Industria del entretenimiento y culpabilidad

Llevamos unos días manteniendo un acalorado debate sobre si la gente se baja cosas y le importa bien poco el hecho o no de compartir así sobre la licitud de hacerlo.

En los comentarios se alega que muchos nos auto-convencemos de que “descargarse” no es malo bajo pretextos de defensa de la liberación de la cultura, mientras que algunos sostenemos que el discurso condenatorio de “bajar sin pagar es malo” es más bien propio de los lobbys del copyright y carece de argumentos válidos en la actual era digital.

Yo básicamente sostengo que la gente es más generosa de lo que parece a simple vista, que existe mucha gente que tiene miedo de algo a lo que no debería tener miedo en una sociedad sana y que el discurso de las entidades de gestión se parece más bien a propaganda más propia de ciertos regímenes de triste recuerdo que a otra cosa.

Afirmo que la evolución en las costumbres es algo que se debería tener mucho más en cuenta que la foto fija en un momento dado de cada internauta que descubre por primera vez la posibilidad de descargar contenidos de manera gratuita.

Como mi último comentario no ha salido publicado, estará en moderación porque tiene varios enlaces, procedo a modificarlo un poco y hacer un breve artículo aquí con él. El asunto comienza con la pregunta sobre si la gente está dispuesta a comprar contenidos, porque si, según afirma Eduo, la posiblidad de pagar es eso, una posibilidad, no hay más discusión ya que la gente “obviamente” preferirá lo barato. Yo creo que sí hay voluntad de comprar, y de hecho creo que la gente sí está dispuesta a pagar, claro que probablemente no bajo el sistema de compras y ventas basadas en los modelos de los años 80, pero sí en otros que puedan venir. También se cuestiona el comentario que hago sobre la potencial trampa que se esconde tras la eventual eliminación de los DRMs de algunos contenidos. Trampas e inseguridades que no auguran un gran éxito en estas medidas. En cualquier caso recomiendo leer el artículo completo y el casi centenar de comentarios:

…..

Yo creo que la gente sí está dispuesta a comprar, pero no pagar el precio que la industria quiera sin dar el valor que compense el desembolso ahora que hemos visto que “para conseguir una canción no es imperativo pasar por caja”. Ahora mismo no existe ese valor. Si desligamos el soporte del contenido veremos que el contenido que se pueda vender y comprar online ha de poder ofrecer algo que justifique ese pago. Si por el contrario se quiere seguir vendiendo el soporte, otro tanto debería poder ofrecer este. Por ahora la ventaja no existe como tal.

¿Porqué pagar tiene que ser obligatorio en este entorno de difusión digital? ¿Porque al modelo de negocio le conviene? ¿O porque se da el valor necesario por el cual sí querríamos pagar? Ese es el fallo del modelo que quieren imponer y no otro. Si no se da un plus, y a menudo se quita, no compensa pagar. Pero lo curioso es que yo creo que la gente sí está dispuesta a pagar, y aunque no lo creamos lo hace.

Los consumidores preferiremos gratis pero, obviamente, no es un modelo de negocio viable para los fabricantes” afirma Eduo. Pues que busquen otro modelo de negocio. Si un modelo de negocio no es viable ¿deberíamos tener que seguir comprando hielo en las fábricas de hielo en vez de tener frigoríficos? ¿Cuántas revistas online han fracasado por querer cobrar a sus suscriptores habiendo otras que dan los contenidos de manera gratuíta…? ¿Pagas por usar el buscador Google? Sin embargo tienen que pagar máquinas, personal, empresas que compran… Las cosas cambian en la era digital y con la tecnología, la concepción analógica no sirve ya por más tiempo y menos en lo que a contenidos se refiere.

Eso es lo que parece que no nos entra en la cabeza. En la era de los contenidos digitalizables los modelos de negocio futuros deberán ser concebidos bajo la capacidad casi ilimitada de realizar copias con costo cercano a cero. Todo deberá cambiar bajo el impulso de la tecnología.

Todos los días se acaban modelos de negocio debido a los cambios de hábitos y de la tecnología. Por ejemplo la fabricación de película fotográfica ha caído mucho en los últimos tiempos… pero ¡si incluso los paparazzi se quejan de que la “gente” les quita el trabajo porque todo el mundo tiene cámara digital y hace fotos a los famosos!¡Y el amigo paparzzi tiene que comer y pagar la cámara digital Canon de 6.000 euros, el objetivo 400mm de F 4 de 12.000 euros y las compactas con objetivo que rota!

Las empresas tienen que adaptarse a lo nuevo que viene y si no lo hacen es su problema. No sé cuántas veces lo he dicho ya. Hay maneras de sacar dinero, pero claro, a costa de ciertos sacrificios. No se puede pretender tener todas las ventajas de la era digital y no aceptar los “inconvenientes”. Eso sería demasiada comodidad.

Si otras industrias se caen ¿porqué ésta es distinta? ¿Cuál es su prerrogativa? ¿Que su modelo se basa en el mismo de los años 80? Pues lo siento mucho por ellos, pero tendrán que pensar que ya no estamos en esa época.

Sobre DRMs pues sí, tienen truco algunos de ellos, como el de iTunes y la “prueba de Universal” ¿prueba cuando se ha demostrado que es el DRM lo que no funciona…?

Error 500 sobre iTunes
Uberbin sobre iTunes
Artículo aparecido en El País sobre canciones sin DRM de iTunes
Bandaancha sobre las canciones sin DRM de Universal
Mi opinión sobre el experimento del DRM de Universal

Industria del entretenimiento y culpabilidad