Sobre el respeto

Pese a lo que las personas tendemos a creer, el respeto no es algo que se pueda conceder de forma automática. Al principio, cuando se conoce a una persona se le debe respeto por pura cortesía y el debido margen de confianza. Tras conocer a una persona el respeto se tiene que mantener y ha de necesariamente ser recíproco para que sea sostenible.

El respeto se tiene que mantener mediante los actos días a día, es difícil de lograr y muy fácil de perder.

Siempre hay que tener en cuenta que la gente cree que se le debe respeto total pese a que sus costumbres o ideas sean totalmente opuestas a la de las otras personas. Está fuera de lugar sentirse ofendido porque alguien, en el libre derecho de sus decisiones que sólo a él afectan, no acate las costumbres que le son contrarias a su forma de pensar o actuar.

El respeto, como todo, tiene sus límites y fronteras. Antes de sentirse ofendido hay que comprender cómo es la otra persona y si en la presunta ofensa hacia nosotros, no habremos sido nosotros los verdaderos ofensores.

Anuncios
Sobre el respeto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s