Campaña de Microsoft para Zune

Curiosa campaña de Microsoft para su reproductor de música portátil Zune, competidor, al menos en intención, del popular iPod de Apple. Una de las principales características del reproductor de Redmond es su capacidad para compartir canciones con otros reproductores de manera inalámbrica:

Análisis:

La idea del corto me parece muy buena y creo que lo que sobra es el final explicativo. Me parece que está muy bien hecho pues expresa de una manera lúdica algo esencial, que compartir contenidos en la era digital es positivo. Lo hace usando la analogía de la comida. Si pudiesemos multiplicar la comida sin merma de los ingredientes nadie se quejaría, o al menos los que lo hiciesen se calificarían a si mismos.

Pero realmente el argumento que usa la industria musical es que si se percibe que obtener contenidos es gratis nadie se molestará en crear nuevos contenidos y la creación en si de nuevos contenidos correría peligro. Sin embargo este argumento es fácilmente rebatible pues Internet, su mera existencia demuestra que la era digital promueve que see creen nuevos contenidos a costo reducido y tendente a cero.

Volviendo al video creo que el mayor problema que tiene es considerar lo que en gran parte de Europa es copia privada como piratería. La piratería sí es un crimen: El plagio que realizan grandes compañías del entretenimiento abusando de su poder y sus abogados, las mafias que comercializan via el top manta obras en calidades ridículas, la imposición de supuestas compensaciones en connivencia con la clase política vendida a los intereses de ciertos lobbys de presión… eso sí que se podría llegar a considerar como piratería. Definamos de una vez todos lo que es piratería. Digamoslo claramente.

Microsoft usa la controversia y pretende ganar el favor de unos internautas para que demos publicidad a su reproductor que tan poco éxito está teniendo mediante la repetición del argumento cansino y hace tiempo rechazado sobre lo que es o no es la piratería, al menos en más de medio mundo.

Con Zune Microsoft ha conseguido su propósito en parte, pero una compañía que carga de DRM su nuevo sistema operativo, que es la primera en criticar que la gente copie su sistema operativo a pesar de permitirlo por activa o pasiva carece de la credibilidad de un corto, una creación que una vez más, supera la intención y ética de los que han pagado por hacerlo.

Campaña de Microsoft para Zune

Nosoypirata.com ya tiene camisetas a la venta

Por fin en Nosoypirata.com, gracias a Geek in Love, hay camisetas a la venta.

¡Por fin podremos mostrar por la calle que NO somos piratas por mucho que algunas entidades y gobernantes nos quieran engañar!

¡Ya era hora! 😀

Podéis visitar la tienda de Geek in Love y comprar la que más os guste. ¡Importante! Además hay otros diseños basados en los personajes de la serie del popular blogcomic de Ramón Redondo.

—-

Nosoypirata.com ya tiene camisetas a la venta

Foto destacada de la semana, de nuevo Peter Klashorst

Hola, por fin vuelvo a escribir en Ningunterra tras unas minivaciones de una semana por Mar de Cristal, Murcia. En mi cuenta de flickr podréis ver algunas fotos que ya están puestas e iré añadiendo poco a poco.

Como he tenido unos días muy acupados a mi vuelta no he podido hacer mucho, así que os dejo esta imagen de mi admirado Peter Klashorst. Os animo, por supuesto a visitar su galería. Nada convencional sin duda. Pero real y magnífica.

He seleccionado esta imagen por su sencillez, fuerza y belleza. El color y la luz dibujan con la maestría de la sinceridad de un artista magnífico.

Imagen por Peter Klashorst con licencia (cc) by. Más imágenes aquí.

Foto destacada de la semana, de nuevo Peter Klashorst

Frases interesantes: Nacionalismo

Albert Einstein dijo:

El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad.

Supongo que algún día me decidiré a hacer pública mi opinión personal sobre el nacionalismo, o mejor dicho, sobre los nacionalismos. A veces parece que el nacionalismo de una región dentro de un país es en algún grado distinto, peor o mejor que aquel del la nación, estado o región en la que se físicamente se circunscribe.

¿Existe realmente tal diferencia?

Lo cierto es que lo dudo, por lo menos lo dudo.

Lo que sí sé es que cuando me conecto a Internet veo que las fronteras, las nacionales, las físicas de la ubicación geográfica son inmediatamente pulverizadas y también observo unos nacionalismos que poco o nada tienen que ver con la región física en la que viven las personas. Las barreras, las fronteras nos las ponemos nosotros mismos y son fruto del prejuicio, la ira, la envidia…

También hay que aprender a diferenciar el amor o aprecio que pueda sentir uno por la tierra o región que le ha visto crecer, de las ambiciones de acumulación de poder y dinero de los políticos y otros grupos de influencia que agitan de manera artificial y sin sentido en muchas ocasiones las conciencias de los ciudadanos enfrentándolos los unos a los otros.

Sea como sea, lo importante es la gente que habita las distintas regiones, y la hay buena y mala, mezquina y honrada. Hay de todo. Pero hemos de ser cautos y escépticos ante los que nos dicen cómo pensar sobre las otras personas de otras tierras, no sea que nos estén mintiendo.

Frases interesantes: Nacionalismo

Los comentarios graciosos de periodistas sobre el Dalai Lama

Muchos saben que estoy en contra de las religiones, de todas ellas. Sin embargo las hay que prefiero a otras, y también no hay que pasar por alto que considero religión a muchos más tipos de creencias que aquellos basados en deidades, como otros “ismos” al estilo del “capitalismo” o “comunismo“.

Pero pongamos las cosas en sus justos términos. El budismo es una religión, pero es la religión, a mi juicio, más suave, o menos religión de todas, no deificada y cuyas interpretaciones variadas han sido incluso objeto de chanza por parte del mismísimo Siddhārtha Gautama, el primero en alcanzar el Nirvana. He leído bastante sobre budismo y muchas de las cosas que se mencionan me han gustado mucho. Como toda religión, no obstante, encuentro no pocas discrepancias con mi forma de pensar. No obstante en general puedo decir que me gusta bastante y no tengo u observo impedimentos fuertes o relevantes para enfocar mi actividad anti-religiones hacia esta forma de creencias en primera instancia. Creo que el Islamismo y el Cristianismo son lo suficientemente peligrosos como para derrochar mi energía en una religión, la budista, que me parece la menos reprobable de todas . De ahí que también admire bastante al actual Dalai Lama. Alguien que es capaz de reírse de si mismo merece, como poco, mi inicial respeto. Cuando además he visto varios documentales o leído algunas cosas que afirma no puedo menos que coincidir bastante con él.

Toda opinión puede ser criticable, y como hoy un graciosillo periodista en la radio en Radio Nacional de España, Radio 1, con más chispa de lo habitual ha opinado sobre algunas cosas que ha dicho el Dalai Lama, he decidido defender a éste último contra el dicharachero periodista. Así que voy a despotricar un poco contra él, sin acritud, sin rencor, porque soy así de enrollado. Más o menos cómo se cree él mismo. Es que algunos molamos mucho delante del micrófono.

Por Gabriel Ortega Berger (cc) by-nc-saEl caso es que la noticia hablaba sobre el Dalai Lama que en estas fechas está por Barcelona dando unas charlas en forma de conferencias en los que trata temas siempre vigentes como la búsqueda de la felicidad, el peligro del miedo, el odio, o la escalada armamentística. Mencionaré que de todos es conocido el enfrentamiento que el Dalai Lama sostiene con el Gobierno Comunista Chino, ese mismo gobierno que organiza los juegos olímpicos y mata a sus ciudadanos a la primera de cambio.

En concreto en la radio han mencionado algunas cosas que ha dicho el Dalai Lama, como que “el dinero no da la felicidad” cosa que desde luego no es nueva, y que “hay que realizar un desarme global“. No sé qué parte no ha entendido o querido entender uno de los comentaristas de la noticia que no ha podido dejar de soltar dos perlas que definen muy bien qué tipo de gracioso animador de fiestas que se cree que es.

Primero pues comentaré el tema de “el dinero no da la felicidad“, cosa con la que estoy de acuerdo pero que admito me gustaría poder experimentar empíricamente para corroborarlo. Aunque no de la felicidad, quita ciertas preocupaciones que de no tenerlo nos causa angustia a los que hoy en día tenemos una hipoteca. El gracioso comentarista ha dicho que el Dalai Lama dice eso, pero que vamos, que “seguro que algo de dinero se lleva de estas charlas“. ¡Pero cuánto salero! ¿Verdad? Hombre, pues sí, porque el hecho de que el dinero no de la felicidad no implica que se pueda vivir sin él, y menos en un mundo materialista, es la cosa de tener que comer y otras molestas acciones y eso. Sin embargo lo que el Dalai Lama quiere decir es que el deseo, la búsqueda de la felicidad a través de la acumulación de riquezas, sencillamente no es el camino que te lleva de dicha felicidad. El budismo establece que el deseo trae el sufrimiento. De nada sirve tener dinero sin tener paz interior, sin ser honrado y bueno con los demás. Así de simple… pero nada como un análisis del nivel intelectual del periodista ese para dar una idea totalmente opuesta. Por cierto que me gustaría saber si tiene alguna idea de a qué se dedica el dinero que el Dalai Lama recauda.

Pero sobre la segunda parte que han comentado ya es que no he podido reprimirme y empezar e mentar todos los muertos del amigo periodista. El Dalai Lama dice que “es necesario un desarme global“. En eso no puedo estar más de acuerdo. Bien, pues el amigo periodista, con su característica chispa (¿que habrá desayunado hoy? ) va y dice más o menos “… con eso del desarme se referirá sobre todo a China, jeje…“. Tócate los pelendengues, como suelo decir. ¿Pero es que no escucha o no puede dejar de intentar hacer un chiste malo o patético? Siempre observo una máxima. Si no vas a mejorar el silencio, mejor cállate. Mire señor ¿periodista? Pues no, habla de desarme global lo que incluye China sí, pero también Rusia, EEUU, Chipre, Luxemburgo, Alemania, Españá, Irán, Guatemala, Etiopía…. por eso de ser países que están en el planeta Tierra. Nada como un chiste tendencioso, que no viene a cuento, estúpido e idiota para crear una sensación de descrédito a las palabras del Dalai Lama. Pues no tiene gracia. Ninguna y menos en un momento en que los Rusos y los EEUU empiezan a despertar los fantasmas de la guerra nuclear, en que Irak es un caos de muerte, sangre y destrucción, en que países como España siguen fabricando y exportando armas incluidas bombas de rácimo con la connivencia de entidades bancarias y políticos.

Los periodistas tendrán que desayunar cosas más suaves y si quieren hacer chistes molones y graciosos, al menos que los hagan bien. En un un servicio de información pública, ese tipo de comentarios tendenciosos dejan al nivel del betún a la propia carrera periodística y hacen un flaco favor a la lucha que el premio nobel de la paz, el Dalai Lama, lleva desarrollando desde hace décadas para lograr mejorar un mundo camino del desastre.

Imagen del Dalia Lama por Gabriel Ortega Berger (cc) by-nc-sa. Más imágenes del autor aquí.

Los comentarios graciosos de periodistas sobre el Dalai Lama

Discurso de Cantinflas en la película “El Embajador”

Se trata de un discurso ante una sesión ficticia de Naciones Unidas. Hay algunos términos con los que no estoy de acuerdo, pero son tan nimios y poco relevantes al espíritu del texto que no he podido dejar de transcribirlo aquí. Lo he encontrado originalmente en esta entrada de Pospost.

———

“Me ha tocado en suerte ser último orador, cosa que me alegra mucho porque, como quien dice, así me los agarro cansados. Sin embargo, sé que a pesar de la insignificancia de mi país que no tiene poderío militar, ni político, ni económico ni mucho menos atómico, todos ustedes esperan con interés mis palabras ya que de mi voto depende el triunfo de los Verdes o de los Colorados.

Señores Representantes:
Estamos pasando un momento crucial en que la humanidad se enfrenta a la misma humanidad. Estamos viviendo un momento histórico en que el hombre científica é intelectualmente es un gigante, pero moralmente es un pigmeo.
La opinión mundial está tan profundamente dividida en dos bandos aparentemente irreconciliables, que dado el singular caso, que queda en sólo un voto.
El voto de un país débil y pequeño pueda hacer que la balanza se cargue de un lado o se cargue de otro lado. Estamos, como quien dice, ante una gran báscula: por un platillo ocupado por los Verdes y con otro platillo ocupado por los Colorados. Y ahora llego yo, que soy de peso pluma como quien dice, y según donde yo me coloque, de ese lado seguirá la balanza. ¡Háganme el favor!… ¿No creen ustedes que es mucha responsabilidad para un solo ciudadano? No considero justo que la mitad de la humanidad, sea la que fuere, quede condenada a vivir bajo un régimen político y económico que no es de su agrado, solamente porque un frívolo embajador haya votado, o lo hayan hecho votar, en un sentido o en otro.
El que les habla, su amigo… yo… no votaré por ninguno de los dos bandos (voces de protesta). Y yo no votaré por ninguno de los dos bandos debido a tres razones: Primera, porque, repito que no se sería justo que el sólo voto de un representante, que a lo mejor está enfermo del hígado, decidiera el destino de cien naciones; Segunda, estoy convencido de que los procedimientos, repito, recalco, los procedimientos de los Colorados (los paises comunistas) son desastrosos (voces de protesta de parte de los Colorados); ¡Y Tercera!… porque los procedimientos de los Verdes (Los Estados Unidos) tampoco son de lo más bondadoso que digamos (ahora protestan los Verdes).

Y si no se callan ya yo no sigo, y se van a quedar con la sensación de saber lo que tenía que decirles. Insisto que hablo de procedimientos y no de ideas ni de doctrinas.
Para mí todas las ideas son respetables aunque sean ” ideítas” o “ideotas” aunque no esté de acuerdo con ellas. Lo que piense ese señor, o ese otro señor, o ese señor (señala), o ese de allá de bigotico que no piensa nada porque ya se nos durmió, eso no impide que todos nosotros seamos muy buenos amigos. Todos creemos que nuestra manera de ser, nuestra manera de vivir, nuestra manera de pensar y hasta nuestro modito de andar son los mejores; y el chaleco se lo tratamos de imponérselo a los demás y si no lo aceptan decimos que son unos tales y unos cuales y al ratito andamos a la greña. ¿Ustedes creen que eso está bien?
Tan fácil que sería la existencia si tan sólo respetásemos el modo de vivir de cada quien. Hace cien años ya lo dijo una de las figuras más humildes pero más grandes de nuestro continente: “El respeto al derecho ajeno es la paz” (aplausos). Así me gusta… no que me aplaudan, pero sí que reconozcan la sinceridad de mis palabras. Yo estoy de acuerdo con todo lo que dijo el representante de Salchichonia (alusión a Alemania) con humildad, con humildad de albañiles no agremiados debemos de luchar por derribar la barda que nos separa, la barda de la incomprensión, la barda de la mutua desconfianza, la barda del odio, el día que lo logremos podemos decir que nos volamos la barda (risas). Pero no la barda de las ideas, ¡eso no!, ¡nunca!, el día que pensemos igual y actuemos igual dejaremos de ser hombres para convertirnos en máquinas, en autómatas.
Este es el grave error de los Colorados, el querer imponer por la fuerza sus ideas y su sistema político y económico, hablan de libertades humanas, pero yo les pregunto: ¿existen esas libertades en sus propios países? Dicen defender los Derechos del Proletariado pero sus propios obreros no tienen siquiera el derecho elemental de la huelga, hablan de la cultura universal al alcance de las masas pero encarcelan a sus escritores porque se atreven a decir la verdad, hablan de la libre determinación de los pueblos y sin embargo hace años que oprimen una serie de naciones sin permitirle que se den la forma de gobierno que más les convenga. ¿Cómo podemos votar por un sistema que habla de dignidad y acto seguido atropella lo más sagrado de la dignidad humana que es la libertad de conciencia eliminando o pretendiendo eliminar a Dios por decreto? No, señores representantes, yo no puedo estar con los Colorados, o mejor dicho con su modo de actuar; respeto su modo de pensar, allá ellos, pero no puedo dar mi voto para que su sistema se implante por la fuerza en todos los países de la tierra (voces de protesta).
¡El que quiera ser Colorado que lo sea, pero que no pretenda teñir a los demás!- los Colorados se levantan para salir de la Asamblea-. ¡Un momento jóvenes!, ¿pero por qué tan sensitivos? Pero si no aguantan nada, no, pero si no he terminado, tomen asiento. Ya sé que es costumbre de ustedes abandonar estas reuniones en cuanto oyen algo que no es de su agrado; pero no he terminado, tomen asiento, no sean precipitosos… todavía tengo que decir algo de los Verdes, ¿no les gustaría escucharlo? Siéntese (va y toma agua y hace gárgaras, pero se da cuenta que es Vodka).

Y ahora, mis queridos colegas Verdes, ¿ustedes qué dijeron?: “Ya votó por nosotros”, ¿no?, pues no, jóvenes, y no votaré por ustedes porque ustedes también tienen mucha culpa de lo que pasa en el mundo, ustedes también son medio soberbios, como que si el mundo fueran ustedes y los demás tienen una importancia muy relativa, y aunque hablan de paz, de democracia y de cosas muy bonitas, a veces también pretenden imponer su voluntad por la fuerza, por la fuerza del dinero.

Yo estoy de acuerdo con ustedes en que debemos luchar por el bien colectivo e individual, en combatir la miseria y resolver los tremendos problemas de la vivienda, del vestido y del sustento. Pero en lo que no estoy de acuerdo con ustedes es la forma que ustedes pretenden resolver esos problemas, ustedes también han sucumbido ante el materialismo, se han olvidado de los más bellos valores del espíritu pensando sólo en el negocio, poco a poco se han ido convirtiendo en los acreedores de la humanidad y por eso la humanidad los ve con desconfianza.
El día de la inauguración de la Asamblea, el señor embajador de Lobaronia dijo que el remedio para todos nuestros males estaba en tener automóviles, refrigeradores, aparatos de televisión; ju … y yo me pregunto: ¿para qué queremos automóviles si todavía andamos descalzos?, ¿para qué queremos refrigeradores si no tenemos alimentos que meter dentro de ellos?, ¿para qué queremos tanques y armamentos si no tenemos suficientes escuelas para nuestros hijos? (aplausos).

Debemos de pugnar para que el hombre piense en la paz, pero no solamente impulsado por su instinto de conservación, sino fundamentalmente por el deber que tiene de superarse y de hacer del mundo una morada de paz y de tranquilidad cada vez más digna de la especie humana y de sus altos destinos. Pero esta aspiración no será posible sino hay abundancia para todos, bienestar común, felicidad colectiva y justicia social. Es verdad que está en manos de ustedes, de los países poderosos de la tierra, ¡Verdes y Colorados!, el ayudarnos a nosotros los débiles, pero no con dádivas ni con préstamos, ni con alianzas militares. Ayúdennos pagando un precio más justo, más equitativo por nuestras materias primas, ayúdennos compartiendo con nosotros sus notables adelantos en la ciencia, en la técnica… pero no para fabricar bombas sino para acabar con el hambre y con la miseria (aplausos).
Ayúdennos respetando nuestras costumbres, nuestra dignidad como seres humanos y nuestra personalidad como naciones por pequeños y débiles que seamos; practiquen la tolerancia y la verdadera fraternidad que nosotros sabremos corresponderles, pero dejen ya de tratarnos como simples peones de ajedrez en el tablero de la política internacional. Reconózcannos como lo que somos, no solamente como clientes o como ratones de laboratorios, sino como seres humanos que sentimos, que sufrimos, que lloramos. Señores representantes, hay otra razón más por la que no puedo dar mi voto: hace exactamente veinticuatro horas que presenté mi renuncia como embajador de mi país, espero me sea aceptada.

Consecuentemente no les he hablado a ustedes como Excelencia sino como un simple ciudadano, como un hombre libre, como un hombre cualquiera pero que, sin embargo, cree interpretar el máximo anhelo de todos los hombres de la tierra, el anhelo de vivir en paz, el anhelo de ser libre, el anhelo delegar a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos un mundo mejor en el que reine la buena voluntad y la concordia. Y qué fácil sería, señores, lograr ese mundo mejor en que todos los hombres blancos, negros, amarillos y cobrizos, ricos y pobres pudiésemos vivir como hermanos.

Si no fuéramos tan ciegos, tan obcecados, tan orgullosos, si tan sólo rigiéramos nuestras vidas por las sublimes palabras, que hace dos mil años, dijo aquel humilde carpintero de Galilea, sencillo, descalzo, sin frac ni condecoraciones: “Amaos… amaos los unos a los otros”, pero desgraciadamente ustedes entendieron mal, confundieron los términos, ¿y qué es lo que han hecho?, ¿qué es lo que hacen?: “Armaos los unos contra los otros”…. He dicho…”.

Discurso de Cantinflas en la película “El Embajador”