About elections by Arthur C. Clarke in Imperial Earth

“For the last century, almost all top political appointments [on the planet Earth] had been made by random computer selection from the pool of individuals who had the necessary qualifications. It had taken the human race several thousand years to realize that there were some jobs that should never be given to the people who volunteered for them, especially if they showed too much enthusiasm. As one shrewed political commentator had remarked: “We want a President who has to be carried screaming and kicking into the White House — but will then do the best job he possibly can, so that he’ll get time off for good behavior.”
Arthur C. Clarke, Imperial Earth

About elections by Arthur C. Clarke in Imperial Earth

Los conformes

Últimamente se está hablando mucho de los “indignados”, del 15m como si fueran por un lado un problema, tal vez un desafío a superar, o algo meramente anecdótico que acabará pasando de largo, como tantas cosas.

Lo cierto es que el problema, si hay alguno grave, no son los que se indignan, sino los que no lo hacen. Me pregunto qué pasa por algunas cabezas cuando escuchan las noticias. ¿Acaso están conformes con los bancos que especulan en un mercado ficticio creando una riqueza de mentira en pro de la acumulación masiva de riqueza real en manos de unos pocos? ¿Les parece bien que esos gestores que llevan a la ruina a miles de pequeños ahorradores y de paso a países enteros sean rescatados? ¿Les salen las cuentas cuando se ve que con una pequeñísima fracción de esos rescates se hubiera acabado con el hambre y la pobreza en el mundo?

Durante cientos de años las ricas y poderosas castas han hecho creer al populacho que su condición puede cambiar y que cualquiera puede llegar a convertirse en muchimillonario que pueda despreciar los beneficios sociales de une estado de derecho condenando a otros al sufrimiento. Pero es que en realidad son muy pocos los que pueden llegar a tener tanto dinero acumulado, y muchos menos los que lo pueden hacer sin vender su alma por el camino.

Ya no podemos pensar que la tormenta pasará y volveremos a estar más o menos como antes, porque esa situación jamás ha sido sostenible ni justa para la mayor parte de los que habitan este planeta. Y ese desequilibrio, fuente de nuestra riqueza aparente, es al mismo tiempo la espada de Damocles que nos atenaza y finalmente rebanará.

Como bien dicen por ahí, todo se cocina en un pequeño planeta. La energía limitada, y los recursos, difíciles de obtener, imponen una verdad incómoda a los todopoderosos especuladores. Al final todo tendrá que reventar, porque no puede ser de otra manera, y tal vez se vacíen las piscinas de algunas mansiones para dar de beber a los que tienen sed.

Estar conforme con la casta política es temerario, es imprudente, es peligroso. Estar conforme con la violencia ejercida por la policía y los ejércitos contra el pueblo es algo que jamás deberíamos haber permitido. La conformidad es la madre de la violencia que se está apoderando de las calles.

Los indignados nos aferramos a nuestro pacifismo mientras llueven balas de goma y pronto de metal.

Un metal forjado por especuladores culpables y aupados por muchos que desde su conformidad legitiman el robo y el expolio del planeta.

¿Quieres expresar tu indignación? ¿Quieres hacer algo por cambiar el mundo pestilente diseñado por ladrones de guante blanco? #nolesvotes, pero sigue luchando y estando furioso.

Safe Creative #1111020430421

Los conformes

No hay nadie detrás Democracia Real Ya

Porque en realidad estamos delante.

Tampoco somos anónimos, somos ciudadanos con nombres y apellidos, y sabemos que los servicios de seguridad ya están creando una gran base de datos con nuestros nombres. No me importa. Hace tiempo que sabemos que nos vigilan a muchos. Eso demuestra que no han entendido nada y por eso tienen miedo.

Somos legionLos políticos se apresuran a decir que somos “antisistemas” o nos tachan de “extrema derecha o izquierda” según lo diga. Pero lo cierto es que en todo caso somos “anti su sistema” que es muy distinto. Los sistemas pueden ser criticados y el suyo, vendido a los mercados y los lobbys más recalcitrantes, nos han impelido a darnos cuenta, a través de Internet, de que el descontento es común entre ciudadanos y que eso nos une.

Los jóvenes, criticados por su inacción desde todas las instancias públicas y privadas, han salido a la calle por fin. Ahora critican dicha acción intentando hacerla pasar por la rabieta de unos cuantos descerebrados con ganas de jaleo.

Pero no es así. El jaleo ha sido provocado por elementos principalmente externos a las convocatorias pacíficas y entre medio hemos tenido oportunidad del juego sucio al que están acostumbrados algunos poderosos y sus perros. Gracias a la tecnología y a que cada ciudadano es su propio medio de comunicación y generación de contenidos, pronto se sabrá todo lo que ha pasado y veremos que vivimos en una sociedad muy lejos de ser libre.

 

Ahora que muchos han despertado y se han unido a los que hace tiempo que llevamos haciendo sonar las alertas, nada volverá a ser igual.

Así que el 22 de Mayo #nolesvotes

 

No hay nadie detrás Democracia Real Ya

Manifestaciones de DemocraciaRealYa

Convencido de que el movimiento se demuestra andando y que hacer algo es mejor que no hacer nada, me he apuntado a iniciativas como #Nolesvotes y DemocraciaRealYa.

Creo que es esencial dejar de pensar que es imposible cambiar las cosas aunque sólo sea porque eso es lo que ciertos concentradores de poder y dinero quieren que pensemos.

Es hora de salir a la calle y recuperar un poco de auto estima. Es hora de hacer lo razonable y lo correcto; soñar lo imposible:

Democracia Real Ya

Y recuerda: NO LES VOTES

Manifestaciones de DemocraciaRealYa

La muerte a 111

Hace tiempo que supe que los políticos que nos gobiernan, y gran parte de la oposición, son incompetentes, o estúpidos, o ignorantes o idiotas o todo lo anterior y con alguna que otra excepción.

Pero poner una multa de 100 euros por ir a 111 kilómetros por hora para mi significa muerte.

Muerte por haber conductores pendientes de ese kilómetro de más y estar menos pendiente de lo que pasa en la carretera. Eso es lo que es.

Cansado de imbéciles que no saben qué hacer tras su desgraciada gestión. Cansado de mentirosos, de gentuza que se burla de los ciudadanos. Sólo me conforta saber que cada vez hay más gente que ya no os compra, y que a partir de ahora todo os va a ser más difícil y algo acabará ocurriendo que os pondrá en vuestro sitio de repugnantes seres irrelevantes.

La muerte a 111