Cuando la religión rompe las familias

Escribo estas líneas para desahogarme sin más. Seré más extenso tal vez dentro de unos días.

Hoy es uno de esos tristes días en los que te das más cuenta de todo el daño que hacer la religión en la vida de las personas y te preguntas si la postura correcta en estos casos es pasar de todo, luchar por lo que crees, ser menos beligerante o más beligerante.

He intentado ser paciente y he aguantado mucho más de lo que la gente se cree. Tal vez sea por eso que algunos pensaban que no tenía unas ideas tan absolutamente contrarias a las religiones. Falsa sensación. Soy activista, idealista, librepensador y un pelma de cuidado. He optado por la decisión que creo más correcta; luchar más activamente contra las religiones, todas.

¿Los motivos? Muchos que se acumulan y ya pesan. Creer en mentiras y actuar en base a estas mentiras, ya sea para bien o para mal siempre será algo al final negativo. No importa la tibieza con la que se entienda la religión o la relatividad de las creencias. Cualquier creencia religiosa es contraria a la razón, a la ciencia, a la lógica.

Pero es muy triste que unos abuelos prefieran no ver a su nieto que a aceptar al hecho de tener respetarme en la decisión que yo, como padre, he tomado y que no es otra que no querer que un niño de tres años se vea obligado a realizar los ritos de una religión, la católica, que son símbolo de muchos de los males que aquejan al mundo.

Yo seguiré educando a mi hijo para que tenga criterio propio y cuando llegue el momento decida él mismo si creer o no. Podrá ir a misa, estudiar las religiones que quiera, pero no pienso aceptar, bajo ningún concepto que se le inculque desde tan pequeño la forma sesgada de ver el mundo de una religión entre muchas (y todas a mi juicio equivocadas).

Muy triste.

Cuando la religión rompe las familias

No al Referendum del de siempre para lo de siempre

Ayer me llegó un correo avisándome de la creación de este blog: http://noalreferendum.blogspot.com/.

Estuve leyendo varios de los posts y lo primero que me vino a la mente fue… ¡esto sí que es polémico! Luego pensándolo mejor me pregunté ¿porqué debería ser tan polémico? Tal vez porque lo que busca el político de turno con el propio referendum es crear esa polémica para usarla en su propio beneficio.

Esta situación parece beneficiar principalmente a los políticos, y perjudicar a los ciudadanos vascos.

No suelo hablar de estos temas, pero estoy tan cansado de lo políticos y mucho más de los asesinos etarras y quienes les apoyan que ya me da igual. Me niego a callarme. Me he cansado de tener miedo.

Lo cierto es que los políticos me parecen en general seres bastante patéticos. Vendidos a intereses, mentirosos, viles e incompetentes. Esta opinión se basa en lo que veo todos los días. Nos mienten y nosotros como borregos les seguimos votando. Son incompetentes y seguimos votando. Son listos o tienen mucha suerte. Pero todo eso se acaba y gracias a Internet espero que más fácilmente.

Creo que los ciudadanos vascos lo primero que pedimos es que ETA, esa banda mafiosa cuyas siglas más se corresponden a Energúmenos Terroristas Asesinos, desaparezca. Hemos hablado y nuestra opinión no ha sido respetada por los asesinos y sus amigos. No hacen falta consultas ni tonterías del estilo para saber lo que la sociedad demanda en primer lugar.

La existencia de ETA es un insulto a la ciudadanía. ETA es la principal enemiga de los vascos y Euskadi. Esa es la realidad. Es una mafia que con escusas pretende seguir existiendo matando. No quieren ni independencia ni autodeterminación. Quieren existir y si para eso tienen que matarnos a todos los vascos, no dudarán en hacerlo.

Por otro lado el referendum es una nueva escusa para hacerse la víctima y para los otros para demostrar que hay un problema de actitud.

Si quieren  hacer un referendum, que me parece maravilloso, lo primero que hay que hacer es impulsar una reforma de la constitución para que se permitan dichas consultas, que igual ya va siendo hora, no lo sé. Mientras los políticos no planteen eso, lo demás son pantomimas. Montajes publicitarios sin credibilidad. Fraudes de ley.

Y puestos a pedir arreglar cosas, hay muchas a mi juicio que deberían ir mucho antes en la lista que las idioteces planteadas por el politicastro de turno. Lo siento señores políticos de turno; los ciudadanos ya no les creemos. Tal vez los simples votantes lo hagan, pero los que pensamos por nosotros mismos, cada vez más, ya no. Tendrán que ir empezando a pensar que es hora de trabajar de verdad por la gente.

No al Referendum del de siempre para lo de siempre