eduo, el theme que uso ahora no lo he hecho yo, simplemente lo estoy usando y no me ha dado problemas. Ahora estoy en Safari bajo Windows y parece que me va bien… ¿a qu

  9. No te voy a mentir, me estoy descojonando con los comentarios cortados 😀

    Si ves el codigo fuente hay una parte que abre un enlace a counterli.org (busca rel=”linuxuser”). Esta etiqueta no se cierra nunca por lo que todo el contenido después de ella es parte del hipervínculo. Deberia cerrarse ( /a ) justo antes de cerrar el que hay en la misma linea.

    Algunos navegadores cierran automáticamente un enlace si se acaba un bloque, safari 3 para mac no lo hace (y no debería de acuerdo a estándares).

  10. Ya he cerrado la dichosa etiqueta, pero me da problema los comentarios desde Safari bajo Windows al poner acentos… extraño.

    Bueno, respuesta al comentario 7 de Eduo:
    Veo que estamos de acuerdo en muchos puntos que comentas. Es cierto que existe una trivialización sobre los derechos de autor y habría que analizar muy bien de dónde parte esta confusión. Reduciendo mucho la idea, y poniendo por delante que no soy amigo de reduccionismos, creo que gran parte de la responsabilidad la tiene la propia industria que se ha dejado llevar por una clase de pánico que ha desembocado en enormes absurdos como denunciar a niñas de 12 años por descargarse una película de Disney.

    Como he mencionado, ante semejante propaganda tan eficaz la gente instintivamente se posiciona radicalmente en contra, se crea una fuerza opuesta y de igual o mayor fuera debido a la magnificación de las cosas gracias a Internet. Pero en lugar de enmendarse la industria sigue por ese camino criminalizando en lugar de analizar con frialdad las causas del problema que tienen. Cuando los artistas “venden” sus derechos y otros pueden dejar descargar sus creaciones libremente resulta muy complicado justificar el valor de los derechos de propiedad en el primer caso y que otros pretendan cobrar por algo equivalente en el segundo. ¿Quién tiene la culpa? Creo que un poco todos tenemos la culpa, pero la industria ha fracasado de modo estrepitoso como “educadora”.

    Sí, se ha trivializado y no se han desarrollado a tiempo modelos adecuados a las tendencias. Si sumamos leyes nuevas y despropósitos varios la cosa sólo va en aumento en una espiral que conduce a un equistamiento de las posiciones sin precedentes. Los moderados, o creo que soy moderado, sufrimos las consecuencias.

    Por supuesto que romper el desconocimiento es difícil y la costumbre enquistada de no “respetar” a los creadores (lo cual es muy relativo y según cómo se mida) se puede observar muy bien por cómo usa la gente las creaciones con licencias Creative Commons sin mencionar la autoría, etc. Es difícil llegar a la gente y explicarles las cosas, pero es una labor lenta que si se basa en la crítica constructiva tendrá resultados a largo plazo.

    La SGaE que antes la E era de Españoles y ahora es de Editores es una bestia moribunda. Por muy bien que haga los deberes con los políticos me consta que tiene miedo y cada vez las cosas se les ponen peor. Si la SGaE como tantas otras “industrias” hubiera sabido estar un paso por delante de las tendencias podrían haber hecho las cosas incluso bien… y ahora ¿es tarde ya? Pero mantener el status quo de la era analógica en la digital es sencillamente imposible. Aunque Farré se jacte de desayunar con los políticos, en el fondo e internamente se sabe que temen y mucho a Internet y a los internautas, de ahí que siguan atacando visceralmente en cuanto pueden. En cualquier caso yo he dicho muchas veces que la SGaE es un síntoma de una enfermedad que es la concepción anglosajona de la propiedad intelectual y el afán de controlar la información de los poderosos así como eliminar la privacidad, la libertad de expresión y el anonimato de la red a toda costa (leer la declaración de independencia del ciberespacio).

    Cuando las industrias no hablan “con” sus consumidores no podemos esperar nada bueno.

    Pero la pregunta es “¿dónde decidimos que ya no puede decidir el autor de una obra?” Realmente es el debate que debería existir pero que no se puede dar porque una parte aterroriza a otra, una parte con muchos más recursos mediáticos. Es decir, el debate no puede existir no sólo por los que “descargan” y “comparten” (a los que creo receptivos en un principio a nuevos modelos de negocio), sino también por la propia industria que se niega a abrir un debate que a todas luces, y analizando la historia de la humanidad, acabarían perdiendo en parte. No podemos además mezclar, como se hace a menudo los derechos morales con los patrimoniales ni eliminar de la ecuación el derecho de acceso a la cultura de los ciudadanos como a menudo se pretende.

    Si se hace un análisis científico es posible que lleguemos a ciertas conclusiones que no gustarían a la industria y algunas conclusiones que a priori tampoco gustarían a los consumidores. Pero los conflictos que producen una crisis han de proporcionar una oportunidad para desarrollar nuevos modelos de negocio, el eje sobre el cual habrá que trabajar a falta de un debate serio o cabal y hoy por hoy improbable.

    Si se me pregunta creo que: 1) La creación de obras depende en un porcentaje muy alto de obras anteriores que inspiran al creador desde la cuna. 2) Que la “obra” en sí tiene cierta independencia del autor como si de una criatura viva se tratara con lo que un “todos los derechos” no sería totalmente coherente. 3) La copia privada sin ánimo de lucro debería ser no sólo permitida, sino fomentada, desarrollando los negocios en torno a este hecho.

    De hecho las licencias copyleft como (cc) o GPL son consideradas como más coherentes con Internet porque violentan menos la forma natural que tiene la gente de compartir sus contenidos. Este modelo debería ser el estándar en Internet, y de ahí que el copyright no encaje bien en la era digital, aunque pueda convivir de manera más o menos razonable. Creo que la licencia mínima sería tipo (cc) by-nc-nd, que en el fondo es una legitimación de la copia privada en todo el mundo (con respeto de cada legislación local, y los matices inherentes), algo similar a la copia privada del (c) restrictivo.

    Estoy totalmente de acuerdo con que no debemos mezclar toda esta elucubración de lo que gane cada artista o intermediario, pero a la hora de plantear un modelo de negocio viable es esencial plantearlo. De hecho, la discusión teórica sobre derechos de autor hoy por hoy no puede desligarse sin más del del modelo de negocio, pues uno se nutre del otro. Ahí se manipula mucho por todas las partes, cierto, pero hagamos lo que hagamos hemos de ser coherente con la realidad tecnológica.

    Me alegra enormemente que hables del tema de las películas, porque el modelo de negocio que estoy elaborando precisamente se centra en las películas, videojuegos y libros más que en la música. La música ya tiene su modelo y lo que estoy pensando se adapta también, pero sobre todo pienso en el cine, tal vez porque me gusta mucho y veo el problema que se avecina. En cualquier caso la solución no es mágica ni indolora. Habrá cosas que ya no podrán funcionar, pero en cambio otras nuevas posibilidades surgirán.

    A todo el mundo pregunto sobre las películas pese a que conozco las respuestas, porque igualmente me hice esas preguntas mucho antes y ayuda a que la gente se cuestione lo que cree. No puedo decir cuales son las respuetas porque ¡no quiero que nadie me “robe” mi idea, :D! No, en serio, de hacerlo se podría estropear la filosofía que quiero poner en funcionamiento y que sigo madurando.

    Sobre la fotografía y otras formas de creación, a muchos aficionados les digo lo mismo, que si no quieren que alguien se guarde una imagen de ellos en el ordenador es mejor que no las pongan en Internet. El formato digital es lo que tiene, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, pero se trata de aceptar e idear nuestra presencia en Internet entorno a estos hechos.

    Creo que existe un potencial enorme en Internet y que se trata de aprovecharlo. De no hacerlo pronto la situación acabará siendo insostenible.

  11. Cierto.

    Cuando yo me quejo suelo centrarme con los “libertarios” sólo porque son los que más me atacan a mí (cuesta mucho lograr sacar una discusión real y constructiva) mientras que la SGAE y los autores a mi no me hablan 🙂

    Pero la realidad es que ambos lados lo han estado haciendo mal. Y ambos van a tener que encontrar un consenso o llevarse a bofetones hasta que la olla reviente.

    Yo todas estas preguntas, incluso las de películas, me las hice hace mucho, mucho tiempo. Incluso hablando con productores de vídeos, música y películas no he llegado a una solución que les satisfaga (aceptan ellos y yo que al final es posible que tengan que conformarse con una solución que funcione, aunque no satisfaga del todo).

    A mi el concepto de “copia privada” me parece importante y vital. Ha sido siempre un factor en la diseminación de la cultura. Pero no me parece que deba ser como se interpreta a veces. Sin permiso expreso del autor no estoy convencido de que poner disponible gratuitamente a quien quiera la “copia privada” sea válido. Especialmente porque casi nunca que se compra una obra para disfrutar es con fines de lucro (el tenet principal de la copia privada), sino de placer.

    Yo tengo más de 300 DVDs aquí a mi lado. Si me dijeran que podría ahorrarme el dinero de todos los que sean por placer y no fines de lucro automáticamente todos menos uno (que compre para un trabajo) merecerían un reembolso (o lo que es lo mismo podría haberlos bajado gratis).

    Es la vieja historia del “espíritu” y la “letra”. La SGAE pisotea tanto el espíritu de la defensa de derechos de autor cuando demanda a un niño, cuando clausura una boda o cuando demanda un bar como lo hace la gente cuando se baja 7 mil canciones y las considera “copia privada” porque no son con fines de lucro. El que en ambos casos hayan peripecias legales que justifiquen la acción no significa que este bien hecho.

    Y es cierto, se mezclan muchas cosas que no tienen nada que ver entre sí, y quienes lo hacen no se dan cuenta que lo que hacen es perder credibilidad.

  12. Ya hay nuevos modelos de negocio respecto a las películas solo que todavía son ilegales. Yendit, sinlamula, peliculasonline… no están ahí por amor al arte, ganan dinero con la publicidad, de manera ilegal pero ¿Cuanto tiempo pasará antes que a alguien se le ocurra la feliz idea de hacerlo legalmente?

    De todas formas Internet todavía es muy joven, y no está al alcance de todo el mundo, aún es un niño maloso rebelde y lleno de piercings. Pero no creo que la gente tarde en darse cuenta que no es comparable ver una película en el cine con los amigos o en calidad DVD en tu sillón, que ver una película en Divx en la pantalla del ordenador. Claro que esto es bastante difícil con la industria del entretenimiento gritando “ladrones” como si por ver un Divx sin extras ni dolby y de bajísima calidad estuviéramos robando los DVDs físicos, son dos cosas que no tienen ni punto de comparación pero bueno, ellos son así. Claro que a ellos les conviene esta confusión de género un buen ejemplo es Filmotech donde puedes descargar por ejemplo “Abre los Ojos” -no dan ninguna aclaración de la calidad a que la descargas-, con DRM de microsoft como único contenido extra, al doble de precio que cuando venden el DVD físico en un periódico por 2.50 euros. Un negocio muy inteligente creo yo.

    Con respecto a la música, de ese discurso me aburrí y paso. Jamás escuché “musica ligera mainstream”, y ahora aún menos, Bisbales y Teos Cacaldas del mundo que con su pan se lo coman. Hay auténticos grupazos por ahi totalmente desconocidos que quieren ser escuchados ¿por qué voy a prestar mis oídos a los que no quieren?. Pero además hay auténticos grupazos muy conocidos que quieren ser escuchados, como “Los Planetas” y cuelgan su último disco en internet. Por no hablar de casas de discos como Aloud Music, que cuelgan los discos de su sello y usan internet para promocionarse… yo ahora solo escucho a quien se lo merece.

  13. El problema sigue siendo el que he apuntado antes. Es improbable que se abra un debate con la situación en la que vivimos en la que la RIAA demanda a niños, amas de casa y abuelas. Es sencillamente vergonzoso que, independientemente de lo que la gente piense que es la copia privada, la industria demonice a sus clientes, porque… son sus clientes a la postre les guste o no. Es la gente que les escucha, es la gente a la que le gusta la música, o la película.

    La interrelación entre las distintas facetas de este caos es tan cerrada y sensible que sin un debate sereno que guarde ciertas distancias y se despoje de prejuicios no queda más opción que, como digo yo, echar para adelante y buscar uno mismo la fórmula que pueda mejorar un poco la situación. Personalmente en eso estoy.

    Sobre lo de los DVDs originales, yo también tendré como 300 a lo que hay que sumar un centenar o más películas en VHS…. pero no los cambiaría por nada. Todas las películas que compré las quería tener, y las que sigo comprando cuando puedo las quiero tener. Muchas de las que he comprado últimamente ya las tenía previamente, incluso con calidad DVD bajadas, pero es que me gusta tener los originales, y como yo mucha gente… o igual no todos los originales, pero te compras un clásico de los de toda la vida.

    Estoy seguro de que si la industria no fuera tan, y perdón por la expresión “perra” y fuera más honesta y directa, si se volcaran en la difusión digital en lugar de intentar reflotar una y otra vez el CD y ahora los formatos de alta definición de video, la gente, los aficionados, los fans, acabarían queriendo los originales de una manera u otra. Como ha dicho Arkano, los modelos están ahí, y aunque no creo que los ejemplos que ha puesto sean realmente modelos válidos (les falta una pata enorme, el apoyo de la industria), son un ejemplo primero de por dónde hay que ir tirando.

  14. Cierto. Ambos lados tienen que estar dispuestos a dialogar sin gritarse desde las trincheras. Esto será lo más difícil, más cada día.

    Sobre los ejemplos de Arkano no pienso que sean la solución, ya que aunque sí tienen anuncios y de eso subsisten recordemos que lo único que tienen que subsidiar son los costes de distribución. La cantidad de publicidad que tienes que colar para pagar un hosting es mucho menos que para pagar Titanic.

    Son modelos que pueden ayudar a la distribución, pero siguen sin justificar la producción.

    Me pregunto yo… Si las productoras ofrecieran las películas a 1 euro por película, bajable en calidad DVD pero no compartible (dejemos un momento de lado las discusiones sobre si debería ser compartible o no, esto es un experimento mental) sería lo suficientemente bajo como para que nadie tuviera el argumento de “no pienso pagar por eso”?

    Porque conque solo cuatro de cada diez de los que hoy en día bajan gratis y no van al cine pagaran ese euro ya se recaudaría más que en el cine. De hecho sería un tipo de negocio altamente lucrativo para productoras independientes sinque significara pérdidas para las grandes y al estar tan brutalmente barato podría asumirse que la necesidad perentoria de bajar se ve muy disminuida, especialmente si la transacción es transparente, indolora y el producto es de alta calidad y bajado a buena velocidad (igual al menos que un Pando, por ejemplo).

    En un formato reproducible y compartible, con sólo la compra solicitando que no se comparta la película sino el enlace para obtenerla.

    Si fuera las productoras/distribuidoras incluso haría un sistema por el cual cualquiera pudiera enlazar con referencia y llevarse 5 ó 10 céntimos por recomendación, con lo cual puedes “aliarte” con la blogosfera para que sean puntos de reventa. Un sitio de cine podría enlazar a las películas que reseña y pagarse a sí misma a través de eso. Incluso pondría todas las películas al mismo precio pero mayor “comisión” en las películas de 5 años de antigüedad o más (aquellas en las que puedes sacrificar ganancia a cambio de que sigan vendiendose).

    Distribuiría las películas en un formato al menos tan capaz como Matroska, capaz de contener subtítulos, pistas de audio alternativas y otros extras. Incluso lo extendería para poder añadirle extras a una película adquirida, especialmente para fans acérrimos.

    Esto es todo, como dicen en México, un “sueño guajiro”, pero es una idea (de las 11 am de hoy) de cómo podrían abrazar los nuevos formatos y tecnologías sin mucho riesgo.

    Por supuesto, el punto a discusión sería ese “sin compartir durante seis meses” y “con información del comprador embebida” que se da por sentado.

  15. Sin duda es una propuesta muy interesante y merece un análisis reposado y serio. Le veo algunos problemas entorno al DRM y la información privada que deberían llevar, pero sin duda es un inicio.

    Lo analizaré con más calma y postearé algo al respecto.

  16. He estado analizando la idea que propone Edduo y me parece en líneas generales una buena idea, como ya he dicho. Sin embargo tiene unos problemas importantes para vencer, que es que la industria acepte esos precios y lo que más me intriga es si sólo la descarga de las películas no se comería ya el precio.

    En ningún caso pondía un sistema de DRM sino más bien un sistema de fidelización, no sé muy bien cómo podría ser, pero que no impida que la gente copie privadamente a su discreción y les anime a, como comentas con lo del descuento, a pasar el enlace en lugar de la película.

    Mi duda principal es esa ¿a cuánto sale el giga de transferencia hoy?

  17. Obviamente depende del país. Es más barato en España que en EE.UU. y es más barato en EE.UU. que en México. Los tres son más caros que Japón. Acordemente los CDs y DVDs cuestan diferente en diferentes paises.

    Sobre la propuesta fue algo que se me ocurrió mientras escribía aquí mismo, así que seguramente las hay mejores.

    Lo que yo decía no implicaba ningún DRM. Sólo información del comprador sin ningún control sobre la copia obligado por el software. Es exactamente el mismo modelo que el de los libros digitales. Es irrelevante porque no se prohibe la distribución después de los seis meses.

    Es importante pensar que muchos tipos de gente al pensar en una propuesta pero realmente tienes cuatro lados en esta moneda.

    1.-Los creadores
    2.-Los distribuidores (para ciertos medios 1 y 2 son el mismo)
    3.-La mayoría de los usuarios que lo que quieren es consumir
    4.-La minoría de los usuarios que son los que menos consumen pero los que más vocales son (esos somos nosotros, sin discusión).

    Los que hacemos ruido estamos en 4. Somos el 20% que da el 80% por culo. Somos los difíciles de complacer. Somos los que podemos hacer que el mercado vaya de un lado a otro aunque seamos los que menos compran.

    ¿Como complacernos? Es imposible pretender que nos permitan compartir medios indiscriminadamente pero si es posible puntualizar que se permite todo tipo de copia y transferencia física. Se permite copiar a CD, DVD, Pendrive o compartir en una red LAN.

    Eso por lo menos callaría todos los argumentos de permitir mover el contenido de un sitio a otro, la prevencion de obsolescencia y por lo tanto la mayoría de los argumentos indiscutibles en esta discusión, cuya presencia siempre enfanga la discusión.

    Finalmente, en cuanto a la transferencia. Ha quedado obvio, con la experiencia, que la mejor forma es con un programa como iTunes que facilite todo el proceso (el que se pueda hacer de otras maneras es irrelevante si no se inventan aún, ninguna de las existentes ha funcionado tan bien). Este programa podría ofrecer el sistema tradicional o permitir activar la compartición por P2P. Esto sería una red P2P como la de mlDonkey (la famosa mula). Compartir cosas que tuvieras podría irte sumando puntos y de vez en cuando puedes canjearlos como si fueran crédito.

    De nuevo, todo son ideas sobre la marcha pero la tecnología está ahí. Lo más importante es pensar en las formas de atacar los problemas y separar cada una. No podemos pensar en una única solución que prevea todos los problemas sino ir pensando en cada uno y su relevancia y dejar de lado los que requieren resoluciones legales que aún no llegan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s